RSS
Gallery

“Supa Toyz”, capítulo extra nº1

04 Aug
“Supa Toyz”, capítulo extra nº1

Hola queridos Monstruitos peludos! ¿Qué tal? :3

Aquí Sensei os presenta el primer capitulo extra del fanfic SUPA TOYZ. Como podréis comprobar a continuación aquí la historia comienza justo donde terminó el último capitulo (tras la marcha de Eric) podréis ver un poquito la evolución de los personajes y algunas sorpresitas más. Por supuesto varias de las cosas que se empiezan aquí no se van a quedar abiertas, la historia continuará en dos capítulos más extras que entrelazaran importantes historias que vivirán los personajes😀. Esta historia tiene dos partes fundamentales que tienen dos títulos que os dan pistas sobre el tema que se tratará🙂 (este capitulo es un poco largo :P)

He de avisaros que dado que los niños de SHInee y TeenTop ya no son niños, pues han crecido, es así que hay ciertas escenitas de sexo, no solo en este cap sino en los próximos también. Os lo digo para que nadie se sorprenda demasiado o prefiera no leer ^^ pero bueno ya me conocéis como escribo, suelo ser muy sutil n///n

¡¡Espero que os guste y os sorprenda!! ¡Ya me comentaréis qué os parecio! *o*

¡Buen provecho y a leer!😀

Volver a casa

Nadie dijo que sería fácil. Pero allí estaban intentando olvidar el pasado.

El coche se movía rápido, los árboles se sucedían, las sombras avanzaban, el día pronto terminaría.

Regresaban a casa, al hogar y Syma estaba dormida con el rostro descansando cerca del cristal de la ventanilla. A su lado, C.A.P no dejaba de mirarla, y al lado de este Chunji también parecía estar dormido pero de vez en cuando entreabría los ojos y miraba el atardecer.

CAP allí en medio a veces miraba al frente, al chófer, a Lila quien parecía también caer bajo la influencia del cansancio y finalmente miraba a Minho. Este estaba serio, con la mirada fija en la nada. CAP podía entender perfectamente el porqué aunque no pudiera sentir el mismo dolor, comprendía que ambos hermanos sufrieran…los dos habían vuelto a perder a su padre.

Todo lo ocurrido les había afectado a cada uno de ellos y ahora intentaban recuperarse…ahora era el momento de intentar hacer borrón y cuenta nueva.

CAP disfrutó de cada detalle, de cada brillo, de cada relieve de aquel rostro que para él era el más lindo que jamás había visto…el rostro de Syma, apacible por el sueño, lo llenaba de tranquilidad, pero aquella sensación era engañosa, pues CAP era consciente de que las cosas habían cambiado entre ellos…y al desconocer el motivo, la preocupación y el miedo lo angustiaban en su interior.

CAP se sentía confuso porque sabía que algo le ocurría a Syma, podía notarlo, ella estaba distante con él…casi vacía de alegría…no habían hablado apenas del tema pero…CAP sabía que había algo más…algo que no quería decirle quizás por miedo.

Hacía días que esa incertidumbre atormentaba a CAP y después de todo lo vivido en aquellos momentos por su cabeza pasaba la terrible idea de que su relación pudiera quedar tan solo en una fantasía…lo que convertía aquel solo pensamiento en un potente destructor de toda esperanza para CAP…en su verdugo…en el asesino de sus sueños. CAP lo tenía claro: Debía hablar con ella inmediatamente. CAP decidió entonces que aquella misma noche lo hablaría con ella cuando el momento se presentase…

Un bache sacudió el coche. Chunji se incorporó despertándose de repente.

-Minho… ¿falta mucho?-preguntó algo soñoliento con los ojos entrecerrados. Minho no le miró.

-Ya falta menos…dentro de nada veremos nuestra casa al girar la esquina-Chunji dándose por satisfecho con aquella respuesta se reclinó en el asiento y tras comprobar que Syma seguía dormida, miró a CAP un momento y luego se volvió hacia su ventana para mirar el paisaje. CAP volvió a mirar a Syma entonces. El viento y el traqueteo del coche habían hecho que en su rostro unos mechones resbalaran y ocultasen parte de sus ojos.

Ya quedaba poco para llegar a casa, las calles eran conocidas…CAP se recostó y se fijó en una mano de Syma que descansaba sola sobre el cuero tintado del coche. Rápidamente miró por el retrovisor a Minho…y con mucha lentitud CAP acercó su mano para coger la de Syma. Su suavidad le agradó pero aquella delgada mano estaba fría, CAP la cubrió con su mano intentando darle calor y volvió a mirar el rostro de Syma. Estaba tranquilo, ¿quizás Syma estaría soñando? se preguntó CAP entonces y muy lentamente se acercó un poco más a ella, sin apartar su atención del reflejo del retrovisor.

Minho seguía distraído.

CAP aprovechó la oportunidad para apartar aquellos mechones del rostro de ella. En aquellos momentos sintió la necesidad de besarla pero no podía…CAP recordó que su relación con Syma aún era un secreto para la mayoría, pues Chunji lo sabía y CAP aunque no muy seguro, pensaba que Onew también…

CAP realmente temía la reacción de Minho cuando llegara el momento de confesar su relación y por un momento se sintió solo y desanimado pero al recordar que Chunji estaba de su parte se sintió algo más respaldado.

Ahora que se detenía a mirar a todos detenidamente, CAP era consciente de lo mucho que habían cambiado. Por fuera y por dentro. Sin darse cuenta…habían crecido…ya no eran los de antes. Un nuevo interrogante comenzó a atormentarlo:

¿Ya nunca más volverían a jugar todos juntos? CAP esperaba equivocarse.

—–——

Volver a la normalidad, observar cada habitación, cada objeto, cada olor como si fuera por primera vez…aquello que tanto habían extrañado, los saludaba y les brindaba su calor. Estaban en casa al fin.

Lila lo dispuso todo, nada de deshacer maletas, todo se dejó a un lado. Los sirvientes ya no estaban, debido a que todos habían sido empleados cuando el conde vivía en la casa, ahora Lila quería borrar cualquier detalle que pudiera recordarle el conde y por ello había decidido despedirlos.

Toda la familia fue a sus respectivos cuartos.

Tumbarse en su cama era tan…único…tanto Minho como Syma lo hicieron y cerraron los ojos dando gracias. Aquel colchón y aquella almohada las habían echado tanto en falta…Un toque en sus puertas los avisó de que la cena estaba preparada. De nuevo todos se reunieron al bajar las escaleras por el mismo motivo: sus hambrientos estómagos.

Syma comenzó a comer con muchas ganas pero al poco rato una mala sensación recorrió todo su cuerpo…paró de comer…el cansancio estaba consiguiendo vencerla…todos lo entendieron y disculparon que ella se fuera temprano a la cama. Repartió besos de buenas noches a todos y se alejó con pesados pasos hacia su habitación. CAP no dudó en seguirla. Minho intentó llamarlo pero Chunji corrió a distraerlo.

-¿Por qué no jugamos una partida y hacemos palomitas como en los viejos tiempos?-propuso sonriente mientras salían hacia el salón de la casa.

-¿quieres jugar a la Play ahora?-preguntó incrédulo Minho. Chunji asintió repetidas veces con una gran sonrisa en los labios. Minho se rió y tras soltar los platos en el fregadero comenzaron a correr hacia su cuarto. Chunji fue el que cerró la puerta, pero antes de hacerlo miró hacia el pasillo, unas puertas más adelante estaba el cuarto de Syma.

El repentino comportamiento de Chunji tenía una razón de ser: en secreto estaba haciéndole un favor a CAP. Este se lo había pedido antes: necesitaba tener las espaldas protegidas para lo que quería hacer. Chunji para sus adentros le deseó suerte y girándose con una sonrisa burlona, cerró el cuarto para empezar a meterse con Minho sin haber empezado aún a jugar. Minho ya casi lo había preparado todo.

—–

CAP antes de tocar aquella puerta color caramelo se quedó pensativo. La puerta de Syma estaba cerrada, ¿lo estaría para él? Finalmente pegó en ella intentando apartar aquellos pensamientos negativos.

-¿sí?-respondió débilmente la voz de Syma.

-soy yo…CAP…

-oh…-el sonido de unos pasos y un crujido indicó a CAP que Syma iba a salir a su encuentro-¿Qué ocurre?-preguntó sorprendida al asomar la cabeza. Ya se había puesto el camisón se fijó CAP.

-¿puedo pasar?-preguntó entonces él. Syma al notar la tristeza en su voz le invitó a pasar inmediatamente.

-Claro, claro…pasa…

CAP cerró la puerta con su espalda y miró intensamente a Syma. Esta se quedó de pie mirándolo preocupada. CAP entonces avanzó lentamente, como si meditara cada movimiento, sintiendo algo en su interior que lo llenaba de dudas y de incomodidad…alzó una mano y dudó si acariciar el rostro de ella…pero sus dedos cayeron y al final se decidió por cogerle una mano.

-Vamos a hablar…-dijo y tirando suavemente de ella la guió hasta la cama donde se sentaron cautelosamente. Syma no sabía qué pensar, se sentía como una niña pequeña a la que iban a regañar y en el fondo realmente se sentía que había sido una niña mala. Agachó el rostro, no era capaz de mirar directamente a CAP.

CAP intentaba respirar despacio para tranquilizarse, quería usar las palabras adecuadas. No quería hacerle daño a Syma, no quería revolver con sus palabras donde había tantos malos y negativos recuerdos, no quería herirla, tan solo quería hacerla feliz, volver a ver su sonrisa resplandeciente, volver a ver a la Syma de siempre…

Frente a él en aquella posición, ella tenía su melena resbalándose por sus hombros, lisa y brillante. CAP la miró fascinado y alzó unos dedos para tocar su pelo. Syma le miró de reojo, el rostro de CAP no parecía enfadado sino…preocupado y triste.

-Syma…sé que todo esto…es duro y…quiero que sepas que a todos nos ha afectado…yo…tenía ilusión en que…tu padre estuviera aquí de vuelta pero…no ha podido ser…él al final, intentó arreglar las cosas como solo de una forma podía hacerlo…si hizo lo que hizo al final…seguramente, tiene una perfecta explicación…y por eso…no quiero verte así de triste…-CAP agachó el rostro para ver mejor los rasgos de Syma, esta entrecerraba los ojos por el doloroso recuerdo- Syma…me duele que…no sonrías…-CAP acarició su rostro pero ella seguía sin mirarle- dime…¿qué te ocurre? es por tu padre o…¿hay algo más?

Syma le miró de repente y sus ojos brillaron húmedos. Apretó los labios como intentando detener las palabras que quería soltar largo tiempo atrás. CAP miró aquellos labios rosados deseoso de poder besarlos.

-CAP…lo siento…pero…no estoy bien…han pasado muchas cosas y ahora…no puedo estar bien…lo siento…soy horrible lo sé…no hago más que daros problemas…-Syma agachó una vez más el rostro poco a poco hundiéndolo más y más. CAP viendo esto se acercó y la tomó de los hombros para intentar animarla de nuevo.

-¡¡No no!! No digas eso!!! y no lo sientas!…deja de culparte!! Syma mírame, mírame y escúchame!- CAP cogió el rostro de ella con ambas manos- Syma, te quiero…te quiero tanto que me duele…me duele verte así y…te prometo que voy a luchar por que estés bien…quiero estar a tu lado…quiero cuidar de ti…protegerte…y siempre quererte…y…si tienes secretos puedes o no contármelos, no me importa mientras tú me quieras…Syma te necesito…siempre te necesité desde el primer momento que te vi aunque no te lo dijera…allí en la fábrica de TOYZ…me enamoré de ti…de tu sonrisa…de todo lo que eres porque Syma…eres una de las personas más buenas y hermosas que he conocido…y quiero tenerte siempre a mi lado…eres todo lo que tengo y no quiero nada mas…pero…necesito saber si tu también sientes lo mismo…

Syma entre aquellas manos tan cálidas no había dejado de mirarle…aunque las lágrimas corrieran por sus mejillas y el corazón le doliese a cada latido…Syma no dejó de mirar aquellos ojos, ahora oscuros, que la miraban con tanta intensidad y devoción…Syma en aquellos momentos sentía profundamente cada palabra…cada elogio…su voz…su voz había acariciado su corazón como hace mucho tiempo lo hizo una vez …Syma apenas podía pestañear…CAP con sus dedos comenzó a secar los surcos de sus lágrimas por sus mejillas y entonces sonrió con suavidad muy cerca del rostro de Syma, entrecerrando los ojos…

A Syma su barbilla le temblaba…poco a poco ella fue alzando las manos, dirigiéndolas hacia el rostro de CAP y tras rozarlo con miedo finalmente acarició sus mejillas con dulzura para luego con sus dedos tocar los negros cabellos de CAP… Ambos cerraron los ojos y dejaron echarse hacia delante hasta que sus frentes se tocaron…

Fuen entonces cuando algo muy especial ocurrió entre ellos:

Como si algo los atravesara perfectamente, ambos experimentaron un sentimiento…miles de imágenes y miles de recuerdos…Sus mentes estaban conectadas y ambos ahora volvían a recordar cómo fue la primera vez que se vieron…aquellos niños que conocían a sus Toyz por primera vez…el jaleo del lugar y ese mágico momento de miradas y timidez…la dulce sonrisa de la pequeña Syma…el silencio de CAP…después de revivir aquello, comenzaron a surgir imágenes de su infancia…y entre ellas aparecieron aquellas miradas en el colegio… aquellos juegos en la playa…en el campo…en el salón…su risa…y entonces..aquel recuerdo del sonrojo de CAP cuando una vez jugaban al escondite…….el accidente de la piscina……el cumpleaños de Syma……aquellas noches en la terraza…sus primeros besos…la liberación de CAP en aquella habitación de hotel……su corazón palpitante sobre el pecho de ella..su mirada dentro de la suya…sus bocas entrelazadas…..el deseo interrumpido pero latente aún…todo aquello seguía dentro de ellos…imborrable como un tatuaje….al poco rato ambos abrieron los ojos.

Habían tomado una decisión.

-CAP…-comenzó a decir Syma por fin-…claro que quiero que estés conmigo…siempre lo quise…tu siempre estuviste ahí cuando te necesite…me protegiste…y me quisiste…y yo… te quiero…te quiero, te quiero porque lo eres todo para mi….- a Syma los ojos volvían a llenarse de lágrimas por la desbordante emoción…por ver por fin las cosas con claridad…sin ninguna venda…CAP no permitió que dijera nada más. Su última palabra se oscurecía entre sus labios…CAP la atrajo hacia él abrazándola con fuerza y Syma tomó aquel abrazo con necesidad mientras correspondía aquel beso.

Mutuamente se estrecharon el uno al otro, rodeándose desde los hombros, desde el costado…acariciando sus rostros con el movimiento de sus mandíbulas. CAP apretó los ojos y continuó besándola desesperado…ella hacía lo mismo…CAP ahora era el que sentía que quería llorar…pero en su caso…era de felicidad…pues era feliz…ella le había dicho que le quería y ahora a CAP no le importaba nada mas…

Pero aun siendo las cosas así, a sus pensamientos acudió la duda por última vez…y esta hizo que CAP se separase un momento para tomar aire y para preguntar una última vez a Syma:

-Entonces de verdad… ¿quieres estar conmigo? es que te he notado tan rara que creí…-volvía a insistir CAP inseguro de sí mismo a escasos centímetros de sus labios. Syma por fin le sonreía sonrojada.

-Claro babo…-y entonces Syma le besó con suavidad. CAP sonrió.

Ambos podían notarlo…aquel momento era definitorio…sabían que aquella noche iba a ser especial….

Juntos se dejaron caer entre las arrugadas sábanas de la cama abierta. Él sobre Syma notó cómo esta suspiraba entre sus labios, embargada por la placentera sensación que él conseguía con sus besos sobre su boca, su barbilla y su cuello. Syma de mientras metió sus manos en el cuello de su camisa y lo atrajo aún más hacia ella. De nuevo juntos, de nuevo a punto de unirse…de nuevo aquel recuerdo les vino a la mente…el recuerdo de aquella noche en que su pasión no se pudo consumir…ambos eran conscientes de las ganas que tenían de hacerlo.

CAP estaba bajando su boca por el cuello de ella, besó su pecho y ella se quedó quieta, relajada, temblando a ratos tanto como él. CAP sintió miedo…lo que ahora deseaba hacer nunca lo había hecho antes pero… como si algo en su interior le dictase los movimientos… sentía que no estaba tan perdido…algo le guiaba…¿quizás era el amor?

Poco a poco quedaron prácticamente desnudos a cada nuevo roce…CAP sin camisa y ella con el camisón resbalado hasta la cintura…ambos lo sabían…el momento había llegado.CAP antes de formular su pregunta, bajó sus manos hacia los muslos de Syma y la besó.

-¿quieres seguir?- CAP ante todo quería ser respetuoso, por ello realizó su pregunta.

-no tienes que preguntármelo…tan solo hazlo…por favor- Syma entrecerró los ojos y abrió los labios para atrapar la boca de él. Ante aquellas palabras CAP sintió que perdía el sentido…algo nubló toda realidad a su alrededor…tan solo sentía la necesidad de desnudarse y devorar aquel cuerpo que estaba bajo el suyo. Lleno de nuevas fuerzas y calor indescriptibles, CAP correspondió aquel beso con ardiente pasión y comenzó a masajear los muslos de Syma…sus manos volaban y erizaban la piel de Syma. Esas manos finalmente llegaron a aquel hueco entre sus piernas… Syma arqueó su espalda y suspiró. CAP dedujo que aquello debía gustarle, por lo que no paró de hacer aquello durante un buen rato. Syma jadeaba. Aquel sonido era música para sus oídos y le hacía sentir poderoso al mismo tiempo…CAP tan solo quería darle placer, tan solo quería darle todo lo bueno que había en él…

Tan sólo quería amarla.

Ya estaban listos, ya habían jugado suficiente; aquel fuego que los consumía debía apagarse por lo que terminaron de desnudarse y se miraron unos segundos entre entrecortadas respiraciones. CAP deslizó nuevamente una de sus manos y la llevó al rostro de Syma…lo acarició cariñosamente y entonces dijo la palabras mágicas:

-Te quiero- Syma sonrió con los ojos entrecerrados y se acercó un poco más.

-y yo…

CAP se echó sobre ella entonces. Sus cuerpos parecían reaccionar solos. CAP sintió que las piernas de Syma se abrían a él y él guió su cuerpo. Iba a hacerlo.

Nunca antes había sentido algo parecido…ambos gimieron al unísono. Estaban allí, en aquella cama pero sus cuerpos al mismo tiempo parecían alejarse…la sensación los transportaba a otra dimensión. CAP abrazó a Syma manteniéndose dentro de ella, exhaló aire, la sensación era tan placentera, ella también le abrazó…y sin más esperas comenzaron a balancearse intentando ser silenciosos pues sabían que no estaban solos en la casa…pero aquello era tan difícil de contener…

Ya empezaron a sudar conforme el fin se acercaba…hacía mucho calor…pero era demasiado delicioso deslizar sus cuerpos de aquella forma…Ambos sintieron el final aproximarse y lo recibieron con un incremento del ritmo de sus caricias hasta que finalmente cayeron rendidos.

CAP apenas podía oírse a sí mismo intentando recuperar el aire…tan solo oía el latido de Syma…y su aliento en el oído. Ella volvió a abrazarle y CAP hundió su rostro en aquel hueco de su cuello, entre sus mechones y su piel…

CAP disfrutó de aquel rico olor y la besó nuevamente. Por fin eran uno, por fin se cumplía lo tanto tiempo deseado. Si aquello no era felicidad, sinceramente ellos sentían que entonces era algo muy parecido.

——————

Por primera vez Chunji podía sentirse verdaderamente cansado…ya ayer lo estaba pero…no tanto como aquella mañana…Chunji parpadeó y luego abrió de golpe los ojos desmesuradamente… ¿dónde estoy? se preguntó confuso. Miró a su alrededor y vio que aquel no era su cuarto…sino el de Minho. Giró el rostro y pudo ver a un tierno Minho dormitando junto a él. Chunji entonces comenzó a recordar cosas de la noche anterior…como cuando se acostaron, lo cual fue muy tarde pues estuvieron jugando a muchos videojuegos y comieron palomitas y chuches…como en los viejos tiempos.

Ahora el cuarto parecía una leonera. Estaba hecho un desastre: la colcha por los suelos, comida tirada, algunas manchas en la moqueta, la televisión encendida…

– cielos ¿cómo nos quedamos dormidos? Ah ya… al final nos pusimos a hablar de Syma…y de todo lo que había ocurrido…puf- Chunji pensó en voz alta pero luego bajó el tono temiendo despertar a Minho. De nuevo los nervios le inquietaban de pies a cabeza. Chunji cuando estaba a solas con Minho no podía evitar sentirse nervioso. La pasada noche por un momento creyó que el corazón se le saldría desbocado del pecho y que huiría lejos pero al final nada de eso ocurrió. Todo surgió natural, sin pasar nada…lo cual quizás era el problema…pues a Chunji le hubiera gustado que algo hubiera ocurrido…

Un concreto recuerdo le asaltó entonces e hizo que sus mejillas se tiznaran de rosa. Chunji estaba recordando que a mitad de una de las partidas Minho se quitó la camiseta porque decía que no le permitía mover bien los brazos, que le venía pequeña en las axilas y que le molestaba….Aquello fue demasiado para el pobre Chunji. Una especie de tortura, ya que el joven no podía dejar de mirarle, intentaba mirar la pantalla, pero volvía a mirar sus abdominales y encima…

-¡Menudo mal perdedor!-masculló Chunji con rabia mientras recordaba cómo Minho casi lo asfixió en varias ocasiones cuando Chunji le ganaba el resto de partidas…

-Pobre…no sabe perder…quizás esa sea una de las cosas que tanto me gustan de él…-pensó Chunji mirándolo ensimismado con una sonrisa tonta que poco le duró en cuanto el mismo se percató de ella.

-¡oh cielos! Pero…pero ¡¿qué estoy haciendo?! ¡Le estoy mirando embobado! ¡aah!!-Chunji notaba que el rostro le ardía, sentado y con las rodillas flexionadas se agachó gesticulando nervioso hasta que se quedó quieto intentando tranquilizarse al notar las sábanas frescas en la cara. Chunji estaba muerto de vergüenza…

¿Y si Minho despertaba y le pillaba mirándole de aquella manera y actuando como una niña enamorada?

-Chunji- comenzó a decirse a sí mismo aun con la cara pegada a las rodillas- lo mejor será quitarse de en medio y dejarlo dormir…anoche cumpliste tu cometido de dejarles intimidad a CAP y Syma protegiéndolos del entrometido de Minho pero ahora debes irte…vamos…-Chunji intentó moverse, pero estaba liado en la misma manta que Minho y si se desliaba posiblemente tendría que tirar de todo el peso del cuerpo de Minho provocando así seguramente su despertar.

Chunji sin embargo tenía claro que quería salir inmediatamente del cuarto por lo que intentó ingeniárselas de tal manera que no hiciera mucho ruido y sólo los mínimos movimientos…

Poco a poco sacó medio cuerpo, luego una pierna y cuando se disponía a sacar la otra…

¡ZAS! Una mano de repente rodeó su cintura.

-oh oh…no puede ser…

Pero lo era. Minho seguía dormido pero se había movido y le había enganchado con su brazo derecho…con tanta fuerza que no le soltaba…y lentamente aumentaba la presión de aquel abrazo.

Chunji casi cayó de bruces en la cama mientras sentía como Minho se pegaba más a su espalda.

-dios…-Chunji sentía que le iba a dar un ataque al corazón de un momento a otro.

Chunji en una situación como aquella le hubiera gustado pedir ayuda… en el caso de estar Syma o los otros cerca pero…en realidad no la quería. Chunji se giró y miró el rostro de Minho, miró la tranquilidad de aquel rostro de ojos cerrados entre su despeinado flequillo y no pudo dejar de mirar. Se le veía tan tranquilo…tan bien…era como si poco a poco todas las marcas de la traumática experiencia empezaran a desaparecer. Chunji no pudo evitar sonreír. Pero dejó de hacerlo al instante ya que se imaginó a si mismo y se vio con cara de idiota. Chunji se sintió abatido.

-A Minho no puedo gustarle…no debo…el no es para mi…seguro-pensó entornando los ojos y dejando flácidas las manos…sin fuerzas…sin ánimo…

Algo triste poco a poco se deshizo de los fuertes brazos de Minho y consiguió salir de la habitación. Fuera ya se oía cierto ruido y un rico olor provenía del pasillo. Chunji entonces calló en la cuenta…

Aquel olor solo podía ser de una cosa y era el de los dulces desayunos que antes preparaba Syma. Con cuidado cerró la puerta tras de sí y llegó hasta la cocina donde encontró a CAP, Lila y Syma hablando animados y cocinando juntos. Chunji sonrió sorprendido. Syma parecía volver a ser la misma. Esta al verle sonrió débilmentee y le preguntó qué quería de desayuno. Chunji al ver las tortitas y el chocolate y la mermelada lo tuvo claro.

En pocos minutos estaban los cuatro ya sentados desayunando pero muy pronto un nuevo comensal se unió al distendido ambiente. Minho con desaliñado aspecto apareció muy despeinado y aun restregándose los restos de sueño de los ojos y finalmente bostezando como un león.

-Guaaaj….qué hambre…wow…Syma…¿has preparado todo esto verdad?-Minho abrió mucho los ojos y se le hizo la boca agua.

Syma sonrió alegre.

-No solo yo, CAP y mamá también me han ayudado…anda dormilón, ¡siéntate y despiértate ya!

-Ya estoy despierto ya estoy despierto…jeje…-Minho se sentó rápido junto a Chunji y comenzó a comer con gran voracidad. Chunji entonces se quedó quieto y tenso. Syma se dió cuenta de esto y se preocupó.

Chunji apenas había probado bocado cuando se levantó y se fue del lugar. CAP y Syma lo observaron marchar. Minho por su parte hablaba distraído con su madre. Syma se terminó el café y tras recoger su plato se fue directamente detrás de Chunji.

Lo buscó durante un rato hasta que finalmente lo encontró en la terraza. Su gesto era muy triste y Syma al acercarse acaricio su espalda.

-Chunji…¿Qué te pasa? estás muy raro…sobre todo a partir de que Minho…eh…¿te ha hecho algo?

-No…no…no es nada…-Chunji sonrió triste e intentó quitarle importancia al asunto. Intentó marcharse de nuevo, huir… pero Syma sabía que detrás de aquellas excusas había algo importante. Lo sujetó de ambos brazos y lo miró directamente a los ojos.

-Chunji…dime la verdad…-le pidió con gran preocupación.

-Syma…yo…-Chunji tenía miedo, tenía mucho miedo, pero necesitaba desahogarse. Desde hacía tiempo lo necesitaba de veras-…yo…me gusta Minho…

Syma se sorprendió al principio pero en cuanto Chunji comenzó a brillarle los ojos de gran tristeza, rápidamente lo atrajo hacia sí y lo abrazó con fuerza.

-Oh Chunji…tranquilo, tranquilo…yo…no sabía nada…jamás lo pensé…yo…imagino que debe ser difícil pero…vamos, no te hundas…nada es imposible…si te sientes mal…cuéntaselo a mi hermano…seguro que lo comprende…vamos Chunji…ánimo…-Syma se separó un poco y cogió el rostro de Chunji entre sus manos. Lo acarició con ternura y besó una de sus mejillas. Chunji sonrió débilmente pero era consciente de que sus sueños nunca se cumplirían, que lo mejor era intentar no pensar en el tema…

Lo mejor sería olvidar…

————————–

Varios meses después.

——————————

It’s party time

Andaban eufóricos, soltando risotadas y cantando viejas canciones. El gran grupo de amigos después de mucho tiempo, salían de fiesta y aquella noche iba a ser memorable.

Aunque Syma antes de salir le había dado a escondidas un beso para darle ánimos, tanto ella como CAP estaban especialmente nerviosos. La razón era que aquella noche habían decidido hacer oficial su relación. Habían decidido dar la noticia a sus amigos porque la madre de Syma ya lo sabía, sin embargo Minho aún no, y por este motivo CAP se sentía aún más preocupado: no sabía cómo iba a reaccionar cuando se lo dijeran. Minho era una persona imprevisible, tanto podía reaccionar muy bien cómo tomárselo realmente mal.

Una vez llegaron a la discoteca en cuestión, una que juntos habían solido frecuentar muy a menudo en años anteriores, de nuevo allí, todos volvían a sentarse en cómodos puffs para tomarse una bebida que les quitara la sed después de haber estado bailando un buen rato. Syma se sentó entre CAP y Chunji. El grupo había comenzado una nueva conversación muy distendida. Chunji miró de soslayo a Syma y CAP, conocía sus intenciones. Syma miró preocupada entonces CAP y este entonces carraspeó.

El grupo al principio no le prestó atención pero al segundo carraspeo más fuerte los chicos por fin repararon en CAP. Este entonces miró a Syma una última vez, los ojos de esta brillaban esperanzadores y CAP sentía debajo de la mesa cómo Syma apretaba su mano para infundir ánimos.

-Eh chicos…bueno lo de salir hoy, además de poder vernos todos y…pasarlo bien, lo cierto es que Syma y yo queríamos contaros algo…-el grupo los miró cautelosos, sorprendidos, expectantes- y es que…estamos juntos…-dijo finalmente notando como un fuerte peso era liberado de su pecho.

Los rostros de los allí presentes reaccionaron diferentes formas: por una parte Niel y Onew ya conocían el secreto y por ello apenas reaccionaron, luego estaba Key , Jonghyun que junto a Ricky y L.Joe soltaron unas risotadas porque hacía tiempo que cotilleaban sobre el tema. Key exclamó un ruidoso ‘’lo sabía’’ y por último estaban Minho, Taemin y Changjo que fueron los que más se sorprendieron.

Pero si entre estos hubiera que nombrar un ganador a la expresión de mayor sorpresa, este, sería sin duda Minho.

Minho en su mente acertaba a comprender que desde hacía tiempo entre Syma y CAP existía una cercanía sorprendente, pero él siempre lo había visto como algo natural ya que esto casi se remontaba a su infancia. Por ello nunca se imaginó que pudiera haber algo más allá de la amistad…

Su gesto ahora se asemejaba al de un pato, parecía que sus labios querían decir algo pero al final tan solo dijeron:

-¿Qué?

-¡Venga ya Minho! no me digas que no te lo olías!!!- Key palmeó la espalda del sorprendido hermano de forma amistosa y divertida. Minho sin embargo no sonreía como él. Estaba en shock.

-Hermano…¿estás bien?-preguntó Syma comenzando a preocuparse de verdad.

-Eh…desde cuándo…¿desde cuándo estáis saliendo?-consiguió articular Minho.

-Desde hace bastante…siento no habertelo dicho antes Minho pero…

-CAP…-llamó Minho muy serio.

-Minho, te prometo que la cuidaré muchisimo, la quiero con locura y voy en serio con ella…Minho por favor…

-ya, ya…tranquilo hombre…déjame al menos que me sorprenda jeje, bueno…me alegro de que seas tú y no otro cualquiera…felicidades a los dos…-sonrió Minho volviendo a respirar con normalidad pero aun sintiéndose muy extraño.Syma y CAP sonrieron muy felices pero pronto Minho los bajó de las nubes-…pero que quede claro que desde ahora no pienso quitarte un ojo de encima…

-¡Minho! que ya son mayorcitos!- protestó Taemin contrariado pero pronto se giró con una sonrisa gentil hacia Syma y CAP- ¡felicidades!

Poco a poco el grupo volvió a convertirse en un ruidoso conjunto de conversaciones que rodearon la relación de Syma y CAP y las hipótesis que entre Key y Jonghyun muchas veces habían barajado.

El último que quedaba por pronunciarse era Onew. Éste una vez el grupo volvió a dispersarse se acercó a CAP.

-Oye…cuídala mucho eh..

CAP sonrió alegre y luego acarició la espalda de Onew.

-Descuida, lo haré.

Onew sonrió triste y entonces regresó junto a Niel. Le susurró algo. Niel pareció quedar desconcertado. Onew se estaba marchando pero Niel no le dejó que se fuera solo. Entre disculpas se marchó despidiéndose de todos en la distancia y siguió al figura de Onew que ya había salido de la sala que tenían reservada.

Syma los observó salir apresurados. Un pellizco se hizo en su corazón indicándole el dolor y el miedo que tenía a perder a Onew; pero Syma sabía también que en aquellos momentos ella era la persona menos indicada para ayudarlo. CAP no tardó en abrazarla con gran cariño. Syma y el anduvieron hasta la pista. CAP con una sonrisa que indicaba que no debía preocuparse, la sacó a bailar.

Aquella noche tenían que celebrar que todo hubiera salido bien.

Para CAP era la primera vez que bailaba tanto; nunca le había gustado bailar pero en aquellos momentos lo estaba disfrutando y todo gracias a Syma. Ella era divertida y una paciente y sobre todo muy insistente profesora. CAP miró a su alrededor y vio que muchos bailaban y cantaban.

La canción que sonaba en aquellos momentos era una de las canciones más recientes que estaba sonando en la radio y realmente llenaba el cuerpo de una energía y positivismo increíbles. ¡¿Cómo resistirse a bailarla?!:

I’m yours neomani nareul seolle-ge hae i’m outta control

I’m yours nobody amudo neol daeshinhal su eop-seo

Nal michike hae

Saltar, mover los brazos, gesticular, hacer el tonto… Todo es válido cuando estás con tus amigos.

Minho pidió una nueva ronda de bebidas. Era la tercera y esta vez invitó a todos sus amigos. La euforia llenaba el ambiente y los efectos del alcohol ya se hacían notar. El alcohol circulaba sin impedimentos y estaba comprobado que a Minho le gustaba beber. Para el, aquella era la única forma de desinhibirse, bailar y disfrutar a tope de la fiesta.

-Jaja por mucho que lo intentes no puedes superarme Chunji, yo soy mucho mejor bailarín que tu jaja!-Minho se movía haciendo movimientos estúpidos y provocando a Chunji que se riera estridente.

-¡Anda ya! ¡si pareces una ardilla con una sobredosis de café! eres aritmico Minho! jajaja!-le respondió Chunji mientras bailaba frente a él moviendo los pies y la cabeza con buen ritmo. Aunque las luces del lugar no permitieran apreciarlo, Minho estaba sonrojado.

Pero con toda la diversión de estar bailando y haciendo bromas con Chunji, tanta cantidad de alcohol finalmente tuvo sus malas consecuencias.

Muy mareado Minho se detuvo unos minutos. Cerró los ojos y alzó las manos hasta la mitad de su cuerpo. Una desagradable sensación se había instalado en su estómago…

Chunji al percatarse de esto también se detuvo y lo observó preocupado. Minho entonces comenzó a tener arcadas.

El grupo se percató de esto pero Chunji fue el primero en reaccionar cogiéndolo del brazo y sacándolo de la discoteca.

Salieron por una de las varias entradas que tenía el edificio, desde esta se salía a una boca calle solitaria. Nada más llegar al bordillo Minho vomitó.

Chunji cerró los ojos por el desagradable sonido y cuando los volvió a abrir miró la convulsa y amplia espalda de Minho, se acercó a él y posó sus manos allí, masajeándolo, haciéndole compañía, ayudándolo…

Minho al poco rato había terminado y tras escupir dos veces más se mantuvo quieto; realmente se encontraba mal.

-Voy a por agua, siéntate…por aquí…así…-Chunji con cuidado lo llevó hasta un muro y lo sentó con cuidado en la acera. Minho seguía con los ojos cerrados. Chunji no quería dejarlo solo pero sabía que Minho necesitaría enjuagarse la boca y beber líquido. Corrió entonces al interior de la discoteca y cuando regresó Syma iba con él. Chunji se agachó frente a Minho y vertió un poco de agua y comenzó a limpiarle los labios. Syma bastante angustiada se acercó:

-Minho…menuda borrachera te has cogido…¿estás mejor? necesitas algo?-Syma se inclinó un poco. Su hermano mientras sentía cómo Chunji enjuagaba sus labios y le tendía la botella para que bebiera sonrió:

-Ahora tan solo necesito que todo deje de dar vueltas…

-joder…-Syma comenzaba a sentirse realmente responsable, No debería haberle dejado beber tanto.

-No te preocupes Syma, yo me encargo. Lo llevaré a casa; ahora cojeremos un táxi y sin problema…

-Deja que te dé dinero…oye Chunji¿Estás seguro? ¿no prefieres que te acompañe yo también?-preguntó Syma antes de darle varios billetes.

Chunji sonrió despreocupado.

-Que sí, descuida…

El taxi no tardó en llegar. Minho entró ayudado de Chunji y una vez dentro, este último indicó la dirección al taxista muy incómodo ya que Minho estaba echado sobre él. Durante el trayecto Chunji acarició la cabeza de Minho aprovechando que éste a ratos se quedaba dormido.

Finalmente llegaron a la gran mansión. Chunji pagó primero y luego él sólo sacó a Minho y lo llevó hasta la puerta principal. Ahora no tenían criados, por lo que la tarea se volvía más complicada. Sujetando a Minho para que no se cayera, al mismo tiempo Chunji abrió con la llave y lo hizo entrar hasta que llegaron al ascensor de la casa. Esta estaba a oscuras, y entre esto y tener a Minho agarrado a tu cintura, llegar a la habitación del mayor de los dos se hizo una ardua tarea para Chunji pero afortunadamente lo consiguieron.

Minho entonces se dejó caer sobre el mullido colchón mientras Chunji quitaba cojines entre otros objetos del claro desorden que siempre reinaba en la habitación de Minho.

Chunji una vez terminó de recoger y abrir un poco la cama se arrodilló en el suelo y agarró los pies de Minho para comenzar a desvestirlo por ahi.

-Oh Chunji…menuda noche..y menudo…menudo hermano estoy hecho…Syma seguro que me odia después de esto…-exclamó desanimado Minho. Chunji que ya estaba quitándole los calcetines se asomó por encima del colchón y lo miró contrariado:

-¡Pero hombre ¿Qué dices?!

-Que sí Chunji, que soy un desastre…que al final siempre monto un numerito…esta noche no debería haber bebido tanto…

-Bueno Minho, vale que…has bebido mucho pero…no por eso eres un mal hermano, al contrario, estabas feliz por Syma y querías demostrárselo, y a ella también la has hecho feliz con tu alegría…anda quítate la camiseta que voy a echarla al cubo de la ropa…

-Chunji…espera…-Minho que se había incorporado mientras hablaba antes de dejar que Chunji se alejara con su camiseta sucia, lo sujetó de la muñeca.

-¿Qué?- Chunji lo miró extrañado.

Minho con los ojos entrecerrados ahora lo miraba serio.

-¿Por qué eres tan bueno conmigo Chunji? Yo siempre soy medio capullo contigo…¿por qué me cuidas tanto y siempre estás ahí cada vez que te necesito?-Minho se había inclinado y le hablaba a Chunji a escasos centímetros.

Chunji enmudeció. Su corazón le dio un vuelco…aquel…aquel era el momento que tantas veces había deseado…Minho estaba frente a él pidiéndole respuestas y Chunji quería dárselas pero…¿le saldría la voz? Chunji decidió probar suerte:

-Es porque…te quiero…-las palabras habían surgido con total naturalidad, en un tono normal y claro. Chunji y Minho se quedaron mirándose…Chunji entonces bajó la mirada y vio los labios de Minho, este inclinándose poco a poco con los ojos entrecerrados finalmente se echó sobre Chunji y toda distancia que antes hubo entre sus labios se acabó en un cerrar de ojos.

Chunji ciertamente los cerró y pensó que aquello no podía ser real. Lentamente alzó las manos, quería abrazar a Minho pero entonces este se separó bruscamente recuperando su vieja lucidez por momentos.

-eh…lo-lo siento..Chunji, perdona, yo..eh..no sé que estoy haciendo…estoy demasiado borracho…demasiado…perdóname…será mejor que me vaya a dormir….buenas noches….-Minho se tumbó bocabajo sin mirarle directamente. Chunji entonces se levantó de la cama y rápido abandonó la habitación sintiendo una gran vergüenza y un gran dolor en su pecho.

Chunji no podía evitar sentir lo que sentía y menos llorar…llorar de amargura e impotencia. Al llegar a su habitación cerró con fuerza y se echó sobre la puerta. Chunji cerró los ojos y echó la cabeza hacia atrás…

Una mueca de dolor marcaba su rostro por el destrozado estado que se encontraba. El miedo y el desencanto poblaban su corazón…la había cagado…ahora Minho iba a tratarle distinto, seguro…

Chunji poco a poco se separó con pasos pesados de la puerta, y miraba su cama lisa y ordenada…no la deshacería…se tumbaría y seguiría llorando…Eso es lo que haría…

Pero entonces, varios y tímidos golpes de repente sonaron en la puerta. Chunji se detuvo, contuvo el aire, y se giró sobresaltado…

¿Sería Minho? No podía ser…Chunji tragó saliva y aun con las mejillas húmedas avanzó temeroso hacia la puerta, cogió el pomo y al girarlo lentamente abrió la puerta…

Y allí estaba Minho. Con un brazo echado en el marco de la puerta, sin apenas fuerzas o buen equilibrio para estar erguido. Se miraron…Minho se le veía distinto…apagado…asustado…vacilante…

-Minho…-Chunji no tuvo tiempo para decir nada más. Minho entró en la habitación y sin previo aviso tomó su rostro entre sus manos y volvió a besarlo pero esta vez con gran ímpetu. Chunji suspiró sobrecogido. Los labios de Minho comenzaron a moverse sobre los suyos. Chunji entonces alzó las manos rápido y acarició su espalda desnuda y clavó sus dedos mientras con lentos pasos ambos avanzaban por la habitación. Los besos de Minho por momentos se volvían más apasionados, más húmedos y más agresivos.

Finalmente ambos cayeron sonoramente sobre la cama y Chunji gimió al notar la lengua de Minho dentro de su boca, al notar que sus manos volaban por su húmedo pecho y subían su camiseta queriendo desnudarlo. Minho gruñía, suspiraba, jadeaba sobre él y lo devoraba poco a poco. Chunji pensó que debía haberse quedado dormido en alguna parte pero que aunque fuera un sueño pensaba disfrutarlo al máximo. Besó entonces a Minho con su misma agresividad, pasó sus manos por su espalda hasta llegar a sus glúteos y lo pegó más contra sí y gimió de placer. Minho ahora comenzaba a besar su cuello y a desvestirlo completamente. Chunji no podía estar quieto tampoco, sus manos parecían actuar por cuenta propia, seguían en los pantalones de Minho pero ahora estaban desabrochándolos.

Minho jadeó sonoramente cuando comenzó a rozarse contra Chunji. Este lo abrazó y notó que una de las manos de Minho estaban entre sus piernas, se estaba desnudando sobre él y Chunji cerró los ojos al adivinar las intenciones de Minho. Este con los ojos entrecerrados posicionó a Chunji y finalmente poco a poco lo hizo. Chunji apretó los párpados y lo abrazó con más fuerza. Minho comenzó a moverse sobre él y Chunji gimió dolorido.

Minho al poco rato volvió a bajar una mano y comenzó a acariciar a Chunji en la zona de su entrepierna. Este jadeó. Hacía demasiada calor y la fricción de sus cuerpos no lo hacía mejor.

Minho apretó el ritmo de sus caderas y de su mano derecha y hundió su rostro en el cuello de Chunji. Este gimió sonoramente y al poco rato Minho le siguió…

Pronto sus cuerpos quedaron estáticos…pesados…desfallecidos…jadeantes…

Minho con gran esfuerzo se apartó y dejó libre a Chunji que falto de aire intentaba recuperarse. Estaba dolorido pero aquello solo significaba una cosa, y es que aquello había sido real.

El sueño ya había vencido a Minho que ya dormitaba profundamente a su lado, Chunji lo miró una última vez y sonrió feliz.

—————————

El ruido de varios coches lo despertó poco a poco. Minho abrió los ojos entonces. Al principio se sintió bastante desorientado, pero pronto se percató de que estaba en la tranquila y ordenada habitación de Chunji. Fue entonces cuando fugaces recuerdos atormentaron su mente.

Anoche había ocurrido algo bien serio…muy serio…Minho palideció visiblemente.

-¿Qué he hecho?…-Minho no podía creer en lo que recordaba, no podía y más bien no quería. Sentía remordimientos, aquel no era él, estaba borracho….

Si, eso es, fue el alcohol, yo no…

Pero Minho en el fondo sabía que todas esas frases de rápida consolación escondían algo…algo demasiado oscuro y profundo…

Minho lo había disfrutado. Había deseado hacerlo y lo hizo…

Chunji…¿Cómo iba a mirarlo ahora a la cara?

En breve lo descubriría, aunque quisiera no podía quedarse en la cama todo el día…el resto de la familia podría pensar algo raro…le harían preguntas…y Minho sintiendo que un enorme dolor de cabeza comenzaba a brotar en sus sienes además de en la parte frontal de su cráneo, se levantó decidido a actuar…a actuar como si nada hubiera pasado…

Eso era…lo mejor era dejar aquello atrás…era lo mejor para ambos.

Minho una vez se puso el chándal de casa bajó por las escaleras y allí en la cocina estaban todos. Ya recogiendo el desayuno. Todos le miraron entonces y especialmente Chunji.

Este estaba lavando los platos y al verle le dedicó una sonrisa especial. Minho apartó rápido la mirada. Miró hacia otro lado, a lo lejos oía que su hermana le estaba hablando pero para Minho, en aquellos momentos el mundo ahora se le estaba derrumbando…y unas poderosas ganas de huir se habían apoderado de él.

Minho entonces tan sólo fue capaz de decir unas pocas palabras:

-Tengo que salir a un sitio… eh…hasta luego…-y se fue.

Todos se quedaron desconcertados. ¿Qué mosca le había picado? ¿A las 1 del medio día un sábado por la tarde a dónde tenía que ir?

Chunji sin embargo al recordar su última mirada podía acertar a pensar qué es lo que realmente le pasaba y una atroz preocupación se apoderó de él.

Muy pronto Chunji descubriría que estaba en lo cierto al pensar que el trato de Minho a partir de entonces iba a ser distinto.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 responses to ““Supa Toyz”, capítulo extra nº1

  1. Kate

    06/08/2012 at 08:14

    Estoy más que encantada con el capitulo extra, enserio solo alcanzo a decir que fue ESTUPENDO, es una sensación de que un montón de hilitos y cuerdas se van atando al saber que pasó y poco a poco armarlo , me gusto mucho como ordenaste las cosas, publicando primero el Epílogo para luego publicar los capitulos extras que de seguro los otros dos seguiran siendo igual de develadores.
    Saludos =)

     
    • Sensei

      06/08/2012 at 09:40

      *O*!!!!!!!!!!!! ñaaaaaaaaah primer comentario!!! Hola Kate!!! n_n!! que bueno que por fin lo leíste, tenía muchas ganas de saber que pareció y de verdad tu comentario me ha dejado muy relajada………..uuuuuuuuuuuuuuf….aunque bueno, no puedo cantar victoria de momento pero de verdad, no pude evitar soltar un gritito de emoción al saber tu opinión y que finalmente te gustó el orden que le di a la historia ^^!!!

      Sé que puede ser un poco lío cuando hay que manejar fechas y luego acordarse de lo que sucede en capítulos anteriores pero…merece la pena intentarlo si luego recibo un comentario tan positivo como el tuyo *O*!!

      Ya verás, en los siguientes capítulos se sabrá finalmente que pasará entre Chunji y Minho, y el resto de parejitas ^^!!

      Muchas gracias por comentar Kate!😀

      Que pases un buen día n_n!

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: