RSS
Gallery

“Sedientos de amor”, capítulo 20

13 Oct

“El silencio mortal termina”

Oscuras voces atormentaban a la debilitada Norei. Estaba soñando. Soñaba que de nuevo se encontraba en el palacio y que un sombrío pájaro se elevaba desde el trono y la alcanzaba cubriéndola con sus oscuras alas. Sus negras y afiladas garras herían su piel y su sangre creaba un río que se torcía hasta una de las ventanas. Unos dedos sobresalían desde el exterior, alguien intentaba trepar desde la ventana, quería entrar a la habitación pero entonces, de repente desapareció… ¿Alguien había caído? Norei gritaba, quería liberarse de aquel tenebroso animal y correr en auxilio de aquella persona que sin entender porqué, sentía que era importante para ella… aquella espeluznante ave iba a matarla, y antes de notar su ultimo desgarro una gran luz lo llenó todo de claridad…

Norei abrió los ojos. Aún estaba abrazada a Yoochun y había perdido la noción del tiempo. Vio entonces que estaban en una improvisada tienda y que una gruesa manta la protegía a ella del frío. Norei temía mirar a Yoochun; temía encontrarse con un temor hecho realidad…

Con dificultad desovilló sus brazos y entonces le miró. Le tocó con un leve roce la barbilla y Norei entonces se derrumbó. No estaba vivo, su piel continuaba demasiado pálida y no se movía, no notaba aire alguno. La joven se desplomó sobre el y lloró en el hueco de su cuello desconsolada. No había podido salvarlo:

-¡¿POR QUÉ?! ¡¿POR QUÉ NO PUEDO HACER NADA…?! ¡¡¿POR QUÉ NO TE HE SALVADO…?!!- gritó varias veces y finalmente abrazó la cabeza de Yoochun hundiéndose cada vez más en su pena…

Y entonces notó una brisa… una fina brisa en su espalda….

-Norei…

En aquel instante el llanto de la joven cesó, ¿había escuchado la voz de Yoochun o eran imaginaciones suyas?

Muy lentamente Norei giró la cabeza y le miró y allí estaban sus ojos que tenuemente abiertos la miraban… Norei comenzó a inhalar aire con fuerza y llevada por una fuerza superior a ella lo abrazó desesperada.

-¡Yoochun… Yoochun… dime que no estoy soñando, dime que esto es verdad, dime que es cierto que estas aquí conmigo… dímelo…!-pidió saber entre sollozos.

-Norei… no llores, estoy aquí… ya te dije que… nunca te dejaría…tranquila…-Yoochun estaba vivo, no era ninguna alucinación de Norei y aunque Yoochun casi no sentía su propio cuerpo, con un gran esfuerzo levantó sus brazos que parecían hechos de piedra y tocó la temblorosa cabeza de Norei quien parecía a punto de ahogarse en sus propias lagrimas.

Ella volvió a mirarlo silenciosamente, ahora estaba descansando sobre el hombro de Yoochun y este la miraba débilmente. Norei le sonrió y entonces cerró los ojos pesadamente. Se había desvanecido. Yoochun reaccionó todo lo más rápido que pudo:

-¡Norei!… ¡Norei!…- pero no podía moverse, el mismo peso del cuerpo inerte de Norei favorecía aquello…- ¡AYUDA! JAE! YUNHO! …- Yoochun siguió gritando nombres desde la tienda de campaña y al poco rato la ayuda llegó. Yoochun pudo oír cómo había gente que corría. Sus amigos aparecieron.

-¡Cielos! Esto…¡es un milagro!- Yunho tenía los ojos inundados, Jae levantó a Norei y el resto ayudó a Yoochun. Xiah fue el último en entrar, había oído los gritos de Yoochun y aquello lo despertó de su estado de trastorno…ahora, en la entrada de la tienda, sujetándose a las ásperas telas que la formaban, miraba a Yoochun como si mirase a un fantasma, y por ello sus piernas le flaqueaban.

Todos estuvieron largo rato emocionados por aquel fenómeno pero pronto quedaron muy preocupados por Norei que no despertaba ya que había consumido todas sus fuerzas en salvar a Yoochun. Era como si parte de su propia vida se la hubiese traspasado a Yoochun…Pero ninguno se atrevía a hacer rápidas observaciones, todo aquello era un gran misterio y lo más importante era que tanto Yoochun y Norei se recuperasen lo antes posible por lo cual, ambos se les trasladó a una habitación acondicionada para poder ser cuidados correctamente.

Las amazonas también cayeron presa de la conmoción por aquel prodigio. Incluso Rania la más escéptica a todo aquello. Su voz tembló y no podía pestañear de lo impresionada que había quedado por el milagro.

Aunque Yoochun necesitaba descanso, el mismo no paraba de pedir que cuidasen de Norei:

-Por favor, ayudarla a ella, ella necesita más cuidados que yo, por favor…-pedía desconsolado intentando incorporarse y hacer algo.

-Sí, lo sabemos, ella está muy débil pero tú también debes cuidarte, quédate en cama, no te preocupes- afirmó Yunho paciente y aun emocionado.

Yoochun se tranquilizó y se recostó, cerró los ojos y cuando los volvió a abrir miró a Norei que estaba en otra cama frente a la suya. Se la veía dormir plácidamente pero al mismo tiempo no tenía muy buen aspecto. Tenía oscuras ojeras y su piel no brillaba como antes.

Yoochun se entristeció profundamente por esto e intentó recordar lo ocurrido pero no recordaba gran cosa… tan solo la pelea y…los puños de Xiah y el dolor que estos producían al clavarse en su pecho…

Poco a poco el sueño le venció a él también.

*************************************

Janda estaba encadenada y encarcelada. Su labio inferior estaba roto y tenía sangre seca alrededor. No había comido nada, estaba magullada y dolorida por la paliza. Janda siempre supo que arriesgaba demasiado en sus salidas hacia la antigua ciudad para ayudar a sus hermanas y compatriotas pero siempre pensó que sería más lista que la reina.

Craso error.

La reina en esta última escapada había estado esperándola a su regreso y tras capturarla con gran violencia y sin respeto alguno, intentaron sonsacarle toda la información posible pero Janda estaba entrenada y no era una persona débil en absoluto. La reina era consciente de su perfecto entrenamiento y aunque la explicación por su ausencia fuera que había querido dar un paseo, la reina no la creyó en absoluto. La acusó de traición, de ocultación y desacato.

Janda era consciente que muy posiblemente moriría durante las torturas al final pero, ella también sabía que aguantaría lo que hiciese falta y ni una palabra saldría de sus labios para descubrir a Norei, ni a los hombres…

Hacía un rato que estaba sola, con su cuerpo colgando de sus brazos amordazados. Oyó un tintineo de cadenas, su torturadora regresaba acompañada de la reina seguramente…

************************************

El dialogo retornaba a los muchachos y las amazonas y esta vez no con muy bien pie. Los chicos acababan de enterarse de la información que Janda la ultima vez les había trasmitido a las chicas y la noticia no podía ser de peor forma recibida por ellos.

-¡¡No tenemos tiempo que perder!! ¡Necesitamos detener esos aviones como sea, debemos partir inmediatamente hacia nuestra ciudad!- Jae estaba enfrentado a Rania. Sus ojos se abrían desmesuradamente de la impotencia y el horror de imaginar cual iba a ser el destino de todos sus amigos y personas más allegadas.

-Escúchadme atentamente por favor, os digo que no consigo contactar con Janda, ¿qué parte del plan no entiendes Jaejoong? la necesitamos para entrar en la ciudad, ¿si no que otra manera puede haber?, ¡¡ella es nuestra llave!!- Rania hasta cierto punto podía comprender su desesperación pero ella tenía otros objetivos que requerían más atención en esos momentos…

-¡¡ ¿Pero y nuestros compañeros?!! ¡Nuestros amigos! ¡Nuestra ciudad! puede que para vosotras no signifique nada, pero allí fue donde crecimos y es lo único que poseemos… ¡y nuestro deber es protegerlo!- Jae estaba muy angustiado y nervioso. Aquello era natural, su ciudad iba a ser arrasada por un enorme batallón de aviones de una capacidad destructora pasmosa. Ya habían pasado 3 días, y seguramente en menos de dos llegarían al desierto donde se encontraba su ciudadela.

– Y si… ¿y si han descubierto a… Janda? Ella os estaba ayudando ¿no es así?- observó entonces Yunho pensativo.

-Ojalá lo que dices no sea cierto porque entonces seguramente la ejecutarán- Rania por primera vez se mostraba triste. Después de todo era una mujer y con debilidades y una de ellas eran los suyos. Sus amigas…su familia a fin de cuentas. Rania podía entender a los chicos pero… ¿qué debía hacer? Ella había planeado su venganza y ahora era el momento de hacer las cosas de la mejor forma posible, un movimiento en falso y sería el fin de todo por lo que habían luchado…

Xiah sentado a un lado de la habitación estaba ausente. Desde lo sucedido con Yoochun, había sido desplazado, no ejercía ningún poder de decisión, pero aquello había sido por su voluntad propia. Prefería quedarse apartado, no sentía tener derecho alguno a opinar después de haber demostrado semejante comportamiento últimamente…

Pero de repente, en mitad de la acalorada discusión se levantó sigiloso. Escuchar a sus amigos discutir le daba dolor de cabeza y necesitaba ver cómo evolucionaba Yoochun. No había nada más importante para él ahora y tras abandonar la ruidosa sala, entró en su habitación donde encontró a Yoochun sentado fuera de las sábanas. Xiah entonces se sobresaltó al verle pero Yoochun tan solo le miró con su asidua tranquilidad y tristeza. No habían hablado nada pero Xiah ansiaba hacerlo aunque…sus palabras no querían salir. Estaban atrapadas por el miedo.

Yoochun atento siguió cada uno de sus pasos. Xiah avanzó pero se mantuvo a una cierta distancia de prudencia al fondo de la habitación:

-que… ¿qué tal estás?-consiguió decir al fin. Yoochun alzó el rostro un poco más y sus profundos ojos parecían ser incapaces de mirarle directamente.

-Estoy bien- respondió intentando sonar normal Yoochun.

-yo…-Xiah se calló y entonces hubo un gran silencio, Xiah comenzaba a acobardarse y miró a Norei. Allí estaba ella dormida plácidamente en la otra cama…quizás soñando…Así lo esperaba Xiah.

Ahora estaba en deuda con ella y dentro de aquella realidad… Xiah se encontraba a sí mismo como un hermano…como un hermano malo.

Realmente eran muy diferentes…él casi había matado a Yoochun mientras que ella lo había revivido después… Eran polos opuestos: ella era la tranquilidad, la luz…él era todo lo negativo, la oscuridad personificada.

Xiah tomó aire, necesitaba decirlo, miró a Yoochun directamente por fin.

-Yo…lo siento… no puedo decir otra cosa más que eso, que siento de veras lo que ocurrió y…yo… sé que no merezco nada ahora…porque soy…despreciable…pero yo en ningún momento quise…matarte, p-por favor perdóname, soy un monstruo… lo siento…lo siento…- la voz de Xiah se perdía dentro del eco de su quebrada voz y ahora Norei había empezado a despertarse. Había notado el peso de una de las manos de Xiah sobre su colchón y de reojo ella atendió a lo que en aquellos momentos acontecía… aunque al mismo tiempo prefirió fingir que aun dormía.

Yoochun miraba a Xiah preocupado. Este había agachado el rostro ahora surcado por las lágrimas y marcados rasgos de dolor y arrepentimiento. Yoochun no podía soportar velo así y entonces se levantó, se acercó a él y le puso una mano en un hombro:

-Xiah, no digas esas cosas…Tú… No eres ningún monstruo, sé perfectamente que lo que sucedió fue un accidente y que…aquello podría haberle pasado a cualquiera…pero lo que sí es cierto es que…espero que hayas aprendido de esto… de que no puedes seguir con ese comportamiento, que debes madurar y enfrentar las cosas de otra manera…-Norei escuchaba muy atentamente la voz de Yoochun, ella a ratos abría los ojos pero casi siempre los mantenía bien entrecerrados. Oyó que Xiah estaba llorando con más fuerza.

Xiah a aquellas alturas no podía mirar a Yoochun e irremediablemente se derrumbó en sus brazos.

-Yoochun… cómo puedes… ¿cómo puedes ser tan comprensivo después de todo? ¿Por qué eres tan bueno conmigo…?- Xiah lloraba agachando la cabeza, Yoochun se acercó un poco más.

-Porque sé…-le respondió obligándole a mirarle cogiendo su rostro con una mano- que no eres una mala persona…sé que de aquí dentro- continuó posando varios dedos donde estaba el corazón de Xiah- pueden salir cosas maravillosas…solo tienes que ser fuerte y no rendirte jamás…- Yoochun entonces lo pegó contra sí, ahora Xiah ahogado entre sus propias lágrimas lo abrazó conmovido.

Norei no pudo aguantar más aquello, su corazón se partía al escuchar llorar a Xiah de aquel modo y por ello se incorporó y se quedó sentada en la cama, quería levantarse del todo, pero sus piernas aún no respondían y como congelada en el lugar se quedó mirando a ambos. Ellos se percataron de esto y Xiah sobresaltado se separó un poco entonces:

-…Norei…eh…perdona si te he despertado yo…- Xiah se secaba las lágrimas lo mejor que podía pero no sabía muy bien que hacer o decir en aquella situación. Avanzó un poco terminando de secarse el rostro con las mangas de su camisa amarillenta.

-Xiah…no, no, no pasa nada…yo…- Norei al rato tampoco sabía que decir. Xiah se sentó a los pies de su cama, parecía que también a ella quería decirle algo y Norei lo miraba triste, impotente de querer darle ánimos y no ser capaz de hacerlo, de acercarse a él. Ella sentía que tenía bastante responsabilidad y ver tan conmocionado a Xiah demostraba que realmente él no era malo. Norei tenía ganas de abrazarlo.

-Norei…yo… quisiera agradecerte lo que has hecho… estoy en deuda… contigo…no… no sé cómo podría recompensarte…yo…- Xiah volvía quedarse sin palabras, Yoochun lo miraba sorprendido, emocionado…

-No hace falta que digas nada más…yo también siento lo que ha pasado… ahora solo…tenemos que seguir adelante y …no hacernos más daño…hacer las cosas bien…¿vale, hermano?- Norei le sonrió algo triste. Xiah cabizbajo también sonrió al oír aquello. Norei entonces todo lo rápido que pudo se deshizo de las sabanas y abrazó a Xiah entonces hundiendo su rostro en el hueco de uno de sus hombros. Xiah quedó impactado pero pronto ambos cerraron los ojos igualmente y un sincero abrazo se cerró entre ambos:

-Norei… ¿podrás…perdonarme algún día?-Xiah con voz temblorosa y Norei ya estaba llorando… se sentía culpable…mucho.

-Ya… lo he hecho…- respondió con un hilo de voz la joven. Xiah entonces la abrazó con más fuerza. Yoochun apenas podía ver bien la escena, sus ojos se habían empañado de la emoción también.

—————————————

-¡¿pero estáis locos?! ¡¿Cómo vais a ir a la ciudad vosotros solos sin ningún medio de transporte ni nada?!- Rania estaba siguiendo a Jae, Yunho y Changmin quienes estaban decididos a llegar a la ciudad de las mujeres de cualquier forma posible- ¡Changmin!.. ¡Por favor! (Rania miró suplicante a Changmin, quien airado se había girado) espera, espera un día más… deja que nosotras nos encarguemos de llevaros hasta la ciudad, y una vez allí vosotros podéis hacer lo que queráis, pero por ahora necesitáis nuestra ayuda y …-Rania se detuvo, mirar directamente a los ojos de Changmin a y ver en ellos una seguridad total era difícil de soportar y Rania odiaba aquella sensación…odiaba sentirse débil…sentir que flaqueaba bajo la profunda mirada de Changmin.

-Por favor…-suplicó Rania entonces. Un profundo silencio llenó la sala, las chicas no podían creer lo que estaban viendo y Changmin pensativo entrecerró los ojos y miró entonces atento a Rania. Un atisbo de tristeza asomó brillante en su retina. ¿A quién se suponía que debía escuchar ahora: a sus amigos o a la mujer que en aquellos momentos lo subyugaba poderosamente con sus verdes y felinos ojos?

-Chicos… ¿qué ocurre?- Yoochun al fin salía de la habitación seguido de Norei y Xiah. Todos entonces se quedaron boquiabiertos al ver que los tres tenían una asombrosa cercanía y relajada aura, que especialmente rodeaba a los príncipes Norei y Xiah…

¿Acaso habían hecho las paces? Una llama de esperanza se desató en los corazones de muchos.

-Nuestra ciudad está en peligro, un batallón aéreo se dirige ahora mismo hacia ella con la intención de bombardearla… – afirmó entonces Jae en tono contenido y aun sorprendido posando sus abiertos ojos en Norei y Xiah repetidas veces, incrédulo-… y debemos partir lo antes posible, hay que encontrar la forma de detener a la reina, convencerla de que no somos ningún enemigo y que haga suspender esa invectiva inmediatamente…- Jae esta vez hablaba hacia Yoochun y luego miró de nuevo a Norei. Sus ojos denotaban gran preocupación y Jaejoong hizo entonces la consecuente pregunta- Norei… ¿cómo te encuentras? ¿No deberías descansar un poco más? Antes estabas…

-Estoy bien, no os preocupéis, de verdad, ya me siento mejor, gracias…-pero tras dedicar una tímida sonrisa a todos, su rostro se ensombreció por la desasosiego-…chicos, entonces ¿vamos a partir ya? Si la ciudad de las mujeres está suspendida en el aire ¿Cómo podremos subir?-inquirió preocupada.

-Eso ya lo pensaremos cuando estemos lo suficiente cerca, yo tengo algunas ideas pero necesito estar allí y comprobar las opciones que tenemos- respondió esta vez Yunho.

– iré a cambiarme enseguida- dijo entonces Norei entonces dándose media vuelta.

-Hey…puede ser peligroso…- Xiah cogió con suavidad el brazo de Norei y todos se quedaron mirándolos expectantes. Norei volvió a sonreír serena.

-Es mi ciudad, la conozco mucho mejor que vosotros, y por ello me necesitáis…así que yo os guiaré, y además, la reina… es mi madre, quizás aun le quede algo de corazón y pueda convencerla antes con palabras… – Norei los miró a cada uno de ellos, miró a Rania quien mantenía los labios apretados de enfado.

-Yo creo que esto es una misión suicida, pero ¡adelante, adelante si queréis que sus maquinas os destrocen!- Rania se fue airada, las amazonas los miraron sin saber qué hacer, pero enseguida Rania vociferó sus nombres a lo lejos. Las chicas se despidieron y el grupo de chicos junto a Norei no tardaron en empezar a prepararse.

Habiendo tomado prestadas unas motos consiguieron avanzar raudos hasta llegar al foco del campo magnético que mantenía en suspensión la ciudad blanca de las mujeres. Rodeados de escombros y antiguas ruinas los chicos aun sentados en sus motos observaron el paisaje y meditaron la situación.

-La única forma de llegar allí arriba es volando- concretó Yoochun- quizás si me concentro lo suficiente… pueda elevaros a todos…

-Eso acabaría con todas tus energías Yoochun y para cuando lleguemos arriba necesitaremos seguramente estar fuertes para lo que pueda esperarnos…- respondió Yunho serio- debe haber otro modo…- bajó la mirada pensativo y al cabo de un rato la alzó para mirar a la joven que estaba sentada tras Jaejoong- Norei, ¿sabes si hay algún medio secreto o algo que nos permita llegar hasta la entrada o bien subir desde el interior de esa especie de isla flotante?

-Eh… cuando yo huí… bajé por una especie de túnel que me llevó hasta el mar, pero eso no sé donde está… –Norei intranquila miró al resto y entonces siguió hablando al recordar más cosas-…quizás… y si…¿ y si utilizamos el mismo magnetismo de la isla para subir allí arriba? ¿veis esos cuadrados negros? esas creo que son las cárceles, si consiguiéramos algo metálico para usar de plataforma quizás… como una especie de ascensor…podríamos subir ¿verdad?- Norei hablaba rápido, y esperanzada miró al grupo.

-Es complicado pero con el campo magnético es cierto que podríamos conseguir algo pero… tenemos que construir entonces la plataforma- respondió Yunho.

-Chicos, estamos rodeados de metales por todas partes, ¡empecemos pues de una vez!- Changmin animado y sonriente comenzó a buscar trozos grandes de metal. Yunho lo siguió y Xiah también se dispuso a buscar metales.

Ya estaba atardeciendo y el grupo casi había terminado, Norei daba indicaciones desde lejos, acerca de cómo se veía el ensamblaje, de si faltaba alguna parte por cubrir o soldar. Yoochun tuvo que emplear gran parte de su poder para enfriar la gran pieza de metal, y aunque estaba muy cansado lo disimuló lo mejor que pudo: no quería que los demás se fijaran en esto y que decayeran sus ánimos de nuevo ahora que todos después de tanto tiempo volvían a trabajar todos juntos.

Una vez el proceso terminó Changmin, Jaejoong, Yunho y Xiah arrastraron aquella gran lámina final y una vez esta estuvo lo suficiente cerca y todos subidos a excepción de Yoochun, éste último comenzó a elevar la chapa y la llevó al centro del gran agujero del que provenía el magnetismo. Aquella fue una ardua tarea, pero finalmente la tabla llegó al agujero y aunque por un momento parecía que iban a caer se detuvo y comenzó a ascender. Yoochun entonces corrió y de un salto aterrizó en uno de los extremos y cogió una de las manos que Norei le tendía. El grupo entonces observó como poco a poco aquella gruesa plataforma iba aumentando su velocidad de ascensión, Yunho por ello avisó del peligro:

-¡Chicos, voy a tener que derretirla porque esto nos va a aplastar! juntaros todos en un extremo: y diciendo esto su cuerpo comenzó a arder en llamas y a golpes fue cortando fragmentos que salían disparados del cilindro de imantación en el que se encontraban directos hacia el cielo. Yunho siguió dando indicaciones cuando estuvieron ya cerca de las cárceles. Todos saltaron a su señal y enganchándose a las barras metálicas de las jaulas lo poco que quedaba de su particular ascensor se estrelló contra la base de la ciudad quedando perfectamente clavada.

Tras cerciorarse de que todos estaban bien, Yoochun sujetaba a Norei y el resto se había agarrado lo mejor que pudo. El grupo miró dentro de las jaulas y vieron a algunas mujeres, las cuales estaban asustadas. Norei con el corazón en un puño miró a su alrededor y entonces sus peores presentimientos se hicieron realidad: en otra celda cercana vio una cara conocida, la de Janda. Norei gritó al verla.

Entre todos poco a poco fueron destrozando las puertas, liberando a todas aquellas pobres mujeres hasta llegar junto a Janda, quien estaba pese a estar bastante malherida sintió una enorme alegría al ver aparecer a Norei frente a sus ojos. Norei desolada lloraba por el terrible aspecto y situación de su amiga:

-Pero… ¿qué te han hecho? cielos… tienes cardenales y cortes por todos partes…Janda…

-No te preocupes cielo, estoy bien, ya sabes que soy dura de pelar ¿verdad? -Janda sonreía en brazos de Norei y luego miró a los chicos muy seria- ¿Por que habéis venido? Le dije a Rania que…

-Lo sabemos, pero ella estaba esperando una respuesta tuya y el tiempo precisamente no es que este de nuestro lado. Estamos aquí para convencer a la reina de que detenga la locura de ataque que tiene planeado contra nuestra ciudad -Jae fue el que respondió.

-Dudo mucho que os escuche, no me ha escuchado ni a mi…el tiempo del diálogo hace mucho que terminó…-Janda se quejó mientras Norei examinaba sus costillas.

-Pues si no nos escucha, pelearemos entonces, yo no tengo ningún problema…-añadió Changmin molesto.

-Bien, dinos cómo podemos llegar hasta ella- preguntó Yoochun.

-No os preocupéis, yo voy con vosotros, no os dejare ir solos, me necesitáis, yo conozco todos los secretos de esta ciudad así que… ¡en marcha, no hay tiempo que desperdiciar!- dijo Janda con dificultad levantándose, Norei se acercó para ayudarla.

El grupo comenzó a subir entonces unas interminables escaleras, no mucho después descubrirían que según unos enormes carteles, en esos momentos estaba teniendo lugar una reunión en la plaza principal de la ciudad y por este motivo no había muchas vigilantes por la zona a la que la que aquellos altos escalones de piedra les llevaron. Aquellas escasas guardianas que quedaban apostadas en lugares estratégicos quedaron sobresaltadas con la luz de Changmin e inconscientes con unos rápidos golpes de Janda.

A mitad del trayecto llegaron a una torre de control, desde allí todos se percataron de lo brillante y grande que estaba la luna aquella noche y junto a ella las luces de las farolas ofrecían una hermosa vista de la ciudad. El grupo escondido en la seguridad de las sombras, acordó aprovechar el efecto sorpresa para poder ser ellos quienes controlasen la situación y para eso se repartieron una serie de funciones. El primero en actuar fue Xiah que destrozó las fuentes de energía eléctrica arrancando un montón de cables y provocando una subida enorme de energía en otros dispositivos, todo ello provocando que la ciudad quedara sumida en una profunda oscuridad recortada por las siluetas que la luna dibujaba con limpios trazos blancos…

El grupo entonces se puso en marcha, corrieron rápidos entre las calles, pasando incluso junto algunas transeúntes que aunque sorprendidas debido a la oscuridad ni se percataron de quienes eran. Los chicos llegaron entonces a la plaza donde se suponía que debían encontrar a la reina pero misteriosamente la plaza estaba completamente desértica.

-¿Habrá vuelto al palacio?- se preguntó Norei en voz alta…

-Quizás… espera… ¿qué es ese ruido?- se detuvo a escuchar Yoochun comenzando a girarse lentamente…

Unas redes cayeron sobre ellos sorprendiéndolos desagradablemente. El peso era tal que los derribó por completo e hirió sus pieles. Muchos focos de repente se encendieron apuntándolos directamente a ellos y los jóvenes no tardaron en notar que aquellas redes estaban mojadas con un líquido viscoso el cual se pegaba a su piel y no les permitía moverse. Norei casi completamente inmovilizada y aplastada consiguió mirar hacia uno de los lados y vio a la reina que rodeada de IRON’s avanzaba hacia ellos. Se estaba riendo:

-Vaya…parece que la cacería de esta noche es prometedora, no ha hecho más que empezar y ya hemos capturado unos raros ejemplares: cinco hombres y dos desertoras ¡Llevadlos a la gran sala, esta noche haremos una gran celebración! Y ahora mandad la otra mitad de los IRON’s a la antigua ciudad, y traedme a todas las amazonas…vivas o muertas, me es indiferente, pero quiero tener sus cuerpos porque con ellos quiero alimentar la bonita hoguera que habrá frente de palacio en esta fría noche.- La voz de la reina sonaba burlona, sonreía enseñando sus dientes cuyos caninos se veían más marcados. Norei estaba horrorizada…¿ realmente aquel monstruo podía ser su madre…? ¿en qué clase de maligno ser se había transformado?

Xiah no podía utilizar su electricidad por miedo a herir al resto de sus amigos, Changmin varias veces grito utilizando su luz pero al hacer esto en dos ocasiones, las soldados sin piedad alguna rociaron aquel extraño líquido purpureo de la cuerda justo en sus ojos y de esta manera quedó cegado… Yunho luchaba, forcejeaba, gritaba e intentaba derretir los nudos de la red pero era en vano, no podía… aquellos materiales y aquel líquido hacían imposible aquello. Yoochun por su parte luchaba por partir la malla pero era increíblemente resistente, y dejó de intentarlo para temeroso, quedarse abrazado y protector con Norei para que mientras eran arrastrados ella no sufriera daño alguno.

Los chicos no podían creer que tan fácilmente los hubieran podido derribar, que todo fuera a acabar tan rápidamente…o quizás no. Desconocían su futuro, pero de algo estaban seguros y era que lucharían hasta el final, por lo tanto lo mejor era reservar fuerzas, entre ellos se dieron ánimos y guardaron silencios atento a todo lo que transcurría mientras salvajamente eran arrastrados por las ásperas locas del suelo a la vista de todas las ciudadanas.

Finalmente todos llegaron al palacio y a la blanca sala que ahora parecía otra muy distinta de la que recordaba Norei. Largas sombras se dibujaban en las paredes a la luz de las velas amarillas y los IRON’s también entraron allí, destrozado los suelos, golpeando objetos, añadiendo más caos y decadencia al lugar. Uno de ellos entonces extrajo a Norei mientras golpeaba a Yoochun que se afanaba por tenerla junto a él, agarrándose de sus manos, de sus brazos…pero finalmente en vano pues a fuertes golpes fueron separados. Las potentes tenazas de la maquina lanzaron contra el suelo a Norei que quedó en medio de la sala frente a su madre que acababa de sentarse en el aterrador trono negro y alargado. Esta se removió a carcajadas.

-Cielos…que desgraciada madre soy… miradla… esa ya no parece mi hija…ese andrajoso y tembloroso animal parece más bien una de esas mujerzuelas que aun se atreven a oponerse a mi…¡ ja! jajajajaja- La consumida reina se levantó moviendo las densas telas y pieles negras que adornaban su largo vestido de cola y se aproximo hacia Norei. – tu… tu eres…igual que tu padre…un deshecho… una repulsiva arcada, pus…dolor… un engendro…solo quieres hacerme sufrir…verme caer… arrodillarme ante ti… ¡Pues no lo conseguirás!- La hablaba cosas sin sentido, las soldados ahora se miraban entre ellas confusas pero mantuvieron sus posiciones custodiando a l0s hombres. – ¡¡¡sacad a la ramera esa también!!!- gritó en ebrio tono de repente.

Y las soldados obedecieron; con esfuerzo y luchando contra los en desventaja hombres consiguieron sacar a Janda, quien luchaba por soltarse irremediablemente siendo comprimida entre los poderosos dedos de metal del IRON. Janda gritó de dolor. Norei de rodillas y con los brazos tensados alzó el rostro y gritó desesperada:

-¡¡BASTA!! ¡¡POR FAVOR, TE LO SUPLICO MADRE!! ¡PARA YA ESTA LOCURA! ¡DETÉN ESTO POR LO QUE MAS QUIERAS! SUELTA A LOS HOMBRES Y A JANDA, ELLOS NO HAN HECHO NADA MALO, LOS HOMBRES HAN VENIDO EN SON DE PAZ! QUIEREN SER NUESTROS AMIGOS, ACABAR CON ESTA ESTÚPIDA RUPTURA!!! POR FAVOR…- Norei gritó con fuerza y su cara estaba completamente empapada y sonrosada de la rabia contenida tanto tiempo…

-¿a-mi-gos? en serio crees que voy a…- la reina hablando muy lentamente se acercó encorvada y con los ojos casi salidos de sus cuencas, las manos le temblaban, y Norei miró sus uñas entonces. Se asustó considerablemente: estas eran larguísimas y cada vez lo eran aun mas. La reina prosiguió hablando-… de veras puedes ser tan estúpida como parar creer que…esos endemoniados seres…¿quieren la paz? ¡¡Quieren destruirnos!! Quieren apoderarse de todo esto, de todas nuestras mujeres, quieren violarlas y luego maltratarlas… y cuando se aburran las asesinarán… así son los hombres… bestias inmundas que no saben amar sin hacernos sufrir… así fue tu padre y así lo serán todos y cada uno de su género…!!!

-madre… ¿cómo puedes decir semejantes barbaridades?… no les conoces… no sabes nada de ellos… permíteles hablar… sé que has sufrido mucho, que el rey de los hombres fue malo contigo…y que yo también te he defraudado… pero nuestros errores no los pagues con ellos…por favor… si quieres, mátame a mí, no me importa, pero déjales irse en paz… y deja a Janda…ella es tu mejor soldado… ella tan solo quiso ayudarme…

-¡MALDITA NIÑA…!- La reina tomó el rostro de Norei entre sus garras, la arañó haciéndole sangre en el rostro-¡PERO POR QUIEN ME HAS TOMADO?! ¿EH?! SOY LA REINA! Y YO HE VIVIDO MUCHÍSIMO TIEMPO… SÉ MAS QUE TODAS LAS MUJERES JUNTAS… Y SÉ… QUE TANTO TU, COMO JANDA COMO TODOS LOS HOMBRES MERECEIS MORIR…Y LO HARÉIS! VUESTRA MUERTE SERVIRÁ DE EJEMPLO PARA LAS SIGUIENTES GENERACIONES!!- La reina arrastró a su hija clavándole aun más las uñas y movio su rostro para que mirara a Janda y los otros y entonces su tono cambió a uno divertido, completamente enfermizo- ¿quieres saber cómo será? No esperes una muerte rápida e indolora…ni tampoco para tus amigos…-la reina comenzó a susurrar en su oído venenosas palabras-…a ellos en especial les tengo reservado un destino diferente… mientras que Janda será ejecutada mañana…en una solemne ceremonia…ellos morirán después en las celdas, tras que mis doctoras los hayan examinado en detalle…oh si, ya sabes lo que eso significa, serán unas magnificas cobayas en mis laboratorios…he visto que poseen poderes sobrenaturales y por ello su genética será de gran beneficio para nuestras futuras generaciones y…en cuanto a ti…

-¡ESTÁS LOCA! eres una completa enferma! suéltame!! SUÉLTAME AHORA MISMO!

-No me das otra opción…pensé que mostrarías mas madurez pero…tendré que ser yo misma quien acabe contigo. No fuiste más que un error…yo te traje a este mundo… eres mi peor creación así que solo yo puedo destruirte…- el oscuro maquillaje negro de los ojos de la reina comenzaba a correrse en lagrimas, su cabeza temblaba hacia un lado, y levantando amenazadoramente un brazo, estiró todas las afiladas garras de su mano. Iba a matarla de la manera más salvaje de todas…

Un grito atravesó la sala entonces. Norei cayó al suelo, bajo el peso de otro cuerpo que rápidamente había conseguido escapar de las tenazas del IRON… Sobre ella estaba Janda que en lugar de Norei, había sido atravesada por los dedos de la reina…

-Ugh…-Janda jadeaba, su pecho goteaba sangre, estaba destrozado, palpitante, crujía…

-¡NOOO!, ¡JANDA! NO NO NO NO NOOOOOO!!!!- Norei gritaba frenética. Los chicos también gritaron, rotos por el sufrimiento que era soportar aquel espectáculo. Más que nunca volvieron a luchar por intentar huir, inútilmente haciéndose daño a ellos mismos…

La reina sacó sus uñas de la carne y Janda tomando aire, recogió todas sus restantes fuerzas y se levantó enérgica, no iba a rendirse aun ante la muerte pues tenía una misión y la realizaría ante todo. Cuando se disponía a atacar a la desprevenida reina, una de las IRON accionó una de sus potentes armas y el fogueo lanzó a Janda contra la ventana haciendo que cayera por la ventana pero esta consiguió agarrarse al borde en los últimos segundos de la caída. La reina entonces se acercó pesadamente.

-Por un momento pensé que merecías una muerte digna… pero ya veo que me equivocaba…que no eres más que una alimaña más…- Norei a trompicones corrió hasta llegar junto a su amiga para rescatarla pero la reina le propinó un tortazo que por poco la desfiguró y el cuerpo de Norei cayó a un lado golpeándose contra la pared de al lado de la ventana. La reina se giró nuevamente hacia Janda que aun se resistía a caer, sujetándose con los dedos al filo. La reina sonrió disfrutando de su maldad y paulatinamente fue quitando cada uno de los dedos hasta que finalmente Janda se precipitó al vacío, desvaneciéndose en la oscuridad. La reina entonces miró a Norei que se derretía en lágrimas e intentaba incorporarse temblorosa y quejosa. La agarró de la melena y la arrastró por la sala entre forcejeos. Los cinco jóvenes pataleaban y vociferaban impotentes.

-Acalladlos- ordenó la reina molesta. Una de las IRON’s comenzó a golpearlos. La reina de nuevo en el centro de la estancia soltó Norei, quien levantó el rostro y entonces las vio: ahora descubría que durante todo aquel tiempo sus pequeñas hermanas habían estado allí, que habían presenciado todo y que ahora gritaban su nombre y el de Janda. Las pequeñas niñas intentaban escapar de los brazos de las niñeras que pretendían llevárselas de allí…Norei entonces entre densas lágrimas miró a los chicos…miró a Yoochun…este la miraba colérico intentado escapar desesperado…

La reina de espaldas a la ventana se agachó sobre Norei, y le susurró a su oído:

-Lo siento pero ha llegado tu hora…- La reina volvió a hacer el gesto para atacar mortalmente a Norei pero entonces una brisa entró en el lugar, Yoochun la notó y la aprovechó.

Todas las velas se apagaron de un soplo. De nuevo la oscuridad reinaba y de repente, un grito. Era la reina.

Norei notó que el cuerpo de su madre caía sobre ella, que respiraba con dificultad, que temblaba extremadamente…

Se oyeron golpes, y silbidos en el aire, oyó más voces femeninas y disparos que centelleaban en la oscuridad, varios cuerpos fugaces fueron iluminados pero el combate fue demasiado rápido para acertar a ver con claridad quien vencía y quien caía. Norei se deshizo del cuerpo de su madre e intentó moverse pero se golpeó con algo y se quedó quieta. Nuevamente poco a poco el silencio volvió y con él, la luz, la luz del fuego de Yunho, quien estaba liberado, al igual que el resto de sus amigos. Norei se incorporó y una conocida voz a sus espaldas la hizo volverse sobrecogida.

-Vaya vaya…sentimos llegar así a la fiesta pero…dado que nadie nos invitó ni nos concretó la hora pues… no teníamos otra opción que llegar tarde! Jeje… – Rania estaba de pie cerca de la ventana, en sus brazos estaba el cuerpo de Janda que respetuosamente y con cuidado le tendió a una de sus compañeras.

Rania entonces miró a Norei y a los chicos que estaban siendo soltados por el resto de amazonas. Norei advirtió que había muchísimas amazonas, muchas más de las que había visto en la base secreta y todas habían conseguido desarmar a los IRON’s y reducir a las soldados. Rania continuó su monologo:

-ya veo que tratáis muy bien a los invitados…-una triste mirada de soslayo fue lanzada hacia donde estaba el cuerpo de Janda tendido y atendido….-mmm pero ooh disculpen mis modales! muy buenas noches queridísima reina!! Mi nombre es Rania, seguro que ha oído hablar mucho de mí por todas mis travesuras jeje!- Rania se acercó presurosa a la reina que intentaba gritar pero no podía- ui… tiene usted muy mal aspecto…. aah ya sé, ¿quizás es por esto?, le arrancó un dardo que tenía en el cuello justo debajo de la clavícula- vaya…este tipo de dardos son muy dolorosos, lo sabía? bueno… seguramente ya lo está notando jeje… la verdad es que es una pena que no sean mortíferos… pero bueno, usted no se preocupe, yo me encargaré de darle los mejores cuidados ahora mismo!! pero vamos, siéntese! póngase cómodaaa!! Que tenemos que charlar un poco…- Rania la agarró del voluminoso tocado zarandeando la cabeza de la reina hasta que la sentó en el trono. La reina quedó encajada sufriendo espasmos. Yoochun cuando estuvo libre corrió en auxilio de Norei, la levantó con cuidado y la sostuvo en sus brazos mientras el resto de chicos se encargaba de vigilar al resto de mujeres que antes los habían capturado.

-Bien…reinita…-Rania que acababa de arrancarle el tocado que lanzó lejos y volvió a mirar a la reina- ooh… no me mires así, sé que duele muuuucho pero escuche, no es mi culpa que usted sea un monstruo…así que bueno hablemos entonces sobre cosas importantes: seguro que ahora por su calva cabecita están pasando muchas preguntas, no se preocupe, voy a resolverlas todas…

Rania sonreía vilmente y los allí expectantes observaban cautelosos la escenas, atentos a la impredecible situación. Rania suspiró continuando con su asequible rol de actriz- ¡y oh si! antes que nada agradecerle todos sus ataques ya que así a base de coleccionar varios de sus preciosos modelos IRON’s hemos conseguimos hacernos el nuestro propio, si, como puede imaginarse así fue cómo llegamos aquí, montadas todas dentro de él… la verdad es que el último ataque de esta noche fue muy graciosos…Debería haber visto al cara de gilipollas que se les quedó a sus soldados cuando nos vieron…Jajaja!! Terminaron corriendo como niñas asustadizas!!!

Rania había rodeado el trono mientras hablaba y reía y en aquellos momentos estaba tras el trono, entretenida tocando el vestido de la reina, o tirándole de su canoso pelo.- verá, en segundo lugar nosotras, las amazonas estamos aquí para resolver un asuntillo, un asuntillo algo…escamoso la verdad…y bastante antiguo si he de añadir, escuche atenta… yo siempre creí en la libertad en todas sus direcciones y es curioso que tanto usted como mi madre no lo hacían…yo me crié en un hogar que no creía en que la mujer de baja clase tuviera algo que decir, quizás por eso mi madre me despreció, quizás por eso tus soldados me encerraron taaantas veces en esos fríos calabozos donde pasaba cualquier cosa que solo recordamos en nuestras peores pesadillas…pero bueno, eso es agua pasada, ahora soy una mujer madura y como tal me gusta dialogar, pues bien, quería dejarle varias cosas claras: la primera, su reinado ha acabado; siento ser yo quien lo diga, pero la verdad es que nadie la quiere, es una excéntrica y una hipócrita además de un ser decrepito y… deforme…por dios… ¡qué uñas! ufff… segundo, al acabar su reinado termina su mandato por lo que empieza uno nuevo…el nuestro-Rania abandonó su lugar y se enfrentó al resto de mujeres allí presentes.

-Una nueva vida acaba de empezar para todas las mujeres… por fin…nuestro silencio ha terminado, y mi mensaje para su majestad y todas aquellas asquerosas ratas que la siguen es que si aún quedan mujeres de verdad como espero, salid a dar la cara, descubrid quienes sois realmente porque os ha llegado el momento de que seáis libres, de que voléis para alcanzar vuestros sueños, de que tengáis los hijos que queráis, de que viajéis, de que no existan clases superiores ni inferiores, hablo de pura libertad, de libertad para amar y para vivir…

Rania se dio la vuelta e iracunda miró a la reina enferma- y usted…es un obstáculo.-Rania comenzó a andar hacia la reina- usted es un molesto y repugnante insecto que nos prohíbe todo ello… ¡miradla todas! ¡¿no veis que vuestra reina es solo un fantasma… es un alma envenenada por el odio y por sus malévolas ambiciones?!… ¿verdad que no queréis tener una reina así?¿verdad que no? nadie la quiere… y nadie la va a recordar… Porque una reina como usted… no merece pertenecer a la historia…- Rania parecía estar en el escenario de un teatro, gesticulaba y jugaba con los tonos de su voz. Estaba disfrutando de su venganza servida en una bandeja de plata. Sus ultimas palabras continuaron:

-Durante mucho tiempo he esperado este momento… estar frente a usted y arrebatarle su vida…despídase de ella…- Rania empujó a la reina que paralizada quería gatear pero no hacía mas que babear y gemir desesperada. Rania entonces la levantó lo suficiente para tenerla arrodillada ante todas las mujeres, cogió su desecho moño y sus miradas se encontraron- quiero que sufra… que sufra por cada una de sus víctimas, por mis compatriotas asesinadas a tiros…por Janda…por cada niño que ha matado… por cada hija suya que ha maltratado… por cada uno de ellos merecería morir mil veces…pero desgraciadamente solo puedo matarla una vez… si por mi fuera la mataría lentamente pero… no demoraré su momento más- Rania con el rostro tensado de rabia y odio, agarró de un hombro a la reina y sacó una navaja que colocó en su arrugada garganta. Rania entonces miró a Norei – Princesa… llevad a esas niñas fuera de aquí, no quiero que vean esto…-Norei que había vuelto en si hacía un rato, ayudada de Yoochun obedeció enseguida y salieron todos juntos rápidos por uno de los pasillos abiertos. Entre desgarradores lloros de las niñas, los pasos se alejaron y el silencio volvió a reinar. Rania agachó el rostro para susurrar su despedida a la reina:

-Espero que te duele maldita zorra…ojala te pudras en el infierno, adiós… – y entonces le rebanó el cuello. Un profundo tajo fue abierto y la reina cayó sacudida al suelo y se desangró ante las horrorizadas mujeres.

Muchos de los presentes gritaron o emitieron sonidos de desesperada impresión.

La corona de la reina no estaba muy lejos de su cuerpo que inmóvil era rodeado por un charco de sangre creciente, la diadema se manchó de sangre densa y oscura y los finos cabellos blancos se tiznaron de rojo. Rania se tambaleó, una de sus compañeras corrió a sujetarla. Todas las mujeres que estaban allí, mujeres de alta sociedad, sirvientas, y soldados, no ofrecieron resistencia alguna, la reina había muerto, todo había acabado y en cuanto a la misión de destruir la ciudad de los hombres, había sido cancelada justo a tiempo.

Norei había vuelto, lo había visto, había visto morir a su madre, pero aunque aquella terrible imagen quedara grabada en su retina, había algo mucho más importante que atender…

Janda.

Rania estaba de rodillas a su lado, sonreía amargamente con el rostro surcado en lágrimas y acariciaba con una mano la cabeza de su compañera moribunda.

-Janda…-Norei era consciente de que ya nada podía hacerse, estaba muerte, era demasiado tarde…y aunque Norei puso sus manos en su pecho, allí su corazón nunca más volvería a latir…Norei se derrumbó desolada.

————————

Los días pasaron y aunque la ciudad por un momento quedó sacudida por la terrible noticia, poco a poco la vida de las mujeres volvió a una cierta normalidad…A una nueva nunca antes conocida, poco a poco volviéndose más hermosa.

De nuevo todos estaban reunidos, pero esta vez en la amplia plaza de la ciudad, donde había una fuente que había sido destrozada por las amazonas porque en ella antes se erigía una estatua de la reina. Aquello no había sido lo único que habían destruido las amazonas a su llegada, prácticamente poco después de la llegada de los jóvenes, comenzaron a destruir con su titánico robot todo lo que hacía referencia a la reina por lo que, ahora no quedaba ningún monumento en su honor. La ciudad ahora necesitaba ser reconstruida. El cambio había comenzado. Rania y las amazonas más importantes permanecían erguidas. Norei en el centro estaba nerviosa, , no había dado muchos discursos en su vida y aquel era tan importante y determinante que no pudo evitar juguetear con sus manos mientras hablaba:

-No voy a ser vuestra reina…no pienso mandar sobre la vida de nadie, ni controlar nada…solo, soy una mujer mas… una igual a todas vosotras…y hago un llamamiento a todas las mujeres que se sientan capacitadas para tomar decisiones porque, creo fielmente, que lo mejor es que, si hay que tomar decisiones, estas deben ser meditadas por un consejo…- Norei tomó aire, mantuvo un breve silencio, observó los rostros de las pequeñas figuras amontonadas frente a ellas en la plaza. La joven se aclaró la garganta y con voz fuerte y segura prosiguió-… entre todas levantaremos una nueva ciudad, una ciudad mejor, llena de personas mejores. A partir de ahora, ya no habrá discriminación alguna, todos somos iguales, hombres o mujeres, todos somos personas y como tales aunque podamos tener una personalidad distinta por dentro somos lo mismo. La tragedia que hemos vivido debe servirnos como enseñanza, debemos aprender a perdonar y…a no guardar rencor jamás… desde ahora quien lo desee podrá vivir donde quiera, aquí, abajo, o en la ciudad de los hombres…- Norei volvió a detenerse, sonrió levemente al ver emocionados rostros, alegría por sus palabras. Norei entonces giró el rostro y dirigió una seria mirada a un grupo de mujeres que sentadas y esposadas escuchaban pasivas su discurso-…en cuanto a las mujeres que no se sientan a gusto con esta nueva justicia, son libres de tomar un barco o avión que habrá a su disposición, no quiero que aquí viva nadie que no esté de acuerdo con esta forma de pensar…y… es bien sabido que por su puesto seguirá habiendo un ejército pero… no habrá armas, si alguien no respeta a otra persona será simplemente expulsada al desierto, que sea nuestra tierra la que se encargue de castigarla adecuadamente…

Norei ya iba a terminar, y la parte más importante de su discurso empezaba ahora:

-Querría…hacer ahora una mención especial a… una persona que siempre estuvo ahí…me gustaría hablaros de la general Janda, de mi querida amiga de infancia, mi apoyo, mi cielo, quien siempre luchó por mí, y que desgraciadamente, por defenderme a mí y defender nuestra libertad, dio su vida…

El recuerdo de su rostro sonriente, de su cálido abrazo, de sus bromas, hicieron un nudo en la garganta de Norei y apresaron sus ojos que tuvo que cerrar y volver abrir para dejar pasar las lágrimas.

-…ojalá hubiera podido salvarla, yo… nunca la olvidaré…y la voy a extrañar muchísimo y… y siempre la llevaré en mi corazón, y creo que muchas de vosotras también…- Norei sorbió por la nariz y miró sus manos recordando como aquella misma mañana, habían rendido un tributo a Janda, como todos habían depositado flores en un panteón construido en su rincón favorito. Norei recordó que todos allí presentes guardaron silencio, que un gran pilar se alzaba rezando palabras de cariño, añoranza y sobre todo agradecimiento. La tumba había sido construida en aquel lugar donde había un lago, en mitad de una amplia zona de césped desde donde se podía ver a lo lejos el mar…aquel era el lugar donde Janda varias veces una vez intentó besarla.

Norei en aquellos momentos llevaba la misma ropa de luto de la mañana: ataviada con una capa de color blanco como la ropa del resto de los presentes. Norei volvió a mirar a su pueblo y con la voz temblorosa dijo-…ahora para finalizar me gustaría agradecer a unos amigos todo lo que han hecho por mí- Norei con las mejillas húmedas les sonrió-…gracias por vuestra valentía, coraje y esfuerzo… la verdad es que… les debo la vida… gracias a ellos tengo una nueva vida y…tengo un nuevo hermano… Y en realidad todas nosotras tenemos nuevos amigos…a partir de ahora seré una persona nueva, seré feliz… y eso es gracias a vosotros, mis héroes…muchas gracias- Norei estaba muy emocionada y comenzó a aplaudirles, y muy pronto toda la plaza la imitó. Los chicos entonces se sintieron profundamente abrumados, cientos y cientos de mujeres estaban aplaudiendo su hazaña, una gran emoción los embargó y ellos también aplaudieron pero dirigiéndose a Norei.

Tras tantos pesares finalmente todos estaban allí, en la ciudad de las mujeres, cumpliendo su misión: unir hombres y mujeres, unir dos mitades de un corazón roto… la misión había triunfado.

-Tú sí que me diste la vida- susurró casi para sus adentros Yoochun.

-Bueno…- Norei mientras se secaba las lágrimas sonrió tímida-… no quiero aburrir tampoco a nuestro público femenino así que, ¡que comiencen las fiestas!- Norei hizo un gesto con la cabeza y decenas de palomas blancas fueron soltadas, una gran ovación las recibió y los chicos las miraron embelesados como emprendían el vuelo hacia el sonrosado cielo azul, desde el cual la luna ya se podía ver.

Aquella noche hubo una gran fiesta, y los hombres fueron los completos protagonistas. Gran cantidad de bailes, música, canciones, risas, largas charlas…Hasta bien entrada la noche todo el grupo de amigos festejaron la paz reinante pero poco a poco cada uno fue desapareciendo por su cuenta. Changmin fue el último en quedarse en una de las tabernas. Allí estaba junto a las amazonas, que se habían convertido en heroínas también y las cuales, bajo la excusa del alcohol, muchas de ellas lo besaban y ahora todas le pedían que las hiciera madre, y el que también estaba borracho, les respondía que no tenía problema alguno. Su respuesta era acogida entonces en una gran alegría y alboroto. Rania por su parte observaba la escena mientras sonreía lacónica. Finalmente la líder de las amazonas se sintió lo suficientemente saturada como para de forma inesperada agarró el cuello de la chaqueta de Changmin y debido al jaleo tuvo que gritar para proponerle algo:

-¡¡¿Salimos fuera!??

-¡¡vale!!- respondió también gritando Changmin. Entre el barullo se perdieron pasando entre la gente y salieron a un callejón. Rania entonces le cogió de la mano y se adentraron en un oscuro callejón, ambos muy sonrientes, conociendo perfectamente las intenciones del otro.

Rania se detuvo y dejó descansar su espalda descubierta contra los ladrillos de una pared y pronto Changmin se abalanzó sobre ella y comenzó a besarla por el cuello y más abajo hasta que llegó a su escote el cual abrió y con el que se deleito gustoso. Ella gemía y desesperada tomó su rostro entre sus manos para besarlo y relamer sus labios. Changmin sin perder tiempo, mientras tanto empezaba a desnudarla por abajo:

-Changmin…-susurró con voz tomada Rania entre cada encuentro violento de sus labios.

-¿Que…? – el nombrado estaba muy ocupado volviendo a besarla por doquier.

-yo en verdad…- Rania hablaba indecisa entre jadeos…

-sí, di-dime- Changmin por fin la miró a los ojos, y ella se quedó con la boca abierta sin decir nada, hasta que finalmente confesó lo que realmente no se atrevía a reconocer.

-yo en verdad… te quiero para mi sola, no quiero…compartirte con el resto de chicas…- esto último lo dijo bastante rápido y sonrió algo forzado, ya que se sentía avergonzada por lo que estaba confesando. Changmin se rió y entonces la besó con pasión.

-…perdona…jeje, no pensé que lo de antes fueras a tomarlo enserio…era una broma, tonta…ya deberías saber…que yo…soy solo tuyo…todo tuyo…para mí no hay ninguna otra mujer que no seas tú…- le sonrió mirándola a los ojos brevemente, y luego siguió besándola por el cuello, Rania rió feliz por las cosquillas que aquello le provocaba y por sus dulces palabras. Changmin entonces la levantó y la encajó en sus caderas para comenzar aquel delicioso combate cuerpo a cuerpo. Rania verdaderamente lo disfrutó…porque irremediablemente se había enamorado.

Lejos de allí, Norei miraba por la ventana de su habitación palaciega, admiraba las luces de la noche, escuchaba las risas nocturnas y el festejar de la nueva ciudad. La luna dibujaba sus curvas en el marco de la larga ventana y Norei se quedó embelesada mirando las flores que dibujadas en el cristal brillaban blancas bajo la blanca luz nocturna. Norei entonces se giró al escuchar que  Yoochun se había levantado de la butaca que había al lado de la cuna del pequeño que acababa de soltarlo dado que había conseguirlo dormirlo tras tenerlo un buen rato en brazos.  Norei le miró sonriente:

-Parece que se te dan bien los niños…eres un cielo…- Norei avanzó. Yoochun había sonreído ante su afirmación.

-Bueno… no es tan difícil…y por fin se ha dormido…-Yoochun volvió a sentarse en la butaca y Norei se sentó en su regazo. Se miraron y Norei le acarició el rostro con uno de sus dedos. Yoochun la estrechó un poco y la besó acariciándola en la espalda.

-Entonces… -Norei interrumpió aquel beso- ¿mañana, volverás junto con los chicos a tu ciudad?

-No…Ni hablar, yo no me voy de aquí, quiero quedarme a tu lado…y cuidarte…y besarte- comenzó a besarla nuevamente- y hacerte el amor todas las noches…- la levantó cogiéndola en brazos, Norei se rió y se abrazó a él por miedo a caerse. Yoochun la soltó con delicadeza en la cama y se tumbó sobre ella; y mientras la besaba fue subiendo su camisón blanco…

-me alegra oír eso pero… algún día tendrás que volver a tu ciudad ¿no?- preguntó con curiosidad Norei.

-sí, algún día, pero solo será… una visita…- Yoochun comenzó a besar sus pechos, Norei se mordió el labio y al rato no pudo reprimir las ganas de recoger el rostro de Yoochun y acercarlo al de ella para besarlo con pasión.

-Te quiero…-le dijo

-Y yo a ti… más- respondió Yoochun. Norei enredó sus dedos entre las raíces de su cabello mientras Yoochun respiraba contra su pecho y con las manos bajaba su ropa interior y así, iluminados por la luz de la luna y las estrellas continuaron su amorosa unión…

En cuanto al resto: Yunho, Jae y Xiah se recogieron bien tarde tras estar festejando el triunfo. Mientras Jaejoong y Yunho avanzaban muy cerca el uno del otro hasta sus aposentos, eran seguidos de cerca por Xiah que iba hablando con una de las amazonas que estaba muy interesada en conocer más sobre ellos. Su nombre era Kira.

Jaejoong estaba algo mareado, no estaba acostumbrado a beber tanto, y se tambaleó varias veces, afortunadamente allí estaba Yunho y pronto llegaron a la puerta de su habitación en el pasillo.

-¿No necesitarás ayuda o algo?- Xiah sonriente estaba algo preocupado.

-No tranquilo, yo puedo encargarme de esto, descuida, nos vemos mañana, buenas noches…-sonrió tranquilo Yunho. Xiah sonrió feliz y siguió caminando por el pasillo seguido de la chica.

Yunho una vez consiguió dejar a Jaejoong en la cama, se fue a cerrar la puerta y a su regreso se sobresaltó al ver que Yunho se estaba desnudando completamente.

-Tengo calor…y cielos… ¡todo da vueltas jaja! Quizás he bebido demasiado…-Jaej00ng estaba muy risueño aquella noche, cosa que a Yunho le encantaba. Yunho se quitó los zapatos y se sentó junto a él y observó atento sus movimientos que pesados finalmente terminaron. Jaejoong estaba quedándose dormido por momentos. Yunho se recostó a su lado y lo abrazó apoyando su rostro en su hombro. Jae entonces sonrió y giró el rostro para mirarlo una última vez antes de caer presa de Morfeo. Jae acercó su rostro pero a escasos centímetros se detuvo. Yunho aspiró su olor, y sonrió divertido.

-Gracias…-Yunho  entonces besó su hombro y cerró los ojos mientras arropaba a ambos.

A lo lejos continuaban caminando Xiah y la joven amazona que en lugar de ir a sus habitaciones habían decidido sentarse en uno de los balcones y seguir charlando.

Kira realmente era una amazona interesante, con un fibroso cuerpo decorado de geométricos tatuajes y una piel, era una excelente interlocutora, conocía un montón de cosas y sus opiniones eran realmente interesantes y Xiah aunque le gustaba hablar con ella, hubo un momento que se quedó algo ausente, pero Kira no desistió en intentar distraerlo preguntándole sobre su ciudad y sobre él.

-¿Qué harás cuando llegues a tu ciudad?

-Creo que…haré lo mismo que mi hermana, dejaré de ser rey y poco más…jeje, le copiaré la idea a mi hermana jeje- rió Xiah algo triste-… la verdad es que tengo que aprender mucho de ella…

-¿También formarás un consejo?- preguntó alzando las cejas.

-Ya lo tenemos, por lo que a partir de ahora solo habrá consejo…-Xiah miraba sus uñas.

-Entonces…- Kira cambió de tema- mañana partiréis… ¿hacia vuestra ciudad?

-Sí, mañana volveremos para darles la buena noticia…- sonrió algo contento.

-A mi me gustaría ir y conocer tu ciudad, ¿puedo ir con vosotros?-preguntó entonces Kira con un brillo especial en los ojos.

-Eh…sí, supongo que no hay inconveniente en ello…jeje- Xiah rió divertido. Kira sonrió alegre. Aquella noche hablaron de muchas cosas en las cuales ambos descubrieron que tenían mucho en común.

Tras una larga noche que muchos no querían que acabara finalmente el sol volvió a asomarse desde el horizonte hasta posicionarse bien alto en el cielo e indicar que había llegado el momento de la despedida. Todo estaba preparado y las naves ya estaban equipadas con todo lo que necesitaban para la larga travesía de vuelta. Todos se miraban y entonces el primero en empezar con la incómoda despedida fue Yoochun que empezó por Yunho y Jae, y finalmente dio un abrazo a Xiah. Yoochun entonces se dirigió hacia Changmin pero este alzó una mano y sonrió. Changmin tenía a Rania bajo un brazo y esta le rodeaba la cintura. Todos le miraron curiosos:

-Yo tampoco me voy…así que no hace falta que me digas adiós…jeje- dijo Changmin sonriente y resuelto, Rania sonrió divertida, y entonces los demás rieron. Norei abrió mucho la boca y también sonrió incrédula, aun estaba asombrada por su romance. Una pequeña queja se escuchó entre sus brazos, allí estaba el bebé que cada vez más grande necesitaba de los mimos de su madre que pronto se dispuso a mecerlo. Los chicos se acercaron a despedir a Norei y todos besaron al bebé en su cabecita que estaba coronada con una gran cantidad de pelo oscuro. Para poder darle un abrazo a Norei, Yoochun cogió al niño.

Largos y cariñosos abrazos determinaron aquella despedida. Norei se emocionó muchísimo y no quería que se fueran pero sabía muy bien que aquello no sería un adiós para siempre, tan solo un hasta luego. La última persona que quedaba por despedir era Xiah y a él fue a quien más fuerte abrazó.

-Nos veremos pronto- le dijo emocionándose. Las hermanas de Norei estaban allí y tras despedirse de los otros chicos corrieron a despedirse de su nuevo hermano mayor. Xiah rió ante la avalancha de besos y lágrimas.

-Si- Norei intentaba no llorar, y Xiah entonces se dirigió hacia el bebe y le acarició la cabeza, finalmente todos se dirigieron hacia la nave, varias mujeres iban con ellos, entre ellas estaba Kira que fue despedida por sus amigas y por Rania. Todos a punto ya de embarcar se miraron y Norei entonces les dedicó una de sus conocidas y más lindas sonrisas- que tengáis buen viaje…

Y tras cerrarse las puertas y despedir con la mano a los pasajeros que asomados a la ventana seguían despidiéndose, así la nave se elevó y a lo lejos desde la ciudadela se oían gritos y vítores. Despedían a los héroes.

 
 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 responses to ““Sedientos de amor”, capítulo 20

  1. Paloma

    13/10/2012 at 18:25

    Hija, últimamente me soy cuenta que de siempre soy la primera en contestar, o como mucho la segunda… Debéis pensar que soy una pitada que comprueba cada 10 min si habéis subido algo nuevo, y efectivamente así es kekeke

    Bueno, lo cierre es que esta historia no me llamaba nada al principio, pero un día decidí empezarla y me gustó, y mucho. Y es que cada vez me siento más como si estuviese leyendo una novela de un prestigioso autor.

     
    • Paloma

      13/10/2012 at 18:26

      (Me lo ha vuelto a cortar el iPhone)

      Al menos para mi es así. Apasionante siempre! ^^

      Ánimo y subid cosas prontito! Hwaiting! Os quiero >_<

       
      • Sensei

        14/10/2012 at 02:00

        Jooo!! Es una pena que se cortara tu coment ;o; lo siento snif snif

        Pero bueno lo que a mi me importa es que pudiste leerlo y que estas tan atenta a nuestra pagina!! Eso me encanta porque sinceramente yo estoy igual cuando quiero ver si tengo nuevos comentarios😄 la verdad es que me hace muchisima ilusion, mucha mucha! y estoy como una niña pequeña en navidad deseosa de que llegue el dia siguiente para abrir los regalos xd. Pero bueno, tonterias mias aparte, me alegra saber que aunque al principio no te llamara la atencion (creo que es normal con el titulo que tiene, es lo unico que no me hace mucha gracia, pero como tiene su sentido, cumple una funcion asi que es lo que hay xd) y me encanta saber que aun con eso al final lo leyeras y te gustara ^^ Otras veces lo he dicho y no me canso de repetir que esta historia es muy especial para mi por ser mi primer fanfic que terminé en su dia y que hoy vuelvo a terminarlo pero mejorando su escritura, detalles, lugares, personajes y sobre todo gazapos y semantica!!! xdd que tenía cada fallo y cada construccion de frases más raras…. XD!!!

        mUCHAS gracias por tus animos, sirven de mucho en serio ^^ Hoy en un ratito libre tras estudiar, me pondre con el epílogo! Ya veras ^^ espero de nuevo que si no la primera o la segunda, vuelvas a animarme con tus lindos comentarios, cortados o sin cortar❤
        Me encantan igualmente😀

        GRACIAS!!!

        Sensei :3

         
  2. dayanstyle

    15/10/2012 at 02:22

    ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh……………… gracias gracias Sensei……… estoy que lloro……. la larga espera por fin termino………me encanta la historia, aunque casi no tengo tiempo para leer las historias por mi trabajo….. no puedo dejar de leerlas…… casi no comento porque cuando termino de leer apenas me da tiempo de salir de la pag por el cansancio que me da………. aún asi estoy suuuuuuuuuuuuuper feliz de leer…………… TE QUEREMOS SENSEI……desde esta parte del mundoooo……. un besoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee………………..😄

     

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: