RSS
Gallery

“NEVERLAND”, capítulo 2

01 Nov

20130624_img03

 

“Sueños”

Todo estaba dispuesto de tal manera que no faltase nada. Medido al milímetro. Incluso sus ropas parecían ser hechas para ella y solo ella.

Eryka mientras se probaba aquel abrigo de piel sentía que estaba soñando: emprender una aventura y realmente no saber nada de lo que iba a acontecer. Soñar es maravilloso cuando el sueño gusta… ahora bien, ¿le iba a gustar este sueño a Eryka?

Casi como si fuera capaz de apartar aquellos pensamientos de un manotazo Eryka volvió a la realidad y se quitó el abrigo para doblarlo burdamente bajo el brazo y se fijó en dos chicos que transportaban enormes cajas de alimento mientras subían por unas escaleras que conectaban con la embarcación. Eryka desde la zona de proa los observó curiosa.

Chansung en aquellos momentos salió de una de las puertas metálicas de la superestructura de aquel gran barco y seguido de otro muchacho los ayudó a descargar los productos. Eryka se los quedó mirando y su celeste mirada no pasó inadvertida por ellos. Aquellos tres recién llegados se llamaban AJ, Soohyun y Hoon. Eryka se acercó cuando estos habían terminado de colocar las cajas y les sonrió con cierto toque de falsedad. El primero en hablar fue AJ, quien estaba un poco más cerca de la joven.

-Hola guapa, ¿tú debes ser Eryka no?- preguntó con cierto aire coqueto. Eryka sonrió aún más falsamente y luego borró su sonrisa con facilidad. Le ignoró y se fue hacia donde Chansung estaba revisando el equipaje.

-¡Un placer, eh!- la molesta voz de Soohyun le llegó a sus espaldas. Eryka le miró de reojo y se rió para sus adentros. Los chicos se miraron unos a otros y sonrieron.

-¿Se cree diva o algo? ¿A donde va con esas formas?- preguntó entonces incrédulo Soohyun susurrando a sus compañeros.

-Hombre, con ese tipazo… puede permitirselo…- susurró Hoon mientras ayudado de AJ levantaban una pesada caja de nuevo. AJ miró de soslayo a la joven y concentró su atención en sus piernas que al descubierto quedaban recortadas por unos pantalones vaqueros algo roídos y que dejaban entrever un poco el comienzo de su trasero.

-Guapa, creo que deberias volver a ponerte el abrigo, a tu culito no creo que el océano Antártico le vaya a sentar bien…jeje- le sonrió AJ al pasar junto a ella. Eryka le mantuvo la mirada algo molesta pero tras unos intensos segundos tuvo que reírse echando aire. Debía admitirlo, aquel chico era muy atrevido.

-¿Qué crees, que me voy a  bañar en él para que veas como me congelo?- respondió Eryka.

Chansung por su parte dándose cuenta de la conversación, dirigió una mirada severa a los chicos y entonces habló:

-Menos cháchara y más trabajo señores, en breve zarpamos.

El ritmo en cuestión de una hora se volvió frenético. Todos tenían unas tareas bien definidas y lo curioso era que solo estaba aquel pequeño grupo para manejar semejante barco. Este tenía tres pisos contando la superestructura desde donde Chansung navegaba a veces turnándose con alguno de los chicos, luego estaba la zona de habitaciones y por último los almacenes. Desde el exterior, el barco de color rojo y gris impresionaba especialmente por su bulbo de proa preparado especialmente para romper el hielo.

Un escalofrío acarició los brazos de Eryka haciéndola estremecer cuando el motor del barco se accionó y tomó rumbo hacia su destino. Se dirigían hacia el polo norte, unos de los extremos más fríos del planeta. Allí según le había contado Chansung, su abuelo estaba trabajando en una base secreta. Por esta razón había sido aquel lugar el elegido como la localización idónea: nadie podía sospechar que se podía encontrar una base secreta en un lugar tan frío y aparentemente vacío de vida como era el mar ártico.

La ruta trazada en el mapa digital visto desde la pantalla que podía moverse sobre las grandes ventanas podía describirse como una línea que subía paralela a las islas japonesas, entrando por el estrecho de Tsugaru para llegar entonces al mar de Bering. Allí se atravesaría el estrecho cuyo nombre era el mismo, gracias al famoso explorador danés que un día lo cruzó también en 1720 al servicio de Rusia.

Aquel estrecho enfrentaba a Siberia y Alaska, y una vez las dejaron atrás, aquel imponente barco surcaría las aguas del mar Chukchi donde finalmente encontrarían su parada final: El Polo Norte de Inaccesibilidad.

Pero hasta que eso ocurriera tendría que pasar un mes si todo avanzaba bien y no encontraban obstaculos dificiles. Eryka, cuando se enteró de esto, no se lo tomó muy bien. Chansung ante su negativa reacción tuvo que actuar rápido:

-Aun con todas las mejores tecnologías un viaje así no puede hacerse en menos tiempo, recuerda lo que te dije: mi situación no es esa en la que pueda proclamar quién soy o lo que voy a hacer, esto es una misión secreta Eryka, no olvides eso- le explicaba Chansung sentado mientras bebía de una taza de café humeante.

-¿Y que se supone que voy a hacer durante todo este tiempo? ¿hacer cruzigramas metida en un barco? ¿viendo agua y nada más que agua? Espero que al menos me vayas a contar todo esa verdad que me prometiste porque si no…- Eryka sonaba amenazante.

Chansung sonrió. Parecía satisfecho.

-No eres el tipo de chica que me esperaba, pero está claro que tienes un espíritu rebelde como el de tu abuelo, creo que os llevaréis bien…

-¿A si? pues cuéntame más, anda, porque en un día que ha pasado no me has contado nada…y si has pretendido engañarme, te juro que soy capaz de parar este barco…- amenazó más contundente Eryka alzando una mano y señalando a Chansung.

-Eres un poco maleducada pero igualmente te contaré todo lo que sepa. ¿Por donde quieres que empiece?- el se mantenía tranquilo, despreocupado…

-Quizás desde el principio…si te parece- Eryka se sentó dejándose caer en la silla y se cruzó de piernas y brazos clavando sus ojos sobre Chansung. Este volvió a sonreír mientras daba un último sorbo a su café negro y lo dejaba de vuelta en la mesa.

– Tu abuelo y tu abuela se conocieron cuando eran estudiantes, pero sus vidas eran muy distintas, él al principio no fue rico, sin embargo tu abuela siempre fue de alta clase. Luego al cabo de un tiempo con esfuerzo y muchos sacrificios él obtuvo la posición y el dinero suficiente como para ser digno de tu abuela… aunque mucho antes de que eso sucediera ellos ya se habían enamorado…

-Esa parte de la historia ya la conozco…- susurró Eryka concentrada en la voz de Chansung. Se echó hacia delante sobre su asiento y escuchó atenta la continuación de la historia. Tanto que ni se percató de la presencia de Soohyun y AJ al entrar.

-Tu abuelo continuó sus investigaciones e inventos y llegó un momento que todo ello se volvió una especial obsesión para él. Especialmente cuando quiso fusionar los organismos vivos con la inteligencia artificial. Aquel proyecto tuvo sus detractores, pero estos quedaron callados por la gran suma de dinero que iba a suponer lo que se vendería después como Toyz.

-¿Toyz? espera…¡¿Fue real?!¡¿Esos robots que protegían a los niños de los ricachones?! ¿En serio me estás contando que mi abuelo fue el creador de esas maquinas medio humanas? o lo que fuesen… o… espera… ¿en serio?- Eryka abría sus ojos al máximo de lo desconcertada que había quedado.

-Sí, todo lo que habrás leido por Internet es cierto, aunque mucha gente intentó borrar aquella desagradable experiencia de la historia humana, todavían quedan voces vivas para contarlo y dejar que los rumores y secretos oscuros de su creación sigan fluyendo por las redes y hagan de rabiar a politicos y dirigentes eclesiásticos. Fueron muchos los que se enriquecieron de ello, y al final tu abuelo no. El tuvo que huir, esconderse del mundo y alejarse de sus seres queridos…

-¿Como puedes probar todo eso que estás diciendo? ¿Aun existen los llamados Toyz?  ¿no fueron todos convertidos o… reciclados? – Eryka sonreía incrédula, ignorante de la tremenda bomba de noticia que se avecinaba.

-Me pregunto como podría decirte esto para que no quedes en shock… eh… a ver, tu sabes que las fotografías de tu familia a lo largo del tiempo han cambiado mucho y que apenas sabes nada del pasado de tus padres, al menos de su adolescencia. Sus fotos cambian mucho ¿verdad?

-Si… es cierto que hay algo ahí que no concuerda pero… mi madre, mis tíos y mi padre parecieron conocerse desde muy pequeños, y parecían tener un relación muy cercana desde entonces…-Eryka había dejado de mirar a Chansung. Su mirada se perdía en el recuerdo.

Chansung entonces tomó aire para prepararse para decir aquello tan importante y que tanto iba a cambiar la vida de Eryka.

Para siempre.

-Tanto tu padre como tu tío Chunji… cuando conocieron a tu madre no eran niños normales… eran Toyz…- las palabras de Chansung calaron el ambiente llenandolo de un espeso aire que pareció ser demasiado pesado como para ser respirado por Eryka. Esta contuvo la respiración, no parpadeó. Un rayo atravesó su cerebro y cayó sobre una idea que quedó hecha cenizas.

-Mi padre…¿fue un Toyz?- Eryka con ojos brillantes y ceño fruncido volvió a dejar caer su mirada en los ojos de Chansung que seguían detrás de unas gafas de vista.

-Esa es la respuesta que necesitas para muchos de esos interrogantes que tienes en tu cabeza. Por ejemplo, ¿la marca de su pecho? es por la hendidura que servía para accionar o detener su corazón según su dueño así lo quisiera. Todos los Toyz lo tienen, y a los convertidos, algunos se les nota más y otros menos. En el caso de tu padre es casi imperceptible, pero seguro que lo has notado… ¿o me equivoco?

-….yo…- Eryka era incapaz de hablar.

-Luego no hay que olvidar las pintas que tenían esos Toyz, con esas mechas, esas ropas.. ese forma de hablar y comportarse… hay algunos videos en Youtube que dan risa- se mofó AJ. Eryka lo miró inquieta. AJ dejó de sonreír.-perdón…

Los ojos de Eryka brillaban con una emoción desconocida. Eran tristes y las cejas de la joven se tensaban formando finas arrugas en su frente que fruncida demostraba su desacuerdo ante la noticia.

-No me lo creo… muchas veces ha salido en la televisión que todo aquello fue un montaje…¿acaso intentas volverme loca?- Eryka se levantó con brusquedad echando su silla un poco hacia atrás. Chansung y el resto la miraron.

-No, tu pedistes respuestas y te lo puedo demostrar que no soy ningún mentiroso…- Chansung se levantó también y comenzó a soltar uno a uno los botones de su camisa. Eryka aguardó sin apartar la mirada de él y en cuanto este dejó su pecho al descubierto ella entonces pudo reconocer que no había sido engañada.

Allí sobre el blanco pecho de aquel misterioso y nuevo amigo, había una hendidura para un llave muy especial.

-Eres uno de ellos…-afirmó Eryka con cautela y casi sin voz. Chansung y ella se miraron a los ojos.

-Si- asintió Chansung con una leve sonrisa. Eryka entonces temió preguntar algo pero al final lo hizo:

-Y… tu llave… ¿quien se supone que la tiene? ¿Tú?

-No, desgraciadamente se perdió…hace mucho tiempo que no sé nada de ella…-Chansung se puso a cerrar su camisa con rapidez.

-Y vosotros, ¿también sois Toyz?- preguntó algo temerosa Eryka.

-Nosotros somos algo parecido pero mucho más moderno que él…-afirmó AJ orgulloso.

-Yo fui uno de los primeros experimentos que se llevó a cabo en la investigación… yo en realidad soy mucho más viejo de lo que aparento ser… pero dada mi naturaleza medio cibernética… mi envejecimiento es mucho más lento que el de los demás seres humanos…- explicó Chansung sin mirar a Eryka.

Eryka había quedado pasmada. Miró entonces a Soohyun y a AJ. El primero estaba serio y el segundo sonreía divertido.

-Nosotros no tenemos ninguna cerradura chula en el pecho. No necesitamos nada de eso, sin embargo podemos hacer cosas inclusive más increíbles que los primeros Toyz… como por ejemplo…- AJ dirigió la mirada hacia el vaso de café de Chansung quien de inmediato golpeó la taza y justo cuando esta iba a impactar en el suelo fue entonces que AJ con una sola mirada pulverizó la taza y evaporó el café. Eryka se sorprendió tanto que dio un grito ahogado.

AJ empezó a reírse.

-Nosotros no somos Toyz, que quede eso claro… pero es cierto que gracias a los inventos de tu abuelo y sus descubrimientos, ahora somos muy diferentes de lo que fuimos un día y… lo más importante: podemos decir que estamos vivos- afirmó Soohyun muy serio.

-…- Eryka seguía sin palabras. Encogida de brazos miraba asustada a AJ y luego a los pocos restos de la taza en el suelo.

-Si nos hubieras conocido antes, seguramente te hubiéramos dado pena…- AJ se acercó con una escoba y comenzó a limpiar el suelo.- teníamos una extraña enfermedad de esas que no tienen cura y nuestro futuro parecía ser morir jóvenes pero entonces, de la nada, tu abuelo apareció, llevando un elegante traje blanco, acompañado de Chansung… él nos ofreció una cura…En el caso de Hoon y el mio, somos huérfanos… pero Soohyun si se separó de su familia fue para poder seguir ayudando al que nosotros llamamos el Señor X, es decir, tu abuelo.

-Tu abuelo nos sometió a una serie de experimentos con algo que había encontrado muy lejos, justo, donde nos dirigimos… es un material que nunca antes se ha tenido noticia de él y por lo que parece, posiblemente cayera dentro de un meteorito o algo así… no lo sé, loúnicoo que recuerdo es lo doloroso que resultaron las primeras pruebas…- murmuró con voz grave Soohyun.

– Sí tío… dolían un montón los huesos después de las sesiones de rayos y las inyecciones… pero ahora que lo pienso, ¿eso que nos dio no nos convierte en marcianos o algo asi? haha- AJ se reía divertido.

Eryka empezaba a sentirse algo mareada y por ello volvió a su asiento.

-Hey… ¿Estas bien?- se preocupó Chansung que rápido se aproximó hacia ella y de rodillas la miró atento examinando su rostro que tomó dentro de una de sus manos.

-Sí,sí… estoy… bien… pero…entonces… ¿yo que soy?- preguntó Eryka mirando cansada los profundos ojos de Chansung.

-Eres quizás la chica más especial de este mundo…

Aquellas palabras parecieron resonar en el lugar y en lo más hondo del corazón de Eryka. Esta tomó aire con lentitud.

Chansung prosiguió:

-…se suponía que los Toyz son infértiles lo que te convierte en una excepción a la regla…pero por lo demás no creo que eso te pueda afectar como persona…¿no? ¿tú qué piensas?

-bueno… es cierto que a veces… me he sentido bastante rara… especialmente porque tengo una sensibilidad alta a la electricidad y los campos magnéticos…a veces no puedo tocar los coches.. pero… ¿eso le pasa a más gente no?- preguntó con inseguridad la joven.

-No a muchos, pero no, no es grave- sonrió gentil Chansung. Eryka sonrió débilmente.

-Bueno, ya es muy tarde y especialmente tú deberías descansar, hoy ha sido un día muy largo para ti…Soohyun o AJ te pueden acompañar hasta tu camarote… cualquier cosa que necesites les puedes preguntar a ellos o a mí.

-¿Hoon dónde está?- preguntó Eryka entonces pareciendo un poco inquieta.

-El está en la zona de las máquinas, se encarga de su funcionamiento y de revisar que todo va en orden, luego le sustituyo yo- afirmó AJ un poco más serio.- si quieres te acompaño yo ahora hasta tu cuarto…- se ofreció el joven.

-De acuedo pero… Soohyun, tengo curiosidad por saberlo…¿cual es tu … poder?

Soohyun sonrió orgulloso.

-Mañana a la luz del día te lo podré demostrar, ahora que es de noche no podrias apreciarlo…

Eryka quedó en silencio y muy intrigada.

Una vez se marcharon Eryka junto a AJ, Chansung y Soohyun se miraron.

-¿Estás seguro de que ha sido buena idea traerla en semejante viaje tan largo?- preguntó el más joven.

-Tiene derecho a conocer a su abuelo…- se excusó Chansung.

-Si ya pero Chansung, respecto a eso… estoy preocupado… hace poco más de dos mes que no hemos recibido ningún mensaje del Señor X… no tenemos noticias suyas ni de cómo han ido los otros experimentos…no sé qué nos vamos a encontrar cuando lleguemos a la base- afirmó Soohyun muy serio.

-Ten un poco de paciencia y no seas tan dramático… ya conoces su situación…- Chansung se puso frente a él- …en esas tierras hay de todo, espías rusos, americanos… todo parece tranquilo hasta que algo ocurre y por ello tanto ellos como nosotros debemos tener mucho cuidado… este barco de hecho tiene un dispositivo que el señor X diseñó para que no fuéramos detectados por radares… así que, de momento concéntrate en navegar bien y seguir la ruta… pronto recibiremos un email desde el satélite que tenemos conectado entre este barco y la base… yo… me voy a descansar un rato… en la madrugada volveré para el relevo…buenas noches- Chansung sonó frío y esquivo.

Soohyun mientras se colocaba en el timón, se lo quedó mirando y al volver la vista al frente sobre las oscuras olas, no pudo evitar que las preocupaciones sobre su destino siguieran interrumpiendo su hilo de pensamientos.

————-

-Oh… qué amable sois al visitarme… creo que voy a llorar jeje- Hoon era mal actor, pero todo ello era parte de su personalidad. Le gustaba hacer bromas al igual que a AJ.-… Hola Eryka, ¿qué tal estás? ¿ha sido duro el primer día?- Hoon abandonó sus tareas y sentado sobre una silla se volvió hacia sus visitantes.

-Más que eso, ahora mismo estoy… ahhh!- suspiró-….que no sé ni cómo sentirme…- Eryka se sentó cansada en una silla.

-Chansung le ha contado lo de su padre…-aclaró AJ en un susurro al sentarse junto a él.

-Ah…- asintió Hoon quien abrió mucho los ojos. Pestañeó varias veces seguidas y sorprendido miró a Eryka que iba a decir algo.

-Pero sobreviviré, siempre lo he hecho y ahora más que nunca quiero llegar hasta el fondo de la verdad… aunque duela…-Eryka se quedó pensativa un rato-…oh… Hoon, tu también tienes poderes verdad?- preguntó Eryka inclinando levemente la cabeza hacia un lado con un gesto de niña pequeña. Hoon sonrió ampliamente.

-Si, puedo hacer cosas como esto…- Hoon alzó una mano y la guió hacia una columna cercana donde parecía que iba a golpear pero en lugar de eso, su mano entró dentro de la superficie. Eryka quedó boquiabierta. Hoon miró con aire de suficiencia a AJ que hizo una mueca de envidia.

-Está bien… creo que he visto suficiente por hoy…- Eryka se levantó con cuidado y poco a poco fue girandose…- chicos os dejo, mejor me voy a dormir…suerte con…lo que sea que estéis haciendo aquí…- Eryka señaló las máquinas y dándoles la espalda se marchó escaleras arriba.

-¡Buenas noches!-Tanto AJ como Hoon entonces se la quedaron mirando atentos a sus movimientos inseguros mientras subía.

-Madre mía… tenías razón cuando dijiste que iba a ser un viaje entretenido…-Hoon se volvió hacia AJ de repente-oye ¿tu crees que tenemos posibilidades con ella?- musitó Hoon.

-Eh… de momento… no lo sé… no parece interesada en nadie… pero ahora la noto un poco más ¿calmada? no sé, es una chica rara.. quizás sufre de bipolaridad o algo jaja- AJ y Hoon rieron a la vez-

-… pero algo de especial tenía que ser después de ser hija de un convertido- afirmó Hoon mientras se colocaba la chaqueta y cedía el puesto a AJ.

-Bueno, supongo que tenemos tiempo suficiente de conocerla… buenas noches tío… nos vemos luego…- se despidió AJ quitándose una rebeca y comprobando los indicadores del estado del barco. Hoon entonces desapareció al atravesar una pared.

-¡Que descanses! y hey! no vayas a espiar a Eryka usando tus poderes! no sería justo!- casi gritó AJ. Hoon volvió a aparecer, esta vez solo su cabeza recortada al sobresalir de la pared.

-Descuida- sonrió amable y volvió a desaparecer.

———————————–

Al principio el color blanco lo inundaba todo pero conforme la luz del sol dejó de cegarla, Eryka comenzó a ver un extenso campo de cereales abrirse ante ella.

Era un cálido día, quizás de verano, o quizás uno de esos pocos buenos días que hacen en invierno. De esos que tu piel ansía pacientemente y se alegra de disfrutar. Eryka avanzó sintiendo el tibio calor de los rayos de sol calentar su cara y reconfortarla. Anvanzó cada vez más hasta que de repente avistó a una persona. Una cabeza de cabellos oscuros estaba sentada entre los altos tallos.

Al llegar junto a quien resultó ser un muchacho de lacio cabello negro y delgada complexión, Eryka intentó hablar pero no fue capaz. El joven miraba el horizonte serio pero entonces giró su rostro y la miró.

La expresión de él cambió.

Eryka no pudo ver bien su rostro. Sus rasgos se distorsionaron y entonces se llevó las manos a la cabeza. Un montón de voces comenzaron a hablar al unísono como si estuvieran al lado de sus oídos, un fuerte viento levantó y agitó las plantas.

El desconocido joven se incorporó y fue entonces cuando a retazos, como una luz intermitente, Eryka pudo ver su rostro. El la miró unos segundos y entonces comenzó a alejarse.

Eryka quedó petrificada en el lugar, con la imagen grabada de los oscuros ojos del joven, de la forma de sus labios y su pelo.

-No… no te vayas… ayudame por favor… dime qué está pasando… por favor…- Eryka por fin escuchó su propia voz. Cayó de rodillas presa de un dolor insoportable en los oídos y entonces cuando creyó estar a punto de perder el conocimiento se despertó de un sobresalto.

Su habitación estaba oscura, demasiado. En el techo no vio las pegatinas fluorescentes que siempre decoran su cuarto. Miró a ambos lados, alzó una mano y donde se suponía debia haber una pared no había.

Estaba en otra habitación… ¿pero dónde?

Eryka comenzó a asustarse mucho pero entonces comenzó a recordar…

Chansung… el barco… los Toyz…los poderes…su madre y su padre… su abuelo…

Sentada Eryka buscó su taza con agua y bebió poco a poco sintiéndose más relajada.

Ya recordaba que estaba en uno de los camarotes del barco. Sin embargo aún la sensación de miedo no se le había quitado del todo de la piel y era porque podía recordar perfectamente al muchacho de sus sueños.

No lo había visto antes, nunca en su vida, pero ahora lo recordaba perfectamente como si así lo fuera. Y tan solo había sido un sueño…

¿Quién podía ser?

Dicen que cuando se sueña con alguien es porque alguna vez se le ha visto en la vida real pero para  Eryka no era el caso.

La adolescente mientras se disponía a cambiarse de ropa le quitó importancia al sueño por aquel entonces pero no tardaría en volver a dársela muy pronto.

Un olor a tostadas y café le dio hambre. Eryka al llegar a la superestructura, se encontró a los chicos y a Chansung desayunando. Se sorprendió mucho al ver platos llenos de varios pisos de tostadas. Cuencos llenos de arroz y sopa de pescado en el caso de algunos.

-¿Quieres?- le ofreció Soohyun con una sonrisa pícara tendiendole un denso cuenco lleno de raspas de pescado. Eryka arrugó la nariz y le dio la espalda. Soohyun mofándose de ella se rió para si y continuó bebiendo de su cuenco.

-Serás mejor que abandones tus hábitos de niña bien, aquí solo hay comida para hombres de verdad… así que más te vale acostumbrarte- apuntó Hoon.

-¿No teneis mermelada?- preguntó Eryka sentándose de malas maneras.

-Hay mantequilla… si eso te vale..- ofreció Chansung.

-Vale..- Eryka hundió su rostro entre sus brazos que dobló sobre la mesa. AJ le acercó un tostada y la mantequilla.

Eryka respiró hondamente antes de alzar el rostro. Debía mentalizarse de que durante un mes tendría que sobrevivir así…

Podía ser peor, pensó ella y en silencio se dispuso a desayunar y recuperar energías.

-Oye Soohyun, me vas a enseñar entonces tus poderes?- se interesó Eryka tragando con dificultad la tostada algo más quemada de lo normal.

-Si, claro. Vamos la cubierta!

Eryka dio un trago a su taza de leche y siguió a Soohyun que junto a AJ y Hoon se levantaron rápidos de las sillas armando jaleo. Chansung los miró alejarse serio y sin inmutarse.

-Vaya, hace un día tranquilo eh- dijo AJ sonriente y cubriendose los ojos un poco para protegerse del sol.

-Fijate bien en el agua Eryka…- pidió Soohyun quien alzó las manos y las tensó engarrotando los dedos.

Eryka no tardó en alarmarse al ver que a lo lejos el agua comenzaba a tomar formas. Una especie de mano subió y aplastó la superficie y luego una gran ola se levantó alejandose en otra direccion. Varias gaviotas que había allí levantaron el vuelo graznando con fuerza.

El grupo se rió. Las gaviotas pasaron sobre sus cabezas.

-Las asustaste jaja- rio Hoon.

-Y eso no es nada… todo lo que sea materia compuesta de agua, puedo dominarla, es decir puedo doblegarla a mi antojo…- explicó Soohyun.

-Además de eso, todos nosotros tenemos una fuerza y resistencia increíbles… somos como super héroes- sonrió AJ hacia Eryka. Esta se rió ante el comentario y se dio media vuelta para volver a entrar.

-Me voy a hablar con Chansung.. a ver que me cuenta hoy jeje

-Esta chica es…rara eh- afirmó AJ tensando una ceja.

-Déjalo pasar… quizás no eres su tipo… quizás Chansung lo sea más jaja- le dijo Soohyun dándole una palmada en la espalda.

-¡¡P-pero…!!- AJ abrió mucho los ojos y siguió al trote a sus amigos.

——————————-

El tiempo es un juguete con el que no siempre se puede jugar. A veces si nos divertimos pasa rápido y queremos que se detenga, pero cuando nos aburrimos o algo es pesado, queremos deshacernos de este odioso juguete, queremos hacerle correr, queremos huir del momento presente y avanzar más deprisa para que algo nuevo acontezca.

Así Eryka se sintió algunos días durante la travesía en barco. A veces se lo pasaba bien hablando con sus nuevos amigos, descubriendo más de sus increíbles habilidades; pero otras veces se aburría cuando todos estaban ocupados y ella no tenía ningún medio de entretenimiento. Ni tele, ni radio, ni cerveza…

Al menos, tuvo tiempo para pensar y también para dormir.

De hecho,  como nunca antes en su vida, durante aquellos días Eryka estuvo durmiendo muchísimo. AJ y los demás hablaban entre ellos preocupados de que ella pudiera estar enferma.

A Eryka le ocurría que una vez se despertaba parecía otra chica aun más distinta que el día anterior.

Nadie se explicaba porqué pero Chansung empezó a observar que Eryka llevaba una serie de días en los que nada más se despertaba se ponía a dibujar y a escribir algo en un cuaderno que él mismo le había dado para que ella se entretuviera. Aunque muchas veces vio el cuaderno sólo, sobre una mesa o una silla y este era una potente fuente de curiosidad que llamaba a Chansung a coger el cuaderno y curiosearlo o también a preguntarle qué estaba haciendo exactamente, al final nunca lo hacía. Su sentido del respeto era mucho más grande que sus ansias de saber qué había escrito en el cuaderno, y prefirió esperar a ver si por cuenta propia, ella le contaba sus inquietudes y secretos…

————————-

El campo había desaparecido, ahora era un desierto. El día ya no era cálido, ahora hacía un frío viento que removía el pelo de Eryka que de nuevo se encontraba detrás del misterioso muchacho.

-Por favor… dime quién eres… llevo viendote durante semanas y nunca me dices nada… por favor… dime al menos tu nombre…- pidió Eryka sin intención de moverse.

Esta vez conseguía ignorar las voces, pero estas seguían de fondo, dificultando un poco la concentración.

El joven alzó el rostro y se giró levemente pero no la miró directamente.

-No deberías continuar este viaje… tú y tus amigos deberíais volver… lo que vais a encontrar no os gustará…- el muchacho bajó el rostro. Su expresión era de tristeza, casi como a punto de llorar. Eryka dio un paso y conforme siguió una vez tuvo al alcance de sus dedos las ropas del joven, este desapareció esfumándose como un espejismo.

Eryka quedó de pie y comenzó a llorar sin explicación. Un gran vacío y congoja la embargaron y se dejó caer desolada para volver a despertar de un sobresalto sin haber tenido éxito de nuevo en uno de tantos sueños que ya había tenido.

Eryka se lavó la cara en el aseo de su cuarto y se miró al espejo.

El mes ya casi había pasado. Curiosamente los sueños habían empezado desde que se embarcara en aquel viaje. La rutina a bordo de aquel barco era comer, dormir y soñar.

¿Hasta cuando iba a durar aquello?

-¿Quién puede ser…? ¿por qué sueño con él?- Eryka estaba realmente intrigada. Y en el fondo, sabía que aquello debía significar algo. Algo relacionado con ella y con lo que en cuestión de semanas podría ver.

¿Eran presentimientos de mal augurio? ¿O tan solo sus miedos? ¿Estaba volviéndose loca? ¿O ella tenía también alguna especie de poder del que nunca se había dado cuenta?

Eryka de repente se acordó de su madre.

En todo aquel tiempo no había pensado en ella pero ahora de repente, se sentía triste… y la echaba de menos por mucho que hubiera intentado odiarla.

-Mama… si estuvieras aquí conmigo… te contaría mis sueños… y seguro que tú me dirías que solo tengo pájaros en la cabeza… o quizás… me comprenderías…- Eryka notó algo húmedo rozar sus mejillas y cuando volvió a mirarse al espejo vio que la chica de su reflejo estaba llorando.

Mama…

——————————-

Syma podía saborear el salado sufrimiento en sus labios, aquel que salía de sus ojos, bajaba por su rostro y humedecía tanto sus labios como la mano que apretaba la zona de sus boca. Ya llevaba un rato llorando y aquello se había vuelto una costumbre. No sabía qué hacer ni por donde seguir buscando. CAP al lado de la alta ventana del salón cubierta de cortinas, la miraba entristecido, tan desolado como ella. Ni sus abrazos ni sus besos podían consolar a ninguno de los dos.

La puerta principal sonó. Alguien entraba en la casa. Syma se giró rápida y se levantó. Allí estaban su madre, Chunji y Minho.

-Venimos de estar con la policía… están haciendo lo que pueden publicando la noticia entre los periódicos y carteles… nos han dicho que mañana se dará una rueda de prensa y nos han preguntado si podrías venir…¿te ves con fuerzas Syma?- le preguntó Chunji que ojeroso acercó sus manos para acariciar los brazos de la que era una hermana para él.

CAP apareció muy cerca de ella y cubrió sus hombros y los apretó con ternura.

-Iré yo, ella apenas ha dormido, necesita descansar…-intervino CAP.

-No… yo quiero ir… quien sea que se ha llevado a nuestra niña va a ver mi cara… y va a oír mis palabras… oirá lo que tengo que decirle… y no voy a parar hasta encontrar a mi niña…- la voz de Syma sonaba descarnada, llena de ira y dolor. Había hablado mirando a la nada pero entonces giró los ojos hacia Chunji y Minho.- podéis llamar a la policía y decirselo… yo ahora iré a mi despacho… necesito revisar algunos papeles…

-¿Te acompaño?- se ofreció Lila.

-No, mama… no hace falta… puedo hacerlo yo sola… gracias…- Syma apretó su mano y sus labios temblaron. Su madre se acercó y la besó en la mejilla con amor.

Syma se encaminó sola entonces a subir las escaleras.

Su familia la miró, destrozados de ver tan frágil y triste a alguien que siempre había luchado por sonreír como la que más.

Syma pasó junto a la habitación de Eryka y se detuvo. Entró y se sentó en su cama. Apenas  ningún objeto había sido movido desde que la policía estuviera allí hacía varias semanas. Tan solo el album de fotos había sido movido y ahora estaba a la vista sobre la cama. De él habían extraído una foto de Eryka para el cartel. Syma se sentó en la cama de su hija y agarró el tomo entre sus manos. Lo acarició temblorosa como si acariciara el pelo de su hija.

Lo abrió. La primera foto que vió fue una de Eryka cuando era pequeña. Tendría unos 6 años. Entre sus manos tenía una llave. Syma sonrió triste al recordar aquel día.

-Que niña tan traviesa has sido a veces pero… en el fondo siempre has sido una niña buena y asustadiza…- Syma recordaba que a Eryka le daban miedo las tormentas y que siempre acudía a ella cuando en la noche una tormenta arreciaba sobre la casa. Eryka corría a refugiarse dentro de su cama y eran los abrazos de Syma lo que la calmaban. Syma recordó que una mañana después de una noche de tormenta, Eryka se había quedado en su cuarto jugando con sus collares y prendas. Syma se fue a buscar una cámara fotográfica para inmortalizar aquella linda estampa. Y fue justo esa foto el resultado. Aunque había salido un borrosa y no muchos podían reconocer la llave que Eryka tenía entre sus manos, Syma si que podía.

Aquella llave tenía un dueño del que hacía años Syma no sabía nada.

La joven madre suspiró y cerró el cuaderno con cuidado. De nada le valía pensar en el pasado. De él no podía extraer nada bueno. Aquellos sentimientos viejos ya no tenían lugar en el presente y ahora lo verdaderamente importante era encontrar a su hija lo antes posible.

———————————————-

El desierto había desaparecido y en su lugar tan solo había una habitación sin puertas. Era pequeña, casi como una celda de cárcel. Eryka tenía mucho frío. Encogida de hombros se dio cuenta de que aquel sitio por la temperatura que debía estar a bajo cero parecía una cámara para congelar la carne. Pero al contrario de lo esperado, conforme una tupida neblina se fue diluyendo, la decoración era la de un cuarto normal y corriente salvo porque todo los colores eran fríos debido al hielo, así eran azules, blancos, celestes, grises…

Eryka tiritando y con intervalos de vapor que emergían desde su boca, avanzó por la habitación. Parecía abandonada. ¿Quién era su dueño? Eryka no tardaría en descubrirlo.

Sobre la cama con una colcha de cuadros, había un álbum de fotos abierto por la mitad. Eryka lo miró y vio fotos de una familia sonriente con un niño pequeño. Conforme pasaba las páginas, el niño iba creciendo pero las caras de sus padres y abuelos cada vez eran más tristes. En una foto finalmente Eryka reconoció al joven. Este estaba sentado en una silla de ruedas y su rostro era el mismo de aquel joven al que había estado viendo en sueños anteriores.

Era extraña la sensación de ser consciente de estar soñando. De ser dueña de su sueño y tener consciencia de ello hasta cierto punto. Eryka cerró el álbum de fotos y entonces en la portada leyó un nombre en voz alta:

Lee Kiseop

De repente, el lugar comenzó a temblar. Como si de un terremoto se tratara. El cuaderno de fotos se le resbaló de las manos y cuando ella se giró en redondo allí a sus espaldas había aparecido el jóven. Este la miraba triste, casi con lágrimas en los ojos.

-No sigas por favor… vete…- pidió casi sin voz.

Vete…

Su voz resonó con eco. Se repitió miles de veces. Eryka se llevó de nuevo las manos a los oídos y le miró angustiada.

Todo empezó a temblar. Los cuadros se caían, los lápices de la mesa vibraban y rodaban para correr la misma suerte en el suelo helado. La cama se estaba desplazando. Una lampara de tubo parpadeaba furiosa sobre sus cabezas.

-¡Haz que pare!- gritó Eryka asustada.

Pero los temblores no se detuvieron, sino que fueron tan fuertes que todo se sacudió al punto de venirse a bajo y fue entonces cuando de nuevo, sobresaltada Eryka se despertó con la respiración agitada.

Sentada palpó sus sábanas y se abrigó aun temblorosa.

Hacía mucho frío. Ya estaban cerca de su destino. Eryka fue a buscar su taza de agua y entonces oyó a lo lejos el sonido de lamentos.

Eryka prestó atención y asustada reconoció la voz de Chansung.

Rápida embutió sus pies en sus zapatillas y atándose el lazo de su bata salió de su recamara y en el pasillo siguió escuchando atenta.

-No… no… no te vayas… quédate… por favor… no…- sonaba entre gimoteos la voz de Chansung. Eryka con la piel de gallina avanzó. Al no ver nadie en el pasillo supuso que los chicos debían de estar algunos ya trabajando y otros aún dormidos.

Su pulso se aceleró trepidante una vez su mano tocó la superficie de la puerta de metal del camarote de Chansung.

Ya casi había amanecido. La clara luz que escapaba por una de las claraboyas así lo anunciaba. Una extraña quietud inundaba el lugar. Parecía que el barco estaba detenido. Aunque muchas otras veces así se lo había parecido a Eryka. Una vez recogió el coraje suficiente empujó la puerta y esta cedió.

Con respiración entrecortada ella miró hacia la cama de Chansung donde este se revolvía mientras sufría una pesadilla.

¿También él tenía sueños raros como los de ella? ¿Quizás él había estado soñando también con el chico?

Eryka dudaba. No sabía cómo actuar al principio pero entonces haciendo caso de su instinto se aproximó hasta él y sentándose al borde acercó sus manos para intentar sujetarle y que no se hiciera daño. Chansung estaba semidesnudo, tan solo llevaba unos pantalones puestos. Esto hacía ardua la tarea ya de por si difícil pues él no hacía más que mover las piernas y los brazos sin control. Por esta razón Eryka sufrió algunos manotazos pero por fin consiguió inmovilizarlo mientras hacía uso de su dulce voz.

-Tranquilo… ya… ya pasó…es solo una pesadilla… despierta… vamos… tranquilo…- aquellas palabras parecieron ser un sedante para Chansung que enseguida se quedó quieto, aun respirando con irregularidad pero al fin calmado y sudoroso por el esfuerzo. Eryka acarició su frente para ver si estaba enfermo. No lo estaba, parecía tener una temperatura normal. Después de hacer esto peinó su flequillo sudado y entonces Chansung lentamente abrió los ojos.

Eryka se echó hacia atrás cohibida.

-¡Lo siento…! yo estaba preocupada y entré a tu habitación a ver qué pasaba y… estabas soñando… lo siento- habló atropelladamente.

-No pasa nada…- Chansung se incorporó y respiró hondamente.

Eryka aguardó unos segundos y entonces habló.

-¿Puedo saber cómo era el sueño?

-No era un sueño… era una pesadilla…y horrible…- Chansung aún intentaba respirar normal. Se humedeció los labios y prosiguió-… gracias por venir…y despertarme…gracias…- agradeció Chansung que se restregó la cara con una de sus enormes manos.

Eryka con cierta vergüenza asintió.

-No hay de qué…seguramente tu harías lo mismo por mí…- sonrió tímida.- Bueno… creo que voy a ducharme… nos vemos luego en el desayuno…- con rapidez Eryka se levantó y se marchó de la habitación.

Chansung la observó con detenimiento mientras se marchaba. De nuevo solo en su habitación, volvió a recoger de su memoria las imágenes de su pasado sueño.

En el había rememorado su estancia en el búnker donde muchos niños fueron hacinados para los viles propositos de aquel enfermo. Pero aun con todas las vejaciones que sufrió, con todas las pérdidas que tuvo que vivir,  el único recuerdo más bello que guardaba en su alma nació allí. Este recuerdo no era otro sino la oportunidad de convivir con la mujer de sus sueños… por aquella época ella no era más que una niña de familia rica, de largos cabellos, de ojos espectaculares, de cuerpo estilizado y sonrisa dulce.

Algo muy similar a lo que podía ver en Eryka.

 
4 Comments

Posted by on 01/11/2013 in FAN-FICTION, NEVERLAND [UKISS]

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 responses to ““NEVERLAND”, capítulo 2

  1. Liz

    16/11/2013 at 20:17

    ¡¡¡¿SUEÑOS?!!! O___O… Yo diría pesadillas LOL X___X… Este capítulo me ha dejado en clímax.. SOBRE TODO el cómo recreaste los “sueños” de Eryka,… ya hasta se me ponía la piel chinita de solo leer >///.<), y NUNCA podrá ser como Syma… OSEA, OSEA, creo que ya me estoy exaltando y estoy cruzando los límites, ni siquiera sé que vaya a significar eso o qué es lo que te traigas en manos, pero yo como siempre ya me voy tomando ideas anticipadas (que espero no se hagan realidad :S). En fin~ Gracias por postear el capítulo más temprano de lo que esperaba y, desde el fondo de mi kokoro, deseo no tener que esperar una eternidad para leer el siguiente… que ya quiero un poquito más de acción, imaginarme la reacción de Eryka al conocer al resto de los Kissos (sobre todo a Kiseop), ver cómo la relación entre ésta y Channie va cobrando fuerza y quedar más impactada con los planes del Sr. X… ¡Ah! Y el destino de la llave de Channie… (la siento una pieza tan importante en esta temporada y aún no hallo el porqué).

    ¡Saludillos!😉

     
    • Liz

      16/11/2013 at 20:20

      (Oups! Creo que WordPress cortó mi comentario:/. Ehm~ Así que perdona que lo repita :/)

      ¡¡¡¿SUEÑOS?!!! O___O… Yo diría pesadillas LOL X___X… Este capítulo me ha dejado en clímax.. SOBRE TODO el cómo recreaste los “sueños” de Eryka,… ya hasta se me ponía la piel chinita de solo leer >///.<), y NUNCA podrá ser como Syma… OSEA, OSEA, creo que ya me estoy exaltando y estoy cruzando los límites, ni siquiera sé que vaya a significar eso o qué es lo que te traigas en manos, pero yo como siempre ya me voy tomando ideas anticipadas (que espero no se hagan realidad :S). En fin~ Gracias por postear el capítulo más temprano de lo que esperaba y, desde el fondo de mi kokoro, deseo no tener que esperar una eternidad para leer el siguiente… que ya quiero un poquito más de acción, imaginarme la reacción de Eryka al conocer al resto de los Kissos (sobre todo a Kiseop), ver cómo la relación entre ésta y Channie va cobrando fuerza y quedar más impactada con los planes del Sr. X… ¡Ah! Y el destino de la llave de Channie… (la siento una pieza tan importante en esta temporada y aún no hallo el porqué).

      ¡Saludillos!😉

       
  2. Liz

    16/11/2013 at 20:22

    Waéeee~ WordPress me sigue achicando el coment Ò__Ó

    ¡¡¡¿SUEÑOS?!!! O___O… Yo diría pesadillas LOL X___X… Este capítulo me ha dejado en clímax.. SOBRE TODO el cómo recreaste los “sueños” de Eryka,… ya hasta se me ponía la piel chinita de solo leer >///.<), y NUNCA podrá ser como Syma… OSEA, OSEA, creo que ya me estoy exaltando y estoy cruzando los límites, ni siquiera sé que vaya a significar eso o qué es lo que te traigas en manos, pero yo como siempre ya me voy tomando ideas anticipadas (que espero no se hagan realidad :S). En fin~ Gracias por postear el capítulo más temprano de lo que esperaba y, desde el fondo de mi kokoro, deseo no tener que esperar una eternidad para leer el siguiente… que ya quiero un poquito más de acción, imaginarme la reacción de Eryka al conocer al resto de los Kissos (sobre todo a Kiseop), ver cómo la relación entre ésta y Channie va cobrando fuerza y quedar más impactada con los planes del Sr. X… ¡Ah! Y el destino de la llave de Channie… (la siento una pieza tan importante en esta temporada y aún no hallo el porqué).

    ¡Saludillos!😉

    (Espero que ahora sí funcione, mianhé):/

     
    • Sensei

      17/11/2013 at 20:35

      oh dios mio tres mensaje de Liz!! Muerome de la Alegria!!!! *OOO*

      oh no… son el mismo TT_TT ….

      ….. OK mi gozo en un pozo….

      ¡NO! ¡ES BROMA! ¡SIGO FELIZ! HAHA! (estoy loca, si xD)

      HEHE me llena de alegria ver que sigues vivita y coleando y que no te has olvidado de mi y que utilizas parte de tu tiempo para comentar (TRES VECES) en mi querido rinconcito en esta historia tan especial =^^=

      Thank You❤

      Y bueno en cuanto a lo que me dices, pues si, más que sueños, en realidad el titulo original era pesadillas, pero como no son tan terribles como las siguientes (muahahaha *o*) preferí dejarlas en ''SUEÑOS''😀

      Y si, yo también lo he pasado un poquito mal, ya que comprendo a Eryka y soy yo quien lo escribe y lo relee una y otra vez, pero también puedo decirte que estoy de acuerdo contigo en que Eryka y Syma no son la misma persona, en absoluto! NO WAY! no lo son! nononononono

      PEEEERO….. esta historia está viva y no puedo controlarla (silvo, guiño guiño guiño) lalalala

      En fin, ya verás muy pronto como las cosas van a cambiar y la situación va a empeorar nada más lleguen al destino. Y si, esa llave es importante, of course it is. Pero, ¿donde está? Obviamente la tiene alguien….

      jojojo

      Eryka todavia hay muchas cosas que no sabe y que ignora u.u…..
      El siguiente capitulo va a ser muy entretenido y revelador jejeje

      Espero terminarlo pronto ^^

      Saludos y te cuidaaas ehhh?? Ciaaaoo

      Sensei :3

      PD: me das miedo con tus ideas anticipàdas jaja

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: