RSS

“NEVERLAND”, capítulo 4

20 Jan

“Pesadillas”

La calma parecía llenarlo todo lentamente, en especial desde que parecía no haber forma de retroceder. Misteriosamente una de las contrapuertas se había cerrado y todos habían quedado encerrados en aquel fuerte de metal y hielo. Hoon llevaba rato intentando traspasar las paredes, pero aquel no era un metal cualquiera, era especial y Hoon no era capaz de pasar a través de él. Una vez se dio por vencido se sentó molesto consigo mismo y observó a su alrededor. El ambiente no pintaba nada bien. Eryka llevaba horas sin hablar, en concreto no quería dirigirle la palabra a Chansung lo que estaba creando muchas dudas y tensiones en el grupo. Sobre todo en AJ. Hoon lo miró detenidamente como se levantaba y se dirigía hacia Chansung que en un rincón parecía meditar.

-¿Puedo hablar contigo?- preguntó claramente nervioso, como a punto de saltar de un momento a otro. Chansung que estaba limpiando sus gafas volvió a ponérselas sobre el puente de su nariz y miró muy serio al joven.

-Si es para recriminarme algo no, ya tengo suficiente con esta situación y pensar cómo podemos salir de aquí.

-¿Y qué pasa con Eryka? Ella está mal, necesita descansar en un sitio cómodo… no en esta máquina frigorífica… ¿cómo has podido traernos a un sitio así?

-¡Silencio! ¡¡Calla de una vez y vuelve a tu sitio!!- vociferó el líder del grupo.

Los demás allí presentes tiritaron amedrentados.

Eryka envuelta en una chaqueta prestada se apretó contra sus rodillas flexionadas y escondió medio rostro, arrebujándose en sus ropajes.

-No entiendo por qué la base está en este estado… ¿qué habrá podido pasar?- susurró inquieto Soohyun mirando a Hoon. Ambos estaban sentados junto a Eryka que permanecía con la mirada clavada en el suelo pero atenta a su conversación aunque pareciera lo contrario.

-Chicos… por favor… de ahora en adelante intentemos concentrarnos en averiguar cómo salir de aquí y…

-No, yo quiero saber qué ha pasado… quizás estén aquí… ¡quizás atrapados como nosotros!- afirmó AJ preocupado. Eryka levantó la mirada y le miró esperanzada.

-Podemos investigar y llegar a la verdad de este asunto, pero eso deberá ser mañana… por el momento intentemos descansar… yo haré guardia toda la noche… buenas noches- terminó diciendo Chansung sin permitir que nadie añadiera nada más. Hoon y Soohyun se recostaron sobre las telas de los trineos de vela. Estaban muy cerca de Eryka que hecha un ovillo parecía dormir. Pero no era así. AJ pudo comprobarlo cuando se acostó al otro lado que quedaba libre y se miraron a los ojos. AJ se acercó aún más y alzó una mano. Sus dedos rozaron la mejilla de ella.

-Tranquila… todo saldrá bien… nosotros te protegeremos…- aseguró llenando sus ojos de verdad y confianza.

Eryka cerró sus ojos lentamente y se abandonó a un tibio sueño mientras los muchachos se acercaban más a ella y de esta manera todos sentían un poco menos el frío.

Chansung que había conseguido encender fuego con varios de los trineos observó al grupo de jóvenes todos juntos. Sonrió triste. Hacía tiempo que no se sentía tan solo.

Uno de los últimos pensamientos que Eryka había tenido antes de caer dormida fue el de volver a soñar con Kiseop. Antes de abrir los ojos esperó unos segundos, quería hacerlo lento porque tenía miedo de que su sueño se esfumarse, y así lentamente abrió poco a poco los párpados y reconoció la figura de un chico, Eryka sonrió levemente. Estaba de espaldas a ella, y miraba por una ventana. La joven abrió por completo los ojos pero para su mayor decepción el chico junto a la ventana resultó ser Hoon. Eryka avanzó cautelosa y apoyó una mano en su hombro mientras miraba a  su alrededor. Aquella habitación se parecía a la de Kiseop pero la decoración era diferente.

Hoon la miró unos instantes y luego volvió a mirar como hipnotizado hacia la ventana. Eryka cuando reparó en la ventana, vio entonces que fuera de esta había un campo verde de altos tallos de hierba recortado por un cielo gris lleno de nubes veloces. A lo lejos se dibujaba una figura, alguien que avanzaba hacia la casa. Era una chica, una chica que llevaba un vestido rojo y una blusa de cuadros blanca abierta. Hoon sobrecogido miraba muy tenso hacia la chica. Eryka lo llamó pero este no respondía. Estaba totalmente ido. Lo que Eryka no sabía es que aquella chica se trataba del primer amor de Hoon, la primera chica de la que se enamoró locamente y que se trataba de su niñera. Desgraciadamente esta pereció en un accidente de tráfico muchos años atrás. Eryka mientras la veía avanzar sonriente y como jugando dando pequeños saltos, tuvo un mal presentimiento de que aquello no podía significar nada bueno.

-Hoon… deberíamos buscar una forma de salir de aquí… tenemos que encontrar a un amigo mío… se llama Kiseop… él seguramente nos puede ayudar… Hoon… ¡Hoon!- no importaba cuan fuerte lo pronunciase, o que tirase de la camisa de él, Eryka era ignorada y Hoon se dirigió hacia la única puerta que había una vez vio que su primer amor se dirigía hacia donde ellos se encontraban.

Hoon esperó paciente, ignorando las voces de Eryka y finalmente alguien pegó a la puerta. Eryka sintió un gran pánico. Intentó controlar los brazos de Hoon, no permitirle que abriese la puerta pero Hoon era demasiado fuerte y sus intentos fueron inútiles.

Cuando la puerta se abrió de par en par al otro lado no había nadie, tan sólo entró una fuerte ráfaga de viento que sacudió el espeso cabello de Eryka y forzó a Hoon a cerrar momentáneamente los ojos. Este cerró la puerta y miró a sus pies. Allí había un sobre de color rojo. Eryka lo vio, observó como Hoon lo tomaba entre sus manos y extraía  una parte de un pequeño papel. Eryka atenta esperó alguna afirmación pero en lugar de eso solo contempló horrorizada como los ojos de Hoon se tornaban blanquecinos y tiraba a un lado la carta para alzar sus manos y dirigirlas hacia el cuello de ella. Sorprendida y sin fuerzas, Eryka se vio sujeta del cuello hasta que ambos cuerpos cayeron sobre la cama que estaba pegada a la pared y Hoon se montó a horcajadas sobre ella. Eryka no se esperó que el de repente empezara a besarla por cualquier parte que alcanzara. Esta protestó, pataleó, intentó quitárselo de encima pero era muy pesado. Las manos de Hoon volaban por su vestido y querían arrebatárselo. Eryka chilló impotente y de una patada consiguió tirar a un lado a Hoon. Ella también se tropezó y gateó por el suelo pero Hoon agarró uno de sus pies. Eryka sintió que era arrastrada y opuso resistencia, avanzó en sentido contrario por el suelo hasta que el extremo de sus dedos pudo cazar la carta roja que abrió con rapidez y leyó en un instante. Esta decía:

Haz lo que quieras con ella

Eryka abrió los ojos de par en par. Aquella sórdida orden en letras cursivas sobre el papel rojo la había dejado petrificada en el lugar. Pálida se giró levemente hacia Hoon que se había quedado quieto también. Un hormigueo en sus manos le indicó cierto movimiento. Eryka volvió a mirar el papel y descubrió que este estaba deshaciéndose en sus manos hasta quedar hecho pequeñas trizas.

Hoon volvía a ser el mismo que aunque confuso no dudó en interesarse por Eryka y preguntarle donde estaban.

-Esto es un sueño… no es real… lo que no sé es si es el mío o el tuyo…- habló lentamente, como ida.

-Eryka… ¿estás bien? Estás muy rara- se preocupó el chico.

-Sí, es solo que…- Eryka le miró de repente con intensidad- debemos salir de aquí cuanto antes y encontrar a Kiseop, él puede ayudarnos.

-¿Kiseop? Espera…ese chico creo que le conozco…

-¡Vamos!- Eryka tomó la mano de Hoon sin estar dispuesta a perder más tiempo y cuando el manillar de la puerta giró bajo sus dedos, al otro lado de la puerta apareció un blanco pasillo. El lugar parecía a veces estrecho y otras anchos. Mareados por el efecto óptico los jóvenes anduvieron con tiento, mirando detenidamente las puertas y a sus espaldas por miedo a cualquier cosa que pudiera asaltarles durante el trayecto. Eryka iba delante y una vez que giró en una bifurcación del camino, al fondo divisó una figura de pie. Quieta como una estatua. Eryka se detuvo de golpe haciendo que Hoon se chocara contra su espalda y protestara.

Eryka avanzó a cada paso un poco más confiada al ver que se trataba de un chico más joven que ellos, de aspecto tranquilo y dulce. Vestía un jersey blanco y unos pantalones grises cortos. Les estaba esperando con una sonrisa dibujada en los labios. Eryka sonrió levemente para ser amable.

-Hola… mi nombre es Eryka…y este es Hoon…estamos perdidos… ¿podrías ayudarnos? Necesito encontrar a alguien y…

-Hola, me llamo Dongho y si quieres mi ayuda tendrás que jugar conmigo… ¿te gustan las películas de zombies?- preguntó con tono infantil. Eryka no supo que contestar. Aquella pregunta no era la más oportuna. Hoon escuchó un chasquido a su espalda y al mirar dio un repullo. A lo lejos aparecían figuras de zombies que andaban en su dirección. El pasillo había cambiado, ahora se resquebrajaba y podía verse un oscuro cielo y una especie de bosque que envolvía una cabaña. Eryka emitió un grito ahogado. Dongho rio divertido.

-Si adivinas el título de esta película de zombies te ayudaré a encontrar lo que buscas…

Hoon aterrorizado observó como los zombies comenzaban a acercarse cada vez más rápido y tuvo que empezar a huir y a esquivarlos pues, por si fuera poco, estos iban cargados con grandes armas blancas como sierras, cepos y toda clase de objetos de tortura. Entre gritos el joven huía e imploraba piedad pero Dongho, no hacía otra cosa más que sonreír y soltar leves risitas de disfrute. Eryka estaba paralizada. Gritó al ver que uno de los zombies se acercaba a ella. Esta se colocó detrás de Dongho y el zombie se giró y se unió a la persecución de Hoon. El asustado muchacho corría y saltaba como una gacela perseguida por leones. Hoon entonces pensó en sus poderes, en que podría usarlos para traspasar alguna pared, pero entonces, cuando ya pensaba que lo iba a lograr y le faltaban pocos pasos para traspasar una pared, Eryka gritó:

Cavin in the woods! El nombre de la película es Cavin in the woods!- al decir aquello los zombies se esfumaron y Hoon que no le dio tiempo a frenar en seco se encontró con la dolorosa pared. Aquello significaba que sus poderes no funcionaban. Hoon había perdido el conocimiento.

Dongho soltó una carcajada y alejándose de Eryka clavó sus ojos luciendo una astuta sonrisa:

-Has sido muy lista…quizás no suficientemente rápida… espero que las películas de monstruos se te den mejor…porque ahora viene una…- Dongho sonrió malévolo mientras de la nada, un enorme seto de color verde oscuro crecía bajo sus pies alzándolo sobrepasando la altura de Eryka que lo miró asustada como Dongho ascendía y se detenía a dos metros de altura sobre ella.

Cuando la adolescente giró sobre sus pies, a sus espaldas el escenario había vuelto a cambiar. Un enorme y oscuro laberinto cercado por muros de arbusto se alzaba imponente y misterioso. Eryka escuchó pasos. No era el sonido de suelas, era algo más similar al ruido de un animal. Como pezuñas que acompañadas de una turbadora respiración se oían cada vez más cerca, como a punto de girar una de las calles y aparecer en uno de los lados de Eryka.

Eryka sin pensarlo empezó a correr, Dongho que andaba sobre los setos la siguió muy entretenido y riéndose de ella cada vez que esta encontraba una calle sin salida. Finalmente al bordear una esquina Eryka se encontró con su espeluznante perseguidor. Con forma humana y al mismo tiempo similar a un alienígena, era un ser sin pelo, de arrugada y desnuda piel que un poco agachado levantaba sus manos en cuyas palmas había ojos abiertos que miraban sedientos de encontrar a su presa.

-Mierda… esta película la he visto pero no me acuerdo del título… ¡mierda mierda mierda!

El reflejo de la delgada figura de Eryka brilló en los ojos de la bestia de sucios y deformes incisivos que avanzó hambrienta en su busca.

Ella gritó el nombre de Kiseop asustada antes de esquivar al deforme ser. Dongho lanzó una carcajada cerrando los ojos, riendo a pleno pulmón. Eryka se había tropezado y estaba en el suelo. El monstruo con goteante saliva de sus labios se precipitaba sobre ella.

———————-

¡KISEOP!

La voz de Eryka resonaba entre las cuatro paredes de su habitación desde hacía un buen rato. Kiseop colérico aporreaba la puerta, tiraba del manillar, intentaba salir pero no podía. En el exterior Eli lo mantenía prisionero.

-¡¡Eli, déjame salir!!- gritó.

-No hasta que me digas el nombre de ella…- respondió el otro que muy tranquilo dejaba descansar su espalda sobre la trémula puerta.

-¡No!- gritó desde el interior Kiseop.

-Tú mismo, pero ella ya está con Dongho… ¿escuchas sus gritos verdad? Creo que se lo están pasando de miedo… jeje- afirmó el otro con una perversa sonrisa.

Kiseop se detuvo y dejó apoyada su frente sobre la puerta. Con puños cerrados aporreo la puerta una vez y arrastró con fuerza sus manos por la puerta. Tenía que salir, si no lo hacía no sabía cuál podía ser el destino de Eryka. Aquellos dos estaban locos, habían perdido totalmente la cordura y eran capaces de cualquier cosa. Kiseop rendido por la preocupación finalmente movió los labios:

-Eryka… su nombre es Eryka…- su tono de voz era pesado y desamparado.

-Buen chico, Kiseop… buen chico…- Eli sonriente se retiró de la puerta y mientras avanzaba despreocupado se desvaneció en el aire. Kiseop abrió la puerta con violencia y miró en ambas direcciones y emprendió una carrera hacia la derecha, deseando que no fuera demasiado tarde.

———————————

El monstruo de nuevo se lanzaba a por ella pero Eryka no se iba a dejar coger tan fácilmente, su instinto de supervivencia avivado por la carrera y por el recuerdo de sus amigos y especialmente el de Kiseop no se lo permitía. Ella era mucho más rápida y ágil que el monstruo así que en un spring Eryka saltó y escaló por el seto huyendo de los huesudos dedos del engendro. Dongho dejó de reír al instante y segundos después la joven, sudorosa y sin aliento, lo agarraba con violencia del cuello de la camisa y tiraba de él sujetándolo con formidable fuerza. Dongho tembló visiblemente al ver su amenazadora mirada.

-¡Para este juego ya si no quieres sufrir las consecuencias!- bramó la joven imponiendo su autoridad de chica mayor que él.

De inmediato la pesadilla se esfumó y volvían a estar en los blancos pasillos del búnker bajo la luz de las alargadas lámparas.

-Dime por donde tengo que ir para encontrar a Kiseop!-  inquirió zarandeando al más joven.

-¡¡Por esa puerta!!- alzó la voz temeroso Dongho, señalando con un dedo una puerta que había a la izquierda no muy lejos de donde estaban ellos…

-Muy bien- Eryka giró el rostro y vio que Hoon continuaba inconsciente. Volvió a mirar a Dongho- Voy a buscar a Kiseop, mientras, ocúpate de que no le ocurra nada a mi amigo, o de lo contrario te juro que voy hacer de tu vida un infierno del que no podrás salir, ¿me he explicado bien?- la voz ácida y cruel de Eryka había calado hondo en el cerebro de Dongho quien como un niño pequeño contraía el rostro lleno de miedo y asentía repetidas veces.

Eryka lo soltó con rudeza y corrió para internarse en un nuevo pasaje. Dongho tirado en el suelo inspiró profundamente y miró hacia Hoon. Este comenzaba a desaparecer. Dongho supo que debía de estar despertando.

—————————–

Un alto zumbido se había introducido en sus oídos y lo despertó de inmediato. Soohyun abrió los ojos adormilado y con dificultad, como si su peso fuera mayor de lo normal intentó ponerse en pie. Se sentía mareado y totalmente desorientado. Estaba allí donde el grupo había acampado pero ahora no había nadie salvo él. Soohyun llamó a sus amigos, a Eryka y a Chansung pero no obtuvo respuesta. Ante tal situación avanzó cauteloso y llegó a un pasillo en cuyo final había una puerta cerrada bajo la cual, una rendija de luz tintineaba. Soohyun arrugó la frente confuso y con cierto miedo. Avanzó. Quizás allí estaban sus amigos, pero aun no escuchaba sus voces.

-¿AJ…? ¿Hoon…? ¿Estáis ahí?- probó suerte pero nada. Al llegar junto a la puerta, la accionó y al abrirla un charco de agua regó el suelo extendiéndose hasta sus suelas. Soohyun echó una maldición.

-Pero qué….- receloso Soohyun terminó de abrir y se internó en la habitación y entonces le vio.

-¿Kevin? oh no…- Soohyun corrió y de rodillas zarandeó al muchacho que acurrucado en una esquina parecía estar inconsciente. Este bajo sus palmadas y su insistente voz pareció despertar y lo miró como drogado.

-Ah… mi cabeza…- Kevin se llevó una mano a la sien-… ¿Quién… quién eres tú?- reparó en Soohyun.

-Tu nombre es Kevin ¿verdad? Hace tiempo estuve una vez aquí, con unos amigos… y te vi en el laboratorio del profesor… ¿dónde están todos? Nosotros hemos vuelto y todo parece estar abandonado… ¿y el profesor? ¿Dónde está el señor X?- inquirió preocupado e intentando forzar a Kevin a que lo mirara directamente a los ojos. Las manos de Soohyun lo sujetaban de los brazos.

-El señor X…no…Él no está vivo…- gimió pesaroso sin ser capaz de mirar a Soohyun. Kevin estaba traumatizado, como todavía en shock. Soohyun abrió los ojos desmesuradamente y lo zarandeó con suavidad para continuar interrogando:

-¿Qué? ¿Cómo que muerto? ¡Qué ha pasado Kevin! ¡Dímelo!

-No pude… hacer nada… todo pasó muy deprisa… yo estaba con Dongho y Eli… y este… encontró a Kiseop con el profesor… Kiseop lo… lo mató…yo no pude hacer nada… de repente Eli gritó y entonces todo comenzó a temblar… ¡aahh! ¡Mi cabeza!- se quejó casi a punto de llorar llevándose ambas manos a la cabeza y creando gran presión en sus sienes.

-Kevin, escúchame, relájate, tienes que respirar y contarme todo lo que ha pasado… vamos, respira… puedes hacerlo…- Soohyun lo sujetó, lo acercó más a él pero Kevin se negaba a escucharlo y como un niño asustado se encogía y dejaba su peso caer hasta que su frente tocó el suelo. Un portazo sonó a sus espaldas. Soohyun miró y entonces vio que el agua lo estaba inundando todo a una velocidad vertiginosa.

-Kevin, ¿eres tú el que estás creando todo esto? si es así ¡para de una vez!- alzó la voz Soohyun. La lámpara del techo soltó chispas y se descolgó un poco, sin parar de parpadear.

Soohyun abrazó a Kevin y lo intentó incorporar. El agua había llegado a su cintura. Soohyun alzó una mano e intentó usar sus poderes. Desgraciadamente, no hubo cambio alguno. Allí, en aquella dimensión de su subconsciente no podía usar sus poderes. Soohyun soltó otra maldición y atrajo a Kevin contra su pecho intentando mantenerlo a flote. El agua seguía subiendo y los estaba congelando por momentos. Soohyun respiraba con rapidez y notando una feroz taquicardia en su pecho nadó hacia la puerta gastando mucha energía. Tiró del picaporte pero este no cedió. Soohyun berreó pidiendo ayuda.

——————————

Eryka no había parado de correr, no podía hacerlo, debía encontrar a Kiseop lo antes posible, de ello dependía el destino de todos. Eryka giró una esquina y entonces se detuvo en seco. Un nuevo chico estaba allí de pie y a poca distancia de ella. Este sonrió complacido.

-Hola pequeña, ¿te has perdido?- su voz era atractiva, sedosa, con un aura oscura.

-Eh… sí…- ella retrocedía conforme Eli avanzaba y la acorralaba contra una pared.

-Tu nombre es Eryka ¿verdad?

-¿Cómo sabes mi nombre?- la nombrada tembló visiblemente. Eli sonrió complacido.

-Sé muchas cosas…y me gustaría saber muchas más… ¿me permites?- Eli alzando las cejas hizo el gesto de acercar sus manos a la cabeza de Eryka. Esta tenía un mal presentimiento e iba a esquivarlo cuando de repente una voz salió en su ayuda.

-¡Déjala en paz Eli!

Kiseop, de pie en mitad del pasillo los miraba enfadado. Eli se rio por lo bajo.

-Vaya… ¿por qué no te has quedado en tu agujero? Allí se está más cómodo… ahora si nos disculpas…-Eli se estaba girando hacia Eryka cuando Kiseop se adelantó e interpuso un brazo entre ellos dos.

-Ella se va…no puedes tocarla…

-No, yo creo que ella quiere quedarse… ¿verdad Eryka? ¿A que no quieres irte, eh?- preguntó con tono tierno fingido, sacando morros como quien habla a un niño pequeño. Eryka estaba asustada bajo su tenebrosa mirada, negó varias veces.

-¿Ves? Ahora apártate… ¡ya!- Eli alzó la voz y Kiseop salió despedido hasta chocar contra una pared. Sus intenciones de contraatacar eran palpables cuando se incorporó ágil pero no llegó muy lejos pues un hombre enorme de aspecto similar a Frankenstein, una creación que manipulaba Dongho, apareció tras él y lo sujetó entre sus musculosos brazos.

-Gracias hermano- siseó Eli que de nuevo sonriente se acercó peligrosamente a Eryka. Esta se fijó en la blusa de este, en el bolsillo pequeño de esta asomaban varios sobres rojos. Eryka los reconoció enseguida.

-Tú… ¡tú eres el que hizo que Hoon se comportara de aquella manera…! ¿Verdad? Cómo… ¡¡ ¿cómo pudiste hacer aquello?!! ¡¡Animal!!- Eryka lo empujó en el pecho con rudeza. Eli soltó una risotada sin mirarla y cuando volvió a hacerlo lanzó sus manos y sujetó de los hombros a la chica casi fijada a la pared. Eryka gimió dolorida.

-Sabes, no pensé que él fuera a hacer eso… ¿pero sabes qué? Fue más divertido de lo que esperaba…-Eli sonrió ampliamente.

Kiseop a lo lejos luchaba por liberarse de su captor. Dongho mantenía sus ojos fijos en él, con tal de no perder su concentración para que su creación no se desvaneciera.

-Estás enfermo…- susurró Eryka aterrada.

-Puede ser… pero no es mi culpa…ahora relájate… vas a abrir tu mente para mí y leeré todos tus pensamientos… no hay nada que disfrute más que conocer hasta el más íntimo secreto…shhh tranquila… solo te dolerá un poquito…- Eli clavó sus ojos negros en los ojos celestes de Eryka y esta quedó inmóvil cuando los pulgares del joven se hundieron levemente en la piel de las sienes, chocando contra el cráneo.

———————————————-

Soohyun continuaba moviendo sus piernas y sujetaba del pecho a Kevin para no hundirse. El agua salpicaba su rostro y cada vez estaban más cerca del techo y de la lámpara que daba chispazos. Soohyun temía que una vez llegaran hasta ella, morirían electrocutados. Respiraba entrecortadamente por el esfuerzo que suponía mantenerse a flote no sólo su peso sino sumándole el del otro. Kevin parecía haber perdido el sentido. Con los ojos cerrados no parecía oír sus ruegos ni súplicas.

Ya iba a empezar a despedirse del mundo real cuando de repente un sonido lejano vino seguido de un torbellino que se formó en el agua que comenzó a bajar acelerada. Soohyun incrédulo nadó, intentó no ser arrastrado, intentó agarrar algo y al final consiguió quedar sujeto a la pared contra el impulso del agua. Soohyun buscó el causante de aquello, y encontró que su salvador era AJ que a duras penas se sujetaba al marco de la puerta.

-¡SOOHYUN!- lo llamó esforzándose por agarrarse bien al marco de la puerta.

-¡¡¡AJ, bendito seas!!! ¡¡Aah!!

-¡Aguanta, voy a ayudarte! ¡¡Coge mi mano!!

-No… ¡¡¡no puedo!!! Tengo en brazos a Kevin!!

-¿Y Eryka? ¡¿Sabes dónde está?!

-¡No tengo ni idea! ¡¡Aaahh!!- Soohyun seguía sin entender de donde procedía tanta agua. Ya no tenía fuerzas por lo que no pudo resistir más y se vio arrastrado con la corriente. AJ intentó agarrarlo pero las fuerzas le fallaron y también se vio arrastrado pasillo abajo.

Un rayo pareció partir en dos a Eryka, una sensación horrorosa de caída y de punzadas por doquier la atormentó unos segundos, segundos que parecieron una eternidad hasta que algo escondido en el interior de ella se accionó como una defensa secreta y se defendió del ataque. Eli no había terminado de ver recuerdos recientes cuando recibió una descarga eléctrica en ambos brazos. Retrocedió, quejándose del enorme dolor que sentía en sus brazos que humeantes parecía haberse quemado levemente. Kiseop aprovechó la distracción que eso supuso para Dongho para liberarse del gigantesco Frankenstein que se desvaneció en seguida y atrapar la mano de Eryka y salir huyendo.

Un fuerte estruendo se oyó a lo lejos, Eryka miró a sus espaldas y vio una enorme ola de agua arrasar y llevarse por delante a Dongho y Eli. Kiseop y ella se metieron en un pasillo y se asieron al picaporte de una puerta. Abrazados y a tan corta distancia ella le miró y justo en aquel instante pudo ver más allá de su profunda mirada, más allá de sus pupilas y largas pestañas, allí donde el subconsciente y todos los pensamientos ocultos de Kiseop residían, la mente de Eryka nadó entre ellos y visionó recuerdos del pasado.

Ahora los ojos de Eryka eran los de Kiseop, ahora ella podía ver lo que en un trágico día este fue testigo.

Había una gran puerta, la mano de Kiseop fue alzada y tocó una superficie donde un lector de huellas leyó las de su mano y le permitió entrar. El recuerdo avanzó y ahora se veía un cuerpo en el suelo. Las manos de Kiseop de nuevo estaban alzadas, Kiseop estaba mirándose sus propias manos y después volvió a mirar al hombre que estaba tirado en el suelo. Era el señor X. El abuelo de Eryka. Parecía inconsciente. No se movía por mucho que las manos de Kiseop lo zarandearan con fuerza.

Un ruido de puerta llamó su atención y los ojos de Kiseop enfocaron una puerta por la que Kevin, Eli y Dongho aparecieron y empezaron a gritar coléricos. El recuerdo avanzó de nuevo y lo siguiente que pudo ver fue las manos de Kiseop temblando y siendo rápidamente recubiertas de hielo. Kiseop apenas podía moverse y lo último que hizo fue tocar una capa de denso hielo que delante de él lo separaba del exterior donde el resto de sus compañeros permanecían quietos como maniquíes de hielo.

El recuerdo se desvaneció y Eryka volvió al sueño.

-¡Eryka!- era la voz de AJ. Este no estaba muy lejos de ellos y junto a Soohyun y otro chico rubio que tenía este entre sus brazos, AJ y los otros estaban agarrados como podían a diferentes puertas, luchando contra la fuerte corriente. Soohyun no resistió mucho más y se soltó, dejando que Kevin fuera arrastrado por la corriente también.

-¡Kevin!- gritó Dongho sujetado por Eli.

-¡Soohyun!- gritó AJ. Este volvió a mirar a Eryka y palideció al ver cómo ella estaba mirando a Kiseop. No dejaban de mirarse, apenas parpadeaban.

Kiseop estaba sin aliento bajo los ojos de Eryka.

-¿Qué le pasó a mi abuelo?- susurró casi sin voz Eryka, con lágrimas en los ojos.

Kiseop por su parte no fue capaz de responder. Tan solo la miró y dedicándole una triste sonrisa, dejó escapar su cálido y tembloroso aliento sobre los labios de ella y lentamente soltó a Eryka.

-¡Eryka!- la voz de AJ fue lo último que ella escuchó antes de sumergirse en la feroz agua y volver a despertar de golpe en el búnker junto al resto de chicos que también habían despertado prácticamente al mismo tiempo que ella.

Eryka cuando se incorporó y miró a sus amigos, supo exactamente lo que tenía que hacer a continuación.

 
6 Comments

Posted by on 20/01/2014 in FAN-FICTION, NEVERLAND [UKISS]

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

6 responses to ““NEVERLAND”, capítulo 4

  1. min

    21/01/2014 at 02:42

    De verdad me encantan tus historias *.* ojala lo de los plagio se solucione por que todas sus historias son exelentes

     
    • Sensei

      23/01/2014 at 12:51

      Hola Min!! :DDD Muchas gracias por tu comentario. Yo también espero que se solucione pronto y que no se vuelva a repetir!!! La verdad que tengo miedo de comprobar si alguna historia la han plagiado…… >.<

      De nuevo, gracias por tu apoyo y tus lindas palabras ^^

       
  2. Tu hijita( Alias Te verde jaja)

    22/01/2014 at 22:45

    Otro capitulo más y otra vez que me sorprendes gratamente (aunque eso ya lo sabes jeje) Gracias a dios no tuve pesadillas por el “momento Dongho” jaja ahora cada vez que pienso en el me acuerdo de esa escena :S (que tetrico jaja.mi dulce niño…donde acabo?) Sobre el resto ya te conte toda mi opinion jeje. Pero sigo expectante sobre que paso en realidad con Kiseop… se lo encontro ya muerto y solo fui un momento de importunio o realmente fue pero no recuerda…?? que será… Bueno pronto lo descubriremos. Tomatelo con calma ok, y no te desanimes por los estudios ^^ siempre podras ser escritora ^^ prometo comprar todos tu libros y ser tu manager sin animo de lucro😄 bueno ya, (que me da el pavo) lo que decia, que no pongas triste ni te agobias que eso nunca ayuda. FIGHTIN OMMA!!!!!!!

     
    • Sensei

      25/01/2014 at 12:08

      Hola hijita, primero que nada gracias por los animos. La verdad que los estudios me agobian mucho y luego cuando suceden las cosas tan injustas que a veces pasan en la uma pues…bueno, tan solo queda recuperarse, llenarse de energia y pelear como todo el mundo me dice.

      Ahora volviendo al fic :3

      Si, es cierto que ya conozco tu opinion porque lo leiste delante mia via Skype. La verdad que me gusta mucho oirte leer, como dices, todo queda mas poetico e intrigante. Nunca olvidaré tu cara de ”no me inmuto nada aunque acabo de leer que (alguien) está muerto….”(no quiero hacer spoiler ok? xddd

      Esa cara fue a lo me importa un huevo, yo sigo leyendo XDDDD

      Me sorprendió al verdad.

      Y bueno me alegra que no tuvieras pesadillas. Estaba asustada con pasarme o no, pero mientras te escuchaba me quedo claro de que el fic era suavito, no sonaba tan extremo o shockante (xd) como me temía que era.
      Es verdad que es confuso, y que esto es muy tipico mio de los sueños y tal. Pero es que me encanta escrIbir sobre estas cosas XDD

      Y nada, acerca de tus interrogantes, estos pronto obtendran respuesta porque el cap 5 practicamente esta listo XDD . Como siempre contaré contigo para que me hagas de revisora :33333

      Besitos y abrazitos hija mia, y cuidado con esos coreanos en Ireland, no vaya a ser que tenga yo que ir allí a repatir hostias como panes!!!

      :333 CON AMOR,

      Sensei❤ xD

       
  3. Liz

    23/01/2014 at 22:43

    Tengo miedo, Sensei me da miedo, todo me da miedo. Últimamente tus historias andan bien engañosas. ¡Caray! Esto se está tornando más psicológico de lo debido… Siento por momentos como si leyera “Verónica decide Morir”, no llego a comprender buena parte debido a que las partes del subconsciente con el de la vida real no se llegan a diferenciar o denotar con facilidad, y todo se vuelve tan confuso asasdasdsdf :S… Y por otra parte esto de los juegos estratégicos en los sueños es tan “Terror en la Calle Elm Street” + “Saw”, LOL. No sé, a medida que iba leyendo yo era la frustrada (claro pues, cómo no iba a ser, si siempre que leo una historia o fic, me sumerjo en ésta INEVITABLEMENTE). Pero bueno, nada impide que me guste la cosa. Pero es que todo se está volviendo bien complicado. Está claro que Kiseop no mató al Señor X… WAIT! El Sr. X está muerto?! Pero cómo? Qué pudo haberlo matado si ahora prácticamente el destino de Erika dependía de conocerlo y así descubrir quién es ella realmente y todos los planes que traía éste consigo… En fin~ Supongo que Erika ahora está totalmente decidida a saber lo que hay detrás de la muerte de su abuelo, del vínculo de éste con Kiseop y con el resto de los muchachos -que me recuerdan a X-Men- xDDD…

    Bueno. Saludillos, Sensei. Tú tranquila nomas. Parecerá que siempre te estamos presionando a actualizar constantemente, pero te comprendemos y lo menos que queremos es darte más preocupaciones, a ti y a Pescaito, de las que hay por el momento (con el terrible lío de la plagia y eso)…

    XOXO~

     
    • Sensei

      25/01/2014 at 12:32

      Hola Lizzzz!!! :33333

      ayyy >___________< siento darte miedo pero…. haces bien *w* muahahahahahaha

      Y si, me mola el rollo psicologico, es tan intrigante y así os puedo trolear de lo lindo XDDDDD

      (muaaaaahhahahahahahahahhahahaha que mala soy)

      Pero ya sabes que al final siempre me porto bien, ¿si o no?😛 (AHORA ME DIRÁ QUE NO TT-TT)

      Me alegra mucho que te sumerjas tanto en la historia, no todo el mundo puede hacer eso, y yo personalmente siempre estoy nadando en mis historias… y a veces me ahogo u.u'''… esto… creo que la metáfora se me va de las manos. (CAMBIEMOS DE TEMA)

      El señor X… jejeje (a veces no me gusta comentar estas cosas por aqui porque hay lectoras que luego lo ven y tienen espoiler) pero respecto a eso no voy a decir nada u.u. Todavía la historia tiene que dar muchas vueltas, y aviso que no todas serán agradables (otra cosa que me gusta es la tragedia mUAAAAHHAHAHA SI PARECE QUE SOY MUY SÁDICA :O )

      Lo de XMEN me ha matado de la risa, en serio XDDDDDD es que es verdad XDDDDD

      Yo mientras escribía me acordaba de muchas cosas y no podía evitar dejarme llevar. Puedo adelantarte un dato, (PRIMICIIIIAAAAAAAAA) y es que UKISS no van a ser los unicos chicos que tengan poderes, más adelante en capitulos anterires, al igual que sucedió en Supa Toyz con 2PM, aparecerá otro grupo de chicos (ya tengo 2º trailer/teaser listo con ellos hahahahaha) y ya verás los poderes que les tengo asignados jijiji

      Mierda, yo que nunca quiero desvelar nada y ya estoy desvelando mucho… ¬¬ sensei tonta tonta tonta!!!

      Bueeeeeno, espero que este comentario te haya dejado satisfecha. No te desanimes que el cap 5 titulado ''Verdades'' ya está casi listo :3333

      Gracias por tu comentario y por darme animos!😀

      Saluditos desde aquí, y un abrazo!

      Sensei :3333

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: