RSS

Last Red Sun (CO-ED School + SuJu), capítulo 3

18 Apr

Título: Last Red Sun
Presente Capitulo 3: Soberbia
Fandom: CO-ED School y Super Junior
Personajes: Especialmente es sobre las chicas de Co-ed School (Hyewon, Hyoyoung, Chanmi y Soomi) y los chicos de Super Junior (de momento: Shindong, Eunhyuk, Ryeowook, Sungmin, Donghae, Heechul, Kibum y Kyuhyun)  .
Nº de palabras: 6 827
Clasificación: PG-13
-Resumen: Hyoyoung está en dentro de un escáner que va a leer sus recuerdos, por lo tanto el resto de capítulos constituyen el pasado que estamos conociendo a través de los recuerdos de Hyoyoung. Esta es una historia del espacio, es decir, ciencia ficción y además apocalíptica ya que la Tierra tuvo que ser abandonada pues el Sol está a punto de morir y una vez que esto suceda, la Tierra se destruirá. Por esta razón, la humanidad viaja en una gran nave por el espacio y entrena a jóvenes que estén dispuestos a realizar misiones para encontrar un nuevo planeta habitable. Hyoyoung y el resto de miembros de CO-ED School son estos jóvenes héroes, la última esperanza de la humanidad. Durante la última expedición una serie de problemas conducirá al grupo de chicas a un terrible accidente del cual no saben si saldrán con vida. Llegaran a la Tierra y descubrirán que aun quedan supervivientes humanos y otros seres llamados ‘Cazadores’.
-Advertencias: cierto lenguaje soez, violencia y promiscuidad en algunos personajes.
-Nota: Me inspiré escuchando Too Late (CO-ED School) y Don’t Don (SuJu)

3 ‘SOBERBIA’

hyewoon-co-ed-school-16981251-499-476

La oscuridad estaba dentro de sus ojos; la tensión acumulada, el miedo: el miedo a la muerte era  demasiado grande.

La nave tembló, se balanceó, comenzó a resquebrajarse. Todas estaban juntas, acurrucadas, sus voces gritaban, sus corazones no dejaban de palpitar expectantes al dolor próximo, vencidas, derrotadas, de aquella forma iban a morir…

Pero entonces, afortunadamente el instinto de supervivencia aun permanecía latente en ellas y desde su interior pareció gritar furioso. Un último pensamiento de esperanza no tardo mucho en surgir y Hyewon fue de las primeras en abrir un momento los ojos. Ya habían atravesado la atmósfera y en pocos minutos llegarían a la litosfera. Hyewon solo lo pensó una vez, saltó hacia los mandos para intentar maniobrar y de esa forma, quizás podrían sobrevivir al aterrizaje.

― ¡Chicas, yo no sé vosotras pero yo no pienso morir de esta manera! ¡¡¡Hemos sido entrenadas para todo tipo de imprevistos y no pienso morir sin haber vivido antes muchas cosas!!!―Hyewon llena de ansias de vivir se abrochó el cinturón entre los temblores de la máquina y concentró su vista en lo que se formaba ante sus ojos, justo tras la pantalla protectora de la nave.

Chanmi y Hyoyoung la miraron y se ayudaron a incorporarse. Corrieron a su lado para ayudarla. Entre las tres comenzaron a sujetar una de las palancas para que la nave remontara el vuelo. Soomi en una esquina estaba paralizada llena de lágrimas. Las miró.

― ¿Qué clase de capitana soy? Yo nunca he sido una niña asustadiza… y nunca lo seré…―pensó Soomi  antes de soltar un grito para poder deshacerse del pánico. Se levantó, corrió hacia ellas y aunque se golpeó con una de las paredes dadas las turbulencias finalmente consiguió llegar hasta la zona principal de control.

― ¡¡Quizás deberíamos probar si las cápsulas de emergencia funcionan!!―gritó a Chanmi. Esta se giró y asintió con la cabeza. Ambas corrieron hacia un lateral e inspeccionaron la base de datos en una de las pantallas táctiles.

― ¡¡¡Hyewon!!! ¡¿Consigues algo?!―alzó la voz Chanmi, mientras abría un compartimento lleno de botones y al mismo tiempo se sujetaba a las paredes.

―No…esto apenas responde…parece frenar pero el ángulo de la nave chocará de mala forma y la caída no será muy agradable…

― ¡¡BIEN! ¡AUNQUE NO ESTAREMOS MUY CÓMODAS, DEBEMOS INTENTAR ENTRAR TODAS JUNTAS EN LAS DOS CAPSULAS DE SALVAMENTO QUE HAY AQUÍ!―gritó Chanmi asiéndose con fuerza a unas barras verticales. Hyoyoung dándose por vencida a la par que Hyewon, soltaron los mandos y corrieron hacia donde Chanmi les tendía una mano. Soomi ya había entrado en el compartimento A, dentro del cual la siguió Hyewon. Ahora era el turno de Chanmi para abrir el segundo pero sin embargo sus compuertas no se abrían. Chanmi desesperada comenzó a dar patadas. Hyoyoung giró el rostro para ver a qué altura iban y tras la cristalera de la nave pudo comprobar que faltaba poco para colisionar con la superficie de tierra, las nubes estaban despejándose y a lo lejos se adivinaban montañas.

― ¡¡JODER!!―vociferó Chanmi que no conseguía abrir la compuerta, tan solo se hacía daño a sí misma.

― ¡¡¡Déjalo!!! ¡¡¡Si nos apretamos lo suficiente seguramente entremos en una!!! ¡VAMOS! ¡¡NO HAY TIEMPO!!―Hyoyoung agarró del brazo a Chanmi y tiró de ella haciéndola entrar en el primer compartimento. Como había dicho apenas había sitio y estaban completamente pegadas entre sí, sus cuerpos chocaron y se apretaron dolorosamente para cerrar la puerta.

― ¡¡¡Ya!!!―Soomi apretó un botón y la luz interior de la cámara se volvió roja, bajo sus pies se oyó un crujido y de repente sintieron la gravedad bajo sus pies, una poderosa sensación de caída: la pequeña nave se había desprendido y se alejaba de la gran nave. Ninguna gritó, tan solo cerraron los ojos y prácticamente  dejaron de respirar. El miedo era inevitable y también rezar.

――――――

La necesidad de respirar la despertó. Soomi intentó salir pero varios cuerpos la aplastaban. Eran los de sus amigas las cuales parecían estar inconscientes. Todo estaba quieto. Habían aterrizado pero no sabían donde pues no tenían ventanas que dieran al exterior. Hyoyoung abrió los ojos lentamente, sintió que le era imposible moverse y luego se percató de cierta humedad en su nariz, miró hacia el lado donde sentía la gravedad y sobre la pared vio impactadas varias gotas de sangre. Eran suyas, aquello debía ser por el cambio de altura y densidad. Poco a poco notó movimiento. Hyewon a su lado estaba despierta, intentaba moverse entre quejidos. Soomi más arriba intentaba sacar su cuerpo, sacar al menos un brazo para dar al botón cuadrado verde. Este botón permitiría que salieran de la pequeña nave de emergencia.

― ¡Espera!―Hyewon la detuvo cuando sus dedos se aproximaron al botón.

― ¡¿Qué ocurre ahora?! ¡¡ ¿Es que quieres morir aquí dentro?!!―espetó Soomi notando la falta de oxigeno.

― ¡¡¡No!!! ¡¡Claro que no!! Pero y si… ¿y si estamos dentro del mar?? ¿Y si estamos bajo el agua?―respondió algo mareada Hyewon por el fuerte calor que hacía dentro del compartimento de emergencia.

―Eso es lo de menos, esto debería estar flotando…Además, habría más presión de lo normal…

―Soomi…espera un poco…creo que yo puedo ver si acciono un botón que despliega una capa…― comenzó a decir con dificultad Chanmi, su rostro estaba contra la pared curva de la nave.

― ¡¡NO!! ¡¡¡Lo siento pero necesito respirar!!!―Soomi no hizo caso a sus amigas y presionó el botón sin vacilar. El compartimento se abrió con rapidez, la puerta salió disparada y todas cerraron los ojos esperándose lo peor. Sin embargo solo una cosa entro en el compartimento:

Una ráfaga de aire inundó el lugar mientras sus cuerpos comenzaban a rodar y a encontrar cierto y milagroso espacio donde moverse. Todas empezaron a salir, unas más lentas que otras y una vez fuera, sus ojos no podían dar crédito a lo que estaban viendo.

Desierto. Aquello era un mar de desierto, tierra seca abierta en franjas, suelos llenos de polvo, muerte, desolación…Allí no podía existir vida alguna. Tan solo había arena y polvo. Todas miraron a los cielos nubosos y casi negros. Las nubes dibujaban remolinos, quizá habría tormenta aquella noche ¿o aquel día? ya no había diferencia. Muy pronto pudieron descubrir que vivir en la oscuridad era lo habitual en aquel mundo moribundo donde la única expectativa era esperar la muerte.

―――――

Anduvieron unos pocos pasos. Llegaron hasta su nave que ardía y estaba prácticamente destrozada. Recogieron todo aquello que pudieron salvar. Afortunadamente sus armas no habían sido dañadas. Todo lo que pudiera servirles lo guardaron en sus bolsos.

Las chicas miraron en todas direcciones, hacia todos los horizontes y todos eran iguales: una línea y nada más. Estaban en la nada.

―No puede ser…no hay nada…ni árboles…ni vida…solo colinas…esto debe ser el infierno…―sentenció Hyoyoung apretándose el brazo.

― ¿Y qué te esperabas? ¿Un oasis? Puff…―se quejó Soomi mientras bebía agua. Chanmi no tardó en arrebatarle la botella.

―Chicas, no podemos permitir que el desanimo sea más fuerte que nosotras. Por el momento vamos a quedarnos aquí, descansaremos y una vez estemos repuestas, encontraremos el remedio a esto. Siempre hay una solución para todo―Chanmi intentó dar ánimos y señaló la nave guiando a las chicas. Soomi la miró incrédula.

― ¿Cómo? ¿Tú estas bien o te diste un golpe demasiado fuerte en la cabeza? ¡¡Si nos quedamos aquí vamos a morir!! ¡¡Debemos ponernos en marcha, buscar ayuda!!―gritó Soomi enfadada.

―La nave está estropeada. Ya lo has visto, nada parece funcionar. Ahora es pasto de las llamas y que yo recuerde la Tierra está deshabitada desde hace muchos años. ¿Acaso ves casas y niños jugando en los parques? aquí no hay nada Soomi, este planeta está en sus últimas y lo que ahora debemos hacer es sobrevivir y esperar a que nos rescaten, eso es lo más sensato. Seguramente nuestra nave ha dejado algún tipo de rastro. Los chicos habrán mandado algún mensaje a la Nave Madre y nos estarán buscando ahora mismo…

―Tu plan es esperar a la muerte, ¿es eso a lo que te refieres no, Chanmi? Mira, tú no me vas a decir lo que debo hacer, yo soy la capitana y mis órdenes son movilizarnos y buscar nosotras mismas la ayuda. Puede que haya una zona con ordenadores, algo que podamos usar…― Soomi le dedicó una mirada de odio y después se dirigió a sus dos restantes compañeras― así que en marcha, seguidme las que podáis― dijo muy seria Soomi empezando a girarse…

― ¡Un momento!―Chanmi levanto la voz y dio un paso― Soomi, creo que los hechos hablan por sí solos y creo que todas las que estamos aquí hemos comprobado perfectamente que tú ya no puedes ser nuestra capitana…― Chanmi se acercó y la miró a los ojos― Soomi, has perdido todo derecho después de lo que has hecho; has incumplido varias de las máximas de nuestra orden y no podemos seguir bajo tus órdenes….―La voz de Chanmi pareció disminuir mientras fruncía las cejas, pero pronto alzó el tono imponiendo su autoridad― por lo que yo, como capitana de segundo rango tomo el mando ahora y quien esté de acuerdo conmigo, que hable ahora.

Los ojos y labios de Soomi no podían estar más abiertos. Ladeó la cabeza en busca del apoyo de sus compañeras esperando el rechazo hacia Chanmi pero sin embargo una a una dio su palabra en contra de ella:

―Yo estoy contigo―Hyewon no lo dudó, se posicionó al lado de Chanmi. Su mirada era dura y fría hacia Soomi.

―Yo también―habló entonces Hyoyoung. Miró con desprecio a Soomi. Este sería el culmen de su venganza. Anduvo hacia Chanmi. Las tres se quedaron erguidas y juntas.

Soomi tembló de histeria.

―Esto… ¡¡esto es una insurrección!! ¡¡Una traición!!…―la voz le temblaba llena de ira― ¡¡YO soy la capitana y solo YO dicto las normas!! ¡¡Vosotras me debéis lealtad!! ¡¡Así fue decidido!! Además…si no fuera por mí, yo que os mostré las naves ayuda, ¡¡¡ahora estaríais todas muertas!!!―chilló desaforada.

―Soomi…si no fuera por ti…―respondió tranquilamente Chanmi― ahora mismo estaríamos continuando nuestro viaje hacia el nuevo planeta― Chanmi hizo una pausa y alzó la barbilla, mirando con desprecio a Soomi― Estas sola, no te queda otra opción que adaptarte a esta nueva decisión.

Soomi negó con la cabeza y retrocedió.

―Ni hablar…yo no me quedaré aquí para morir junto a unas estúpidas como vosotras…no…yo me merezco algo mejor… ¡Al infierno con vosotras!― dijo con una voz envenenada de ira y egoísmo.

Hyewon dio un paso pero Chanmi la detuvo y negó con la cabeza sin dejar de mirar la silueta de Soomi alejándose.

―Déjala, ella ya ha decidido…. nosotras  no podemos retenerla. Ha desobedecido la ley y ella sola se ha buscado su propio castigo. La soledad.

Soomi avanzó decidida, pero a cada paso que daba el dolor en el pecho era más grande. De nuevo las lágrimas hacían su aparición pero Soomi se sonó su nariz con fuerza. Se las tragaría, su orgullo era lo primordial, ella no daría media vuelta. Era valiente después de todo y era una mujer fuerte. Lucharía, les demostraría su equivocación y luego, se vengaría por tal humillación. Lo haría sin importar cual fuese el esfuerzo que costase.

*************

Un incómodo silencio las rodeaba. Sentadas junto a un fuego improvisado, Hyoyoung y Hye se miraban a ratos. Chanmi miraba el cielo, otras veces el horizonte pero al final, ninguna de ellas podía dejar de pensar en Soomi. Ya había pasado una hora. El tiempo se arrastraba con profundos y tediosos minutos llenos de oscuridad. Lo ya hecho no se podía remediar. Intentaron conciliar el sueño entonces y Chanmi se ofreció para hacer la primera guardia. Luego iría Hye y por último Hyoyoung. Esta última se recostó sobre unos trajes protectores que había en sus mochilas, y se encogió. Hacía mucho frío y mientras tiritaba, Hyoyoung notó que Hye se recostaba a su lado sin tocarla. Hyoyoung se giró levemente para mirarla:

― ¿Te importaría…―lo que Hyoyoung pretendía decir le resultaba difícil debido a la poca confianza que le despertaba Hye―…pegarte más a mi? Es que tengo frío…―los dientes le rechinaron y sintió sus pies congelados. Hye abrió los ojos y no dijo nada, tan solo se acercó y la rodeó con uno de sus brazos y juntas con el calor de sus dos cuerpos, notaron cierta mejoría. Chanmi las miró y sonrió con tristeza. Deseó que aquello no fuera el fin, deseó que su hermano estuviera volando hacia ella en su rescate, hacia su salvación, hacia sus brazos.

――――――

Una noche había pasado. De la absoluta oscuridad pasaron a otra menos negra y más grisácea. Aquel debía ser el día. Todas habían mirado sus relojes, y tras apenas pegar ojo durante toda una noche, no había ocurrido nada. Tan solo el miedo las amenazó, el ruido del viento o incluso sus propias sombras, pero nada ni nadie habían aparecido en su ayuda. Chanmi temía que la situación no fuera a cambiar y sabía que era posible que los chicos siguieran su rastro pero también era posible que estos no pudieran hacerlo. Después de todo, la nave seguía su curso, todo estaba automatizado y estaba claro que no podían dar media vuelta. Sin embargo Chanmi se aferraba a la posibilidad de que quizás los chicos ya habían avisado a alguien. La cuestión era ¿qué debían ellas hacer entonces?

Las dudas taladraban las sienes de Chanmi y además, luego estaba el hambre y la sed. En aquella nave de ayuda con la que se habían salvado, en su interior había algunas provisiones, comida comprimida, batidos y vitaminas en pastillas. No gran cosa ya que con ello tan solo durarían unos días.

―Chanmi, ¿qué vamos a hacer entonces? ¿Inspeccionamos la zona o nos quedamos aquí esperando alguna señal?―Preguntó Hye preocupada.

―No sé…estoy pensando…―Chanmi valoró la situación. La ida de Soomi la atormentaba; no le deseaba ningún mal y tras haber pensado mucho en ello, ahora se daba cuenta de que por mucho daño que Soomi pudiera hacerles con sus impertinencias y egocentrismo, todas eran un equipo, y tenían un destino en común, la misión de encontrar el planeta habitable. Por ello, la necesitaban. Chanmi se preparó para hablar de nuevo―chicas―dijo dirigiéndose a Hyoyoung y Hye― creo que sí deberíamos inspeccionar los alrededores. Sobre todo por el hecho de que apenas disponemos de provisiones. Quizás haya animales o algo, quizás alguna fuente de agua. De momento, los niveles de radiación son bajos según nuestros relojes y eso significa que estamos en un lugar seguro así que…deberíamos coger todas nuestras cosas y valorar lo que nos rodea…y…buscar a Soomi.

― ¡¿Pero tú dijiste…?!―Hyoyoung saltó contrariada.

―Sé lo que dije, Hyoyoung y…me equivoqué…no debería haber dejado que Soomi se marchase…somos como una familia: estamos todo el día peleando pero…tenemos que volver todos juntos a casa. Soomi es insoportable, lo sé, pero…es una persona y tiene derecho a equivocarse y yo pienso que no se merece que la abandonemos aquí si vienen a rescatarnos a nosotras antes―Chanmi las miró seriamente.

Nadie dijo nada más. Emprendieron la marcha.

――――――――――

Soomi no podía parar de correr.

Aquellos seres no tenían ojos.  No parecían tan siquiera humanos. Estaba aterrorizada.

Soomi tan solo sabía que debía correr, correr antes de que la atraparan. La oscuridad podía ayudarla pero las luces de sus coches la conseguían localizar. Soomi no se lo pondría fácil, era la primera de su clase en atletismo y corrió más y más rápido. El rugir de motores y gritos a sus espaldas le indicó que ellos también aceleraban la persecución. La habían encontrado de nuevo.

―――――――

Algo distinto tomaba forma en el paisaje circundante. A cada nuevo paso encontraban restos, basura, polvo e incluso huesos tanto de humanos como de animales. No se detuvieron ante nada que no pudiera ser agua o alimento. Desmanteladas estructuras de metal y hormigón, de antiguas casas sobresalían enterradas a la mitad por el polvo y la arena. Debían estar pasando por una ciudad y sucesivamente los edificios iban cobrando mas altura pero todos, estaban destrozados, huecos, prácticamente deshechos. Atravesaron varias ciudades fantasmas, el vello en sus espaldas se erizaba, atrás quedaban coches desguazados que tras mirar en su interior encontraban siempre lo mismo: nada. Chanmi durante todo el camino hizo uso de una de las aplicaciones de su muñequera, con una pequeña cámara se encargó de grabar todas las imágenes que salían a su desolador encuentro.

De nuevo la noche las sorprendió y aún no habían encontrado a Soomi. Se detuvieron y tomaron algo de agua y cápsulas de leche y pan.

―Soomi no puede haber desaparecido…tiene que…tiene que estar cerca. Quizás esté en una de las ciudades que hay aquí. No sé…escondida tal vez…―Hyewon mientras hablaba miraba el suelo y luego se dirigió hacia Chanmi. La encontró sentada con la cabeza echada entre el hueco de sus brazos sobre sus rodillas flexionadas.

―Puede estar en cualquier parte…si no hiciera viento podríamos haber seguido sus huellas pero…dios, esto es horrible…―Chanmi comenzaba a dejarse llevar por el desánimo. La situación estaba siendo más fuerte que ella.

Hye iba a protestar cuando de repente un zumbido comenzó a sonar a lo lejos. Estaban en medio de una zona lisa, a varios kilómetros habían dejado atrás algunas ciudades pero frente a ellas en el horizonte, había ruinas de otras.

― ¿De dónde proviene ese ruido?―Hyoyoung se levantó. El resto hizo lo mismo y miraron en varias direcciones. El zumbido cada vez era más fuerte.

Sus miradas se desplazaban veloces en todas direcciones buscando el foco del sonido y pronto lo encontraron. A lo lejos, en el desierto que se extendía entre los restos de ciudades empezaron a dibujarse luces que se movían. Estaban acercándose y con ellas una enorme nube de polvo se agrandaba sobre el horizonte. Chanmi y sus amigas volvieron a mirarse.

― ¿Qué…es eso?―preguntó Hyoyoung sin dejar de mirar la ola de polvo que se acercaba a ellas sin detenerse.

―No lo sé pero…no tiene buena pinta. Será mejor que nos ocultemos… ¡vamos!―Chanmi y el resto anduvieron rápidas hasta un entramado de alambres y rocas. Al poco rato oyeron voces. Hye miró a sus compañeras.

― ¿Quizás sean nuestra ayuda? ¡¡Podrían ser ellos!!― Los ojos le brillaron llenos de esperanza.

― ¡¡Es cierto!! ¡¡Son coches!! ¡¡Pueden ser los chicos!! ¡¡Tenemos que salir para que puedan vernos!!―Hyoyoung sonrió y se levantó emocionada por el mencionado rescate. Chanmi con cierta inseguridad se incorporó y saliendo de su escondite las siguió. Su mirada seguía fija en la nube de polvo y para cuando pudo intuir que aquellos no eran de los suyos, quiso detenerlas pero ya era demasiado tarde. La nube de polvo las envolvió.

Chanmi tosió notando tierra en su garganta, se tapó la nariz y achicó los ojos, apenas conseguía ver y desconocía la posición de sus amigas. Un fuerte estruendo la sorprendió. Chanmi vio como un coche estaba a punto de atropellarla. No iba a darle tiempo a apartarse, intentó moverse y entonces algo saltó sobre ella, y rodaron hasta quedar a un lado. El coche  de enormes ruedas pasó de largo. Chanmi miró rápida a los conductores.

No, aquellos tipos definitivamente no eran de los suyos. Estaban completamente envueltos en capas oscuras y por ello, Chanmi no pudo ver sus rostros. La joven aun recuperándose del duro golpe en el suelo reparó en el bulto que había a su lado. Lo reconoció en cuanto sus ojos se cruzaron. Era Soomi.

― ¡¡¡Deprisa!!! ¡¡¡Debemos irnos de aquí, ya!!!―apremió Soomi con gran miedo en sus ojos. Chanmi asintió y ayudada, se levantaron juntas pero Chanmi no podía correr, sujetó a Soomi y la miró de hito en hito.

― ¿Quienes…?―comenzó a decir Chanmi en busca de explicaciones, pero Soomi la agarró de la mano y sin mediar palabra comenzaron a correr. Cada vez había más camionetas cuyos faros centelleaban en la noche. Chanmi no tardó en darse cuenta de que no eran las únicas que corrían. A varios metros de su posición, había más figuras que corrían rápidas mientras los fuertes focos las iluminaban. Eran hombres y aunque corrían muy rápido pudo verlos claramente. Se trataban de chicos jóvenes, posiblemente de su misma edad. Chanmi no daba crédito a lo que estaba viendo, pero era real, estaba pasando de verdad.

pelsecusion

Chanmi lo tuvo claro: todos estaban huyendo y eran perseguidos por aquellos conductores pero…. ¿Por qué? ¿Quiénes eran ellos? ¿Realmente eran supervivientes? Y lo más importante. Chanmi durante toda su vida había creído que en la Tierra no quedaban supervivientes. ¿Todo aquel tiempo había estado creyendo una mentira entonces?

Nuevos ruidos se unieron a la persecución, eran motos de las cuales salían redes lanzadas por sus pilotos enmascarados tras gruesos cascos. Chanmi no dejó de buscar al resto de sus compañeras durante toda la huida y entonces vio primero a una de ellas.

― ¡¡HYOYOUNG!!―gritó. Esta la miró y se sorprendió al ver a Soomi. Corrió en su dirección. Justo cuando estaban a pocos pasos de estar reunidas una red voladora aterrizó sobre ella. Hyoyoung cayó de bruces. Chanmi gritó y acordándose de su arma la desenfundó. Soomi ya lo había hecho. Esta miró hacia los edificios que estaban frente a ellas.

― ¡¡¡Ayudadme!!! ¡¡¡No puedo desatarme!!! ¡¡Aah!!―Hyoyoung luchaba por desenredarse pero el fuerte peso de las gruesas cuerdas la apretó contra el suelo dejándola inmovilizada. El motorista regresó para ir a por ella. Soomi entonces le apuntó y dio en el blanco. La bala rompió el cristal protector del casco y el motorista salió disparado dando una voltereta en el aire hacia atrás. La moto derrapó cerca de ella y Hyoyoung cerró los ojos al ve aproximarse la máquina pero tuvo suerte de que esta se detuviera a escasos centímetros de donde estaba. Chanmi por fin junto a Hyoyoung intentó soltarla pero también tuvo que hacer uso de su pistola. Disparó a los extremos de la cuerda donde había bolas de metal. Una vez rotas, al fin Hyoyoung salió ilesa.

― ¿Dónde está Hyewon?―preguntó desesperada Chanmi entonces. Hyoyoung negó con la cabeza.

―La perdí de vista cuando estábamos corriendo. Nos separamos…―a Hyoyoung le faltaba el aire. Una mano agarró a Chanmi del hombro.

― ¡¡Vámonos a los edificios de allí!! ¡Quizás Hyewon esté allí y seguro que podemos escondernos entre las ruinas ¡¡vamos, antes de que consigan capturarnos!!―gritó Soomi tirando de ambas.

Las chicas se dispusieron a correr tan rápido como sus piernas se lo permitiesen. Llegando a pocos segundos de la entrada del edificio, distinguieron las siluetas de los muchachos de antes. Ellos habían entrado dentro justo antes y ellas no tardarían en hacer lo mismo. Una profunda oscuridad las envolvió pero el ruido predominaba y muchos ecos de voces y risas resonaron en todas direcciones.

― ¡Vamos por aquí!―Soomi señaló un camino y comenzó a correr sin esperar a las demás. Chanmi y Hyoyoung intentaron seguirla pero entonces aparecieron tres motoristas y las obligaron a separarse de nuevo. Otra vez eran perseguidas. Sus pisadas resonaron por aquellos amplios pasillos de cemento llenos de humedad que formaba grandes charcos en los suelos. Chanmi notaba su pulso tan acelerado que pensó que iba a sufrir una ataque de un momento a otro. Miró atrás para cerciorarse de que no la perseguían pero entonces sus pies resbalaron en el suelo y su cuerpo patinó de tal forma que se escurrió dentro de un callejón oscuro al agarrarse a una esquina. Una de las motos pasó de largo y Chanmi se quedó inmóvil. No la había visto. A los pocos segundos oyó nuevo movimiento, esperó y vio como tres muchachos pasaban corriendo entre risas. Sus cabellos eran rubios y sus ropas negras. Chanmi estaba alucinada, eran  tan ágiles, rápidos y ligeros que cuando corrían lo hacían a grandes zancadas dando saltos que casi parecían darles la capacidad de volar. Aquello no era normal y Chanmi dudó si podía confiar en ellos. Por esta razón, esperó a que desaparecieran. Cuando salió, dio unos pocos pasos preguntándose hacia dónde dirigirse. No obstante, notó cómo el suelo volvía a temblar. Se giró y vio una moto aparecer súbitamente. De nuevo sus pies corrían pero tuvo que detenerse. La punta de sus pies daba a una inesperada abertura en el suelo Se tambaleó a punto de caer por ella y con esfuerzo recuperó el equilibrio. Mientras la moto ganaba terreno, Chanmi supo que no iba a poder saltarla. La moto ya estaba detrás de ella por lo que Chanmi decidió intentar una bajada por aquel agujero. Con rapidez se agarró a lo primero que pilló, primero los cimientos y posteriormente se fue resbalando hasta caer de culo en el suelo. Aquello le dolió mucho pero no tenía tiempo para lamentarse. Se levantó pero justo en aquel momento el motorista también cayó en el mismo piso donde estaba ella. Chanmi le apuntó con el arma. Este habiendo dejado la moto a un lado se incorporó rápido del suelo también. Las ruedas de la moto aun giraban, cada vez más lentas. La tensión era palpable pero Chanmi se mantuvo en su posición, sujetando firmemente la pistola.

― ¡¡¡Quieto o disparo!!!―Chanmi le apuntó amenazante pero el motorista no hizo caso y a carcajadas comenzó a avanzar mientras extraía un látigo de su cinturón. Lo desenredó y la punta tocó el suelo encharcado. Chanmi no lo dudó y disparó. La bala dio en el blanco pero tan solo arañó el redondo casco protector rebotando sobre la superficie. El motorista dio un paso atrás al sufrir el impacto pero volvió a retomar sus pasos, riéndose con más fuerza aún si era posible. Chanmi palideció. ¡Aquel material del que estaba hecho el casco era muy resistente!

Pensó en huir pero ya estaba harta, Chanmi alzó los puños en señal de combate. El motorista movió su látigo y con un rápido movimiento lo lanzó. Chanmi siguió la dirección de su extremo dispuesta a esquivarlo pero entonces una mano apareció frente a sus ojos y agarró el extremo del látigo.

Chanmi y el motorista se fijaron en el muchacho que  acababa de aparecer de la nada. Este miraba disgustado al motorista. Con la cabeza negaba mientras con la lengua emitía chasquidos reprobadores.

―Tío… ¿a dónde vas pegando a una chica? Esas no son formas de tratar a una dama tan guapa…―el joven se giró para mirar a Chanmi a los ojos y sonrió. Ésta se lo quedó mirando perpleja. Su pelo era rojizo y su sonrisa brillante. Este se rió y le guiñó un antes de volver a enfrentarse con su oponente.

eunhyuk2

Un ruido inteligible salió de los labios del motorista. El muchacho pelirrojo volvió a reírse.

―Ya ya, ya sé…―dijo en tono molesto agitando la mano que tenía libre. Para sorpresa de Chanmi con un fuerte gesto el muchacho tiró del látigo creando una onda que cuando llegó al motorista, efecto causado fue salir despedido contra una pared. El joven entonces corrió hasta él y ayudándose de la pared, saltó y corrió por ella para saltar de nuevo y quedar de espaldas al motorista. Este último lo se incorporó desorientado, solo veía a Chanmi que en shock miraba la escena. El humano entonces comenzó a estrangularlo con su propio látigo. El motorista agarró las cuerdas enredadas en su cuello intentando quitárselas pero uno de los pies del joven aplastó su espalda y se oyó un crujido. Era la columna. Continuó estrangulándolo en el suelo con los pies sobre él hasta que finalmente lo mató. El muchacho entonces soltó el látigo cansado y volvió a mirar a Chanmi que estaba paralizada. Le sonrió para tranquilizarla.

―Je…bueno, ya está, se acabó ufff― aspiró aire y volvió a mirarla― me llamo Eunhyuk ―avanzó hasta Chanmi y la miró de arriba abajo con una sonrisa― ¿Tú no eres de por aquí, verdad?

***********************

297898_282505921776449_160883310605378_1135645_1471194232_n

En aquel lugar había agua, estaba completamente encharcado y sus propios pasos la asustaban. Hye avanzaba cautelosa, atenta a cualquier amenaza. Creía haber despistado al grupo de motoristas que la perseguían pero no estaba segura. Se escondió detrás de una columna. Había oído algo.

Chof chof chof….

Hye armada salió al encuentro de aquellos pasos. Era mejor enfrentar el peligro que seguir huyendo.

― ¡¡¡Quieto!!! ¡¡No des un paso más!!―Hye salió al encuentro de un muchacho que se asustó al verla. Éste retrocedió y alzó las manos en señal de rendimiento. Hye estaba muy asustada y no iba a fiarse de nadie. Ni siquiera de un humano similar a ella.

― ¡¡Ey Ey…!! ¡¡Tranquila!! ¡Soy un amigo y no te voy a hacer daño!! ¡Es verdad!―El rostro del muchacho palideció. A Hye el pulso le temblaba. No dejó de apuntarle con la pistola:

― ¡ ¿Y por qué debería creerte?! ¡¡¡Podrías ser uno de los hombres enmascarados y…!!!

― ¡¡no-no-no!! Te estás equivocando…yo no soy un cazador… ¿ves que vaya encapuchado o algo? ¿No, verdad? no soy uno de los malos. Te estoy diciendo la verdad…por favor…baja el arma…―el chico cuyo pelo era negro pero con mechas rubias intentó hablar con tranquilidad mientras avanzaba lentamente y su expresión guardaba la misma impresión de preocupación desde el principio. Sus manos seguían alzadas.

Hye prefirió seguir preguntando sin dejar de apuntarle con la pistola:

― ¡¿Quién eres?! ¿Qué es eso de ”cazador”?! ¡¿Y dónde estamos?!―el tono era frío y rudo.

donghae-sj-1

―Tranquila…tranquila…no tienes porque apuntarme con el arma…yo te responderé a todo eso si antes bajas el arma… ¿Sí?―El muchacho levantó las cejas, su mirada parecía ser sincera pensó Hye quien finalmente decidió darle una oportunidad. Bajó el arma y escuchó atenta―bien, eso está mejor…―sonrió el chico aliviado―eh….bueno, yo soy Donghae y lo de cazador es porque…

―Cazan humanos para traficar con sus órganos― una nueva voz resonó en la misma dependencia donde se encontraban Hye y Donghae. Hye se giró y de nuevo se protegió con su pistola alzada; esta vez su blanco era un muchacho de largos e intensos cabellos rojos recogidos en una fina coleta. Este sonrió divertido mientras avanzaba dejando atrás la oscuridad y se dejaba ver bajo un foco de luz― hola, ¿de dónde has salido tú, preciosidad?

heechul3

―Heechul…―el tono de Donghae despertaba preocupación y cansancio― déjala…

Hye se giró hacia ambos varias veces con el arma en alto.

― ¡¡¡No os mováis ninguno de los dos!!! ¡¡¿Entendido?!!

―Vaya…tienes carácter ¿ehhh pequeña? eso me encanta…las mujeres con carácter son tan…pasionales…―Heechul siguió avanzando sin hacer caso al arma de Hyewon.

― ¡¡Heechul!! ¡La estás asustado! ¡Déjame a mí!!― Donghae avanzó pero Hye apuntó a su pecho justo cuando se posicionó frente a ella.

―He dicho… ¡que no te muevas…!―dijo con voz pausada y grave. Hye estaba cada vez mas asustada. Donghae la miró preocupado y entonces miró a sus espaldas. Hye se acordó del otro chico pero ya era demasiado tarde. Este en un abrir y cerrar de ojos se había posicionado a sus espaldas, había atrapado su pistola y sin poder evitarlo se la arrebató con un golpe seco para después sujetarla de las muñecas. Heechul lanzó la pistola a sus espaldas y cuando cayó al charco, del impacto se accionó y dio un disparo. Los tres dieron un respingo frente al fuerte ruido y el consecuente eco desordenado que produjo.

― ¿Lo ves? Las niñas no deben jugar con fuego porque pueden quemarse― Heechul la acercó contra su pecho y olió su pelo. Donghae arrugó el rostro enfadado y corrió a liberar a Hye de la fatal trampa de los brazos de su amigo.

― ¡Déjala Heechul! ¡Por dios!

―No metas a Dios en esto…―Heechul abrazaba a Hye mientras soltaba una risita. Donghae suspiró hastiado.

 

― ¡¿No ves que está muy asustada?! ¡Suéltala!―Donghae muy serio había alzado la voz. Heechul alzó las manos liberando a Hye quien se apartó de él en seguida dedicándole una mirada de odio. Se giró muy seria hacia Donghae que se acercó alzando una mano hasta su hombro― ¿Estás bien?

Hyewon le mantuvo la mirada y sintió la irrefrenable necesidad de llorar. Algunas lágrimas se le saltaron mientras abría los labios para decir algo pero entonces, nuevos pasos se acercaron y los tres se giraron en la dirección del sonido:

― ¡OH VAYA! ¡¡ESTÁIS AQUÍ!! ¡¡QUÉ BIEN!!―un muchacho fortachón apareció bajo el marco de una puerta, el muy sonriente portaba una moto sobre los hombros― ¡¡Mirad lo que nos hemos encontrado!! Una…¡¡anda!! ¡¡¡Vosotros también tenéis una chica!!!―advirtió sorprendido al ver a Hyewon.

Detrás de aquel joven tan alto y algo rechoncho, aparecieron cuatro muchachos y Hyewon abrió desmesuradamente los ojos cuando vio que dos chicos traían a Soomi sujeta de los brazos, ella por su parte no parecía estar herida ni nada, pero su cara era de circunstancias y quizás también de aburrimiento.

― ¡Soomi!―Hye corrió a su encuentro pero el muchacho de sobresaliente estomago y brillantes mofletes se interpuso haciendo que Hye chocara contra su barriga y cayera de culo al suelo.

―JAJA Hola―dijo con una alegre sonrisa. Donghae corrió para evitar el desastre pero Hye ya había empezado a golpear a su compañero y con ágiles movimientos no parecía existir nadie capaz de bajarla de su cabeza donde imprimía todos sus puñetazos sentada sobre los hombros del que luego conocería, se llamaba Shindong. .

************************************

De nuevo el aire frío llenaba sus pulmones. Había dejado de correr, los motoristas se habían esfumado. Parecía como si algo se los hubiera tragado. Hyoyoung estaba en el exterior de aquella fábrica en ruinas, seguía buscando a sus amigas y deseaba que estuvieran a salvo y no se las hubieran llevado también. De repente una luz la iluminó, Hyoyoung vio que había un coche con los faros encendidos en aquel lugar, Avanzó temerosa sin saber muy bien porqué, era como una potente sensación magnética la que la empujaba a hacer tal cosa. Siguió andando y vio que había cuerpos muertos en el suelo y que se trataban de los conductores. Hyoyoung supo que quien fuera que estaba controlando el coche no formaba parte de su grupo y esto la tranquilizó un poco. Pero, ¿realmente podía ser un amigo?

Avanzó un poco más y a sus pies encontró otro cadáver. Miró su rostro y pudo comprobar a ciencia cierta de que aquellos seres que las habían estado persiguiendo no eran humanos. Sus rasgos eran deformes, repugnantes. Era como mirar un rostro derretido por ácido. Eran horribles y Hyoyoung comenzó a retroceder de nuevo asustada. Fue entonces cuando su espalda chocó contra el pecho de alguien.

 

.kyuhyun4

Hyoyoung gritó aterrada y el chico que estaba detrás de ella se encogió un poco de hombros entrecerrando los ojos unos segundos mientras se tapaba los oídos. Hyoyoung dejó de gritar y se quedó quieta, mirándole sin saber si correr de nuevo o rendirse.

―Ay dios… ¿Podrías no volver a hacer eso? ibas a reventarme un tímpano…joder… ¡qué timbre de voz tienes…!― su voz denotaba gran desagrado y miraba con frialdad a Hyoyoung que aún en shock lo miraba perpleja.

―Eh…lo-lo siento… eh… ¿Tú por casualidad no serás…amigo de estos, verdad…?―comenzó a preguntar Hyoyoung preocupada señalando el suelo lleno de cadáveres de aquellos repelentes seres.

―No, más bien soy su verdugo―una sonrisa de suficiencia asomó a los labios del extraño joven vestido de cuero negro. Su pelo era rubio platino y largo hasta llegar por debajo de las orejas y mitad del cuello― ¿Y tú? ¿Eres amiga suya?―avanzó entonces con aspecto amenazador. Hyoyoung tragó saliva y retrocedió.

― ¡No! yo ni siquiera…soy de…aquí…―respondió Hyoyoung con un hilo de voz, el muchacho estaba a pocos centímetros de ella, este la cogió de los hombros y la escrutó con la mirada.

―Mmmm…―aquel joven parecía taladrarla con su mirada, apenas asomaba una sonrisa en sus comisuras y sus manos la sujetaban con fuerza. Pasaron unos angustiosos segundos de miradas penetrantes y entonces el joven echó el rostro un poco hacia atrás y dijo― Te creo―la soltó y sonrió cambiando completamente aquella aura misteriosa por otra infantil. Hyoyoung volvió a respirar.

―Me llamo Kyuhyun, ¿y tú?―habló con tono amistoso.

―Hyoyoung…estoy buscando a…

― ¿Buscando a tus amigas? lo sé…creo que no andan muy lejos…ven conmigo. Seguro que mis hermanos las han visto…ven―Kyuhyun le tendió una mano. Hyoyoung la miró aun indecisa. Kyuhyun enarcó una ceja― ¿Vienes o no?

Hyoyoung volvió a tragar saliva y cogió la mano que él le tendida. Avanzaron, él tiraba de ella con fuerza y a ella le costaba seguir sus pasos. De nuevo se dirigían hacia el interior del edificio.

************

―¡¡SHINDONG!!―gritaron varios de los muchachos aterrados. Soomi observó divertida la pelea.

shindong4
Donghae no sin esfuerzo consiguió separar finalmente a Hye del pobre Shindong el cual estaba tirado en el suelo con la moto encima, la cual se quitó sin apenas esfuerzo pero miró asustado a Hye.

―¡¡¡¡Esa chica es una animal!!! ¡¡¡Iba a matarme!!!―exclamó compungido mientras se arrastraba hacia atrás, alejándose de Hyewon que aun se debatía sujeta de los brazos por Donghae. Los chicos estallaron en risotadas entonces.

ryeowook4

―Shindong con lo grande que eres ¡¿y te da miedo una chica?! ¡Por favor! jajaja―un muchacho con media cabeza rapada se apoyó en otro para no caerse de la risa. El muchacho que estaba junto a él tenía el pelo completamente brillante y peinado hacia atrás donde los mechones terminaban en punta. Sus nombres eran Sungmin y Ryeowook, este último también se estaba riendo de la escena. Shindong infló los mofletes y frunció las cejas. Se levantó rápido y se sacudió el agua.

sungmin4

Soomi aprovechando la distracción se soltó de los muchachos que la sujetaban y comenzó a avanzar hacia Hyewon.

―vaya vaya… menudos palurdos nos han ido a encontrar ¿eh Hye?―Soomi sonrió divertida. Los muchachos dejaron de reírse inmediatamente. Donghae soltó a Hyewon.

― ¿Que ha dicho la tía esa?―preguntó el chico rapado a su compañero.

―No lo sé pero creo que fue un insulto Sungmin―dijo Ryeowook girándose hacia Soomi con gesto molesto.

―Por favor chicos…no os enfadéis…era una forma de hablar. Vamos, tengamos la noche en paz, seamos amigos todos…nosotras en verdad no hemos caído en este planeta para pelear…vamos…―Soomi hablaba con un tono sensual, muy dulce e impropio en ella. Los chicos se sintieron incómodos al principio pero la mayoría cayó presa de los encantos de Soomi. Esta se fijó en uno de ellos en particular que apenas podía mirarla directamente. Parecía de los más jóvenes.

―Tú… ¿Cómo te llamas?― Soomi alzó una mano cuyo índice señalaba directamente al joven en cuestión.

―Eh…yo… me llamo Kibum…―sonrió comenzando a sonrojarse―Soomi avanzó hacia él y apoyó un brazo en su hombro.

kibum2

―Oh encantada, mi nombre es Soomi. ¿Sabes? Antes te vi pelear y peleas muy bien…―dijo coqueta Soomi.

―Oh, gracias pero…tampoco yo…ellos…eh…en verdad soy de los mejores peleando jeje―Kibum sonrió triunfante y muy colorado. Aquella afirmación abrió una tormenta de desaprobación y debate.

 

― ¡Kibum no mientas! ¡¡¡El mejor peleando es Eunhyuk!!!―saltó Sungmin.

― ¡¡¡¡No no y no! el mejor es mi hermano!!!!―gritó su amigo.

―¡¡¡pero qué dices Ryeowook!!!― se giró alarmado.

―¡¡callaos todos!! ¡¡Aquí el único que pelea mejor soy yo!! ¡El más fuerte! ¡¡El gran Shindong!!

― ¡VENGA YA! ¡¿HABLÓ AL QUE UNA TÍA LE DIO UNA PALIZA?!

Los chicos comenzaron a discutir, Donghae no se separó de Hye pero al mismo tiempo intentaba poner orden y concierto mientras alzaba la voz y llamaba a que la calma volviera entre sus amigos. Heechul desde un lateral observaba a distancia riendo y a ratos lanzando más leña al fuego con comentarios hirientes y desafortunados. Mientras se reía con maliciosas carcajadas miró a Soomi. Esta le sonrió pícara, lo cual él también hizo. Una extraña complicidad brilló en los ojos de ambos. Supieron desde entonces que podían llevarse muy bien.

― ¡¿Qué es todo este escándalo?!―Eunhyuk acababa de llegar seguido de Chanmi, está desconcertada miró a todos aquellos chicos que se cogían de las camisetas y sacaban pecho a punto de batirse en combate. Luego se percató de la presencia de Hye y Soomi y corrió hacia ellas. Hye la recibió con los brazos abiertos.

― ¡ehhh!― Eunhyuk intentaba sujetar a los chicos pero estos le ignoraron. Entonces, decidió hacerse escuchar a pleno pulmón― ¡¡¡EHHH EHHH!!!―levantó la voz Eunhyuk. Los chicos por fin se callaron y le miraron. Se separaron unos de otros abriendo un espacio que dejó entre ver dos figuras al fondo de la estancia que acababan de llegar también. Eran Kyuhyun y Hyoyoung. Todas las miradas fueron a parar en ellos y en especial, en sus manos entrelazadas. Hyoyoung notó calor en su rostro y rápidamente se soltó de la mano de Kyuhyun y anduvo rápida hasta sus amigas con el rostro agachado de la vergüenza.

A Kyuhyun se le acercaron Sungmin y Ryeowook con miradas cómplices. Los tres cuchichearon algo y se rieron maliciosos. Hyoyoung con el corazón latiéndole alborotado miró de reojo a Kyuhyun.

Aunque el ataque de los cazadores había terminado por el momento, las chicas ahora eran el centro de las miradas de ocho fuertes y jóvenes hombres los cuales, esperaban expectantes conocer su historia. Las chicas sin embargo no sabían si realmente el peligro había pasado o no había hecho más que comenzar.

super-junior-71-dont-don

 
 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

15 responses to “Last Red Sun (CO-ED School + SuJu), capítulo 3

  1. Aline Payacan Rojas

    15/01/2012 at 01:12

    Me encanta!
    Mi favorito de Suju con mi favorita de Coed!!
    Amo como escribes!

     
    • Sensei

      15/01/2012 at 11:02

      heyy Hello hello! (8) ^^
      Cuales son tus favoritos??? *O* Mi favorita de CO-ED es Chanmi ^^ y de SuJu…uuf es difícil… xD
      Gracias de nuevo por comentar!!! iihhh >///<
      Sensei :3

       
      • Aline Payacan Rojas

        15/01/2012 at 18:50

        Mi favorito de suju es Kyuhyun y de Coed Hyoyoung!

         
      • Sensei

        16/01/2012 at 11:06

        uoohh ^^ que bien!!! mmmm te adelantaría algo de la historia pero….prefiero que lo descubras por ti misma, tan solo una advertencia, las apariencias engañan😉
        Saludos!! cuidate y que tengas buena semana!
        Sensei

         
  2. Aline Payacan Rojas

    16/01/2012 at 13:39

    :O, lo mismo pense

     
  3. Carla Barahona

    16/01/2012 at 14:41

    mi favorita es Chanmi y aunque no sale con el que me gusta de SuJu amo la pareja que hace con Eunhyuk porfa continua el fic o si no llorare T.T

     
    • Sensei

      16/01/2012 at 20:57

      heyy ^^ mi favorita tb es Chanmi *O*!!!!! aunque siento cierta debilidad por Hye que es super mona >o< pero bueno todas son muy monas no es raro😄

      jejeje y si con eunhyuk…jejej bueno, no llores mi niña!! yo ya estoy maquinando y planeando escenas y…muy pronto estará el 4º cap que viene calentito *w*!!!!
      Gracias por comentar!! saludos =^^=
      Sensei
      nota: quien es tu prefe de Suju x cierto :P??

       
      • Carla Barahona

        06/02/2012 at 23:06

        mi favorito de suju es Siwon,estoy emocionada de que sigas el fic de verdad que lo ame y espero con ansias la conti ^^

         
      • Sensei

        07/02/2012 at 00:55

        jeje que bueno ^^ Pronto continuaré, en cuanto termine los examenes me pegare unos dias buenos de fanfics! :DD saludos ^^ cuidate!

         
      • Carla Barahona

        21/02/2012 at 03:41

        espero que te valla bien en tus exámenes y continua el fic por favor que o si no morire XDDD!

         
        • Pescaíto

          21/02/2012 at 16:27

          Yo también quiero que continúe, Carla!! D: Yo lo paso fatal, porque a mí encima me pone los dientes largos! xDD Esperaremos pacientes, que seguro que merecerá la pena *O*

           
  4. Ino

    19/01/2012 at 01:51

    Hola Sensei una preguntica😀
    ¿donde me uno a tu club de fans?

    Lo ameee!!!! los sujus!!! el aterrizaje!! la pelea!!! kyu!!! donghae!!!! EL GRAN SHINGDONG”!!!! waaaa…… continualaaa!!!!

    ¿cuando vuelves a actualizar? (ojala sea pronto)

    bueno chauu seguire leyendo Supa Toyz😀 jajajajaj
    Cuidatee Saludes a Pescaito y que actualize When a Door Closed😀

     
    • Sensei

      19/01/2012 at 09:31

      JEJEJEJ =^^= pues…no se…con que leas aquí y visites facebook va bien…XDD gracias por lo de fan ^^!!!!

      y tb gracias por leer este fic, la verdad que para mi es muy emocionante porque tenía muchas ganas de escribir sobre sujus y desde que vi el videoclip de dont don …

      WahhHH….tenia que ser ese u///u y…bueno…ya verás que varias escenas del videoclip aparecen en esta historia, al igual que pasa con el de co-ed que sale la pelea de los chicos, los problemas amorosos iniciales etc etc ;P

      En cuanto pueda actualizaré pero este finde seguramente no escribiré nada (haré un esfuerzo porque a veces la tentación es demasiado grande) ya que tengo trabajos que entregar y poco tiempo para hacerlos y tb se aproximan exámenes…y eso u.u’

      Gracias por el comentario y…AHHHH SUPE TOYZ? WIIII ^^ que alegría!! espero que te guste :DDD!!! ya me contarás pronto no?😉
      Cuidate tu tb, y no te preocupes ya saludaré a Pescaito de tu parte y le recordaré WADC ^^
      Gracias Again!! ~~* (K)
      Sensei

       
  5. Iza

    20/01/2012 at 17:20

    Hola!!! lo siento por llegar tarde pero aqui boy a dejarte uno de mis super comentarios xD que decirte me dejaste cautivada y atrapada con SUPA TOYZ y ahora me has vuelto a atrapar con esta historia, no se a lo mejor es por que has decidido escribir de SUJU y me e enganchado desde la primera palabra xD o que tengo tantas ansias de leerle algo tuyo nuevamente que con ver una actualización me vuelvo loca, Oh que escribes genial que leches xD jejejeje ( las cosas como son :P) pues eso que estoy con muchisimas ganas de saber que pasa con los chicos y saber como se va a desarrollar la historia por que vamos he visto por hay que somos mas de una con el preferido de Kyuhyun😛 eso es bueno he leido algo …. de que pasarán cosas con el o algo xD así que lo nombrarás un poquito mas en la historia xD jejeje me encantará leerlo y que mas decirte que me e enganchado a esta historia y esta vez te comentare desde el principio xD bueno no desde el principio si no desde el 3 capitulo xD ya me entiendes😛 muchos bss seguire por aqui Saranghae❤

     
    • Sensei

      20/01/2012 at 17:28

      wowwww un super comentario de iza al rescate!!! ^^ ooh cuanta falta me hacías *O*

      pues que bueno que te haya enganchado LRS, sinceramente he de decir que tenia mis serias dudas con la temática, no sé, hay gente que le gusta el romanticismo, historias cortas, nose k, y yo suelo ser mas de acción, drama, algo de risa, pero me gusta la acción aunque sea un genero complicado ^^ (me falta meterle mano al terror, pero ya veréis, que algo se cuece por ahí ;P)

      y si, Kyuhyun es un personaje importante, y me da pena no hablar mucho de otros, pero ciertamente son muchos sujus y habrá unos pocos personajes principales, mas bien los que rodeen a las chicas😉 y bueno…ya abras notado que falta gente por salir😛 jejeje supongo que en el siguiente o el 5º saldrán los nenes mayores ^^ (aunque Heechul está aquí también y es grande pero bueno, ya os explicaré jeje ;D)

      Me alegra mucho leerte, me anima y me inspira. Gracias ^^
      Sensei

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: