RSS
Gallery

Last Red Sun (CO-ED School + SuJu), capítulo 2

17 Apr

Título: Last Red Sun
Presente Capitulo 2: IRA
Fandom: COED School y Super Junior
Personajes: Especialmente es sobre las chicas de Co-ed School (Hyewon, Hyoyoung, Chanmi y Soomi) y los chicos de Super Junior.
Nº de palabras: 4 822
Clasificación: PG-13
-Resumen: Hyoyoung está en dentro de un escáner que va a leer sus recuerdos, por lo tanto el resto de capítulos constituyen el pasado que estamos conociendo a través de los recuerdos de Hyoyoung. Esta es una historia del espacio, es decir, ciencia ficción y además apocalíptica ya que la Tierra tuvo que ser abandonada pues el Sol está a punto de morir y una vez que esto sucede, la Tierra se destruirá. Por esta razón, la humanidad viaja en una gran nave por el espacio y entrena a jóvenes que estén dispuestos a realizar misiones para encontrar un nuevo planeta habitable. Hyoyoung y el resto de miembros de CO-ED School son estos jóvenes héroes, la última esperanza de la humanidad. Durante la expedición una serie de problemas conducirá al grupo de chicas a un terrible accidente del cual no saben si saldrán con vida.
-Advertencias: cierto lenguaje soez y promiscuidad en algunos personajes.
-Nota: Me inspiré escuchando Too Late (CO-ED School) y Don’t Don (SuJu)

CAP 2 ‘IRA’

soomi-co-ed-school-16970531-498-473

Aquellos números eran una buena señal, querían decir que todo iba sobre ruedas. Chanmi estaba en la zona de control de la nave y durante unos últimos minutos miraría por última vez aquellos indicadores antes de despegar la mirada hacia otra parte de la nave  y encontrarse con sus compañeras discutiendo.

De nuevo sus diferencias las hacían saltar. Esta vez era por la repartición de turnos. Soomi al ser la capitana, según ella debía ser la que más descansara y Hyewoon se oponía. Hyoyoung permanecía aparte y Chanmi tuvo que intervenir para poner paz. No era fácil entrar en la conversación una vez levantaban la voz y no escuchaban nada más salvo a ellas mismas, pero Chanmi supo imponerse.

―¡¡PARAD YA DE UNA JODIDA VEZ!!―tras su grito se hizo el silencio. Todas las jóvenes miraron a la Oficial― ¿creéis que peleándoos conseguiremos llevar adelante esta nave?―Chanmi les dedicó una dura mirada, sus ojos estaban muy abiertos y las miraba incrédula y al mismo tiempo con la severidad de un padre.

―La nave va sola, esto no lo pilota nadie―respondió agresiva Soomi dando un paso al frente.

―Ya, muy lista, pero no hablaba en sentido literal, me refiero a que somos un equipo y tenemos una obligación que cumplir con un mismo objetivo: mantenernos unidos y fieles los unos a los otros; nuestros tres pilares son respeto, orden y disciplina. Son esos los valores que aprendimos en la academia, así que dejad de ser unas niñas de parvulario y poneros cada una con vuestros quehaceres.

―Siento tener que contradecirla Oficial pero creo que en este caso la capitana está siendo injusta, debería realizarse una votación por parte de todo el equipo.―Hyewon intervino.

― ¿Cómo?―Soomi girándose hacia Hyewon iba a contraatacar pero en esos momentos sonó un altavoz desde el techo.

―Yo estoy de acuerdo con Hyewoon, creo que el tema de los turnos debería ser votado entre los grupos de las dos naves. ¿Cuándo nos vemos chicas?―Sungmin había estado escuchando toda la conversación y ahora estaba comunicándose con ellas desde un altavoz. Las naves estaban unidas con un túnel viajaba paralelo y que también podía separarse. Sin embargo normalmente el túnel lo mantenían habilitado para cualquier cosa.

Chanmi sonrió divertida ante la sorpresa de escuchar la voz de su amigo. Los chicos no tardaron en atravesar el túnel y dirigirse a la nave de las chicas las cuales, todas salvo Chanmi, comenzaron a acicalarse un poco para estar lo más presentables ante ellos. Incluso Hyewon en esto había empezado a cambiar.

De nuevo todos juntos el ambiente se volvía más relajado y una vez todos votaron las horas deseadas, Soomi se vio perjudicada finalmente. A regañadientes aceptó el resultado y se fue al mando de control siguiendo a las sonrientes Hyewoon y Hyoyoung.

Chanmi se quedó rezagada, quiso pasar un rato más con su hermano, necesitaba un fuerte abrazo de él.

―Uff…esto va a ser difícil― dijo mientras lo abrazaba apretando los parpados.

―Bahh tonterías…tu eres la mejor, hermanita, seguro que consigues sacarlo todo a la perfección, hasta ahora lo estás haciendo muy bien―sonrió Taewoon acariciándole la espalda.

― ¿Tú crees?― Chanmi lo miró insegura.

―Claro que sí, eres una Oficial excelente, no nos defraudarás―Taewoon achicó los ojos al sonreír y separándose un poco de su hermana peinó uno de sus mechones rubios platino y le dio un beso en la mejilla. Chanmi sonrió agradecida.

―Venga, ve con el resto de chicos… luego nos vemos en la cena.

Taewoon soltó una de sus manos y se dirigió hacia el túnel hecho de resistentes materiales translucidos. Al otro lado, en la entrada le esperaba Noori quien miró a Chanmi y le dedicó un movimiento de cabeza con una sonrisa, Chanmi sintió algo en su pecho. Era su corazón latiendo nervioso de amor.

**************************

 

El sonido de la comida masticada en sus bocas era señal de lo hambrientos que llegaron a la hora de la cena. Aunque aquel viaje no requería por el momento grandes esfuerzos físicos o mentales, quizás el aburrimiento les provocaba tal apetito. Ninguno lo sabía con seguridad. Sentados a lo largo de una larga mesa rectangular, durante la cena hablaron muy animados todos y Sungmin siempre ponía la nota de humor en todos los detalles de la navegación.

 

―Yoosung debe de estar sordo, le digo una cosa y siempre entiende lo contrario, Taewoon y yo nos echamos unas risas cuando le pedimos que revise cosas Jajaja.

―Sí, ayer mismo terminó revisando una pieza totalmente contraria a la que pedimos. Yo creo que durante la revisión médica se olvidaron mirarle el oído jeje―rio Kangho.

Yoosung frunció el ceño molesto pero al final tuvo que reírse aunque avergonzado.

―Bueno chicos al menos no os quejaréis de la nave en sí. No es difícil en absoluto.― comentó Hyewon.

―Cierto, los controles y los mapas, todo es muy intuitivo, es como que no tenemos ni que pensar―respondió Yoosung.

―Sí, puede que no haya que pensar pero bien que algunos de los aquí presentes se entretienen en dibujar en los mapas de navegación―comentó Kwangheng lanzando una mirada furtiva a Noori y Hyoyoung quienes se sonrojaron.

― ¡Fue su idea!―se quejó Hyoyoung señalando a Noori y todos rompieron en carcajadas.

Chanmi se quedó mirando a Hyoyoung detenidamente, estaba muy alegre, más de lo normal. Y además, en cierta forma se comportaba como si estuviera coqueteando con Noori. Chanmi en silencio se quedó pensativa, analizando la situación mientras sus compañeros seguían riendo por tonterías. Al final ella decidió pensar que aquello no podía ser; intentó espantar aquellos pensamientos oscuros y pensar en cosas más positivas, como la presente conversación. Chanmi se forzó a sonreír y escuchó de nuevo atenta a sus compañeros.

―Pues la verdad que de momento el viaje me está pareciendo muy aburrido, creí que sería algo más entretenido pero estamos siempre mirando botones, o el espacio, o las estrellas o cosas raras volando…y nada…no ocurre nada, solo avanzamos en la nada…―Soomi acababa de terminar de comer su plato donde antes hubo dos filetes de pollo y ahora estaba comiendo una pieza de fruta.

―No sé cómo puedes decir eso, desde arriba se escucha que te lo pasas de lo lindo chillando a tus compañeras―Noori sonrió mientras jugaba con una manzana en su mano, Hyewoon lo miró y rio para sus adentros por el comentario. A Soomi aquella apreciación no le hizo mucha gracia pero al final se rio junto al resto de sus compañeros.

Aquella nave disfrutaba de muchas ventajas, todo estaba automatizado con sensores de voz, y no necesitaban recoger nada, la nave era inteligente y enseguida enviaba robots de ayuda para cualquier cosa y sobre todo los usaban para la limpieza.

 

A final de la cena el grupo se dispersó. Algunos fueron a descansar y otros a sus puestos de vigilancia o al menos eso hicieron creer al resto. Aquel era el caso de Hyoyoung quien, tras peinarse una segunda vez aún en el baño, sacó su intercomunicador y marcó los dígitos de Noori. La puerta estaba entreabierta y Chanmi justo en aquellos momentos salía de su cuarto para dirigirse hacia la sala de máquinas para comprobar que todo iba bien pero entonces oyó el nombre de Noori. Se detuvo, reconoció la voz de Hyoyoung. Miró a su alrededor y encontró el origen con lo que pegó el rostro a la pared para oír la conversación.

chanmi-oyendo-conver

―Ey…sí, soy yo eh… ¿qué te parece si ahora nos vemos en la sala de recreativos? Sí, la número 5…ya…ahora no tenemos que navegar…además, yo no tengo ganas de dormir ¿vienes entonces? Ahh ok jeje te espero entonces. Jeje bye―Hyoyoung salió del baño muy sonriente y de sopetón se encontró con Chanmi pero apenas se inmutó, le hizo un gesto con la cabeza y se fue. Chanmi no sabía cómo sentirse. Con cierto temblor buscó un asiento y poco a poco se fue derrumbando. Todo lo que quería parecía que se lo arrebataban y aquello le daba unas ganas terribles de llorar. Pero no iba a permitir que nadie la viera llorar, de ninguna manera. Corrió hacia la zona de maquinas lo más rápido que pudo y se encerró para llorar a gusto. El corazón le oprimía el pecho con un fuerte dolor.

***************************************

―Jajaja no seas tonto, ¡suelta!―Hyewon estaba sentada en la mesa de la cocina acompañada de Kwangheng el cual le estaba tirando del brazo intentando bajarla del lugar. Estaban jugando y poco a poco estaban cada vez más cerca el uno del otro. De casualidad por allí pasaba Taewoon que se dirigía a descansar y entonces los vio. Aquello no le gusto en absoluto y como amigo de Kangho, necesitaba contárselo a este. Taewoon pensó que Kangho no podía vivir engañado por más tiempo. Por ello, intentó ser sigiloso y subió por el túnel en su busca, inconsciente del gran mal que iba a provocar.

*************************************

Aquello era imposible de mantenerlo limpio, de nuevo tenía la cara manchada de grasa

―Puf…menudo aspecto tengo que tener…­―pensó Sungmin mientras se secaba con la camisa la cara. Ahora iría a tumbarse pero dormiría con un ojo abierto, pues era capaz de tener un sueño ligero, así al mínimo aviso estaría de pie de un salto. Anduvo tranquilo quitándose las últimas manchas de las manos y entonces oyó un gimoteo. Asomó la cabeza a un hueco que había entre una pared y una taquilla y allí vio a Chanmi acurrucada como una niña pequeña, estaba llorando y al verlo se sobresaltó, pero ya era tarde para aparentar que no estaba llorando. Sungmin la había visto y sin pensarlo se agachó rápido.

― ¿Qué te ocurre Chanmi? ¿Qué tienes? ¿Te duele algo? ¿Te sentó mal la comida? Dime algo―posó una mano en uno de sus hombros. La nombrada apenas podía hablar, hacía gestos con la mano y negaba con la cabeza y luego sollozaba mientras las lágrimas y los recuerdos se agolpaban en sus ojos.

―No…Yo…oh dios…soy una estúpida― consiguió decir con el rostro mojado y la nariz rojiza.

 

―Espera creo que…aquí, tengo un último pañuelo, es el único que me queda limpio, ten, sécate la cara―Sungmin sacó de un bolsillo interior un pañuelo que cuidadosamente cogió para no mancharlo.

―Gracias…―Chanmi se sonó la nariz y se enjuagó las lágrimas, Sungmin volvió a preguntarle y Chanmi siguió sin querer decir nada. Tan solo era capaz de llorar con los párpados apretados mientras dejaba el pañuelo estrujando en una de sus manos que apoyaba en su boca.

―Mira, sé que quizás me tomas por un crío y que por eso no confías en mi pero…soy de los más mayores de mi clase y…de los más altos ehh jeje―Sungmin intentó sonar convincente pero incluso su explicación le hacía gracia a él mismo―y además, tengo un coeficiente intelectual grandísimo por lo que, sea cual sea el problema que tengas puedo ayudarte. No lo dudes―Sungmin intento dar calor con sus manos al cubrir las de ella y frotarlas con suavidad. Chanmi se rio triste y enternecida por sus palabras.

―No tonto, no te tomo por un niño es que…es demasiado personal y…oh…―Chanmi volvía a hundirse desesperada. Sungmin antes de permitir que volviera a agachar el rostro, lo cogió con sus manos y entonces hizo lo que hacía mucho tiempo deseaba hacer. La besó cerrando los ojos. El tiempo pareció detenerse entre los dos.

***********************************

Empezaba a hacer calor, los besos de Noori cada vez eran más insistentes, echados en aquel sillón ambos sabían que entre aquellas cuatro paredes insonorizadas podían hacer lo que quisieran pero entonces algo los distrajo. El intercomunicador de Noori pitó sonoramente, alguien le requería. Ambos suspiraron enojados. Hyoyoung se apartó algunos mechones del rostro y Noori se sentó y contesto al aparato.

―¿SIII? ¡¿Qué quieres ahora Taewoon?! ¡Estoy ocupado…! ¿eh…qué? ¿Que Kangho está peleándose con Kwangheng? ¡¡No jodas!! ¡Dios! ¡Voy para allá! ay madre…―Noori, se guardó rápido el teléfono y comenzó a abrocharse los pantalones. Hyoyoung se incorporó rápida y siguió a Noori cuando salió corriendo. Algo gordo estaba pasando y no tardaría en entenderlo todo. Mientras corría Hyoyoung recordó entonces aquel día a la salida de las duchas. La cercanía entre Hyewon y Kwangheng, y la reacción de Kangho…

 

*********************************************

No, aquello no era lo que ella quería. Chanmi abrió los ojos y se separó de Sungmin, se sentía débil y no quería confundirle a él. A ella no le gustaba, no podía besarle sin sentirlo verdaderamente.

―Lo siento Sungmin yo… no puedo.

―Chanmi espera, llevo mucho tiempo queriéndote decir que eres la chica más bonita que he conocido, la más valiente y la más humilde; en una palabra, la mejor y por eso, quiero que seas mi chica, lo supe desde el primer momento que te vi. Sé que puede que haya cierta diferencia de edad pero, sabes que no soy un cualquiera, yo soy tan bueno como el resto de chicos de aquí y quiero que me des una oportunidad… por favor…― Sungmin alzó las manos mientras Chanmi se levantaba azorada.

―Sungmin pero yo no…cielos esto…no quiero hacerte daño porque aunque yo te guste tú a mi no me gustas de la misma manera. No puedo corresponderte…y no es porque no seas un gran chico, al contrario, eres genial, eres asombroso pero…no…no puedo estar contigo…lo siento…

Sungmin hubiera seguido argumentando de no ser por los gritos que comenzaron a oírse desde las escaleras de la nave. Ambos miraron hacia arriba y se levantaron enseguida para ir a ver qué sucedía.

**************************************************

Taewoon ahora podía entender las consecuencias de sus actos y supo entonces que debería haber mantenido el pico cerrado.

ÇDS

― ¡NO KANGHO, PARA! ¡NO, POR FAVOR!―Hyewoon intentaba interponerse entre el nombrado que lanzaba puñetazos a Kwangheng pero Taewoon la sujetaba ahora ayudado de Noori que acaba de llegar. Hyoyoung vio llegar a Soomi, Chanmi y Sungmin desde diversos pasillos. Yoosung por su parte intentaba separarlos pero Kangho lo echaba lejos a codazos. Estaban todos reunidos en la cocina y durante el alboroto, los dos chicos se tiraron contra el fregadero y rompieron uno de los grifos, haciendo saltar un enorme chorro de agua. Varias alarmas saltaron y muy pronto todo se encharcó pero a los chicos les dio igual y siguieron dándose puñetazos y patadas. Hyewon no paraba de gritar.

Sungmin y Chanmi intercedieron y al fin consiguieron ayudar a Hyewon y Yoosung para separarlos. Kangho mientras era arrastrado chilló rabioso:

―¡¡¡Maldito seas, hijo de perra!!! ¡¡Hyewoon era mía!! ¡¡Lo sabías y aun así me la quitaste!! ¡¡Eres un asqueroso egoísta y una mierda de amigo!! ¡¡Ahí, soltadme joder!!

Kwangheng se levantó ayudado por Hyewoon, le sangraba la cabeza y un labio lo tenía partido. Un robot no tardó en aparecer y arreglar el grifo. De nuevo cuando la calma volvió al lugar al haber desaparecido Kangho, todos se miraron los unos a los otros y estaban totalmente mojados. Junto a Kangho se quedaron Yoosung y Noori. Poco a poco los robots de ayuda se dispusieron a limpiar y a arreglar el estropicio y el grupo se dispersó por completo. Aunque aquella noche, de nuevo alguna norma sería pasada por alto y los grupos que siempre se separaban para dormir, en esta ocasión se mezclaron: así Kwangheng se quedó con las chicas y el resto de chicos se llevaron al capitán, por miedo de que este más tarde decidiera hacer alguna locura. Ya de nuevo todos en sus habitaciones Soomi que pasaba por el pasillo secándose el pelo con una toalla se detuvo frente al cuarto abierto de Hyewon. Allí desde el marco de la puerta se quedó mirando como Hyewon curaba las heridas de Kwangheng.

― ¿Te duele?―preguntó ella preocupada. Kwangheng sonrió.

―Merece la pena, si después vas a venir tú a curarme…―ante aquello Hyewon apretó intencionadamente. Kwangheng se quejó dolorido.

Soomi hizo una mueca de asco. Los envidiaba y al mismo tiempo le provocaba ternura, se marchó airada a su cuarto donde cerró de un portazo.

Aún el pelo lo tenía algo húmedo y por eso, seguía insistiendo con la toalla. Su cuarto era entero de color de rosa y se disponía a sentarse en su escritorio cuando de repente se percató de algo extraño.  En la pared de su habitación, el conducto de ventilación estaba abierto. ¿Cómo podía estar eso abierto? Antes no lo estaba, y era imposible que se abriera solo. A menos que alguien tuviera acceso a su cuarto y solo Soomi lo tenía. La joven comenzó a sospechar algo malo. Aquello no le gustó nada. Miró a su alrededor y no notó nada cambiado de sitio. Avanzó hasta el conducto y observó su interior, no había nada ni se escuchaba ningún ruido. Levantó la tapadera metálica y volvió a encajarla. Desde aquel momento decidió que estaría muy atenta a cualquier detalle extraño en la nave.

——————————

―Eh… ¿no había tres porciones grandes de queso aquí?―Preguntó Taewoon mientras rebuscaba en una de las neveras. Chanmi lo miró extrañada.

―Deben de estar ahí, nosotras no hemos comido queso hoy.

―Pues no, no están, y tampoco están los embutidos. Oye, ¿no te habrás hecho tú un bocadillo bien gordo sin permiso, no?―Taewoon la miró con expresión de desaprobación y Chanmi torció el gesto enfadada.

―Si me estas acusando de robar comida ya puedes acusar a otra persona porque yo no he cogido nada.

―No te estoy acusando es solo que tu eres la responsable de estas cosas y deberías saber porque falta tanta comida.

―Pues no lo sé, yo no he aprobado ningún banquete extra oficial, así que pregunta a los chicos, quizás hayan sido ellos.―Chanmi sonó arisca. Últimamente sus maneras habían cambiado un tanto, aparte de tener un humor muy voluble. Taewoon ciertamente confuso se quedó mirándola y luego reparó de nuevo en la nevera.

―Vale vale…pero tampoco te pongas así…dios…¡qué humores tenéis las mujeres…!―Taewoon salió con cara de cansancio de la cocina, Chanmi lo vio irse, miró hacia otro lado y emprendió el vuelo hacia el cuarto de las chicas para interrogar a la única que sería tan egoísta como para comer ella sola todo aquello. Fue directa hacia la habitación de Soomi.

― ¡¿CÓMO?! ¡¿Me estas llamando glotona?! Mira, yo no he robado nada, no me gusta el queso, y no sé cocinar, ¿vale? ¿Y para que yo iba a querer robar comida? ¡¡Venga ya!!―Soomi de pie discutía a escasos centímetros del rostro de Chanmi, esta la reprendía, la mandaba callar, pero nada, la discusión duró hasta que la alarma de reunión sonó en la nave. Al parecer habían desaparecido más cosas. El Capitán Kangho y la Capitana Soomi discutieron el tema y pusieron unas normas de horarios, además de una clave de seguridad. No se habló más del tema.

 

———–

Hyoyoung miraba distraída los mapas. Todo seguía su curso, todo latente y sin cambios. La nave avanzaba siguiendo las coordenadas de un posible nuevo planeta donde sobrevivir. Ya habían pasado varios días desde los incidentes con el capitán y el tema de la comida. De momento todo parecía volver a mantenerse en calma sin novedades aunque obviamente la tensión era palpable. Kangho y Kwangheng no se hablaban, y solían estar separados por varios metros, incluso en las comidas cada uno se sentaba en los extremos. Hyoyoung estaba preocupada, aquello no era lo que imaginaba que sería viajar con sus amigos…ella imaginaba algo feliz, algo divertido y ahora, todos estaban apáticos y recelosos. Notaba a Chanmi muy rara con ella, sus respuestas eran cortantes, frías, ásperas. Algo le pasaba pero Hyoyoung no era de las que preguntaba, le daba miedo empeorar las cosas y prefirió no preguntar nada. Miró a su derecha, Hyewon llevaba el mando de la nave, se encargaba de destruir posibles objetos que pudieran dañar la nave. Hacía un buen rato que no se acercaba ningún fragmento de meteorito, satélite u otro tipo de basura espacial. Hyewon tenía aspecto de estar cansada. Hyoyoung quiso hablar de algo con ella.

―Ey… ¿qué haces?

― ¿No lo ves? nada― Hyewoon no la miraba

―Oh, bueno sí…eso lo veo pero solo quería…eh… ¿Estás bien?―Hyoyoung esperó que su compañera tuviera ganas de hablar.

―Bueno…simplemente ‘estoy’…―fue su respuesta.

― ¿Puedes mirarme? es que siento que estoy hablando con una máquina averiada y no me creo que simplemente ‘estés’. Debes…no sé, después de lo que pasó con Kangho y Kwangheng no has dicho  nada y creo que te vendría bien desahogarte con alguien. Yo sé escuchar.―Hyoyoung realmente parecía estar dispuesta a ayudar. Hye sin embargo no estaba por la labor de abrirse a ella.

― ¿Ah sí? pues estoy bien, ¿vale? Gracias por tu preocupación―dicho esto Hyewoon dejó de mirarla, para volver a lo suyo. Hyoyoung se sintió dolida, ¿por qué la trataba así? ella volvió a sus mapas también.

Y así sin hablarse la una a la otra hubieran seguido de no ser porque de nuevo la calma se desmoronaba en la nave. Nuevos gritos provenientes de la cocina retumbaban en cada pared de la nave de las chicas. Hyewoon y Hyoyoung se miraron alarmadas: ¿Qué sería esta vez?

No hizo falta que corrieran hasta la culpable, esta vino hacia ellas siendo arrastrada de los pelos. Soomi era quien la llevaba y todas las chicas se quedaron boquiabiertas frente al descubrimiento. Soomi soltó a la pequeña Eunkyo y cayó al suelo de rodillas. Dio un nuevo chillido. Hyoyoung miró a Soomi, a su lado apareció Chanmi que palideció, Hyewon dio unos pasos y miró muy asustada a la joven de 14 años.

 

― ¿Cómo…cómo es que ella está aquí? No, no debería… ¿qué…?―Hyewon era incapaz de hablar con claridad.

―Esta es la culpable de que ahora estemos sin apenas alimentos―La voz de Soomi sonaba llena de odio.

― Eunkyo-ssi ¿cómo habéis entrado aquí?―Chanmi comenzó a interrogarla mientras le ofrecía un asiento como si de una princesa se tratara. Prácticamente era lo más similar a una princesa que habían conocido jamás. Eso sí, una de las más insolentes e insoportables. Su fama le precedía.

―Entré el día de la despedida de las naves, mientras mi padre daba un discurso, la nave estaba siendo limpiada y me metí en uno de los robots limpiadores, así entré aquí, luego me escondí en el sistema de ventilación y aquí estoy.―Mostró una amplia sonrisa de suficiencia.

― ¿Qué hacemos? ella no debería estar aquí, no puede, ¡¡es la hija del Presidente!! Es una boca más que alimentar y no tenemos suficientes provisiones.―dijo Hyewon muy preocupada mirando al resto de compañeras.

381px-5

Eunkyo-ssi

―Mira guapa yo entré aquí porque quería viajar, soy la hija del Presidente y me tenéis que tratar con más respeto, no como a la estúpida de la capitana que tenéis. Así que ahora mismo os ordeno que dispongáis un cuarto para mi sola y me sirváis algo de limonada. ¡Ya!

― ¡Mira niñata asquerosa, no sabes en el lío que te has metido, para empezar aquí ninguno de nosotros será tu sirviente y segundo, tú te vas a quedar en una sala encerrada hasta que aprendas modales y…!―Soomi se enfrentó a Eunkyo.

― ¡CÁLLATE AHORA MISMO! ¡SILENCIO! ¡ME DEBES LEALTAD!―la niña se enfrentó a Soomi, esta la miró con fiereza.

Chanmi y Hyewoon se miraron aterradas.

 

―Por favor Eunkyo-ssi, cálmate…te llevaré a una habitación donde podrás disfrutar de todas las comodidades pero, por favor…cálmate y no armes más escándalo, esto no es una nave de turismo, estamos llevando a cabo una misión arriesgada y estamos perdiendo tiempo para…

 

― ¿Que me calme? dile a la tía esta de pelo verde que se calme ella, yo aquí soy la única que puede hacer lo que quiera, para eso mi padre es el Presidente.

―¡¡Oh dios mío no!!― Hyewon corrió hacia su puesto y Chanmi instintivamente se giró hacia la ventana frontal de la nave, sin saber porqué tenía un mal presentimiento. Miró y sus ojos se agrandaron del estupor. Un trozo de metal iba a impactar contra ellos. El impacto era inminente, la nave se sacudió ferozmente. Todas las chicas se tambalearon, Chanmi intentó recuperar la estabilidad y analizar los daños con la ayuda de Hyoyoung. Del altavoz del teclado surgió la voz de Kangho.

―Chicas, ¿Estáis bien? ¿Qué ha sido eso? ¿Qué está ocurriendo ahí?―Kangho escuchó varias voces gritar. Una de ellas sonó extraña.

―Un…un objeto, chocó contra nosotras, estoy comprobando que no haya dañado demasiado la nave.―respondió Chanmi angustiad lanzando miradas de terror hacia Eunkyo que era sujetada por Soomi.

―Pero qué… ¿como ha sucedido eso? Se suponía que tú debías evitar que…―Kangho achicó los ojos. La comunicación empezaba a sufrir interferencias.

―Sí, ya, pero…¡¡tenemos un ENORME problema aquí abajo Kangho!! ¡¡Tenemos una polizona!!―alzó la voz Chanmi mientras apretaba los controles que empezaban a fallar.

― ¿Una qué? ¿Qué dices?, no te escucho bien yo…ooo…rrrr…ssssschhh…

Las luces de la nave tintinearon, algo estaba yendo mal.

―¡¡Maldita niña!! ¡¡¡Suelta eso!!! ¡¡No toques nada!!―Soomi volvía a gritar a la joven.

―¡¡¡Si no me obedecéis ahora mismo pulsaré los botones que me den la gana!!!―chilló perdiendo la cordura.

―¡¡No!! ¡¡¡Para, quieta!!!―Chanmi corrió a sujetar a la niña pero esta la esquivó y se resbaló en el intento. Eunkyo corrió hacia una de las puertas y sujetó una palanca, Soomi había desaparecido. Hyoyoung intentó actuar.

―No bajes esa palanca princesa…esa palanca cierra el túnel de las naves…no…bajes…esa…―su voz contenía miedo, pero intentaba por todos los medios sonar tranquilizadora. Hyoyoung mantenía las manos en alto y su voz era pausada. Apenas pestañeaba.

―¡¡EUNKYO!!―la voz atronadora de Soomi volvía a aparecer― SI NO SUELTAS ESA PALANCA ME VERÉ OBLIGADA A UTILIZAR ESTO― el grupo de chicas se quedaron sin aliento cuando vieron a Soomi entrar armada. Tenía alzada una pistola y apuntaba a la princesa. La princesa sin embargo, no pareció asustarse.

― ¿Vas a dispararme? ¿A mi? ¿A alguien más importante que tu, una miserable mujer infértil? ¿Sabes que si lo haces te ejecutarán? No seas tan estúpida Soomi.

―O sueltas la palanca o disparare a esa bonita cara que tienes …―Soomi no bajaba el arma, se mantenía firme. Chanmi, Hyewon y Hyoyoung miraron a Soomi, quisieron correr hacia ella, arrebatarle el arma pero no hubo tiempo para reaccionar.

La princesa bajó la palanca y Soomi apretó el gatillo. La bala rozó la sien de la princesa y rebotó en el techo dando finalmente en el teclado de la nave. La nave comenzó a temblar y a soltar chispazos y humo. Chanmi solo pensó en una cosa. Su hermano. Corrió hacia el puente de enlace, quizás aun pudieran llegar hasta ellos y subir a su nave. Las chicas corrieron, llegaron a la zona y vieron que los chicos también corrían en su ayuda, estaban atravesando el túnel cuando las puertas se cerraron entre ambos. Taewoon fue de los primeros en chocar contra el cristal y gritar el nombre de su hermana. Chanmi gritó pero no podían oírse. Golpearon el cristal, Soomi intentó disparar pero la compuerta se estaba separando, las naves estaban separándose y poco a poco la nave de las chicas se alejó de la de los chicos saliéndose de la ruta zanjada. Chanmi entre lágrimas y con las manos pegadas al cristal observó a su hermano hacer lo mismo, una gran distancia poco a poco se iba abriendo hasta que las naves quedaron muy alejadas.

Las chicas habían perdido el control de todo.

La sangre estaba cubriendo el suelo de la base de control cuando volvieron corriendo para intentar controlar manualmente la nave. Hyoyoung se agachó para tomar el pulso a la princesa pero era tarde. Estaba muerta y no por el disparo, sino por el golpe que luego se dio al caer contra uno de los muebles metálicos. El charco de sangre cada vez era más grande, Hyoyoung retrocedió pero se resbaló con la sangre y tropezó, gritó angustiada.

Chanmi la llamó, necesitaba su ayuda para recuperar el rumbo de la nave de los chicos pero la nave estaba como loca, no respondía a los mandatos suyos ni los de Hyewoon. De repente, estaba programándose sola, buscando un nuevo destino, todo se tambaleó, y las chicas tuvieron que agarrarse a lo primero que encontraron. Soomi miró el cuerpo sin vida de la princesa, empezó a resbalarse por el suelo bajo la impulso de cambio de rumbo. Soomi palideció,

―La he matado…la he matado…he matado a una niña…―una lágrima bajó por su mejilla como una perfecta línea divisoria.

Las luces volvieron a parpadear. El espacio negro se las estaba tragando y sin saber cuál era su nuevo destino, las chicas se sintieron caer hacia las profundidades de una oscura pesadilla.

Pero de repente, las luces de emergencia se activaron, casi en penumbra y con luces azules una pequeña pantalla se iluminó indicando el nuevo destino. Hyewoon desde el suelo lo leyó y suspiró asustada.

―Oh cielos…nos dirigimos hacia la Tierra…

Aquella extraña sensación de caída se incrementó, la nave estaba cogiendo velocidad, estaba siendo atraída hacia su destino, entrando en la órbita de la Tierra. Las chicas se abrazaron esperando el impacto pues su nave apenas respondía y no sabían que iba a ocurrir. El planeta Tierra estaba frente a ellas medio iluminado por un sol rojo que se moría. Había llegado el fin, estaban seguras: iban a morir.

 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

 
 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

2 responses to “Last Red Sun (CO-ED School + SuJu), capítulo 2

  1. Aline Payacan Rojas

    13/01/2012 at 18:38

    me encanta!!, pliss continualo!

     
    • Sensei

      14/01/2012 at 08:35

      heyyy!! Hola Hola!! ^^ Muchas gracias por comentar en esta historia!! yo ya casi he terminado de escribir LRS cap 3 ^^ así que puede ser que hoy publique!
      De nuevo GRACIAS!! :DDD

      Espero mas comentarios tuyos n__n!!!

      sENSei~*

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: