RSS

“IM-PERFECTION II”, 5ª historia del Cuaderno Rojo

01 Dec
“IM-PERFECTION II”, 5ª historia del Cuaderno Rojo

¡¡HOOOLAAA!!

Para aquellas nuevas lectoras que no conocen la página o que no conocen este fic (pues el presente capitulo se trata de una secuela de una anterior oneshot…SI NO LO HABEIS LEIDO AQUI PODÉIS LEER LA PRIMERA PARTE) como bien reza esta imagen queridas, este es el momento en el que decidis sin continuar leyendo o pasar a buscar otro fic e.e porque a continuación hay un fanfic de tematica YAOI!!!!

Ahora bien, dirigiéndome a esas asiduas lectoras y a aquellas que les gustó leer imperfection…welcome agaaaiiin!! SÉ que seguramente estáis esperando las actualizaciones de otras historias pero tranquilas que lo tengo todo controlado (eso creo .-.”) y bueno como veis lo que una vez fue un oneshot ahora parece transformarse en un twoshoot…meeeh! lo importante es que la finalidad de este capitulo es revelaros informacion interesante sobre los personajes, su psicologia, porqué están en un sitio y no en otro, qué paso para que luego….???, ese tipo de cosas, y bueno, simplemente decirOs que me alegra mucho teneros por aqui pululando y que espero ansiosa vuestros comentarios para que así con ellos, pueda seguir mejorando mi estilo y también pueda ofreceros mejores y más interesantes fanfics en el futuro n_n

¡GRACIAS Y A LEER :DDD!

*****************************************************

-UNO-

Aunque afuera hace un día muy frío, aunque es temprano y la gente ya ha salido a trabajar, aunque sea sábado y algunas familias han salido lo antes posible para ir de excursión y no pillar tráfico; yo me quedo aquí, envuelto en sus sábanas color rojo, envuelto en sus brazos, en su cálido pecho. Es deliciosa la sensación: no hay cansancio, no hay frío, no hay preocupación… tan solo su cálida respiración y el calor de esta cómoda cama.

¿Esto es felicidad? No, no lo es. Tan solo es imperfección pues él, mi querido Sehun es un vampiro y yo soy un humano. Es imperfección porque aunque él intenta cuidarme y hacerme sonreír a veces llegan ciertos momentos que no puedo aguantar las lágrimas. Lloro de impotencia de saber que tarde o temprano todo esto acabará…

Pues yo sigo avanzando pero él no…

———————————-

-DOS-

Tengo el cuerpo entumecido, la piel erizada, otra vez se dejó la ventana abierta.

Otra vez.

Siento que me he constipado, me molesta la garganta. Menudo fastidio…

Estoy molesto durante unos minutos porque con Tao siempre puedo llegar a enfadarme mucho. Puedo estar sin hablarle incluso horas pero esta vez, al igual que en otras ocasiones, cuando le miro siempre me causa la misma sensación de ser incapaz de continuar enfadado.

Al igual que el mejor truco de magia, como el conejo que aparece y desaparece en la chistera, mi enfado se va cuando veo su tierno rostro, ahora, dormido.

Aunque sus ojeras sean grises y marcadas, aunque su cuerpo esté lleno de toda clase de marcas y algunos estúpidos tatuajes; sin embargo para mí sigue siendo el mismo chico que conocí cuando era un niño y ambos vivíamos en la misma barriada.

Dada mi extraña naturaleza, ser medio vampiro, cuando es de día realmente me cuesta salir y llevar una vida normal, cada día más. Por aquel tiempo me costaba menos y la primera vez que conocí a Tao fue jugando en el parque a la luz del atardecer. Desde el primer momento nos hicimos grandes amigos. Jugábamos a la pelota, corríamos en bici por las empinadas calles y finalmente nos invitábamos mutuamente a nuestras casas…

Esto último a veces era difícil, dado que mi madre adoptiva no quería que Tao viera lo extraña que era mi rutina. Continuamente necesitaba estar haciéndome transfusiones o pruebas acerca de cómo evolucionada mi sangre. Mi excusa primera para aquello era que estaba enfermo; pero un día finalmente le confesé todo a Tao. Por aquel entonces yo daba clases nocturnas en el instituto y Tao también quiso darlas conmigo. Su compañía era un regalo y yo no podía seguir ocultando quién era ni tampoco mis sentimientos…

De nuevo en el parque donde nos habíamos criado, sentados en los columpios le confesé todo y para mi mayor sorpresa él me correspondió. Nunca olvidaré aquel primer beso que nos dimos, de nuevo, bajo la luz del atardecer…

Ahora nuestras circunstancias son muy distintas. Con el correr de los años tomamos caminos muy distintos, la vida de Tao no fue muy afortunada ni tampoco sus decisiones las más acertadas…yo desde entonces siempre he intentado ayudarlo y al mismo tiempo he huido de él. Pero ahora aquí estoy de nuevo, apoyándole, luchando a su lado porque deje de ingerir drogas…porque abandone esa vida de camello, porque abandone todo recuerdo de esta ciudad envenenada y podamos marchar lejos…

Tao se ha despertado, yo infantil finjo que estoy dormido pero seguro que él ya de antes se dio cuenta de que lo estaba mirando.

-Ven aquí gatito…-su voz tomada se acerca, sus brazos envuelven mi cuello y su boca acaricia mis mejillas y finalmente mi mandíbula. Abro los ojos y sonrío levemente cuando noto que me mira con los ojos entrecerrados.

-Tu si que eres un gatito…-atrapo sus labios y comienzo a hacerle cosquillas. Tao se ríe sobre mi y se incorpora con sus rodillas a los lados de mi cintura y sus manos sujetando las mías. Entrelazando nuestros dedos. Me mira con gesto divertido y adivino que quiere hacer…

——————————-

-TRES-

Vivir como una pareja. Estamos viviendo como una pareja al fin y esto, para mí es maravilloso. Nos levantamos juntos, y de esta manera, siempre que quiero puedo oler su cuello nada más el se sienta sobre el arrugado colchón, luego puedo prepararle una taza de café, abrazarlo mientras come de esas galletas de mantequilla que tanto le gustan… Siempre le abrazo cuando está haciendo algo, quizás soy demasiado pesado pero lo cierto es que no me quiero separar de él…

Y con un simple abrazo empieza el ritual, él desayuna tranquilo, yo espero que mi té se enfríe y mientras, le abrazo, huelo su nuca, le beso allí, lo abrazo aún más fuerte, escucho cómo las galletas desaparecen machacadas en su boca para más tarde ser engullidas.

Lo abrazo más fuerte, él suelta su café, su rostro me busca y da conmingo. Yo entonces solo puedo encontrar sus labios y el siempre me recibe sobresaltado.

Qué rico sabor inunda ahora mi boca.

Chen es un niño asustado cuando está conmigo, quizás es eso lo que me gusta tanto de él; su inocencia, su inexperiencia, lo fácil de convencer que es…

Antes estábamos sentados en el mismo sofá de mi estrambótico salón y ahora yo estoy de rodillas entre sus piernas y Chen se reclina contra sus deseos, sé que no quiere hacerlo pero yo sí, ardo en deseos de hacerlo, siempre es así….

Para mí lo de anoche no fue suficiente, nunca lo es y siempre quiero más.

Bajo sus pantalones elásticos sin apenas esfuerzo, son esos que tienen ositos. Chen entonces suspira excitado y noto sus ojos puestos en mi. Lo imagino con claridad, veo que frunce el ceño, que me observa nervioso, sus labios quedan entreabiertos, sonrosados desde nuestro largo y último beso. Arrodillado, bajando mi lengua por su vientre, bajando su ropa interior; es en este momento cuando le quiero dar las gracias por hacerme sentir tan feliz…

Lentamente me deleito, se la chupo de abajo a arriba y viceversa. Chen se tensa y yo imprimo más fuerza en mis lamidas, envuelvo su sexo con toda mi boca, succiono, acaricio la punta con el extremo de mi lengua, lo saboreo y gimo todo el rato de solo tener en mente la visión de mi mismo haciendo esto.

Me siento poderoso en este momento, Chen gime entrecortadamente, lo miro y veo que aprieta los ojos. Continuo pero entonces algo va mal. Las manos de Chen vuelan a mis hombros, a mi cabeza y de repente me aparta con cierta rudeza. Caigo sentado en el suelo.

-¡Ya basta Lay! no quiero…para esto de una vez…¿por qué eres siempre así?- Chen me mira acusador, se vuelve a vestir y se marcha dejándome con el rostro congelado por el miedo.

Rechazo: mi más temida pesadilla.

—————————————–

-CUATRO-

He hecho todo lo que me ha pedido, lo hice, realmente he sido bueno y obediente; cuando tocaba tomar fruta, me la tomé toda; cuando tocaba verdura también y cuando tocaba carne otro tanto de lo mismo…

¿Por qué Kai aun me hace esto? ¿Por qué no me da lo que tanto ansío y el mismo me prometió?

Se supone que estamos juntos, que vamos en serio, que como toda pareja tendremos relaciones…pero entonces, ¿por qué cada noche aún me niega lo que más deseo? ¿Por qué?

Por ello, hoy no me terminé el plato. El enfermero me miró descontento y aquello en absoluto me importó. Estoy enfadado y quiero que Kai lo sepa. De seguro que él ya está al corriente de mi mal comportamiento de esta noche. Así lo espero.

Nada más el enfermero y la doctora terminan de darme la charla de rigor y salen de la habitación, siento una brisa fresca rozar mi nuca. La ventana ha sido abierta desde el exterior, Kai está aquí.

Sonrió con los ojos entrecerrados.

Me giro y no me sorprendo al ver que su rostro no es alegre. Como siempre imperturbable pero con cierto desazón asomándose en su mirada, en sus cejas tensadas, en su boca cerrada con candado. Me río sin vergüenza alguna y Kai avanza hasta mi:

-¿Por qué no te terminaste tu cena de hoy?- su voz es dura.

-Porque no quise- respondo secamente.

-¿Por qué? ¿Es que acaso quieres morirte? Es eso? o es por…

-Kai, no has cumplido lo que me prometiste- le interrumpo.

-¿Es por eso? ¿Hablas en serio?-sus ojos se abren un poco más…desde hace algún tiempo, parece más expresivo…pero tan solo es una mueca de humanidad.

-Si Kai, así de infantil soy yo…

Silencio. Siempre lo hace cuando se enfrenta a mí, cuando yo digo algo impertinente o le lanzo miradas amenazadoras. Kai no es capaz de discutir, de regañarme, de moverse, de abrazarme, de besarme…

Hazlo maldito idiota, hazlo antes de que grite…

Como accionado por un misterioso mecanismo, Kai avanza cauto, como temeroso y al mismo tiempo muy serio, no pestañea, me mantiene la mirada hasta que sus ojos se posan en mis labios, alza las manos y acaricia con el reverso la forma de mi mandíbula, mi cuello y finalmente toca mi nuca con sus dedos…

Cuando lo veo cernirse sobre mí cierro los ojos y siento como sus labios me aprisionan deliciosamente. Su boca tiembla, la mía lo acoge deseosa, le correspondo con ferocidad, mis manos atrapan su cuerpo, lo atraigo hasta romper límites entre nuestros cuerpos, lo arrastro hasta mi cama y caemos de bruces en ella.

Kai está encima de mi, suspira entre mis labios y alza el rostro, aun tiene los ojos cerrados, yo no paro de besarlo, sus mejillas, su cuello, su barbilla; mis manos lo tocan por doquier, palpo toda su espalda y llego a su pecho donde en uno de los bolsillos de su fina blusa noto un sobre. Me detengo y Kai abre los ojos súbitamente.

Acabo de extraer el sobre y lo miro extrañado. Kai entonces se sienta a un lado, no me mira, se le ve incómodo.

-¿Qué es esto?- pregunto confuso. No espero a su respuesta y lo abro ardiendo en deseos de saber que es y descubro que son dos bonos para una estancia gratuita en un hotel en Busan. Mis brillantes ojos miran ahora a Kai de distinta forma. El alza el rostro y me mira de soslayo.

-Había pensado que dado tus avances…te merecías un regalo….

Mi sonrisa no puede ser más grande. Sin aguantarlo, gateo hasta él y lo abrazo con fuerza y comienzo a besarlo por todas partes con efusividad. La suave risa de Kai suena lejana pero es real, está sonriendo, mi forma de ser le hace feliz pero él no tarda en ponerme los pies en el suelo…

-Pero, ya sabes…debes portarte bien…si no comes, no podrás tomarte unas vacaciones y tener un permiso para salir de aquí…y no quiero tener a tu familia ni a todos los médicos de este hospital persiguiéndome por raptarte indebidamente…- Kai mira mis labios mientras habla y yo mantengo mis manos sobre sus rodillas. Sonrío avergonzando.

-Vale…seré un niño bueno…- Kai me mira y vuelve a sonreír de lado mientras se lleva una mano a uno de los bolsillos de su chaqueta de cuero negra que descansa a los pies de la cama. Al sacar la mano, en ella hay un kiwi. Juraría que es uno de los que no me tomé esta noche…

No me gustan los kiwis.

Kai vuelve a sonreír mientras saca un cuchillo y comienza a pelar dicha fruta.

-Ahora me vas a demostrar eso que has dicho…-mira concentrado el pequeño fruto entre sus mojados dedos ahora de zumo. Corta un pequeño y circular trozo y me lo ofrece. Yo lo miro con cierto asco pero se lo arrebato rápido y lo mastico lentamente, pesadamente…sin ganas. Kai vuelve a cortar un trozo y una vez yo termino de tragar el primero, mi gran sorpresa salta al verle que se lleva la pieza de fruta a los labios y la mantiene sujeta suavemente en ellos. Mis ojos se abren de par en par y rápido vuelo a devorar la fruta y seguidamente sus labios que lamo hambriento. Kai sonríe de nuevo y me aparta gentilmente.

-Ya veo que así si que te comes bien la fruta…-susurra con voz profunda. Yo me muerdo el labio inferior y miro la otra mitad del kiwi.

-Me gusta este juego…-respondo deseoso de probar más.

Kai parece impresionado y volviendo a cortar otra porción, esta vez la lleva a mi boca y yo la engullo chupando levemente sus dedos.

Sí, realmente me gusta comer de sus manos, qué pena que no pueda ser así con toda la comida…¿o sí?

————————————–

-CINCO-

Es mi primera cita a ciegas. Estoy demasiado nervioso. No sé donde poner las manos ni ya que nuevo gesto hacer con el vaso. Encima el chico con quien he estado chateando se retrasa…

Este bar la verdad que está lleno de gente muy mayor y otros personajes bien extraños, me siento muy incómodo…hubiera preferido una cafetería o ir a una discoteca…no un pub como este, pero bueno, que se le va a hacer…todo sea por no quedarme soltero el resto de mi vida…y por ende…virgen.

El móvil de Kyungsoo repentinamente suena. Es un mensaje de Xiumin.

¿Dónde estás? ¿Estás bien? Tu último mensaje de twitter me dejó preocupado.

Kyungsoo sonríe tristemente. Aquellas palabras son un gran consuelo pero al mismo tiempo un motivo de tristeza. Kyungsoo desde hace tiempo siente algo especial por ese chico que tiene un rostro infantiL y que a veces se comporta como un niño tímido pero que en realidad es un estudiante de universidad al igual que él. Aunque estudian distintas carreras ambos se conocieron en el instituto y desde entonces se hicieron inseparables. Pero la triste realidad de Kyungsoo es su incapacidad de confesar sus sentimientos reales a Xiumin. No quiere que las cosas cambien entre ellos.

Tras una hora y media de espera finalmente llega alguien, pero no es el chico de la foto; es alguien muy distinto.

Alguien ha dicho mi nombre. Alguien me conoce aquí y no es el chico del chat…Es otro bien distinto. Diría que mejor. Sus rasgos son suaves y fríos, marcados, su rostro no parece asiático pero habla perfectamente en coreano. Es impresionante su mirada, sus ojos son grises, y al mirarlos no puedo moverme. Estoy congelado pero mi corazón late rápido, mucho. Como un autómata respondo a sus preguntas y al poco rato estamos ambos andando juntos, dirigiéndonos hacia una habitación del motel que hay encima del bar…

¿Qué estoy haciendo? Yo no quería que las cosas fueran tan rápido…

Pero…

Quiero enamorarme, dejar de pensar en Xiumin…quiero…quiero…

Kyungsoo deja la mente en blanco cuando aquel joven que se hace llamar Suho lo sienta en el colchón de una cama de amarillentas sábanas estropeadas.

-Eres especial Kyungsoo…tus labios…me gustan demasiado…-Suho acaricia con los dedos los labios del nombrado. Lentamente se arrodilla ante él y le confiesa su mayor secreto.

-Antes me preguntaste si era de este mundo o un alien…

Kyungsoo inmediatamente se sonroja al recordar lo estúpida que había sido aquella pregunta que sin embargo no puedo remediar formular. Suho continúa hablando.

-jeje bueno…el caso es que no soy ninguno de los dos- Suho sonríe complacido. Kyungsoo se aclara la garganta y consigue hablar de nuevo:

-¿Qué eres entonces?

-Soy un vampiro…pero no te asustes, por favor… no quiero eso…como ya te he dicho antes, me gustas demasiado…mira…no te haré daño…- Suho coge los dedos de una de las manos de Kyungsoo y los guía hasta su boca. Suho abre los labios y bajo estos asoman sus formados colmillos más largos que la mayoría. Kyungsoo fascinado los roza guiado aún por Suho y finalmente acaricia los resecos labios del vampiro. Suho entonces aparta la mano de Kyungsoo y se acerca peligrosamente y comienza a besarlo con lentitud. Kyungsoo cierra los ojos y gime sorprendido. Suho mueve su cabeza, cambia la posición, baja sus labios por la barbilla de Kyungsoo, saborea su piel, Kyungsoo respira entrecortadamente, excitado, siente las manos del vampiro en su pantalón, acarician su entrepierna, Kyungsoo lentamente cae y Suho se recuesta sobre él y comienza a lamer su cuello abriendo cada vez más su blusa, acariciando su pecho, excitando sus pezones con el continuo roce de sus yemas.

Creo que sé lo que va a pasar, si esto no es un sueño y si Suho dice la verdad…sé que va a morderme…

Tengo miedo pero, quiero saber cómo es…

Los deseos de Kyungsoo son cumplidos esa noche.

———————–

-SEIS-

Sehun se negó a venir a mi casa. Es cierto que aun no les he dicho a mis padres que tengo novio, tan solo les hablo de un buen amigo cada vez que quedo con él o me quedo en su casa durante el fin de semana. Han empezado las vacaciones de navidad, yo me tomaré unas semanas de descanso de mi trabajo y quizás a la vuelta vuelva a estudiar…

La verdad es que no sé muy bien qué hacer pero, ahora mismo solo puedo pensar en Sehun, y en que él no está aquí conmigo, en que todas las cosas que imaginé no se cumplirán. Deseo demasiado que este aquí conmigo…

Mi madre me mira preocupada, quizás se nota demasiado mi tristeza.

Maldita transparencia. Soy como un libro abierto siempre. Lo mejor será que me vaya a mi cuarto a relajarme un rato.

No han pasado ni unos minutos desde que me tiré en la cama cuando mi madre me llama.

-Luhan, tu amigo ha venido a verte y te está esperando en el salón, ¡baja rápido!

¿Cómo? ¿Mi amigo?

Bajo rápido las escaleras, solo puedo pensar en una persona y cuando doblo la esquina del cuarto de baño y llego a la sala de estar mi sobresalto no puede ser mayor cuando veo a Sehun sentado junto a mi madre. Me mira como si nada hubiera pasado, como si hace una hora no hubiéramos discutido, como si yo no me hubiera ido airado dando un portazo de su casa. Me quedo inmóvil en el sitio, mi padre me mira y me insta a ser educado. Sehun sonríe divertido. Yo no sonrío en absoluto, esto me irrita pero en el fondo no puedo ser más feliz de verlo bajo mi mismo techo.

Tras un rato de surrealistas conversaciones, llega la hora de la cena.

Mi madre acaba de invitar a Sehun a que se quede a dormir. Afuera hace muchísimo frío y Sehun acepta encantado.

No sé como sentirme…

Miles de mariposas vuelan en mi estómago y se chocan contra las paredes muriendo en el acto. ¿Qué demonios está pasando aquí? ¿Que clase de comportamiento espera Sehun de mi estando los dos juntos en mi propia casa? Esto es demasiado raro para mi pero, después de todo estoy feliz, conseguí lo que más quería.

Llega la hora de dar las buenas noches, mis padres parecen encantados con mi ‘amigo’ Sehun. Ambos ahora estamos en mi cuarto. Sehun acaba de apagar las luces. Llevo mi pijama más normal, el más hetero por así decirlo. Sehun se sienta a mi lado, pero manteniendo cierta distancia. Estoy seguro que disfruta al hacerme esto. Hace un rato que preparé un saco de dormir para dormir yo en él y dejarle mi cama a Sehun pero está claro que nada de eso va a ocurrir… Sehun remueve algo que está a sus pies, es su bolsa, ese bolso de cuero descosido que siempre lleva consigo, dentro de él suenan ruidos de cristal. Oh claro, ya no me acordaba: es la sangre que siempre tiene embotellada.

Aun no me ha contado como lo hace para conseguirla pero supongo que no lo hará…

A la luz de la farola que está al lado de mi ventana, puedo ver que Sehun juega con la botella en sus manos que está cerrada con un corcho.

No lo sé bien, quizás es porque estoy en mi cuarto o quizás es porque mis padres están al otro lado del pasillo, sinceramente no lo sé pero me siento más excitado que nunca. Lentamente me arrastro sentado y acerco mis labios a la mejilla de Sehun. Este se ríe suavemente, yo torpemente empiezo a besarlo con timidez y poco a poco más pasional, con mis brazos envuelvo su cuello y comienzo a lamer su barbilla, a pasar la punta de mi lengua hasta llegar a su oreja…

En ese momento Luhan ignora que ese pequeño gesto va a desencadenar algo inesperado. Sehun que tenía los ojos entrecerrados los abre súbitamente.

El recuerdo lo ataca feroz, duro y terrible como un cubo de agua fría.

Luhan no deja de lamer su lóbulo, de morder, chupar, besarle en el cuello…y si Sehun ahora permanece con los ojos perdidos en la nada y muy abiertos es porque acaba de recordar a alguien en concreto…a alguien que mucho tiempo atrás amó y sobre todo deseó con todas sus fuerzas…tanto que tuvo que apartarse de su lado forzosamente para no acabar con él.

Sehun termina de girar su rostro y sus labios entonces chocan con ansiedad con Luhan. Sehun guiado por un poderoso arrebato, sin soltar la botella, tumba con fuerza a Luhan y lo besa ferviente, devorando todo de él, Luhan gime agitado, sorprendido por aquel nuevo comportamiento de Sehun quien suele ser amable, lento y tierno con él. Pero ahora lo desviste con brutalidad, casi arrebatandole la ropa desgarrandola. Sehun entonces, antes de desnudar completamente a Luhan y penetrarlo sin piedad, decide parar a beber de su botella de cristal llena de sangre. Se incorpora de rodillas en el colchón y con la boca se deshace del corcho y bebe a largos y profusos tragos. Luhan se arrodilla ante él y lo besa en el cuello, lo chupa de nuevo, succiona y cuando Sehun termina de beber vuelven a besarse desesperados. Sehun lanza lejos la botella, lo que produce un gran ruido. Luhan deja de besarlo asustado:

-¡Sehun! ten cuidado! mis padres podrían preocuparse y entrar en la habitación!- susurra nervioso recibiendo los fulgurantes besos de Sehun

-¿Crees que eso me preocupa ahora? Cállate y bésame- Sehun le arrebata los calzoncillos y Luhan gime al sentir la desnudez de ambos cuerpos. Sehun separa sus piernas y sin mayor espera comienza a penetrarlo y Luhan necesita taparse la boca con una mano para ahogar sus resuellos y gemidos.

Su ritmo es precipitado, rápido, demencial y al poco Sehun sale de él y se tumba al otro lado, cerca de la pared, necesitado de hacer algo distinto rápidamente.

-Luhan, vamos, móntate sobre mi, quiero verte mejor mientras lo hacemos…-Sehun lo insta con sus manos, lo acaricia, lo arrastra, Luhan tembloroso poco a poco se sienta e introduce a Sehun en él. Luhan entonces cierra los ojos y comienza a balancearse placenteramente, su rostro es una mezcla de dolor y extremo placer, se mueve hipnotizado, como en trance, no puede parar, se muerde los labios, echa la cabeza hacia atrás y Sehun mueve su pelvis al compás mientras sujeta sus caderas. Lo mira con deseo, no solo deseo por su cuerpo. Hay algo más y Sehun tiembla preocupado:

Sehun se da cuenta que también está más sediento que nunca y ver la desnuda y blanca piel de Luhan no ayuda en absoluto.

Sehun solo quiere terminar, aprieta el ritmo, agarra con fuerza los glúteos de Luhan y luego comienza a masturbarlo con una mano. Su magnífico trabajo termina pronto provocando el orgasmo a Luhan cuyo pecho queda levemente manchado de su propia esencia. Se detienen lentamente… Sehun aun con las manos húmedas acaricia el pecho de Luhan y este lentamente se deja caer sobre él extenuado de tal forma que su cuello queda a pocos centímetros de los labios de Sehun. Es entonces cuando este siente que los colmillos le duelen, demasiada hambre…

No sé qué pasó, no sé qué es lo que hice pero Sehun se marchó. Todo ocurrió demasiado rápido. Acababamos de hacerlo y de repente… me apartó con fuerza y tras vestirse salió de mi habitación…

Aún no sé qué ha pasado…solo sé cómo me siento…

Y es horrible la sensación. Tengo un mal presentimiento.

——————————————————

-SIETE-

Kris está concentrado. Siempre lo está cuando se sumerge en su mar de papeles. Sus investigaciones continúan, es un trabajo que no puede dejar, es como si hubiera nacido para ello…y de hecho, fue elegido para esta tarea. Dada su naturaleza es el más indicado para lidiar con esta situación y por ello fue asignado a una familia que lo criaria siendo conocedora de su genética mezclada. Tras terminar los estudios obligatorios entró en un cuerpo especial para ser entrenado como el mejor agente secreto de todos los tiempos. Si era el mejor se debía a eso, a ser medio vampiro.

En estos momentos se está documentando sobre un nuevo y sanguinario vampiro cuyo rastro es muy complicado de seguir. Demasiado escurridizo, como otros muchos no deja huellas, ni siquiera de sus víctimas, es complicado seguirlo pero afortunadamente tienen un mínimo rastro que se basa en compras y gastos…sobre todo de productos de lujo y algunos elecciones de lo más extrañas como comprar varias granjas. De momento hay también muchas personas desaparecidas y es ahí donde Kris ha empezado a atar cabos.

Está tan distraído que ni se ha dado cuenta de que Tao se ha levantado del sofá y que a hurtadillas se dirige hacia la puerta. Ni siquiera ha escuchado la pequeña conversación que mantiene con una inesperada visita. Kris continua mirando, leyendo listas y listas de cifras hasta que un leve crujido a sus espaldas lo alerta y como el rayo, le hace reaccionar, abrir un cajón, extraer una pistola, girar su silla de ruedas y apuntar amenazadoramente en la frente a su hermano .

Xiumin traga saliva completamente muerto de miedo.

-Hermanito…¿tu sabes que te aprecio y te quiero con toda mi alma, verdad?-afirma con una sonrisa llena de preocupación.

-¡Joder Xiumin!-exclama Kris sulfurado por su silenciosa entrada. Vuelve a guardar el arma e interroga a su hermanastro acerca del motivo de su visita. Su relación con el hijo biológico de su familia adoptiva siempre ha sido muy cercana. Desde el primer momento que se conocieron y ambos tenían 5 años.

Xiumin se muestra un tanto indeciso a confesar el motivo de su visita pero finalmente lo suelta:

-Kris, estoy muy preocupado por Kyungsoo.

-Kyungsoo es ese chico que…

-Sí, el mismo -Xiumin muy sonrojado le interrumpe y continúa explicando su problema- pues verás, desde hace mucho tiempo le noto muy raro. Ha dejado de venir a clase, ya no quiere quedar conmigo y … tengo ciertas sospechas de que está metido en algo feo… y después de lo que me contaste la semana pasada…todo eso te debe sonar familiar…-los ojos de los hermanos se encuentran. Kris lo mira muy serio.

-Si, ¿donde vive tu amigo?

-No muy lejos de aquí…en autobús es 25 minutos…

-Vayamos en mi coche, ahora…- Kris tiene un pálpito. Algo le dice que detrás de esta situación se esconde un vampiro. Y no se equivoca.

Nada más llegan al piso de Kyungsoo. Todo tiene el aspecto de que un drogadicto vive en esa casa…pero claro está que no es un drogadicto cualquiera.

Llaman repetidas veces pero no hay respuesta. Kris decide derribar la puerta, tras impactar su hombro y hacer saltar la cerradura, una oscura sombra desaparece rápida por el pasillo. Xiumin exclama asustado al ver la oscura y sucia casa en que se ha convertido el que una vez fue un piso limpio y normal. Restos de basura por doquier, un olor ácido inunda el ambiente, todo esta desordenado, papeles usados y otros rotos cubren la superficie de muchos lugares. Kris avanza indiferente, a paso decidido, seguido del asustado Xiumin que no tarda en adelantarlo e intentar abrir la puerta del dormitorio de Kyungsoo que ahora está atrancada desde el interior…con el mismo cuerpo de alguien…

-¡Kyungsoo! abre la puerta! soy yo, Xiumin! por favor..!!

-No, vete, por favor…no me encuentro bien…ya te dije que te llamaría cuando estuviera mejor…¡¡vete por favor!!- pide una temblorosa voz desde el interior. Kris mira unos segundos a Xiumin, no es para pedirle permiso, es para avisarle de que se aparte de la puerta. Xiumin le hace caso y Kris de nuevo entra por la fuerza. Kyungsoo grita asustado y retrocede en el suelo, se arrastra hasta que es sujetado por Kris desde el cuello de su camisa.

-¿Quién es tu huésped?

-¿Qué? no sé de qué me hablas?

-¿Dónde está el vampiro?

-¡Kris suéltalo le estás asustando! Sueltale joder!!!- Xiumin lo aparta, y cayendo de rodillas atrae a Kyungsoo a su regazo. Este no es capaz de mirarle a los ojos.

-Xiumin, tu amigo está bastante grave…necesita medicación y tratamiento psicológico…llamare a un amigo…no te preocupes se pondrá bien pero, entiende que necesito hacer mi trabajo…si no no habrías recurrido a mi, reconocelo.

-Lo sé pero…entiendeme tu a mí también…-los ojos de Xiumin brillan por el miedo, por la impotencia de reconocer la terrible verdad que experimenta su mejor amigo- Por favor…déjame a solas con él…necesito hablar con él primero antes de que te lo lleves a ninguna parte…

-Está bien- Kris no lo dice en serio, no quiere dejarlos a solas, teme que Kyungsoo esté infectado, que la transformación haya comenzado…pues es esa es una de las opciones presentes y más obvias dado su estado de reclusión y dejadez.

Kris sacando su móvil sale de la habitación que está hecha un desastre igualmente. Xiumin sentado junto a Kyungsoo en el suelo lo mira y aguanta las ganas de romper a llorar.

-Kyungsoo, ¿Por qué no me habías dicho nada?

-Este problema solo me incumbe a mi…además…no pensé que me fueras a creer…

-Idiota…yo también pensaba así antes pero, hay ciertas cosas que no podemos ocultar para siempre…creo que ya te habrás dado cuenta de que mi hermano es poco común…

-Por eso…¿ha venido no? porque lo sabe también….que existen…-la mirada de Kyungsoo se pierde en la nada. Xiumin bajo la leve luz del día nublado que se puede entrever levemente entre una entrada de las tupidas y corridas cortinas del cuarto. De esta manera Xiumin puede distinguir lo consumido y desnutrido que Kyungsoo se aprecia. Sus brazos son más delgados de lo normal, sus pómulos están muy marcados, unas profundas ojeras pintan el contorno de sus ojos…Xiumin comienza a llorar finalmente.

-¿Realmente le quieres? ¿Por eso le has dejado que te haga esto?- Xiumin ya no puede ver con claridad dentro de sus ojos encharcados como Kyungsoo le dirige una mirada y lo mira extrañado. Como si una nueva noticia llegara a sus oídos.

-Xiumin…¿qué quieres decir…?

-¡¿Por qué le elegiste a él?! ¿Por qué?!!- Xiumin grita. Es la primera vez que lo hace de ese modo frente a Kyungsoo quien incapaz de palidecer más, baja el rostro, apoya sus manos y siente que la herida de su corazón se abre.

-Xiumin…yo… siempre quise elegirte a ti pero…nunca pensé que…fueras una opción disponible…-Kyungsoo habla como si estuviera al borde de perder el conocimiento, con los ojos cada vez más cerrados, deja escapar sus primeras lágrimas de arrepentimiento. Seguidamente pierde todas sus fuerzas y se desploma.

Xiumin en seguida se mueve para incorporarlo y recogerlo en su regazo.

-Kyungsoo…no, no te rindas…te pondrás bien, yo te cuidaré y ya verás como sales de esta…

-No le conoces…seguramente me volverá a encontrar…y si sabe de ti…seguramente irá a por tí entonces…no puedo…no puedo permitirlo…tenéis que iros antes de que vuelva de su viaje…

Kris hace rato que escucha a escondidas detrás de la puerta, y su común rostro impasible se desvanece y se nubla de dudas, de compasión, de tristeza…

-Me da igual, yo no pienso abandonarte Kyungsoo…y sabes porque? porque te quiero…mucho…no sabes cuanto…- la voz de Xiumin se va consumiendo lentamente por miles de emociones que se ahogan en su garganta. Kyungsoo aprieta los párpados y llora amargamente presionando los dientes que asoman en sus tensados labios abiertos. Su cuerpo tiembla y Xiumin intenta calmarlo abrazándole, susurrandole, acariciándole el pelo, besándole tiernamente en la cara…

El efecto es tardío pero finalmente llega. Kyungsoo se calma un poco y corresponde ese abrazo.

Lay no responde al teléfono. Kris da un paso, piensa emprender el camino hacia su oficina pero entonces se acuerda de alguien.

¿Dónde estaba Tao cuando él se fue? Un terrible presentimiento lo invade y le hace girarse y abrir con fuerza la puerta del cuarto y llamar a Xiumin.

-Xiumin, cuando entraste a mi casa ¿viste a Tao?

-Si, justo estaba saliendo cuando yo…- responde sobresaltado

-¿Sabes a donde fue?-Kris lleno de terror palidece al imaginarse lo peor.

————————————————-

-OCHO-

Todo se resume a rutinas de interminables silencios entre ambos. Lay y Chen no saben de qué hablar. ¿Cómo es posible que las mejores relaciones a veces acaben en algo así? Lay está harto, ese tipo de vida no es el que él quiere, ¿pero qué hacer en esas situaciones? ¿Enfrentarlas o aceptarlas pasivamente? Lay prefiere callar y demostrar su enfado que aparentemente es indiferencia a los ojos de Chen. Hace tiempo que no salen juntos a cenar, a dar un paseo… Y Chen hasta hacía poco era capaz de concentrarse en su trabajo pero ya ha llegado hasta su límite. Que Lay este frío, que ya no le atienda de la misma manera, que salga solo la mayoría de las veces y otras se quede encerrado en su cuarto…Chen quiere decir algo. Pero no sabe cómo empezar. Se dirige hacia el cuarto donde está Lay.

Allí está recostado en su cama, le da la espalda, no se inmuta ni por su llegada. Chen avanza y se sienta al borde, lentamente echa su cuerpo y lo besa en el cuello. Lay se mueve tenuemente, Chen continúa besandolo y Lay se retuerce débilmente como un gato hasta que finalmente rechaza las atenciones de Chen apartándose.

-Lay, ¿se puede saber que te pasa?

-No, a mi no me pasa nada…eres tu el que decidió comportarse de forma extraña…tu…todo este tiempo, has estado ausente, primero un día me tratas como si fuera un niño pequeño y al siguiente me ignoras y encima casi no duermes aquí…

-Mira quien fue a hablar, miedo me da preguntarte que haces esas noches en las que vuelves tan tarde…es como si no te conociera…-Chen alza desesperado la voz.

-No, no me conoces entonces porque si lo hicieras no dudarias de lo que hago o dejo de hacer…no te he sido infiel si es eso lo que temes…pero gracias por preocuparte- Lay se levanta airado y piensa marcharse lo más lejos que pueda pero entonces Chen lo detiene y lo sujeta de los brazos comprimiendolo contra si desde la espalda.

-Perdón…no sé qué me pasa últimamente pero…lo siento…tengo mucho trabajo y…comprende que a veces eres…una persona muy difícil de tratar…y sinceramente a veces no se que hacer contigo…pero…lo que si sé es que… te quiero…-Chen cierra los ojos y deja descansar su frente en la nuca de Lay, colocando sus labios en el inicio de su espalda casi al descubierto debido a su estirada camisa gris de algodón…Lay cierra los ojos también y suspira. Chen mueve sus manos con lentitud sobre su cuerpo, casi con vergüenza…Lay entonces se gira y lo besa en los labios con necesidad. Hacía tiempo que no lo hacía y lo echaba muchísimo de menos.

-Yo también te quiero…y me gustaría odiarte pero…no puedo…-afirma casi sin aire contra los labios del otro.

Poco después caen sobre el colchón, es tan delicioso volver a sentir sus cuerpos rozarse, desvestirse casi de esta manera…

El teléfono de Chen suena a lo lejos pero Lay no le permite siquiera girar el rostro para buscarlo con la mirada.

Chen removiéndose sobre Lay termina de bajar sus pantalones, sus bocas no se separan nunca, entre suspiros y jadeos y sonidos guturales comienzan a hacer el amor, adquiriendo prontos y rápidos choques. Aquel encuentro amoroso dura horas hasta que extenuados gimen al unísono llegando al clímax…

Tras esto, yacen el uno junto al otro, abrazados. Lay está de lado, le da la espalda a Chen, su mente se nubla por momentos pero antes de abandonarse a un dulce sueño, escucha el móvil de Chen sonar otra vez. Su cálido abrazo le abandona. Lay arruga el rostro contrariado y adormilado se gira y recortado por el contraluz de la ventana observa a Chen desnudo responder a la llamada.

Es Kris.

Lay cada vez que piensa en él siente un extraño escalofrío…no ha vuelto a verle pero si ha escuchado su voz a veces. Chen ahora acaba de decir algo sobre un viaje. La conversación acaba y Lay se interesa por saber qué está ocurriendo.

-No creo que debas venir conmigo…-afirma dudoso Chen frente a la petición de Lay de ir con él.

-Esta ocasión es ideal…por favor…déjame ir contigo a Busan…

Chen lo mira y no puede negarle nada.

Finalmente acepta ignorante de su peligrosa decisión.

————————————–

-NUEVE-

Espesas nubes que parecen fabricadas para ser tocadas, estrujadas entre los dedos…pero sin embargo son tan inalcanzables…

Chanyeol con un brazo extendido siente el fresco aire de la carretera acariciar su mano, su mirada se pierde en el rojo horizonte. Hoy está especialmente contento. Que el día esté terminando, significa que es el comienzo de su primera aventura.A su lado Kai conduce tranquilo, a ratos sonríe cuando sus miradas se encuentran.Chanyeol sin embargo no se encuentra del todo cómodo pues, esperaba que aquel viaje fueran a disfrutarlo ellos dos solos….y sin embargo: hay dos personas más haciéndoles compañía dentro de la gran caravana en la que viajan.

Sehun y Luhan están recostados. Luhan tiene su cabeza sobre el hombro de Sehun y a ratos dirige miradas a Chanyeol. Este viaje ha sido una total sorpresa para él. Durante una semana no supo nada de Sehun y de repente apareció con unas invitaciones a pasar un finde en un lujoso hotel de tradicional estilo en la zona de Busan….Luhan se siente muy contento pero al mismo tiempo extraño. Siempre había imaginado ser el único chico humano que estaba viviendo una historia de amor imposible con un vampiro pero ahora, acaba de conocer a un chico que vive unas circunstancias muy parecidas a las suyas…

Bueno…no del todo. Aunque Chanyeol no le ha dicho nada directamente, Sehun ya le preparó antes de que se presentaran…Luhan siente mucha curiosidad por saber su historia…por saber cómo conoció a Kai…

Su curiosidad no tardará en ser saciada. Una tranquila noche pasa, y antes de que llegue el amanecer, Kai y Sehun los despiertan de su profundo sueño. Es hora de cambiarse. Mientras que Kai y Sehun marchan para protegerse del sola su escondite el cual está situado en un espacio hueco del suelo de la caravana, una especie de armario, es el momento para Luhan para demostrar sus dotes de conductor y darle conversación a Chanyeol quien al principio se muestra indeciso.

-Entonces…¿Fue Kai el primero en dar el paso?

-Como iba a ser si no? No sé… el llegó, nunca lo podré olvidar, en una noche tormentosa…las ventanas vibraban, desde fuera los rayos lo dejaban todo blanco…a mi, ese tipo de cosas me encantan…me encantan las tormentas por lo que aquella noche estaba muy pendiente de lo que ocurría en la ventana…y entonces, el apareció…sinceramente al verle aparecer tan de repente me recordó al cuento de Peter Pan pero…lo cierto es que nuestro encuentro fue muy distinto…él estaba hambriento y lo curioso es que esa noche no me mordió…tan solo se quedó allí descansando, escondido…quizás protegiéndose de alguien…él nunca me ha explicado de quien huía pero…el caso es que, su compañía me era muy agradable y bueno al poco tiempo…iniciamos una relación amorosa…aunque la verdad es que…era muy complicada…no sé él no es precisamente…expresivo…ahora ha cambiado un poco pero…bueno eso, llevo un rato hablando y tu no me has contado nada sobre Sehun ¿Como fue que le conocístes?- Chanyeol sonrojado sonrió avergonzado. Luhan rió contento.

-No te preocupes, te estaba escuchando muy atento, me gusta tu historia…yo…por mi parte, la mía no es tan interesante…a Sehun le conocí en la calle, en una fiesta, mis amigos acababan de dejarme tirado y creo que después de lo que ocurrió aquella noche, no puedo estar mas agradecido de tener tan malos amigos…no sé si estando ellos Sehun se me hubiera acercado entonces…jeje…la verdad es que, yo era un completo inexperto, ni siquiera había salido del armario y…bueno ahora tampoco es muy distinta la realidad pero…creo que mis padres se lo huelen…jeje…lo verdad es que Sehun esa noche como no podíamos hablar en la discoteca, salimos y mientras paseábamos fuimos hablando y para cuando me quise dar cuenta…me había llevado hasta mi casa…aún no sé como lo hace pero, tiene un don para leerme la mente y descubrir todo que…creo que Kai también lo posee…es posible que todos los vampiros lo tengan…

-Según me contó Kai…es algo distinto…como la personalidad, no todos desarrollan los mismos rasgos…-Chanyeol se apartó varios mechones de pelo que se le metían en los ojos desde hacía un buen rato debido al aire que entraba al tener las ventanas completamente bajadas. Luhan sonrió tranquilo. Se alegraba mucho de conocer a Chanyeol. Sentía que había encontrado un confidente, un posible buen amigo en el futuro…

Para Chanyeol era algo parecida la situación ya que…nunca había tenido amigos desde que ingresó en el hospital.

Aquel viaje diurno se tradujo en largas pero veloces horas de autopista que afortunadamente encontraron bastante despejada hasta que el sol comenzó a descender detrás de las montañas…Sehun y Kai no tardaron en salir. Hicieron una parada. Estaban al lado de la playa, y Chanyeol quería observar los últimos rayos de sol reflejados en las olas.

Kai entonces permaneció en el asiento del conductor mientras observaba como Chanyeol se alejaba descalzo con sus zapatillas en una mano. Kai entonces se fijó en el retrovisor y se percató de que Sehun estaba en una de las camas, sentado con la espalda contra la pared y sobre él estaba Luhan sentado a horcajadas. Lo estaba desvistiendo y Sehun le miró entonces desde el reflejo.

¿Te gusta lo que ves?– le pregunta mentalmente. Kai aparta un momento la vista pero vuelve a mirar. Luhan está casi completamente desnudo y Sehun no se detiene. Entre apasionados besos, le arrebata la ropa interior y con la ayuda de Luhan, Sehun se baja los pantalones hasta quedar amontonados en sus tobillos. Kai continua mirando y ve que Sehun abre una botella y bebe de ella su sanguinolento contenido. Kai está excitado, ver el cuello desnudo de Sehun moverse, su garganta ingerir con profusión, mientras Luhan se sienta sobre su miembro erecto y gime entrecortadamente, cerrando los ojos, lamiendo la mejilla de Sehun…

Deja de mirar como me follo a mi chico y ve a buscar a Chanyeol, que lo tienes muy abandonado…aún queda otra botella más…así que creo que esta noche tienes una oportunidad…– la sinuosa voz de Sehun volvía a entrar en su cabeza. Kai entonces apartó la vista y salió rápido del coche. Sus pies durante sus largas zancadas se hundían en la arena, y su corazón latía furioso. En una mano ya llevaba la botella de sangre. Ya estaba abierta. Ya se la había bebido entera…

Aquello no podía marcar la diferencia pero…podría intentarlo.

Cuando Kai llega junto a Chanyeol, este está sentado en la arena y al mirarlo no tiene tan siquiera tiempo de hablar, Kai se deja caer de rodillas y su boca apresa rápida la de Chanyeol con tanta fuerza que ambos caen sobre la arena. Chanyeol gime gustoso. Kai acaricia su rostro, su cuello, apoya una mano en la arena junto a la cabeza de Chanyeol y de esta manera lo besa cambiando la posición, la intensidad…Chanyeol agitado lo abraza, lo intenta desvestir, mete sus manos en su camisa, buscando su desnudez pero entonces, cuando el rostro de Kai cae dentro del hueco de su cuello, Kai rápidamente se aparta.

Unas intensas ganas de morderlo lo habían atacado y Kai disculpándose repetidas veces se aleja. Chanyeol aun con el pulso acelerado deja la mirada perdida sobre la arena. Otra vez sucedía lo mismo…otra vez le prometía que al día siguiente lo harían pero…

Chanyeol no sabía si creerle o no.

————————————

-DIEZ-

Aquel lugar realmente era lujoso y bonito. La primera vez que Lay estaba en un hotel tan tradicional y grande. Desde fuera parecía un palacio y en su interior sin embargo se encuentra una suit de lo más moderna y detallada…Los cuadros son impresionantes por no hablar de las vistas desde el balcón…

Lay se gira hacia Chen que está sacando algunas cosas de la maleta. Se arrodilla en el suelo y tras esperar que le devuelva la mirada, una vez lo consigue le roba un beso. Chen se ríe mientras Lay continúa besándolo haciéndole cosquillas y desvistiéndolo empezando por los pantalones.

-¿No crees que antes deberíamos darnos una ducha?-intervino entonces Chen mientras sentía la boca de Lay bajar por su pecho. Lay se incorporó sobre él y aspiró profundamente.

-Buena idea…-mientras Lay rápido se incorporaba, ligeramente se estiraba y marchaba hacia el baño. Una vez allí ignoró que al otro lado, en la habitación contigua a la de él, en otro aseo decorado igual, estaba Luhan terminando de asearse.

No se ha secado del todo el pelo, prefiere dejarlo húmedo y cuando va a salir se encuentra en la puerta a Chanyeol. Da un pequeño respingo.

-¿Cómo te encuentras?-se interesa el otro.

-Oh…bien, quizás algo cansado aún…- responde Luhan revolviéndose el cabello de su nuca.

-La verdad es que siento no haberte podido ayudar con eso…por mi culpa has tenido que conducir muchisimo…Sehun antes me dijo que quizás lo mejor es que te quedes descansando en la habitación…

-oh pero entonces…¿qué va a pasar con la cena?

-Yo saldré a comprar con Sehun, ya que… Kai al parecer no se encuentra muy bien y no quiere salir…

-Oh vaya…bueno pues no os entretengais demasiado ¿de acuerdo?…¡que tengo hambre jeje! -Luhan sonríe muy contento. Chanyeol ante esto aunque no está tan animado al girarse y dar un largo suspiro hace una mueca de sonrisa; después de todo hay que intentar ver el lado positivo de todo…quizás esta noche sea la definitiva…

A los pocos minutos la puerta del ascensor se abre y se encuentra con Sehun en el recibidor. Sehun hace una mueca de resignación alzando las cejas.

-Este Kai…no le entiendo, debería estar preocupado por dejarte a solas conmigo…porque puedas enamorarte de mí…-Sehun mira de reojo a Chanyeol y de broma le sonríe malvado. Chanyeol le mira serio y con expresión de total seguridad suelta:

-Eso es imposible…-afirma mientras bajan los escalones de las escaleras de la entrada principal- para mi solo existe Kai…

-Me alegro…-Sehun sonríe gentil y rodeados de luces y de un fresco ambiente nocturno, ambos se alejan perdiéndose en las abarrotadas calles de turistas donde en absoluto ninguno de los dos llaman la atención.

Sin embargo ambos ignoran que en la lejanía, son observados por un par de oscuros ojos que los miran con gran interés…

————————

-ONCE-

Dos días había necesitado para finalmente localizarlo.

Maldito Tao…maldita adicción…maldita droga…

Maldita ciudad…

Kris no ha descansado, tan solo ha conducido y se ha movido de un distrito a otro siguiendo su instinto y reconociendo los posibles pasos que Tao podía dar. Kris era consciente de que Tao nunca compra en el mismo sitio y que a veces tiene que ir muy lejos por lo que, la tarea se hacía más complicada…pero por fin llegó al lugar indicado. Kris había preguntado en un bar, enseñando una foto de Tao y el camarero lo había reconocido. Al parecer Tao ya estaba en compañía de otro hombre con el que había salido hacía una hora del local. Kris con acelerados pasos pasa de largo un puñado de personajes de aspecto amenazador y descuidado,en la puerta trasera del lugar tiene que empujar una pesada puerta desgastada y decorada con posters de chicas pin up….y nada más salir al rellano de la salida de ese piso subterráneo, en el hueco entre unas escaleras y el muro, se encuentra con la estampa más horrible que podría ver en su vida…

Tao está semidesnudo, su camiseta y su fina chaqueta están estiradas dejando al descubierto su espalda, y sus pantalones han sido bajados lo suficiente como para dejar entrever sus muslos. Con el rostro contra el muro y sujeto desde la espalda, con los brazos entrelazados está siendo penetrado por ese otro hombre, quien seguramente se trate de un traficante…

Kris no controla ninguno de sus feroces instintos que se apoderan de él entonces. Colmado de una increíble energía se aproxima hasta el sujeto y agarrándolo de los cabellos lo arrastra hasta las escaleras que suben hacia el nivel de la calle donde ningún transeúnte pasa a esas altas horas de la noche. Sin piedad alguna impacta el cráneo del hombre contra los escalones, una y otra vez, repetidas veces hasta que lo deja con la cabeza abierta sobre el pavimento. Tao tembloroso se gira con dificultad y lentamente deja que su cuerpo se resbale por la pared. Su nariz está sangrando, sus pupilas están dilatadas y sus labios amoratados. Kris reacciona justo a tiempo y se precipita para agarrarlo lo suficiente como para mantenerlo en pie.

Interrogarlo no sirve de nada. Está tan drogado que es incapaz de decir nada…pero para Kris, a esas alturas, las palabras no son necesarias…con un simple vistazo no tarda en vislumbrar lo ocurrido…Tao seguramente no tenía suficiente dinero para pagar a aquel inmundo vendedor y este entonces, había requerido otro modo de pago en contra de los deseos de Tao…

-Kris…lo…lo….lo…si…-Tao como en otras ocasiones intenta disculparse, pero el dolor y la droga son demasiado para él…

-¡Joder Tao! ¡por qué coño haces estas cosas! ¿¿¡¡por qué te jodes de esta manera!! dios!!!!- Kris rojo de rabia y desesperación sujeta con más fuerza a Tao cuyo rostro cae hacia delante.

Ha perdido el conocimiento.

La sobredosis ya ha comenzado a actuar en su organismo. Kris poco a poco cede bajo su peso y ambos caen al suelo, Kris tembloroso y con lágrimas en los ojos extrae su teléfono del bolsillo y llama a la única persona en la que más confía y que entiende más de drogas…

Chen

Una llamada pasa, otra le sigue, al otro lado sigue sonando la señal y Chen no contesta…

Kris grita desesperado.

Tao se está apagando lentamente…no queda mucho tiempo…

————————–

-DOCE-

Ambos portan una pequeña bolsa con una caja llena de pollo frito y una botella individual de cocacola en su interior. Hace un minuto que Sehun se ha despedido de Chanyeol, ahora se encamina hacia la habitación donde le espera Luhan. Está contento, tiene ganas de ver cenar a Luhan, tiene ganas de verlo feliz, de disfrutar de sus vacaciones, y de que luego vengan esas otras cosas que les gusta tanto hacer juntos…

Pero Sehun ignora que nada de eso va a ocurrir. Tan solo cuando inserta la tarjeta y empuja la puerta de su habitación se percata de que el pasado del que tanto había huido ha vuelto a él. Aquel que había intentado enterrar en lo más profundo de sus recuerdos está allí de pie, frente a él, con el mismo rostro angelical de siempre, aquel que una vez lo llegó a enamorar tan locamente hasta el punto de matar por él…

Sehun deja caer la bolsa y con las pupilas dilatadas no aparta la mirada de su nuevo invitado que justo se interpone entre él y Luhan.

-Baekhyun…- la voz de Sehun es un débil susurro de incredulidad. Cómo si se tratara de un sueño, miles de imágenes lo atraviesan y le hacen revivir rastros de esa pasada y fuerte atracción que una vez aquel joven le había despertado desde el primer día que fueron presentados por sus propias familias unidas debilmente por un mismo miembro… su padre.

-Hermano…ha pasado mucho tiempo…como puedes ver muchas cosas han cambiado…-los ojos de Baekhyun brillan de forma especial, su piel es mucho más pálida, casi de porcelana. Sehun no puede creerlo. Baekhyun ya no es mortal…

Es un vampiro también.

-¿Cómo…?-Sehun perplejo e inmóvil mira muy atento a Baekhyun quien da un paso hacia adelante.

¿Te he encontrado? -responde Bakhyun mentalmente- Muy simple, tan solo hice algunas preguntas y finalmente el rastro que has ido dejando me llevó hasta ti y…hasta él…

-Luhan…-Sehun aparta unos segundos la mirada y se percata de que Luhan está como petrificado, su pecho se mueve impaciente, pero sus pies están fijados al suelo…

Sus ojos son puro terror.

Sehun sabe que algo va mal pero antes de que poder reaccionar, las manos de Baekhyun pronto aferran su rostro y lo obligan a mirarlo de nuevo. Esos brillantes ojos vuelven a capturar a Sehun, y no sin la oscura ayuda que se esconde tras ellos. Baekhyun posee poderes y haciendo uso de estos atrae a Sehun hasta la cama donde lo sienta hipnotizado de tal manera que este no puede dejar de mirarlo y tampoco moverse.

-¿Por qué Sehun? ¿Por qué me has sustituido?- le interroga el joven vampiro con expresión de pena mientras acaricia con los dedos, a ratos apretando con cierta fuerza el rostro del nombrado-…debo admitir que es mono pero…el no sabe hacer las cosas que yo sé…-uno de los dedos de Baekhyun está sobre los labios de Sehun, agacha el rostro y susurra frente a su boca pero antes de rozarla se aparta rápido y le da la espalda. De perfil está junto a Luhan y lo observa con atención, se atreve a acariciar su rostro con el reverso de la palma de su mano, al principio con delicadeza pero pronto sujeta su barbilla con rudeza.

Dentro de la mente de Sehun entonces explotan varias imágenes del pasado, imágenes que ya conocía y otras que son nuevas.

Lo que está ocurriendo es que Baekhyun por primera vez le está permitiendo leer sus verdaderos pensamientos…

Sehun recordó como nada más ser presentados como hermanos biológicos, la atracción entre ambos era increíble. Tanto que horas después lo que había empezado con un juego inocente se tornó en una lluvia de besos en uno de los cuartos del gran palacio donde la madre humana de Baekhyun había vivido hasta el nacimiento de este. Baekhyun y Sehun eran hermanos solo por parte de padre, pero aun así Baekhyun era más humano que vampiro, y por ello no dejaba de ser mortal.

Fue su imagen de chico inocente y puro lo que había seducido a Sehun. Y aunque en ocasiones aquella dulce imagen era dudosa pues Baekhyun a menudo mostraba unos conocimientos en temas sexuales que siempre sorprendieron a Sehun…

¿Cómo sabes hacer eso?…ah…aah…- Le preguntaba Sehun casi incapaz de mantener la mirada mientras Baekhyun lamía su pene obscenamente sin dejar de mirarle directamente a los ojos.

No lo sé…tan solo hago lo que me gustaria que me hicieran a mi…- respondía la mayoría de las veces, deleitándose gustoso en su tarea…

Sehun desde entonces siempre le deseó con gran lujuria pero, tras varios encuentros, Sehun se dio cuenta de que, dado que el sexo y la sangre solían ir de la mano, un buen día no iba a poder controlar su apetito…. y así sucedió.

Mientras Baekhyun se balanceaba sobre su pelvis, mientras gemía entrecortadamente danzando para él, inclinándose y arqueandose placenteramente, en una de aquellas ocasiones la boca de Sehun estuvo muy próxima a su cuello. La sensación de morderlo fue terrible entonces. Los colmillos de Sehun crecieron y rozaron la piel del joven pero antes de permitirse morderlo Sehun siendo consciente del peligro lo apartó a un lado y salió de la habitación como el rayo. Atrás dejaba desconcertado a Baekhyun, y justo delante había otra habitación en la cual esconderse, esconder su lujuria…su sed…

Sehun se estaba volviendo a ajustar los pantalones, intentando ocultar su abultada entrepierna pero entonces se percató de que no estaba solo en la nueva habitación. Miró al frente y allí había una doncella la cual hacía sus labores de limpieza. Sehun sediento como estaba no pudo controlarse una vez esta se acercó a él. Sehun no tenía buen aspecto y tan atractivo como era la joven había caído presa de sus peligrosos encantos….

Sehun nada más la tuvo a escasa distancia la sujetó y la mordió salvajemente. Aquella seguramente debía ser una muerte dolorosa y después de aquello, Sehun se sintió tan culpable que decidió huir.

Sobre todo, escapar de la posibilidad de asesinar a su preciado Baekhyun de la misma forma…

Fue por ello que tomó la dura decisión de acabar con su relación…marchar lejos…y quizás así aprender a controlar su sed…

Sehun tras recordar aquello vuelve a la realidad,abre los ojos y se percata de que Baekhyun continua junto a Luhan, que sus labios se acercan al cuello del segundo…

Sehun en el ultimo segundo, tiene una nueva revelación, Baekhyun sonríe malevolo mientras relame una de sus comisuras.

Mentiroso.

Baekhyun nunca había sido sincero. Ahora sin tapujos algunos abría su mente y recuerdos al testigo de Sehun, quien se daba cuenta de la verdad: Baekhyun no era ás que un embaucador que le engañó prácticamente en todo. En su mente Baekhyun aparecía con otros hombres, haciendo cualquier cosa, de cualquier manera…

El rostro de Sehun se contrae por el daño que esas imágenes le hacen…pero Sehun sabe que algo mucho peor se aproxima. Sehun no puede apartar la vista y para su mayor terror observa que Baekhyun tira de la barbilla de Luhan, haciéndole estirar su cuello lo suficiente como para morder la suave curva del aterciopelado cuello de Luhan. Lo sujeta con fuerza. Sehun es incapaz de evitarlo.

Los colmillos se clavan rápidos, silenciosos y dañinos. Luhan gimotea dolorido, pero pronto sus quejidos son silenciados por una mano en su boca, mientras otra se arrastra por su pecho y llega hasta su entrepierna. Luhan gime angustiado por ser incapaz de controlar su excitación bajo el poder de Baekhyun. Sehun se tensa aún más pero esto no hace más que provocarle heridas a sí mismo. No puede moverse…no puede hacer nada…

Tras varios minutos de suplicio Baekhyun se da por satisfecho y suelta a Luhan el cual cae de rodillas sonoramente y se lleva una mano a la herida abierta de su cuello. Llora silencioso. Baekhyun pasa de largo y se sube a la cama donde Sehun respira agitado. Una mezcla entre deseo y odio parece leerse en sus ojos y Baekhyun con una tranquila sonrisa se sienta a horcajadas sobre él, empujándolo para reclinarlo sobre el respaldo de la cama. Baekhyun entonces lo besa feroz y por primera vez, y de la peor manera, Sehun saborea la sangre de Luhan…la poca sangre que aún perdura en la lengua y dientes del otro.

Baekhyun desciende su tierna boca por la barbilla de Sehun y al llegar a su cuello, lo muerde ansioso. Sehun aprieta los párpados y gime curvando levemente la espalda. Baekhyun lo sujeta de la nuca y lo rodea con uno de sus brazos. Tras beber tan solo un poco Baekhyun vuelve a alzar el rostro y con limpiándose los labios con la lengua mira con los ojos nublados por el deseo a Sehun cuya expresión se tizna de incomprensibles sentimientos.

-Baekhyun…-le llama mientras el otro vuelve a besarlo irregularmente- por favor…permíteme que pueda moverme…déjame que te haga el amor como en los viejos tiempos…-le pide en un susurro de ahogada respiración. Baekhyun parece dudar pero finalmente concede sus deseos, le besa y alejandose lo libera de sus poderes. Sehun se endereza y de rodillas agarra a Baekhyun, se coloca a sus espaldas en la cama,y comienza a besarlo en el cuello, lo acaricia por doquier hasta que sus manos llegan a donde necesita tenerlas.

Luhan hace un buen rato que los mira, es incapaz de moverse, no sabe si por Baekhyun o por lo que está sucediendo ante él…

Sehun entonces rápido tapa los ojos de Baekhyun y lo sujeta con firmeza.

-Luhan!!! SAL DE AQUÍ! HUYE!!- grita conteniendo a Baekhyun que intenta soltarse de su abrazo mortal. Luhan tembloroso se incorpora y mira entonces hacia la ventana…el cielo está gris azulado….

El amanecer…

Los gritos de aviso de Sehun continúan y Luhan le obedece. Rápido corre hacia los pasillos dejando la puerta abierta. Sehun siente que Baekhyun ya no lucha.

-Vamos…mátame…lo llevas deseando desde el principio…-susurra sonriente y mirando de reojo a Sehun. Este muy serio tensa su cuerpo y agacha el rostro sin soltar a Baekhyun.

-No, yo nunca quise esto para tí pero…no puedo perdonarte lo que le has hecho a Luhan…

-Está bien así…si eres tú…quien lo hace…- Baekhyun entrecierra los ojos. Realmente parece conformarse…parece incluso desearlo según lo que sus pensamientos le muestran a Sehun.. todas las horribles cosas que ha hecho en todos estos años…

Los colmillos de Sehun no tardan en atravesar su fina piel.

La mordedura es potente, dolorosa pero al mismo tiempo…deliciosa…

Sehun comienza a beber cada vez más rápido, más y más con más ansia…Baekhyun siente como su vida escapa de su cuerpo, una tremenda somnolencia lo atrapa y entre espasmos poco a poco pierde fuerza…

——————————————-

-¿Chen?- Lay mira confuso al otro que ahora está volviendo a vestirse- ¿ a dónde…se supone que vas ahora?

-Kris…me ha llamado y debo ir a ayudarle urgentemente, Tao ha ingerido drogas y aunque ya le he dado indicaciones de lo que él debe hacer, tengo que…

-Pero, un momento y nuestro…fin de semana…¿que pasa con lo que nosotros…?-Lay no puede creer que una vez más pase otra vez lo mismo.

-Lay por favor no seas tan egoísta…Tao está muy grave, tengo que ir a ayudarle!

-¡Es que acaso eres el unico jodido médico de la ciudad o qué!!- explota finalmente Lay.

El silencio se abre entre ambos. Tensión, lágrimas de Lay, enfado de Chen…este no dice nada, simplemente aparta la vista y asiendo una bolsa ya preparada se marcha cerrando la puerta sonoramente. Lay tiembla levemente y se deja caer en el suelo lentamente…

Su mundo se rompe por momentos…

¿Por qué nunca puedo conseguir lo que quiero? ¿Es tan difícil?

——————————

Aun con los ojos cerrados, a Kai le gustaba soñar despierto, y tras oír la puerta abrirse, el crujir del colchón y las sábanas estirarse, por un momento pensó que era Chanyeol quien subía a la cama, quien parecía a punto de recostarse a su lado pero pronto, un antiguo perfume inconfundible colmaba sus fosas nasales advirtiéndole del peligro inminente que se cierne sobre él como un ave rapaz, manteniéndolo sujeto de sus extremidades.

Kai abre los ojos y no puede evitar revivir el temor, el miedo y la angustia que hacía tanto tiempo no experimentaba…

Bajo las fuertes manos de Suho, fija su mirada y tensa su mandíbula…

-¿No creerías que ibas a poder huir eternamente de mi, no?- Suho sonríe malévolo, torciendo su comisura hacia un lado. En el rostro de Kai se dibuja una mueca de repulsión.

-No voy a volver Suho…olvídalo…no pienso obedecerte…

-Tu vida me pertenece y lo sabes, yo fui quien te transformó salvandote la vida…me debes mucho más que obediencia…-Suho entrecierra los ojos y se muerde el labio inferior mientras baja una mano por el pecho de Kai quien lentamente ha caído presa de sus poderes para dejarlo inmovilizado. Suho se incorpora y se desabrocha los pantalones y es justo en este momento cuando la puerta vuelve a abrirse.

Suho descubierto se gira aun sujetando de un brazo a Kai, y para su mayor sorpresa ve a un humano aparecer tras la esquina que hace la larga entrada de la habitación.

El rostro de Chanyeol está constreñido por el espanto, sus ojos están fijos en los de Kai quien no puede decir nada para impedir que Chanyeol tire la bolsa llena de comida y huya del lugar entre lágrimas…

Suho sonriente gira entonces el rostro hacia su presa pero esta vez esta última le espera preparada para atacar. Kai habiendo aprovechado la distracción saca ventaja y consigue quitarse de encima a Suho con el impulso de sus piernas.

Este ha caído de espaldas sobre el suelo. Kai agazapado en la cama espera el momento para volver a atacar. Suho se recompone rápido y sus miradas se encuentran. Como animales salvajes sus rostros se turban agresivos, muestran sus colmillos y ambos saltan. Puñetazos, arañazos, patadas, mordiscos… Suho intenta volver a doblegar a Kai pero este ha conseguido sujetarlo antes del cuello y luego haciendo una perfecta llave y manteniendo a Suho inmovilizado, lo muerde con la intención de desangrarlo allí mismo…

Suho no cesa en su intento de librarse de Kai pero poco a poco la vista se le nubla. Kai sin embargo no termina de matarlo. Otra persona requiere su atención mucho más pues, en su mente, la voz de Chanyeol grita desesperada, oye sus sollozos, siente su desesperación, su desolación y finalmente sus deseos de acabar con todo…Chanyeol está subiendo hacia la azotea…

Su intención es el suicidio. Kai suelta violentamente a Suho y emprende la carrera contra reloj.

———————–

Lay repentinamente deja de llorar. Acaba de escuchar muchos ruidos fuera en el pasillo. Alguien correr y finalmente, un golpe seco en la puerta. El sonido lo distrae y asusta al mismo tiempo. Lay con las mejillas y la nariz rojizas por el llanto se levanta y mira fijamente la puerta blanca de su habitación. No se escucha nada pero siente que hay alguien allí…

No se equivoca.

Lay inseguro avanza, con la esperanza de encontrarse a Chen arrepentido por lo de antes, pero en lugar de eso, una vez la puerta se entreabre, al otro lado aparece otra persona…Si es que puede ser catalogada de esa manera…

La sangre de Lay se congela inmediatamente.

Vampiro.

La misma sensación, el mismo miedo, la misma tensión en su cuerpo…Lay revive lo ocurrido hace mucho tiempo en el motel donde conoció por primera vez a Chen y a Kris.

Lay retrocede y Suho sangrando por todos los orificios visibles avanza, ensangrentado, torpe, con la mirada fija en Lay…

Sus ojos tienen aún suficiente fuerza como para paralizar a su víctima. Lay se ha detenido. Sabe que no tiene escapatoria…

La habitación cada vez está más clara…

El amanecer continúa su avance en el horizonte.

——————————————-

Kai lleno de fuerzas rompe de cuajo una puerta de metal que da a la azotea, mira en todas direcciones y no tarda en divisar la delgada figura de Chanyeol…esta se recorta con la brillante luz del sol, y Kai irremediablemente cierra los ojos un momento y siente que su piel arde. Pero todo eso le da igual, vuelve a abrirlos y corre hasta Chanyeol quien se precipita al vacío…Kai entonces sin calcular los riesgos, se tira a por él.

Chanyeol se siente caer, se siente realmente ligero, que todos sus órganos se agolpan en su pecho, que su corazón palpita furioso en su pecho y su cabeza, que el aire reseca su boca…pero entonces cuando abre lo ojos ve a Kai, está a su lado y en cuestión de segundos lo abraza. Kai lo pega contra sí y Chanyeol sobrecogido observa entonces como a la luz del día, para los ojos de Kai se enrojecen rápidamente y su piel desprende humo, oscureciendose, llenándose de feas quemaduras visibles sólo en los brazos que están al descubierto. Kai le ha sonreído tranquilo y entonces le besa en la frente…

Como un mensaje, Chanyeol automáticamente recibe una visión. Kai le muestra lo ocurrido mientras continúan su vertiginoso descenso. Chanyeol arrepentido siente cómo sus lágrimas escapan violentas y quedan atrás, suspendidas en el aire que los pasa rápido.

El suelo está cerca, fugaces recuerdos en sus mentes, recuerdos de cuando se conocieron…

-¿Quien eres?

-Me llamo Kai…encantado de conocerte Chanyeol…¿Me permites que esta noche me quede aquí?

El joven vampiro antes de que sus cuerpos lleguen al asfalto, consigue suavizar el tremendo impacto de varios pisos de altura que les espera. Chanyeol cuando vuelve a abrir los ojos se percata que Kai está bajo su peso, que lo abraza, mientras paulatinamente se desintegra.

Ayuda…ayuda…ayuda…

———————

Había pasado mucho tiempo desde que Sehun había mirado directamente al sol. Era hipnótico, Sehun con la boca completamente llena de sangre, al haber ingerido tanta de esta puede mantenerse protegido del sol durante unas breves horas… Sehun observa el astro rey y como sus rayos bañan todo…su luz llega hasta Sehun y también hasta Luhan quien se descompone en ceniza…

Sehun retrocede mareado y mira hacia la puerta…

Luhan…

Sehun comienza a correr y no tarda en encontrar a Luhan.

Sentado en las escaleras, tembloroso y hecho un ovillo, se ha recostado de lado contra la pared. Sehun indeciso avanza y se agacha apoyando cierto peso con una mano sobre la pared. Luhan asustado lo mira y traga saliva. Sehun lentamente continúa descendiendo, dejando ceder sus rodillas. El sol ha llegado hasta las escaleras e ilumina los profundos ojos de Sehun. Luhan fascinado lo mira. Sehun con semblante triste acerca el rostro y besa la frente de Luhan.

-Siento lo ocurrido…siento no haberte contado algunas cosas pero ahora no tengo tiempo de hacerlo…Kai nos necesita, ayudame Luhan…-Sehun habla con tono insondable. Luhan aun sintiendo los labios de Sehun en su frente abre los ojos pronto. Sabe lo que está pasando.

Sehun con presteza se incorpora y llevando de la mano a Luhan llegan a una de las salidas del hotel. En la recepción no hay nadie. Fuera, Chanyeol con gran esfuerzo está arrastrando el cuerpo de Kai hasta las sombras. Sehun no tarda en llegar a su lado.

-Chanyeol, debemos llevarlo al coche, ¡ahora!- Sehun con ligereza alza a Kai a su hombro y seguido de Luhan y el nombrado llegan hasta la caravana donde en un abrir y cerrar de ojos Sehun y Kai desaparecen en el armario del suelo. Luhan y Chanyeol sofocados se miran y se dejan caer en una pequeña cama.

Aunque ninguno de los dos tiene buen aspecto, ahora ambos no pueden dejar de pensar en Kai…

————————-

Había cerrado los ojos, esperé que de mi boca saliera algún grito, había esperado un seguro forcejeo, dientes, mi sangre, dolor…mi muerte…había esperado morir y por ello aún mantenía en mente a la única persona a la que quería ver…

Sin embargo yo no estaba muerto. No estaba herido. Sí, un cuerpo había caído sobre mí pero sus fauces no habían llegado hasta mi cuello. Y si algo había escuchado, había sido un fuerte estruendo, el mismo que produciría un disparo. Un fuerte olor a quemado acudía a mi nariz y temeroso empecé a abrir los ojos.

Sobre mí estaba el vampiro, muerto…desintegrándose lentamente bajo la luz del sol…pero no estábamos solo nosotros dos…En la puerta había alguien más alzando una pistola aún. Cuando le vi y reconocí, no pude reprimir las lágrimas.

Era Chen.

Este aun tenia el pecho convulso, respiraba asustado, con el arma alzada, humeante… él había disparado al vampiro, lo había derribado.

Me había salvado.

Por segunda vez.

Chen como un autómata me mira aún conmocionado por lo que acaba de hacer,es la primera vez que usaba un arma. La suelta y corre hacia mi. Nos abrazamos. Eliminando cualquier distancia, lloro agradecido.

————————————-

-Amigo…nunca pensé que te fuera a pedir esto pero, deberías morderme…-Sehun tumbado sostiene sobre su pecho a Kai que aún humeante está húmedo por su piel llena de heridas abiertas.

No…Sehun es…-Kai habla mentalmente, está demasiado débil para moverse y además no desea morder a Sehun.

-¡Hazlo ya! ¿quieres ver de nuevo a Chanyeol o no?-Sehun alza la voz

Sí…

-Pues muérdeme, no te preocupes…todo saldrá bien…tengo suficiente sangre corriendo por mis venas…diría que hasta demasiada…

De acuerdo…-Kai convencido accede. Sehun se abre la muñeca con sus propios dientes y se la ofrece rápido. Kai empieza a beber y Sehun siente como el brazo se le duerme.

Aquello no será suficiente pero por el momento quizás le salve la vida. Sehun aún no está seguro.

—————————————

Odio los hospitales, desde que tengo uso de memoria…Y ahora estoy en uno de ellos. Lo sé porque reconozco todos los sonidos de mi alrededor, los de las máquinas, los de las enfermeras…los de la tristeza…Alguien hasta hace poco había estado llorando cerca de mi.

Hará unos minutos que dos chicos empezaron a hablar cerca de mi. Pronuncian mi nombre pero no sé quienes son.

-¿Como está Kyungsoo?

-Está mejor…está en esta planta, ¿lo sabías? Está en rehabilitación y…todos los días vengo y le ayudo un poco…es complicado pero, afortunadamente no está infectado…

-Si, es bueno saberlo…me alegro…

No entiendo de qué hablan. Quiero saber como son…Quiero abrir los ojos…

-¿Tao?

He conseguido abrir los ojos, duele, la luz me molesta, demasiada luz, demasiadas mantas…todo me molesta…y ahora una borrosa figura se ha arrodillado ante mi…

-Tranquilo…aquí estarás a salvo…es posible que no recuerdes algunas cosas…que incluso ni nos reconozcas pero…yo estaré aquí siempre…siempre…

Ahora que consigo verlo…él está en lo cierto. Sinceramente no sé quien es.

¿Por qué llora? ¿Por qué este chico rubio está llorando? ¿Llora por mi? ¿Por alguien tan imperfecto como yo? ¿Por un mentiroso? ¿Por un drogadicto?

-Soy un desecho humano…-consigo decir.

El muchacho aun con gruesas lágrimas en sus mejillas se ha reído con dificultad. Triste me sonríe y niega con la cabeza.

-No eres un desecho humano…eres Tao..mi amigo…mi gatito…

Gatito.

Creo que recuerdo algo…si…su voz…suaves sábanas, un cálido abrazo, sus ojos, sus labios…

-¿Kris?

—————————-

Afortunadamente no muy lejos de la casa de Sehun había una farmacia. Necesitaba medicamentos tanto para mi como para Luhan. Una vez lo compré todo, de vuelta a casa de nuevo le dí vueltas a algo que tantas otras veces había pensado.

No quería separarme de Kai nunca más, quería compartirlo todo con él, que él dejara de preocuparse por mi tanto, quería un cambio y para ello, en mi opinión, sólo podía pensar en una solución.

Eran las 11 de la noche y Sehun fue quien me abrió. Tras darle la bolsa para que cogiera de ella las gasas, el desinfectante y las tiritas para Luhan; yo me fuí al baño.

Sehun y Luhan me miraron entrar en el baño. Podía incluso imaginarme la preocupación de Luhan pero…yo tenía derecho a ver a Kai si así lo deseaba. Sehun ya me había advertido. A mi aquello me daba lo mismo.

El baño estaba en penumbra. Encendí mi móvil y lo dejé sobre el lavabo. Miré la bañera y vi la cortina que estaba a medio descorrer y entonces, pude ver como estaba rebosante de un líquido rojo y espeso.

Sangre.

Con cuidado aparté el manchado plastico translucido y manchado y vi como Kai en su interior estaba desnudo y salpicado por todas partes. Afortunadamente, su piel volvía a ser la de siempre: mate, clara, perfecta…

Sus ojos estaban cerrados, parecía sumido en un profundo sueño. Yo durante un rato lo miré embelesado y finalmente me decidí. Comencé a desnudarme. A un lado dejé mis vaqueros arrugados con mi ropa interior en su interior y en la pila dejé mi camiseta. Cuando me quiero dar cuenta, Kai tiene los ojos abiertos, sus ojos se pasean por mi cuerpo, sus cejas se fruncen.

-Chanyeol, ¿qué…?

Con cuidado empiezo a meter mis pies en la bañera, y aunque Kai continúa hablándome yo también continuó sumergiéndome hasta que el líquido toca mi pecho al yo sentarme flexionando mis rodillas a cada lado del cuerpo de Kai. Este se ha erguido pero yo vuelvo a tumbarlo haciendo una suave presión con mi manos en su pecho.

-Chanyeol esto no está bien…- mientras me habla yo poso mis labios en su boca. Noto entonces sus manos acariciar mis brazos, posarse en mis hombros, manchandome con la sangre de otros…

Kai ha vuelto a incorporarse, nuestros labios están cerca.

-Kai… perdona que no te haga caso, que te de tantos disgustos pero es que…te quiero demasiado…mucho…mucho…-le beso repetidamente. Kai cierra los ojos y posa sus manos en mi nuca. Agarra unos pocos mechones de allí.

-Yo también y por eso no quiero hacerte daño…-me responde en baja voz.

-Si no quieres hacerme daño…Kai, por favor…transformame…es la única manera de que estemos juntos y lo sabes…por favor…quiero estar contigo…-le abrazo, apoyo mi mejilla en su hombro.

Kai me abraza, noto sus labios en el hueco de mi cuello…me besa allí.

-te prometo que, siempre estaremos juntos…-esto último lo dice muy lentamente, casi meditando cada sílaba pronunciada.

Tras sentir sus palabras filtrarse en mi mente y su voz acariciar mis oídos, siento que todo mi ser arde, que ha llegado el momento, lo sé, estoy preparado y sé que Kai también.

Nos besamos con pasión, abrazados, acariciándonos, yo entonces guío su rostro de nuevo hacia mi cuello. Kai lo lame, los besa…

-Muerdeme…-le pido excitado.

Kai finalmente obedece.

Gimo al sentir sus dientes y la succión de sus labios, el movimiento rápido de su lengua. Con cuidado me alzo levemente para con una mano buscar su miembro erecto e introducirlo en mi. Extasiados suspiramos al unísono al notar cómo encajamos perfectamente como piezas de un puzzle incompleto. Kai suelta mi cuello y retorna a mis labios. Saboreo mi propia sangre entonces. No me es desagradable.

Las manos de Kai me sujetan y marcan el ritmo. El lugar es incómodo, resbaladizo pero no puedo parar. Ni el tampoco.

Kai con urgencia me empuja y me tumba. Estamos en el otro extremo de la bañera. Solo mi cabeza está fuera del líquido, aún así mis cabellos ya están mojados. Kai comienza a lamer toda mi anatomía, empezando desde mi herida, bajando por mis clavículas, por mi pecho, mis costillas y finalmente deleitándose con mi hinchado miembro. Gimo sonora y entrecortadamente. Los labios de Kai suben y bajan y sus manos, no se quedan quietas tampoco: sujetan y acarician mi pecho, se enganchan a mi estrecha cintura.

Vuelvo a moverme, quiero besarle de nuevo, que vuelva a penetrarme. La sangre salpica fuera, emito sonidos ahogados cuando volvemos a unirnos. Kai me abraza y suspira con los ojos cerrados. Yo me muerdo los labios y arrugo las cejas. Ya falta poco, puedo sentirlo.

Kai se curva bajo mis piernas y echa hacia atrás la cabeza. Yo hago lo mismo. No puedo más. El orgásmo me contamina por completo.

Kai vuelve a besarme y acaricia levemente mi miembro para terminar definitivamente conmigo. Entre jadeos nos quedamos quietos pero yo no me he olvidado de su promesa.

-Hazlo Kai…por favor..- le suplico con mirada triste, sucio, lleno de sangre. Kai acaricia mi rostro con una mano que baja hasta mi cuello. Con delicadeza vuelve a acercarse y me muerde nuevamente. Gimo de nuevo, esta vez siento cierto dolor, la succión es más fuerte, aún seguimos unidos, me balanceo sobre él, le abrazo, tiemblo, aprieto los párpados.

Oigo un ruido a nuestro lado, pero no apenas puedo abrir los ojos, el dolor va a más y poco a poco siento que mis manos pierden fuerza, que mi cuerpo se libera de cierto peso…

Es entonces cuando Kai agitado, se separa de mi cuello, me mira a los ojos, me sujeta con una mano, y mira su otra mano. La lleva hasta su boca y se muerde. Con los ojos entrecerrados observo el proceso. Siento que un gran sopor me inunda los pensamientos. Kai ha tomado su sangre. Se acerca a mi y me ofrece sus labios.

Cierro los ojos y abro los míos. Un tibio líquido dulce y metálico llena mi boca, baja por mi garganta y recubre mi estómago. Kai repite el proceso varias veces…

Cada vez me cuesta más tragar, pero lo intento con todas mis fuerzas…quiero lograrlo…no quiero volver a quedarme solo nunca más…

——————–

-¿Qué está pasando Sehun?- le pregunté preocupado. Ciertamente no sabía lo que había visto, no sabía que estaba pasando entre Kai y Chanyeol, pero por los ruidos, nada de ello tenía buena pinta…

-Nada, déjales, necesitan intimidad simplemente- Sehun tras permanecer quieto en el rellano entre el pasillo y el cuarto de baño, vuelve sobre sus pasos y su rostro parece impasible. Yo sentado en la cama lo miro llegar y sentarse a mi lado.

-Sehun…¿le está convirtiendo verdad?- Sehun me mira pero no dice nada, sus ojos bajan y se posan en las vendas de mi cuello.

-¿Aun te molesta el desinfectante?

-No, estoy bien pero…Sehun…

-No pienses en ello…descansa, debes ponerte bien…- Sehun me acaricia la cabeza, quiere que me tumbe pero yo no quiero. Algo contrariado le miro.

-Sehun, yo quiero seguir de esta manera…-mis palabras calan hondo y el rostro de Sehun se contrae de preocupación. Parece incluso palidecer aún más.

-¿Qué quieres decir?

-Que me ocultaras lo de Baekhyun…te lo puedo perdonar pero, que no me permitas ser como tu…

-Luhan…

-¿Qué más te da? Mira? ya no soy perfecto! estoy marcado y…muy a mi pensar esta marca de dientes no es tuya!- he explotado, le dedico mi mirada más profunda, la más llena de enfado y decepción que soy capaz de poner. Sehun me quita la mirada. se muerde el labio superior y se levanta. Veo que se dirige al baño.

¿Que pretende? ¿Está huyendo de mi? ¿O pasa algo?

————————————

He vivido siempre con miedo. Siempre al borde del pánico. Aunque mi rostro nunca cambie, aunque parezca indiferente siempre…

Estoy muerto de miedo.

Mis pasos me llevan hasta Kai. Desde hace un buen rato no escucho movimiento y me temo lo peor. Cuando entorno la puerta oigo el corazón de Chanyeol…late muy débilmente ahora. Los encuentro a ambos sumergidos en la sangre de varios hombres que tuve que matar.

Aunque aquellas personas fueran violadores, ladrones, traficantes…no por ello dejo de ser un asesino. ¿Por qué Luhan se empeña en querer llevar una vida así? No me lo explico…

Kai finalmente lo ha hecho. La transformación de Chanyeol ha comenzado pero a mi parecer, no tiene buen aspecto. Chanyeol tiembla, su piel pierde color y Kai lo abraza con cariño.

-Kai…sabes que estas cosas no siempre salen bien ¿no?- mi pregunta no inquieta a Kai. Este abraza con más fuerza a Chanyeol, y niega con la cabeza.

-Esta vez saldrá bien, lo sé…Chanyeol es fuerte, él puede con esto…

-Si en media hora no se está doblando de dolor es que su cuerpo no aceptó la transformación…

Sé como funcionan estas cosas Sehun, no hace falta que me lo repitas, recuerda que yo también pasé por lo mismo…- Kai no está molesto, tan solo exaltado. Está desesperado, quiere creer que todo saldrá bien y no le culpo…

Sehun, no pude…no pude negarselo esta vez…quizas soy un egoista…pero quiero tener a Chanyeol conmigo para siempre…

-Si, es normal, estas enamorado- sonrío cansado y doy media vuelta. He tomado una decisión y cuando justo estoy cerrando la puerta con cuidado, oigo la voz de Kai en mi cabeza:

-Ánimo.

———–

—-

—-

FIN

nota de la autora:

aaaaaaaaaaaaaaaaah termineeeeeeeeeee dios miiiio casi 40 paginas!!! No se si se os hará larga la lectura o quizás breve! Espero lo segundo.  Siento haber escrito tan poco sobre la pareja de Xiu y Kyungsoo pero…ya sabeis como en las pelis, hay protas y secundarios😛. ¿Que os pareció esta secuela? La verdad que estoy muy contenta y me gusta que en algunas partes se quede algo abierto porque como ya sabeis, tantas cosas en la vida, son imperfectas y nunca se sabe por donde te va a salie la fortuna o la mala suerte…asi que…¡espero ansiosa vuestra opinion! Por favor decidme que es lo que más os gusto y lo que menos! Mostradme en que puedo mejorar! Con vosotras puedo aprender mucho y sobre todo lo que deseo es seguir mejorando para que cada nueva lectura sea más completa que la anterior ^^

Lov you Galz ♥♥!!!

Cuidaos mucho y buen fin de semana!!!

~XXX Sensei XXX~

 
 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 responses to ““IM-PERFECTION II”, 5ª historia del Cuaderno Rojo

  1. dayanstyle

    10/12/2012 at 22:41

    SENSEI….affffffffffffffff sensei…..definitivamente cada vez me sorprendo mas y mas…….en serio me da hasta curiosidad por conocerte….. esas historias de verdad me llegan….. sabes como describir muuuy bien las escenas (bastante explicitas por cierto)… en serio cada vez quiero saber as y mas…. me ENCANTAN tus historias…. sigue asi asi….. animo!!!!

     
    • Sensei

      23/12/2012 at 19:17

      jejeje Hola hola!perdon por tardar en responderte! TT.TT PERO es que ehe estado bastante entretenida con otros asuntos y por fin…ESTOY DE VACACIONES!! ^^ Muchas gracias por decir eso, sinceramente tambien me encantaria conocerte! y…jeje ^///^ la verdad que siempre intento hacer un buen trabajo describiendo…me ha llevado tiempo pero si algo he aprendido que para conquistar a los lectores no hay nada como dar muchos detalles. El caso tampoco es aburrir o sobrecargar pero…si das detalles ayudas a la imaginación un monton y eso intento, ayudaros a sentir lo mismo que yo, a ver lo mismo que yo cuando mi imaginación se dispara n_n

      Muchas gracias por tus animos, son gratamente acogidos! Ahora mismo estoy en mitad de una voragine de inspiración y estoy trabajando en los relatos de EXO ^^ e intentando terminar tres fanfics de un solo capitulo😄

      Soy un caso y siento ser como soy de desastre con las fechas y los capitulos pero…poco a poco!tengo esperanzas de convertirme en una escritora más profesional que sea capaz de remediar eso! xDD

      Muchos saludos linda, cuidate eh?
      Nos vemos por aqui!😀

      Gracias por todos tus coments *^o^*!!
      Sensei❤

       
      • dayanstyle

        14/01/2013 at 06:29

        hehehe… Te entiendo con eso de las fechas…. casi no me da tiempo de leer por que mi trabajo (que apesta por cierto) me absorbe por completo, asi que como no me da tiempo de imprimirla para leerlas, me las llevo en el telefono guardadas y cuando estoy en la calle las leo… la gente cree que estoy loca porque me rio sola, suspiro y me sorprendo….kekekek (-.-) … pero es que no lo puedo evitar siempre tengo que terminar de leer porq si no me impaciento….kekekek… hasta mis amigas se han interesados en las historias y les gusta tanto como a mi….. asi que tranquila no hay presion por el tiempo.. sigue tu trabajo tan bueno como los estas haciendo… esas historias son brutales…kekkee

        Saludos desde este lado del mundo….. sigue presiguiendo tu pasion que desde aqui te apoyamos, te queremos y respetamos tu excelente trabajo…

        BESOS…..

         
  2. Camilix Antonell's

    08/07/2013 at 20:29

    owo que este esta mejor mas bello jeje eres genial jeje Sensei jeje wiiiiiiiiiii!!!!!!!!! sigue asi jeje ^^

     

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: