RSS
Gallery

“Masked Love”, capítulo 6 (La sangre del enemigo)

24 Jul

Antes que nada os recomiendo que mientras leáis el capitulo escuchéis estas canciones ^^:
 
All of myself to you (Yiruma) <- esta os la recomiendo al principio y al final *O*!!!!
Vorbei  (Nevada Tan)
Kinder (Panik)
 The Kill, From Yesterday, Hurricane y A beautiful lie (30 Seconds To Mars)
 
 
 
 

La suavidad de unas sábanas que no eran las suyas lo despertaron, Taemin miró a su alrededor y vio a Minho a su lado completamente dormido. Miró hacia la ventana, la suave luz que se adivinaba desde el exterior le dio la tranquilidad de comprobar que aún era temprano, debían de ser las 7 de la mañana aproximadamente calculó el joven.

Taemin no lo dudó, salió de su cálido refugio y se vistió con rapidez y sigilo para salir del cuarto de Minho…pero no sin antes mirarlo una última vez…

Minho dormía plácidamente y Taemin lo miraba sintiendo que una extraña sensación se había instalado en su corazón. Casi era doloroso pero a la vez reconfortante. Taemin volvió el rostro nervioso, aturdido, agobiado…

Necesitaba salir de allí cuanto antes, necesitaba respirar aire fresco y aclarar sus ideas. Cerró la puerta con cuidado y huyó lo más lejos que pudo.

————————————-

Aquella mañana cuando me desperté, nada más abrir los ojos me dio cuenta de que estaba sola. Onew ya no estaba allí, y en su lugar había una nota.

Al cogerla y desdoblar el papel, no pude evitar sonreír alegre.

Aquello era típico de él, él nunca se iría sin dar una explicación a cada cosa que hiciera. El era así y me gustaba su forma de ser.

Releí varias veces la carta, me deleité con su irregular caligrafía. Parecía la de un niño pequeño. Tras hacer esto, de repente me sentí extrañamente sola…Mientras me incorporaba y doblaba la nota para guardarla en un bolsillo de la chaqueta que no tardé en ponerme, miré a un lado, hacia la ventana y allí fuera encontré que el día estaba completamente nublado y para mi mayor temor, pensé que aquel tiempo comenzaría a darme dolor de cabeza en cualquier momento, como siempre me ocurría en ese tipo de días. Pero en esa ocasión tan solo me sentí cansada, aún tenía la cara algo hinchada de dormir con el rostro pegado a la almohada y por último sentía una desagradable sensación de escozor arraigaba desde mis partes más íntimas….

Onew….

Lo llamé mentalmente, casi pronunciando su nombre sin darme cuenta…

Aunque todo hubiera dado un giro sorprendente y vertiginoso, aunque debería sentirme preocupada o tener miedo, sin embargo me sentía feliz y por ello volví a sonreír sintiendo que una especie de cálido algodón llenaba mi pecho. Aquello debía ser la felicidad.

La verdad es que nunca me imaginé que aquello fuera a ocurrir de ese modo…que mi primera vez fuera a ser precisamente con él…con Onew…

Pero lo que si era cierto es que yo siempre deseé que cuando aquello ocurriera, fuera con alguien especial y de hecho así había sucedido. No podía arrepentirme de que hubiera sido con Onew y no con….

Oh no…

De pie en la habitación, mientras recogía las sábanas y las soltaba dobladas a un lado contra la pared, mis pensamientos entonces me llevaron a recordar el último momento que pasé a solas con Taemin. Recordé su rostro surcado por el miedo. Yo sabía que Taemin en aquellos tensos momentos no había pretendido herirme pero lo había conseguido. Me había rechazado de una forma tan ruda….

En aquellos momentos me eché contra la pared, abatida por aquella imagen tan triste. Y me imaginé que después de todo lo ocurrido, las cosas con Taemin iban a cambiar, y aquel único pensamiento era uno de mis mayores temores. Perder a un amigo para siempre…Taemin era mucho más que un amigo, era mi familia. La única que tenía…Aquello era una buena razón para llorar hasta deshidratarse…como a veces solía decir mi madre…

Deambulé pensativa por la habitación e inquieta volví a sacar la nota:

Siento haber desaparecido de esta manera sin decirte nada pero…estabas tan dormida que me daba cosa despertarte. Lo de anoche fue increíble, ahora tan solo pienso en una cosa y es en que quiero volver a besarte y abrazarte. Hoy volvemos a casa, nos vemos luego en el autobús. Espero poder sentarme a tu lado : P

Te quiero,

Onew.

Suspiré y miré de nuevo por la ventana, hacía cierto viento que removía la hierba y la copa de los bajos árboles. El paso lento de las nubes era más fácil de percibir y la claridad de la mañana lo inundaba todo. Fue entonces que a lo lejos divisé una figura y la reconocí al instante.

Era Taemin.

Este estaba paseando por el verde campo de altos tallos y su figura comenzaba a hacerse más pequeña conforme se alejaba. Yo quería hablar con él pero al mismo tiempo la idea de hacerlo me aterraba, me estremecía de solo pensar que Taemin se negara a hablar conmigo, que me tratara diferente, que huyera de mí…

A punto estuve de no salir de mi habitación, a punto estuve de permitirme ser una cobarde y anular mis esperanzas; pero una clara y definida palabra escapó de mis labios.

-No…

Guardando la nota en el bolsillo, me ajuste la chaqueta dada la fresca temperatura, abrí con fuerza la puerta de mi habitación y salí decidida a buscar a Taemin. Decidida y negándome a la posibilidad de perderle. Iba a enfrentar la situación. No sabía si ganaría pero no perdía nada por intentarlo…

Mi fino camisón de verano se removió por la corriente de aire que arrecia. Hacía una mañana muy extraña para ser verano, pero quizás fuera por el lugar, o quizás por otra cosa. Eso no me importaba, el día mejoraría, mis esperanzas se cumplirían, no iba a permitir que Taemin se alejara de mí.

Entre resueltos pasos avancé entre la hierba que tierna y seca por algunas partes crujía bajo mis pies. Taemin estaba tan ensimismado en sus pensamientos que al principio no me advirtió pero finalmente, cuando quedé de pie, mirándolo justo a pocos pasos de dónde él estaba sentado, entonces noté que su espalda se tensaba como una cuerda. Había notado mi presencia. Indecisa tan solo avancé unos pocos pasos más hacia él y fue entonces cuando Taemin me miró.

———————————————

Taemin no había sentido solo la presencia de Hana, sus tenues pasos, su forma de andar, su costumbre de descansar la mayor parte de su peso en su pie izquierdo…Aparte de todo eso, Taemin más bien la había olido.

Hana olía dulce, olía a buena persona, y no era un olor físico, quizás era algo que iba más allá. Era su aura.

Taemin sintió que alguien a quien él quería mucho se acercaba a él y que aquella persona tenía la misma aura que su difunta hermana. Taemin con la mirada perdida pensó que quizás por eso la quería tanto.

Taemin miró a su izquierda y allí estaban las sonrosadas piernas de ella que poco a poco se acercaban para sentarse a su lado. Taemin giró el rostro y volvió a mirar a lo lejos de aquel amanecer. Ambos se quedaron entonces mirando al frente, al horizonte recortado por la hierba y las nubes de color azul grisáceo contrastado con un suave amarillo de un sol que aún no era visible. Sentada con las rodillas alzadas y flexionadas Hana bajó la mirada y miró disimuladamente a Taemin quien ahora miraba hacia el suelo. Este no sabía qué decirle, ni entendía por qué ella había venido a su encuentro. Simplemente ya no entendía nada.

Hana tras pensar bien las palabras que podían ser las más correctas, le miró y al ver su tierno rostro marcado por una triste emoción sintió que iba a llorar pero Hana se contuvo entonces. Las palabras entonces surgieron.

-…yo…siento lo de anoche…pero tenía que decírtelo…no podía guardarlo eternamente…lo siento….Taemin…por favor, no quiero que me odies, no quiero que nada cambie entre nosotros…por favor…no te vayas…no te alejes de mi…

Taemin la escuchó, y sintiendo una fuerte presión en sus costillas, como si una cuerda lo intentara estrangular allí…pero conforme la voz de Hana continuaba la cuerda poco a poco se aflojaba y el aire y los sentimientos comenzaban a llenar como un río desbordado el pequeño corazón de Taemin. Este mantuvo silencio unos segundos y entonces respondió.

-Hana…no quiero que te disculpes…no tienes porqué hacerlo…yo, no me voy a ir a ningún lado…de hecho, no puedo…eres… muy importante para mi…eres…como una parte más de mi…y yo no quiero irme… siento…cómo me porté anoche…pero es que…- los ojos de Taemin brillaban y una mueca de dolor se dibujaba en sus labios, Hana mientras lo escuchaba apenas pestañeaba sintiéndose arrastrada por mil sentimientos; Taemin continuó con la voz más angustiada – yo…sentí que…había cometido un gran error Hana…que…-Taemin miraba al suelo y comenzaba a gesticular desesperado por expresar sus sentimientos, algo que nunca antes había hecho y que ahora le estaba costando en exceso-…que te había hecho creer algo que no era así…Hana…yo…lo siento…no puedo verte como…

-Shhh, no no digas nada más…-Hana se adelantó y abrazó desesperada a Taemin con los parpados muy apretados-…lo entiendo perfectamente Taemin…de verdad…-Taemin la abrazó también sintiendo que un fuerte afluente de sentimientos eran desbordados y caían en cataratas desde su corazón.

Tras unos instantes de estar abrazados, Taemin volvió a hablar, casi en un susurro:

-Hana…tengo que decirte algo…

-Dímelo…- Hana ya había derramado algunas lágrimas, pero no era de tristeza, sino de alegría por tener así a Taemin, entre sus brazos, como a un niño pequeño, por poder acariciar su suave pelo rubio, por poder olerlo…

-Anoche…intenté matar a Key…-Taemin entre sus dedos apretó la tela del camisón de Hana.

Hana al oír aquella confesión palideció y lentamente separó a Taemin de ella para mirarlo frente a frente.

-Le…le…- Hana no era capaz de hacer la pregunta, pero igualmente no fue necesario hacerla. Taemin al instante la respondió.

-No fui capaz de hacerlo…-el labio le temblaba, Taemin parecía estar a punto de romper a llorar. Hana abrió mucho los ojos sorprendida y emocionada; acarició el rostro de Taemin con ambas manos y entonces lo atrajo a su regazo, donde lo meció con ternura. Durante un buen rato Hana lo retuvo así, y Taemin cerró los ojos, sintiendo que la angustia que se apoderaba de sus entrañas retrocedía tenuemente-¿Qué me está pasando Hana?- preguntó con los ojos entrecerrados sintiendo algo que hacía mucho tiempo no sentía miedo.

-Taemin…lo que te pasa es que eres una buena persona…eso es lo que te pasa…-Hana sonrió contenta y continuó acariciando su cabello y su espalda. Taemin sonrió con tristeza y cerró los ojos dejándose llevar por aquella reconfortante sensación.

No muy lejos de ellos, pero lo suficiente como para que Taemin no los detectara, dos hombres enmascarados vestidos completamente de negro observaban aquella escena escondidos entre los árboles. Aquellos ninjas llevaban mucho tiempo vigilando todos los movimientos de Taemin y también los de Hana y ahora, tenían que informar a su líder con todos los datos obtenidos tras aquellos días transcurridos invisibles entre las sombras…al acecho, pendientes de cada detalle, cada expresión, cada roce…

Uno de ellos extrajo un moderno teléfono móvil de reducidas dimensiones y marcó una combinación de números. Su señor no tardó en responder y aunque debería estar acostumbrado, el joven ninja no pudo evitar temblar levemente al oír su oscura voz, pero doblegando sus tenues temores, el ninja de menor rango informó acerca de lo que Taemin había estado haciendo y lo que no durante aquellos días…sobre todo, informaron acerca de su íntima relación con Hana y de no haber cumplido su misión con respecto a Key.

-Anoche durmieron juntos mi señor y creemos que ambos…

-Basta, silencio…no necesito que digas nada más…es suficiente…-la voz de Kwangsu sonaba imperiosa y realmente furiosa. Su servidor se calló automáticamente. Kwangsu también guardó silencio unos minutos más. Desde su despacho en el gran instituto, quedó pensativo. En esos momentos entraba su secretaria, su ojo derecho, ella traía la información que necesitaba. Esta fue depositada de tal forma que todo lo necesario fue comprobado. Kwangsu sonrió malicioso.

-Ya sabía yo que su rostro me era familiar…Yoon…haz lo que antes hablamos…pasa al plan b…mi hijo necesita recibir una lección que no olvidará en su vida…

-A sus órdenes mi señor…

La conexión se cerró. Kwangsu volvió a mirar las fotos de Hana y pasó los dedos por su rostro. Su sonrisa no desapareció.

****************************

La habitación estaba vacía, no parecía quedar nada. Yo siempre tendía a olvidarme cosas pero aquel día parecía que no había perdido nada y que todo estaba perfectamente apretado en mi mochila. Echaría de menos el lugar…su paz…sus habitaciones…pero me iba con grandes recuerdos…

Todo había terminado bien, no había nada que temer. Eso pensé en aquel momento, pero me equivocaba.

*********************

Hana salió de su habitación llevando una pesada mochila llena de sus pertenencias y de muchos souvenirs y cajas de dulces. Taemin la esperaba en la puerta principal. Todos sus compañeros ya habían salido. Incluso los profesores se habían marchado en sus coches. Tan solo quedaban los estudiantes los cuales la mayoría ya estaban subiendo al autobús. Hana y Taemin al llegar vieron a sus amigos esperándolos. Key y Jonghyun ya estaban subidos en el coche. Les habían esperado para despedirse.

-Bueno…ya son vacaciones…supongo que nos veremos algún día ¿no? yo quiero que sepáis que estáis invitado a mi piscina en la playa y si queréis quedaros allí en mi casa algunos días…

-Oh…-Hana estaba boquiabierta, aquella invitación sonaba realmente interesante. Onew y Minho sonrieron contentos pero cada uno ahora solo tenía ojos para mirar a otra persona. Taemin apenas era capaz de mirar a Minho y Hana se sonrojó visiblemente cuando Onew la llamó con la mano. Taemin la miró entonces extrañado.

-¿No te importa que ahora a la vuelta se siente conmigo una parte del trayecto? si quieres cuando paremos puedes sentarte con ella-afirmó amablemente Onew y sonriente tocando un brazo de Hana. Taemin se quedó callado al principio pero luego respondió atropelladamente.

-N-no…No hay problema…

-Pues Taemin si quieres puedes venir con nosotros en coche- dijo entonces Jonghyun. Key se rió estridente. Taemin los miró y luego reparó en Minho quien no decía nada pero que con su disimulada sonrisa parecía decir mucho más de lo que pretendía. Taemin barajó las dos opciones y finalmente prefirió acercarse hacia el autobús antes que ir con aquellas dos ”locas”. Su elección había sido Minho finalmente y este sonrió victorioso mientras Key y Jonghyun se acomodaban en el cuero blanco de aquel lujoso descapotable.

Aunque Taemin sabía que no tendría que aguantar romanticismos melosos ni besos entre Jonghyun y Key,no por ello sentía menos preocupación por tener que estar tan cerca de Minho.

Sin embargo el viaje al final fue más tranquilo de lo esperado. Minho se durmió y prácticamente estuvo así casi todo el trayecto dejando de esta manera a Taemin largas horas para pensar en muchas cosas. Y una de ellas era lo evidente de la reciente y tan cercana relación de Hana y Onew. Taemin los observó atento y descubrió que entre ellos había nacido algo muy distinto a lo que había anteriormente. Se fijó en que Onew cogía una mano de Hana, en que reían mucho,en que hablaban pero la mayor parte del tiempo sonreían y susurraban cosas solamente.

En sus miradas cómplices…

Taemin sintió cierto resquemor interno…una especie de envidia…él deseaba tener algo así, deseaba poder sentirse libre para comportarse así, pero no lo era y no podía expresar algo tan simple como el amor…no podía, sencillamente se sentía incapaz. Miró con cierta tristeza en los ojos a Minho que seguía plácidamente dormido a su lado, moviendo levemente la cabeza por las turbulencias del coche.

————————————————–

El autobús aparcó no muy lejos del colegio. Eran las 6 de la tarde y todos los jóvenes eran recogidos por sus respectivas familias. Hana y Taemin usualmente tirarían para la casa de ella, pero en esta ocasión Taemin tomó una dirección diferente:

-Hoy no me quedaré en tu casa…debo hacer cosas y…tengo que ir al instituto así que…ya nos veremos…

Hana se quedó en silencio. Había algo en la voz de Taemin que no le gustaba. Su sonrisa era apagada, falsa.

Ocultaba algo, Hana lo conocía lo suficiente para sospechar que algo no andaba bien.

-¿Estás bien? ¿Te pasa algo?-Hana se adelantó a Onew y Minho quienes quedaron atrás, Hana susurraba.

-Si si…estoy bien no te preocupes…tengo asuntos que atender…de verdad…además yo también tengo mi casa… ¿recuerdas? je je…no pasa nada…nos vemos…-Taemin acarició la cabeza a Hana y dándose media vuelta se marchó. Minho y Onew lo vieron irse confusos. Minho miró a Onew entonces.

-Voy a ver qué le pasa, nos vemos mañana a las 10, ¿ok? Ciao! adiós Hana!-Minho le sonrió a Hana y comenzó a correr detrás de la figura de Taemin pero antes de alejarse mucho más se giró y travieso sacó la lengua- ¡Sed buenos!

Hana lo miró sorprendida y poco a poco el rubor tiznó sus mejillas. Se giró molesta hacia Onew,segura que lo más probable era que Onew ya algo le había contado.

-¿Qué le has…?- Hana no pudo terminar la frase. Onew la estaba besando de improviso, éste ya no podía aguantarlo más. Hana cerró los ojos y relajó su cuerpo por completo. Onew sonriente se separó y se humedeció los labios después.

-¿Quieres que te acompañe a tu casa? yo no tengo nada mejor que hacer… podríamos hacer algo… ¿no?

Hana no podía creerse que Onew estuviera preguntándole aquello, y estaba tan contenta que apenas era capaz de pensar con claridad. Asintió y sonrió muy colorada. Onew sonrió gentil y entonces intentó quitarle la mochila pero Hana no se lo puso fácil.

-¡No! ¡Oye puedo llevarla! ¡¡¡Oye!!!

-Pero yo quiero que vayas descansada… ¡que esto pesa como un muerto! Déjame que la lleve por ti…

-¡Tú sí que eres pesado! ¡¡Deja eso!! ¡¡Aahhh!! Onew!!

-hahaha me encanta cuando gritas mi nombre de esa forma tan aguda, ¡pareces un ratoncito!

-¡¿Te digo lo que tú pareces?!-Hana no podía aguantar la risa mientras esquivaba a Onew o intentaba soltarse de sus fuertes brazos.

-¿Que parezco?-preguntó Onew con una divertida sonrisa.

-mejor déjalo. Vámonos a casa ya o se nos hará de noche aquí.

Onew no protestó más. Como un fiel perrito, soltó la mochila de Hana y se colocó a su lado y juntos se encaminaron hacia su casa. Aquella era la primera vez que Onew estaba en su casa y se sorprendió de verla tan ordenada y limpia para vivir ella sola allí. Soltaron las cosas en la entrada. Lo primero que Hana fue a mirar era si había algo de comida en buen estado. Agua había y también algunos refrescos, pero los lácteos ya estaban pasados de fecha y la fruta pocha. Pero afortunadamente había palomitas de microondas y algunas galletas.

Onew se sentó tranquilo en el sofá. Observó a Hana preparar la merienda. Le preguntó si necesitaba ayuda pero ella le pidió que buscara algo que ver en la tele. Onew obedeció y comenzó a pasar canales. Hana lo miró tras sacar las galletas. Onew estaba sentado justo donde Taemin solía hacerlo.

Tristeza.

Hana se sentía algo triste pero pronto se avivó al escuchar a Onew reírse estridente.

-¡Esta película me encantaba de pequeño! ¡¡Es de vampiros!! Pero es muy divertida!! Ven Hana!! ¿Tú la has visto alguna vez? Se llama El Pequeño Vampiro.

-Oh…pues no la he visto nunca…-Hana se quedó mirando la pantalla atontada viendo como dentro de ella dos niños estaban volando. Se sentó y soltó una bandeja con refrescos y galletas y luego se recostó. Onew pasó un brazo por sus hombros y empezaron a ver la película juntos.

Aunque la pillaron empezada a Hana le gustó mucho y durante la película ambos no podían dejar de hacer comentarios.

-Oh..mira qué castillo…me encantaría vivir en uno…!- exclamaba Onew ilusionado.

-jeje sería muy aburrido ¿no crees? tanta piedra, seguro que hace mucho frío y qué miedo una casa tan grande…a mi me gusta más cómo viven esas vacas …tranquilas en esos grandes prados, pastando y luego calentitas en sus establos jeje…la verdad que la vida en el campo debe ser muy tranquila…con animales…todo verde…me encanta el campo…cuando tenga dinero me gustaría comprar una granja y trabajar en ella, si, tener mi propia granja…sería tan bonito…-afirmaba Hana emocionada.

-jeje me gusta tu idea, si tu quieres una granja yo te puedo invitar al campo de mis abuelos, allí se vive muy tranquilo, lo malo es madrugar para cuidar a todos los animales…pero es cierto que se vive bien – le dijo entonces Onew. Hana le dedicó una gran sonrisa agradecida.

Ya se habían terminado las galletas y un programa del corazón empezaba después de la película. Hana apagó la televisión. Odiaba aquellos programas.

-Bueno…creo que ahora podemos hacer otro tipo de cosas…-susurró Onew contra su mejilla de repente haciendo sobresaltarse a Hana repentinamente ya que aún seguía emocionada hablando sobre el final.

-Que qué… ¿qué clase de cosas?-preguntó inocente Hana pero sabiendo en el fondo a que se refería Onew. Este de rodillas en el sofá se aproximaba sobre ella peligroso pero con una suave sonrisa despreocupada. Hana quedó tumbada al final pues perdió el equilibrio pero entonces intentó levantarse sobre sus codos y Onew la besó.

Hana suspiró y cerró los ojos. Aquella sensación…Onew con sus labios envolvía los de Hana con lentitud y afecto. Esta le correspondía al principio con titubeos pero en seguida adquirió su mismo ritmo. Onew se echó sobre ella con delicadeza y con un brazo rodeó su cuello y agachó más su rostro para besarla aún mejor. Hana sentía que su pecho en aquellos momentos se llenaba de aire y se vaciaba con facilidad y que su corazón tamborileaba una desconocida canción, notaba su pecho y el de Onew latir, su respiración acariciarla junto al roce de sus manos, su rico olor y el sabor de sus labios…Hana suspiró de nuevo cuando Onew comenzó a besarla en el cuello…

Hana deseaba que aquello no acabara nunca.

Pero todas las cosas buenas tienen su final…y el final de esta, estaba muy cerca…

———————————–

Taemin anduvo a paso ligero hacia el instituto. Ya lo veía, ya estaba a pocos metros de él, pero sabía que no se dirigía el solo. Minho iba detrás de él y no tardó en alcanzarle.

-Taemin espera…uuff menuda carrera…oye, ¿qué te pasa? estás muy raro…oye me gustaría que…

-No…-le cortó Taemin de forma muy áspera-…tengo cosas que hacer, ya lo dije antes y te lo repito ahora, perdona pero tengo que volver a casa…

-Oye, espera,¿por qué tanta prisa? yo solo quiero hablar contigo de lo de…

-No hay nada que hablar,y no quiero hablar de eso…adiós…-Taemin se dio la vuelta pero una mano lo sujetó del brazo.

-Taemin…-sus ojos se encontraron, Minho parecía muy preocupado, sus cejas estaban perfectamente fruncidas y sus labios hacían una especie de mueca de dolor. Taemin lo miró unos instantes y luego con paciencia alzó una mano y apartó la de Minho.

-Minho…por favor…-Taemin ahora era el que miraba distinto. Minho lo soltó incrédulo. Había visto una especie de aversión en sus ojos y Minho se sentía como un monstruo ahora.

Taemin abrió con llave la puerta del instituto y cerró tras de sí sin mirar una última vez a Minho. Este por su parte se quedó allí quieto, ahora mirando pensativo el metal del que estaba hecha aquella gran puerta. Los músculos de su rostro se tensaron. Malhumorado miró su bolsa de viaje. Minho no iba a darse por rendido tan fácilmente, necesitaba hablar con Taemin y lo haría ese mismo día, por las buenas o por las malas. Minho estaba pensando cuál sería la mejor forma de entrar en el colegio.

—————————————

Hana ya había desabrochado la blusa de Onew y este tenía sus manos dentro de su camiseta justo donde se abrochaba su sujetador, realmente era difícil soltar aquellas prendas ¿Quién las inventaría? Onew intentó dejar de pensar en sus tontas ocurrencias y se concentró en los labios de Hana.

Aunque ambos a ratos querían ir más rápido, también querían ir lento por lo que se contenían y se relajaban a sí mismos cuando notaban que una poderosa fuerza los dominaba y los hacía correr demasiado. Onew separándose levemente miró a Hana entonces, acarició su rostro, tenía los labios más sonrosados que antes, quizás se debía a sus insistentes besos. Onew se deleitó con aquella imagen… no quería pensar, tan solo era capaz de admirar su belleza y querer tocarla, querer escucharla…

Pero entonces un fuerte golpe chocó contra la ventana del salón haciendo romper el cristal que los salpicó de pequeños trozos a ambos. Hana y Onew miraron hacia un lado sobrecogidos y quedaron impactados al ver que varias figuras negras se colaban en el interior del piso. Onew se giró apresurado para buscar su mochila a lo lejos: allí estaban sus armas.Pero esta estaba demasiado lejos para poder reaccionar a tiempo…tendría que luchar con lo único que tenía: sus puños y piernas.

Hana y él se apartaron cuando uno de los ninjas negros lanzó diversos shurikens. Ambos saltaron y quedaron resguardados detrás del sofá. Hana miró aterrada a Onew pero entonces para su sorpresa vio que este con suma rapidez esquivó nuevamente a otro ninja y comenzaba a pelear contra él con gran maestría. Hana sin perder tiempo y al ver que dos hombres se precipitaban sobre ella, corrió hacia la cocina y cogió un cuchillo pero aunque intentó clavárselo a uno de ellos rápidamente entre los dos se lo arrebataron y la sujetaron de pies y manos.

-¡¡HANA!!-Onew gritó al volverse para ver cómo aquellos dos hombres enmascarados se llevaban a Hana con dificultad hacia la ventana. Fue justo en aquel momento de distracción que un gran dolor atravesó su hombro izquierdo. Una espada lo había atravesado y lo dejó clavado contra la pared. Onew bramó dolorido. Hana intentó gritar su nombre pero una mano la acalló mientras salían de un salto por la ventana.

Onew alzó la vista dolorido sintiendo como comenzaba a desangrarse. Aquel grupo de cinco ninjas habían salido a excepción del que sería su líder que había sido el mismo que lo había herido. Este lo miraba serio y con rapidez extrajo una nota de papel de su traje.

-Avisa a tu amigo Taemin de que la casta de los magos han capturado a la chica….que si la quiere ver con vida de nuevo, tendrá que visitar al señor Key y ajustar cuentas con él…-el ninja soltó la nota a la par que extraía la espada de la pared haciendo que Onew cayera de rodillas al suelo. Pronto quedó el lugar en silencio de nuevo.

Tras aquel ataque muchas cosas habían quedado destrozadas…muebles volcados…trozos de cristal por todas partes, sangre…

-Hana…-Onew con lágrimas en los ojos agarró la nota arrugándola dentro de su puño y haciendo un gran esfuerzo se levantó y dando tumbos salió por la puerta del lugar dejando la puerta abierta y en el marco de esta huellas con su propia sangre de su hombro herido.

———————————-

Taemin había soltado todas sus cosas, esta vez, sin molestarse en dejarlas ordenadas o bien puestas a un lado.Las había soltado tal cual cayeron cuando las tiró tan molesto como estaba en aquellos momentos.

¿Qué demonios le ocurría? ¿Por qué cualquier cosa ahora era una lucha anterior?

Se había despedido de Minho de malas maneras cuando en realidad deseaba su compañía y…

-Nooo…uugh- Taemin tensó sus labios enseñando sus dientes y zarandeó su cabeza revolviéndose el cabello frenéticamente. Con los ojos entrecerrados miró a su alrededor. Se encontraba en el gimnasio de la zona secreta. Todo estaba en silencio…tan solo estaba él allí armando ruido con sus pasos dudosos, con sus nervios a flor de piel, con su palpable inseguridad…

Taemin suspiró cansado, decidió que lo mejor sería darse una ducha fría…quizás eso le serviría para relajarse, pero no había dado dos pasos cuando sintió una presencia a sus espaldas. Taemin se giró lentamente y entonces lo vio. Era el ninja blanco, el mismo contra el que luchó en la mansión de Key…un miembro de la casta de las lechuzas…su afilada máscara y sus ropas eran las mismas…y su arma…idéntica. Era él sin duda.

Taemin se tensó como un gato notando una descarga eléctrica endurecer su columna y levantar sus hombros. Una rabia inusitada se apoderó de su rostro y sus manos. El ninja blanco había bajado por la escalera y se mantenía en pie, tranquilo, sin una aparente intención de ataque, pero Taemin no iba a esperar a que esto sucediera obviamente. Como el rayo, corrió hacia su mochila y extrajo su espada con gran velocidad manteniéndola en alto.

-¡¿Qué haces aquí? ¿A qué has venido?!- bramó como una fiera sin dejar de mirarlo, manteniendo recta su espada, señalandole. El ninja blanco no dijo nada, avanzó unos pocos pasos y cuando Taemin tensó aún más su espada en tono amenazante se detuvo. El ninja blanco entonces soltó su lanza y lentamente alzó sus manos hasta llegar a la máscara que con cuidado apartó para descubrir su rostro. Taemin tembló visiblemente, sus ojos se abrieron de par en par. El sombrío rostro de Minho había aparecido bajo la máscara que cayó al suelo hueca sin hacer apenas ruido. Minho avanzó entonces.

Taemin estaba sin habla, su labio inferior tiritaba de la impresión, su respiración se acortaba, se hacía intranquila, un profundo estupor se adueñaba de sus extremidades que seguían tensadas en el mismo sitio.

Minho llegó hasta él y se arrodilló ante él. Taemin bajó un poco la espada sin soltarla.

-Perdóname…pero no podía ocultarte esto…no más tiempo…me gustas demasiado…

-CALLA!!! MALDITO!!! CÓMO TE ATREVES!!!-Taemin furioso con el rostro desencajado por los muchos sentimientos que luchaban en su corazón alzó de nuevo la espada y la colocó en el cuello de Minho quien impasible no apartaba sus brillantes ojos de él.

-Taemin…haz lo que quieras conmigo…no me importa…yo acepto mi error…pero quiero que sepas que siempre he querido ser sincero contigo y…que desde el principio siempre supe quien eras…que eras el temido tigre negro…pero yo se que aunque te hicieran llamar así, tú….no eres realmente tú….yo sé quien eres…y conozco lo que hay dentro de ti y….

-CALLA!!! HE DICHO QUE TE CALLES!!! NO DIGAS NI UNA PALABRA MÁS!! MENTIROSO! ¡TU NO SABES NADA DE MI! NADA!!-Taemin estaba muy alterado y tembloroso apretó la hoja de la espada contra el cuello de Minho. Este cerró los ojos y sintió la dura y fría arma arañar su fina piel pero Taemin no avanzó, no sentía la fuerza suficiente, el pulso le temblaba, no era capaz de matarlo y Minho lo sabía. Este alzó una mano hasta tocar el mango de la espada de Taemin pero este último al notarlo reaccionó entonces violentamente y con el mismo arma golpeó su mano y con uno de sus pies tiró hacia atrás a Minho. Este sentado en el suelo abrió los ojos y se levantó con suma tranquilidad y avanzó de nuevo hacia Taemin que volvía a levantar su arma intentando parecer peligroso. Pero Minho era implacable, nunca se rendía en su empeño y sabía que aquella batalla la tenía ganada. Rápido la espada con los dedos y cogiendo la muñeca de Taemin dobló su brazo poniéndolo detrás de su espalda y entonces apretó sus cuerpos entre sí.

-Aunque no quieras admitirlo tú también sabías quién era yo…no lo puedes ocultar…eres demasiado listo…lo sabías…pero no querías reconocerlo… porque también te gusto demasiado y lo sabes…-Minho jadeaba y Taemin apartó el rostro. No quería sentir sus labios tan cerca de él, ni su respiración, ni su mirada, nada, todo era desagradable…intentaba convencerse.

-No…no es cierto….no lo es…no…-pero Taemin al rato giró el rostro levemente y entrecerrando los ojos se encontró con los de Minho que fijamente lo devoraba con la mirada. Sus alientos chocaban entre sí pero antes de que Minho intentara besarlo el sonido de una puerta abriéndose sonoramente los alarmó a ambos. Minho se giró y vio como Onew bajaba las escaleras a trompicones sujetándose un hombro del cual caía un brazo laxo. Onew al llegar al gimnasio secreto finalmente se dejó caer fulminado en el suelo.

-Onew…- Minho con terror en la mirada soltó a Taemin que estaba tan sobrecogido como él.

-¿Onew!! ¡¡¿qué ha pasado qué…?!!!.-Minho levantó a Onew que mareado alzó una mano y le tendió la nota.

-Hana…se han llevado a Hana…ninjas…eran negros…como los que vimos…-asfixiado consiguió responder.

Taemin volvió a tensarse al recordar la oscura imagen de los ninjas que él y Hana tuvieron que hacer frente aquel fatídico día durante las vacaciones en la casa de baños termales. Minho se giró para mirarle…

-esto no puede ser cierto…no puede ser..Key nunca mandaría capturar a Hana…él nunca…

-¿Key?-Taemin le arrebató la nota que sostenía Minho. Leyó ávido y tembloroso de ira volvió a mirar a Minho y Onew.

-Vosotros teníais que proteger a Key…vosotros siempre estuvisteis de su parte…y vosotros estáis detrás de esto….vosotros sois la trampa…-Taemin tensó su brazo derecho y alzó la espada agresivo una vez más. Minho exaltado se levantó y protegió a Onew cubriéndole con su cuerpo.

-NO TAEMIN TE EQUIVOCAS! Nosotros no estamos detrás de esto! evidentemente es una trampa pero no nuestra!

-yo en mi vida había visto aquellos ninjas…pero…sean quienes sean… están en casa de Key…y tenemos que ir allí a salvar a Hana…tenemos que…uugh…-Onew se incorporó con dificultad y se dobló de dolor. Minho lo sujetó con cuidado.

-¿Ves cómo está Onew? ¿Ves lo que le han hecho? Te diré la verdad: Onew y yo aunque en un principio teníamos órdenes de mataros al final no lo hicimos…¿y sabes por qué? porque no fuimos capaces…fracasamos…pero no por ser débiles…sino por amistad…por buenos sentimientos…Taemin…unidos podremos salvar a Hana…tu solo no podrás y lo sabes, y nosotros te necesitamos…por favor…-Minho miró gravemente a Taemin que tembloroso aún alzaba la espada contra su pecho.

-Por favor Taemin…ayúdanos…somos amigos…-Onew lo miró jadeante. Taemin apretando la mandíbula bajó la espada. Luchar entre ellos en aquel preciso momento no era buena idea. No había tiempo que perder. Si tenían que ajustar cuentas seguramente podrían hacerlo después.

-Al fondo hay un servicio y un botiquín…curale…yo tengo que prepararme…-afirmó taciturno Taemin sin ningún ápice de amabilidad en la voz. Minho asintió y ayudó a Onew a avanzar hasta aquel cuarto.

Una vez Minho había terminado de limpiar la herida y vendar el brazo de la mejor forma que sabía. Salió de la habitación para buscar a Taemin, no lo encontró muy lejos, este estaba en un alargado cuarto lleno de armas de todas las clases, en una de las esquinas había un espejo y en el Taemin estaba pintándose el rostro.

Taemin vio la figura de Minho reflejada al fondo del espejo, se quedó unos segundos inmóvil con los dedos sobre su manchado rostro ahora de negro, pero continuó con su tarea y lo siguiente fue su pelo rubio pintarlo de negro también. Minho avanzó y se quedó mirándolo, muy concentrado, observando cada movimiento…Minho miró el bote negro del cual Taemin extraía aquel tinte. Minho entonces acercó la mano e introdujo la mitad. Al levantarla la dirigió hacia el pelo de Taemin y lo acarició completando una parte sin pintar. Taemin cerró los ojos.

-Pase lo que pase esta noche, quiero que sepas que no me arrepiento de nada de lo que he hecho…quizás sólo de una cosa…pero de eso uno no tiene sentido de arrepentirse…-Minho sonaba muy serio. Taemin giró el rostro y se fijó en cómo Minho seguía mirándolo concentrado hasta que sus ojos al fin volvieron a encontrarse. Minho aún tenía el cabello de su nuca sujeto y lentamente acercó su rostro hasta que sus labios se tocaron. Aquel fue un beso pausado, sin apenas movimiento, pero lleno de sentimiento. Taemin había cerrado los ojos antes de tiempo. Lo había aceptado. Había aceptado sus disculpas. Cuando Minho se retiró, sus labios ahora estaban casi tan negros como los de Taemin.

-Vamos a salvarla Taemin, lo conseguiremos…-Minho miró intensamente a Taemin y este bajó la mirada. Al girarse ambos Onew estaba allí, portaba varias armas y le tendió la máscara a Minho.

-¡Vamos!- alzó la voz Minho antes de terminar de ponerse la máscara.

———————————

Una vez llegaron hasta el imponente edificio los tres amigos se detuvieron para acordar cuál sería el plan. Minho entonces le pidió a Onew que esperara fuera.

-Debes quedarte aquí,no creo que estés en condiciones de luchar…mejor vigila y avisanos si…

-No Minho…es Hana…yo, quiero entrar ahí y matar al que esté detrás de todo esto…y no me lo vas a impedir…

-Onew…-lo nombró Minho autoritario.

-Déjale…es su decisión, respetala…-dijo entonces Taemin con mirada esquiva. Minho no estaba muy convencido pero finalmente todos entraron en la mansión que parecía demasiado tranquila y oscura. Tan solo pequeñas velas iluminaban ciertos rincones de los pasillos y aquello le daba un aspecto de funeral. Taemin encabezó al pequeño grupo que sigilosos avanzaron por los pasillos. Taemin comenzó a captar el olor de Hana…estaba cerca…

Apretó el paso y ágil como un felino fue saltando y trepando por paredes y techos hasta llegar ante una gran puerta. Una habitación en la que no entraron la última vez que estuvieron allí. Por lo tanto no sabían que podía esperarles en su interior. Minho y Onew no tardaron en llegar a su lado. Taemin de forma imperiosa no pudo esperar. Con uno de sus pies tiró abajo la puerta y entró seguido de sus amigos.

La habitación al principio parecía estar a oscuras pero Taemin que estaba acostumbrado a la oscuridad no tardó en distinguir una figura sentada de espaldas a el frente a una mesa baja, las típicas sobre las que se celebraban ceremonias del té o convites. Taemin a los pocos segundos reconoció aquella figura, aquel corte de pelo, aquel cuello delgado y tatuado…

Era Key.

Quieto como una estatua Key sabía que allí estaba Taemin y que probablemente no hubiera acudido solo…

Taemin sacando su afilada espada rodeó la habitación y se posicionó a cierta distancia de Key pero de tal manera que quedaron frente a frente. Key seguía sin articular palabra. Miraba al frente pero no a Taemin.

Minho y Onew entraron y alzaron sus armas. Una ventana estaba levemente abierta…por ella entraba débiles haces de luz de luna.Estas se reflejaron en sus armas y brillaron en la estancia haciendo visibles una serie de hilos que estaban tensados por varios extremos y cuyo centro era Key. Minho se giró rápido hacia Taemin.

-Cuidado Taemin!! Hilos!!

Taemin ya había avanzado y sorprendido había visto tarde aquel entresijo de hilos que tenía sujeto a Key y además enlazaba con diversas trampas. Taemin saltó rápido y apartó a Key lejos de la mesa de la cual saltaron cuchillos en resortes camuflados. Key entonces gritó.

Miles de sombras llenaron entonces la habitación. Estaban rodeados por doquier y aunque Minho y Onew eran los mejores de su promoción, no eran perfectos y por ello, frente a la increíble supremacía en número fueron apresados y desarmados. Taemin era el último que quedaba por capturar. Key agazapado lloraba dirigiéndose hacia un armario que al abrir, de él cayó el cuerpo de Jonghyun. Key lo abrazó incapaz de hablar.

Todas las luces entonces fueron encendidas y Taemin pudo descubrir porqué Key no podía hablar. Sus labios habían sido cosidos. Taemin conmocionado entonces sintió un fuerte golpe en la nuca y cayó de rodillas al suelo.

-Encadenádlo bien…no quiero que se escape..es demasiado escurridizo…

Taemin abrió los ojos de par en paz…aquella voz…

-¿Padre?-con voz grave y apretando uno de los párpados Taemin alzó el rostro en dirección de una nueva figura que aparecía en la amplia estancia. Kwangsu con semblante orgulloso avanzaba mirándolo por encima del hombro. Taemin se revolvió entre las gruesas cadenas que aún no habían terminado de colocar con fuerza en torno a su pecho y brazos ceñidos a este.

Kwangsu avanzó hacia lo que parecía una pared pero que al tocarla tembló y se movió. Era tela que rápidamente fue tirada y descubrió otra parte de la misma habitación. Taemin miró hacia allí y encontró a Hana. Esta tenía la cara hinchada y partidas una de las mejillas. Lloraba y estaba tan maniatada como él.

-¡Hana!-Taemin se revolvió contra sus opresores pero fue inútil. El pesado metal tan solo le hizo daño y lo asfixió más en su horrible abrazo.

-Siempre he cuidado de ti, te he enseñado todo lo que sabía, te instruí en las artes más oscuras y antiguas…te convertí en un dios…y tú ahora con ingratitud y osadía me pagas todos mis esfuerzos y sueños depositados en ti… yo no crié a un niño cualquiera… debías ser el mejor y has caído tan bajo…Taemin…¿te das cuenta de la clase de persona en la que te has convertido? te has vuelto débil…estúpido…y todo por esta chica…-Kwangsu dio dos pasos hacia Hana y acarició su pelo, Hana tembló visiblemente-…esta noche podrías haber vencido…-Kwangsu hablaba casi para si-… pero estabas cegado por tus sentimientos…y…mirate como has quedado…-se volvió iracundo hacia Taemin- ¡HAS FRACASADO! ¡HAS OLVIDADO QUIEN ERES! ¡HAS MORDIDO LA MANO QUE TE DIO DE COMER!

Taemin tenso, intentaba controlar sus temblores, su creciente miedo, su naciente odio…

-Pero…como todas las cosas…todo tiene remedio…yo si me caracterizo por algo es…porque soy justo…y para que recuperes tu equilibrio, debo liberarte de cierto peso…

-No…no lo hagas…por favor…ella no…

-Silencio…después de todo yo tengo cierta parte de culpa…por no haber hecho las cosas todo lo bien que debería haberlo hecho…ella…es uno de mis asuntos pendientes y este va a quedar cerrado esta misma noche…olvidala Taemin, será lo mejor para tu futuro…debes aprender por lo que no dejes de mirar…-Kwangsu mientras hablaba había extraído una navaja de su cinturón, esta tenía forma de dragón. Hana la vio de cerca al ser colocada frente a sus ojos- ¿ves esto niña? este fue un pequeño regalo que me dieron tus tíos cuando murieron. Tu correras su misma suerte…-la navaja bajó y llegó al cuello de Hana.

*******************

Aunque quería cerrar los ojos me obligué a no hacerlo. Sentí la afilada hoja contra mi cuello, apretar suavemente, fría contra el calor de mi piel. Por aquellos momentos pensé que no sería capaz de sentir nada más…después de la paliza que los hombres de Kwangsu me habían propinado al intentar escapar varias veces, finalmente todo mi cuerpo de lo maltratado que estaba, dudaba que pudiera sentir un corte más. Sin embargo sabía que me equivocaba. El corte peor de todos se acercaba. Mi hora había llegado y una serena tranquilidad comenzó a invadirme…

Si no hubiera conocido a Taemin…seguramente en aquel momento habría llorado, habría suplicado, me hubiera meado de miedo pero no…yo era otra persona…la Hana que una vez quiso huir de todo, que se dejó pisotear y usar como un pañuelo..había muerto hace tiempo…y la nueva Hana, aceptaba su destino y se sentía bien consigo misma, con todo lo que había hecho y lo que no.

Me sentía bien y todo era gracias a aquellos chicos que estaban frente a mis ojos y en especial, gracias a uno de ellos.

Taemin.

-Taemin…por favor..-comencé a decir con voz controlada-…no sufras…yo estaré bien…y sabes porque? porque me iré feliz…y todo es gracias a ti…tu me has hecho muy feliz Taemin…me has hecho sentir que soy valiente, que puedo luchar, que soy útil…y me has hecho sentir querida y nunca más sentirme sola…Taemin…te recordaré siempre…gracias…-mi última mirada fue para Onew.

Lo último que oí fue la voz de Taemin gritar y entonces un dolor insoportable me atravesó el cuello y luego una absoluta oscuridad comenzó a devorar la habitación y mi mente.

—————————–

-NOOOOOOOOOOOOOOOO!!!- Taemin grito rompiendo sus ojos en lágrimas que hacía mucho tiempo eran prisioneras. Su garganta no dejaba de gritar dolorida hasta que la voz se extinguía por la falta de aire. Taemin con todo el cuerpo tensado hacia delante se dejó caer lentamente preso aún por los soldados. Sus lágrimas negras caían imperiosas sobre el suelo de madera.

El tiempo se había ralentizado…el pulso del corazón era el único sonido acompañado por su respiración. Minho y Onew jadeaban horrorizados…con los rostros surcados de lágrimas…con las venas de sus cuellos marcadas de gritar…Key seguía sosteniendo a Jonghyun que estaba herido en uno de los costados por uno de los resortes conectados a aquel armario. Lo abrazaba y Jonghyun tenía los brazos lánguidos.

Hana había sido soltada de entre las fuertes manos de Kwangsu. Su cuerpo caía lentamente y finalmente se estrellaba contra el suelo sonando duro y pesado…sin vida…Hana aún tenía los ojos abiertos y pronto un gran charco de sangre se extendió rodeando su cabeza y avanzando hasta los espectadores de aquella atrocidad. Taemin volvió a alzar el rostro.

-Ella no debía estar viva…los suyos hacía mucho tiempo que debían haberse extinguido…tan solo tú fuiste distinto a ellos y por eso te salvé…-Taemin destrozado volvió a mirar al que creía que era su padre y que estaba a punto de revelarle el lado más oscuro de su pasado…aquel que Taemin había borrado-…tú quizás no lo recuerdes…eras muy pequeño…pero, tu padre luchó valeroso, luchó por su familia…por ti…por su mujer, tu madre…yo…la amaba profundamente…nunca debió elegir irse con él…conmigo lo habría tenido todo pero…su elección fue su perdición…y finalmente…no tuve más elección y acabé con los dos…mi misión era exterminar a todos los de la casta del dragón…pero entonces…cuando te vi…tan pequeño…podría haberte matado en cuestión de segundos pero…tu mirada…aquella mirada llena de luz y tinieblas a la vez…inmediatamente supe que debías ser mío….eras hijo de Lana…y después de todo tu vida me pertenecía…así que te crié…y te convertí en mi heredero legítimo…en el que algún día sería el jefe de la casta del tigre…el que ocuparía mi puesto y dominaría todo….pues para entonces, nuestra gran obra ya estaría acabada…todas las castas habrían sido destruidas o doblegadas…ese día ya está muy cerca Taemin…y juntos lo veremos…

Taemin sentía más que nunca su corazón…este gritaba rabioso, gritaba por la venganza…por el sufrimiento…por Hana…por sus amigos…por su familia…por la justicia…

-No…-la voz de Taemin desprendía un fuerte veneno…Kwangsu se giró y sonrió malicioso. Taemin volvió a gritar rabioso y las cadenas chirriaron a punto de romperse. Kwangsu palideció levemente y retrocedió, sus pies se llenaron de sangre…

***********************************

Hacía viento…y sentía que me arrastraba, que flotaba, que mi cuerpo ya no pesaba…

Mientras me sentía caer como una hoja, al mismo tiempo mi mente comenzaba a hacerse preguntas y descubrí que ya no había dolor…ni tristeza…tan solo viento y aire…aire en mis pulmones y dentro de mi pelo…

No sentía nada más…

Estaba cayendo, pero entonces, la caída pronto cesó. Mi cuerpo acurrucado estaba sobre un suelo húmedo y lleno de olorosa hierba…abrí los ojos lentamente y para mi sorpresa la oscuridad había desaparecido…estaba rodeada de niebla gris y blanca…eran como nubes sin haberse formado completamente…pero estaba en una especie de extenso terreno…no había montañas…ni árboles…tan sólo aquella niebla y…

Un fuerte rugido acompañado de un fuerte viento me hizo tambalearme y agacharme asustada. Algo en el cielo había pasado sobre mi cabeza. Tenía mucho miedo…me sentía vacía pero con un mal presentimiento…sentía que estaba perdida…y no me equivocaba.

Cuando sentí que volvía a estar a salvo alcé la vista pero entonces me di cuenta de que no estaba sola…a pocos pasos, tres figuras oscuras comenzaron a dibujarse entre la nieblas hasta que finalmente tuvieron rostros perfectamente reconocibles para mi…

Casi grité.

Pero al final lo único que pude hacer fue levantarme temerosa, incrédula…aquello no podía estar ocurriendo…¿o si…?

Di un paso, y otro más…cada vez podía verla mejor…

-¿Anny?- la llamé entonces sintiendo que mis ojos se empañaban de lágrimas.

-Hana…-me sonrió alegre. Si, era ella sin duda. Comencé a correr ansiosa por abrazarla y en cuanto lo conseguí suspiré sintiendo que el pecho se me volvía a llenar de aquella extraña sensación llamaba felicidad.

-Dios mio….no sabes cuanto…

-Lo sé…pero ya estoy aquí…no llores anda..que te pones muy fea tonta…-bromeó con los labios contra mi pelo. Rei entre lágrimas, sintiendo que apenas podía respirar, que el rostro me ardía, que no podía controlar mis temblores…pero entonces recordé que allí no solo estaba Anny…

Cuando volví a abrir los ojos vi entonces la hermosa figura de mi madre…estaba ataviada de rojo, un vestido que una vez vi en una foto suya que estaba rota por la mitad…cortando la parte en la que debía estar mi padre…aunque nunca volví a ver esa otra mitad, siempre recordé el rostro de mi padre y la bonita corbata verde que llevaba…

Mi madre me sonrió…estaba radiante…se la veía más joven..feliz…y no tardé en descubrir la razón…

Mi padre estaba allí también…

Anny se había apartado a un lado aun sonriente, yo clavé mis ojos en mi padre quien me sonreía tranquilo.

-Hola Hana…-pude descubrir que su voz era igual que la que en mis sueños y mejores recuerdos…Desconsolada avancé entre lágrimas…mi madre me esperaba con los brazos abiertos y no dudé en llenarlos. Mi padre no tardó en completar aquel abrazo…

Hacía mucho tiempo que yo no lloraba así…al menos no desde que tenía 5 años…ya no quería controlarme…me sentía feliz. Había pasado tanto tiempo y tantas cosas…necesitaba vaciarme de todo aquel dolor…y lo hice. De nuevo un fuerte rugido y grandes rafagas de viento pasaron sobre nuestras cabezas, esta vez si pude ver algo, miré hacia el cielo y entre las nubes vi una alargada y negra sombra planear e iluminar a ratos las densas nubes.

-Mama…¿qué es eso?! me da miedo…-jadeé hundiendo mi rostro en su cálido y dulce pecho. Mi madre sonrió y me acarició la cabeza. Anny estaba allí, también me abrazaba desde la espalda.

-Es el gran dragón…el símbolo de nuestra familia Hana…puede que debería haberte contado esto hace mucho tiempo pero…tu padre y yo intentamos huir de nuestro pasado y renunciar a nuestra verdadera identidad…pero…el destino quiso que al final le hiciéramos frente de una forma u otra y tu ahora…debes conocerla…

Volví a mirarla sin comprender, y encontré en sus ojos todas las respuestas…

-Nuestra familia pertenece a una de las más viejas castas…pero con el tiempo…se dividió por culpa de la terrible casta del tigre…tu padre y yo teníamos mucho miedo…no queríamos que tu vivieras todo aquello…y huímos…pero tu padre al final…le encontraron…y cayó a manos de los secuaces de Kwangsu…

-Nunca…imagine que…no puedo creerlo…la casta del dragón….ahora muchas cosas tienen sentido…tus cuentos…

-Si…aunque tu madre no quería que supieras nada de nuestro pasado yo…no pude contenerme y…de una forma sutil…te enseñé parte del pasado de tus antepasados…ellos también están aquí…y al igual que nosotros…están muy orgullosos de ti Hana…

Un fuerte viento nos sacudió a ambos que permaneciendo un rato fuertemente abrazados conseguimos mantenernos en pie y al finalizar este, mi padre sonriente miró hacia un lado y entonces yo seguí su mirada hasta reconocer nuevas figuras…

El dragón del que me había hablado mi madre estaba allí, delante de mis ojos, gigantesco y hermoso…majestuoso…una terrible emoción llenó mi pecho…porque junto a él estaba la princesa que mil veces había imaginado cómo sería…Ella debía entonces de tratarse de una lejana tatarabuela…jóven y muy hermosa me sonrió radiante a modo de saludo.

Me giré hacia mis padres y los abracé con fuerza mientras apretaba los párpados y nuevas lágrimas salían de entre ellos llenas de miedo y fuerza.

-Decidme que esto no es un sueño! decidme que esto es verdad! por favor!- lloré abrazando desesperada a mi madre especialmente y sintiéndome envuelta por los brazos de mi padre y Anny.

-No…no lo es mi niña…pero…debes saber algo muy importante…aún tienes tiempo…esto no puede acabar así…aún puedes cambiar tu futuro…tranquila…nos volveremos a ver muy pronto…ya lo verás…nosotros estaremos aquí siempre esperándote…

Sus voces sonaban dentro de mi cabeza, en mis oídos…en mi corazón…ellos siempre estarían allí…

-Os quiero mucho…mucho…-lloré una última vez…

Mi familia me abrazó con fuerza y entonces sentí que de nuevo el viento se levantaba con fuerza, que volvía a dejar de pensar y alcé la vista sabiendo lo que debía hacer…

Sabiendo cuál era mi misión ahora.

El dragón había alzado el vuelo, estaba sobre nosotros de nuevo, y su caliente aliento llenó mi garganta y envolvió mi cuerpo en llamas azules…

Ya no había oscuridad…tan solo luz…tan solo fuerza y vida…

Era el momento de luchar.

**************************************

Taemin había roto las cadenas y libre de nuevo luchaba por recuperar su arma. Los guerreros de su padre, estudiantes de diversas edades pero todos adultos ya luchaban ciegos…ciegos por la sangre que les había dado a beber Kwangsu. Uno a uno Taemin los derribó usando sus propias armas o rompiendo sus cuellos con las mismas cadenas que lo habían retenido minutos antes…Taemin era invencible ahora…era el más poderoso ninja que existía..y no se debía a la magia negra o a los rituales sangrientos aprendidos…sino a la fuerza más poderosas de todas…la del amor… su amor por Hana…su amor por sus amigos…por su familia…Taemin los vengaría a todos…acabaría con aquel impostor…aquel farsante…aquel ser lleno de sucias mentiras…

Taemin saltó sobre él y aunque Kwangsu era fuerte y experimentado, su pupilo lo era aún más…

-No entiendo cómo pude…llamarte padre…cómo pude seguir tus pasos…no fui más que una marioneta…cree enemigos donde no los había…me inculcaste un pensamiento que no era el mío…cómo pudiste…CÓMO?!!!-Taemin fuera de si tenía sujeto a Kwangsu del cuello y mientras hablaba…aquella distracción que acaba de explotar había sido suficiente para que Minho y Onew se liberaran y mataran a sus opresores.

Una cruenta batalla había empezado y Key arrastró consigo a Jonghyun a una de las esquinas donde había un pequeño armario. Entre lágrimas y con trémulos dedos había cogido un pequeño tarro de color tierra…lo abrió y su contenido lo vertió entre los labios de Jonghyun….Key entonces comenzó a rezar…

Taemin golpeó con fuerza a Kwangsu, reventó su boca, lo hizo sangrar, le partió todos los músculos que pudo y una vez hizo esto, levantó el cuerpo de Kwangsu y lo tiró contra la pared, cogió la navaja del dragón y la clavó en su hombro para dejarlo allí clavado. Taemin entonces recuperó su arma y cuando volvió a avanzar hacia Kwangsu, pudo ver en sus ojos un miedo terrible…estos estaban fijos en un punto a sus espaldas…

De repente un fuerte viento llenó el lugar. Key y los chicos alzaron la vista, Taemin se giró levemente y vio cómo de entre las láminas del suelo un pequeño torbellino azulado comenzaba a surgir y removía el pelo de Hana que seguía tumbada de lado. Taemin abriendo mucho los ojos entonces dejó de respirar cuando apreció cierto movimiento en los hombros y manos de Hana…

Se estaba incorporando lentamente…

Y Kwangsu ante esto temblaba completamente aterrado…

-No…no puede ser…es imposible…ella debería estar…

Hana se había levantado. Su cuello abierto aún sangraba, pero cada vez menos. Con las ropas hechas jirones y movidas por el aire, avanzó seguida de aquel espíritu del dragón que se mostró media parte de su cuerpo dejando la otra mitad borrosa, etérea…

Los chicos quedaron petrificados, la miraban sobrecogidos.

Hana había resucitado y ahora tenía la mirada fija en Kwangsu. Cuando llegó hasta Taemin, este la miró tembloroso y pudo ver en su mirada una brillante seguridad y sobre todo la verdad.

-Apártate Taemin…yo soy la que debe hacerlo…

Taemin soltó su arma y se apartó por orden de Hana y ésta con semblante serio, extrajo la navaja del hombro de Kwangsu,y la alzó, dispuesta a acabar con la fuente de todo mal y dolor. El espíritu del dragón entonces se alzó sobre ella y cuando el arma cayó sobre el pecho de Kwangsu, el dragón abriendo sus fauces escupió fuego y atravesó el cuerpo de Kwangsu haciendo que este entrara en combustión.

Hana quedó de pie, vio como Kwangsu gritaba de horror y dolor y moría consumido por las llamas y la herida mortal…

El lugar pronto quedó en silencio. Los guerreros de Kwangsu que quedaban con vida habían huido y un gran número de cuerpos llenaban de sangre el suelo. Minho ayudó a Onew a levantarse. Anduvieron todavía sin poder creer que Hana estaba allí entre ellos, de pie…

Taemin y ella se miraron entonces. Hana entrecerró los ojos y perdió el equilibrio. Taemin rápidamente la cogió en brazos y poco a poco se agachó para tumbarla en el suelo sosteniendola entre sus brazos.

-Hana…-Taemin la llamó asustado. No sabía si todo aquello había sido una alucinación o si su amiga realmente estaba moribunda y le quedaba poco para marcharse definitivamente. Con cariño acarició su pelo, lo apartó de su cuello y escuchó su voz…

-Taemin…¿todo ha terminado verdad?-Taemin sonrió al ver que la herida estaba cerrada, que Hana respiraba con normalidad, que su corazón latía tan rápido como el suyo…

-Si…todo ha terminado…se acabó…

Key que había estado mirando la escena atónito notó cierto movimiento sobre sus rodillas y nervioso se giró para mirar a Jonghyun. Nuevas lágrimas llenaron su rostro, pero esta vez de alegría…

-Hola…-sonrió con dificultad Jonghyun aun sintiendo cierto dolor en los costados. Key se rió llorando aún.

-Hola…-sorbió su nariz. Lo había conseguido…había conseguido hacer el conjuro bien…había salvado a Jonghyun. Después de todo no era tan mal brujo…

Los amigos se reunieron y en muy poco tiempo todos ya habían salido al exterior para respirar el aire de la noche que en aquella ocasión les supo distinto, porque aquel no era un aire cualquiera,porque aquella brisa que llenó sus pechos entonces se trataba del aire que uno respira cuando recupera por fin su ansiada libertad.

Todo había acabado al fin.

**********************************************

All myself to you (8)

Era un día nublado. Un día que para muchos sería triste y que para otros como yo, un motivo para sentir dolor de cabeza. Pero todo había cambiado y para mi los días nublados también…

Aquel día debería ser triste pero sin embargo yo no sentía tristeza, quizás añoranza, quizás cierto vacío pero…ya no había tristeza…

Estábamos todos reunidos frente a las lápidas de nuestros padres que después de la muerte habían vuelto a reunirse y ahora sus hijos, nosotros, volvíamos a reunirnos frente a ellos…

Nunca imaginé que Taemin y yo pudiéramos tener la misma sangre pero así lo era, eramos primos, nuestros padres eran hermanos y aquellos nos convertía en familia…

La familia…por fin toda reunida…

Yo estaba arrodillada sobre la fresca y húmeda hierba y recé, recé por la familia, por su ayuda, y recé por el dragón…

Un suave viento se levantó y me hizo abrir los ojos y mirar una última vez la lápida de mi madre.

Cuando me levanté y sacudí mis rodillas llenas de tierra, la cálida mano de Taemin estaba allí para reconfortarme. Le sonreí suavemente. Y cuando miré más allá, a lo lejos me pareció ver a mis padres, acompañados de Anny y la princesa…pero pronto dejé de verlos al notar que los ojos se me secaban y necesitaba cerrarlos.

Cuando volvía a abrirlos ya no estaban…pero aunque no pudiera verlos, sonreí feliz porque sabía que siempre estarían con nosotros…que el dragón estaba en el viento…y que ahora su aliento había revivido mi corazón.

Todavía podía imaginar sus voces diciéndome:

-Sigue adelante…aún te quedan muchas cosas por vivir Hana…sé feliz.

La voz de mi madre sonaba clara en mi mente. Quizás no eran imaginaciones mías…quizás era un último recuerdo…pero yo no podía saberlo con seguridad…mi cabeza aún estaba algo desordenada, aún había cosas que me costaban recordar…aún necesitaba descansar…

Ya habían pasado varias semanas y las heridas aún estaban ahí…pero…

ya no estaba sola.

Me giré y vi a Key y Jonghyun de la mano; y a Onew acercándose.

Taemin retrocedió para dejarle sitio y lo rodeé con mis brazos.

Miré a Taemin y vi que este estaba muy cerca de Minho y este acariciaba su cabeza. Sonreí feliz. Todos habíamos encontrado a alguien…

Ya nunca más volveríamos a sentirnos solos…nunca más…

Nunca más volveríamos a sentir miedo…

Después de la oscuridad y de la muerte, ya todo terminó…ya podíamos vivir en paz.

FIN

 
7 Comments

Posted by on 24/07/2012 in FAN-FICTION, Masked Love [SHINee]

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

7 responses to ““Masked Love”, capítulo 6 (La sangre del enemigo)

  1. Nathaly

    25/07/2012 at 01:30

    T^T no puedo creer que haya terminado!!! esta historia desde que comence a leerla me gusto!!!! ame el final!! bueno… a pesar de que no me gustan los finales abiertos… jejeje pero bueeeenooo… jijiji y pòooos eso😄 unni fighting! amo tus fanfiction!

     
    • Sensei

      25/07/2012 at 01:50

      je ^^ si…terminó…TT_TT pero bueno!!! lo breve dos veces bueno no?😛

      Muchas gracias por comentar Nathaly, me alegro mucho de que te gustara :DD

      eso! FIGHTIINGGGggg!

      NOTA: oye! porque dices lo de final abierto? tan abierto no es.. no? :S

       
  2. Ino

    25/07/2012 at 05:44

    Buenas tardes queridas coterraneas. punto.

    es mi deber informarles que eh leido y completamente el capitulo final. punto.

    y que en este momento me dispongo a comentarlo. punto.

    y hay Dio mio eto que jue? io no me eh podio creé se ah acabo eto y yo eh queao vacia como con una estraña senjacion. io no comprendo eto que é!!!

    no, ya hablando con mi tono de voz normal. *hay si hablando pendeja!!! estas escribiendo* (no importa)
    es ciero lo que decia con mi voz de jamaiquina😀 esa sensaion de cuando se te acaba una historia y no sabes que hacer? pero que la verdad te gusta mucho y que tal vez la vuelvas a leer. …*suspira*

    y mientra me como los tomates de guiso de mañana me dispongo a comentarles lo que me ah parejio el capitulo (anda que se me escapa otra vez el hablado jamaiquino (?)

    y bueno resulta que estube todo el tiempo prendida de la mesa, yo sabia que ese “papa” de taemin olia a gato muerto (ccomo dice mi abuela) la forma de describirlo todo de verdad me atrapo mucho, demasiado diria yo, es que mi papa se asomo y de cosa no tengo una katana porque si no, jum…….😄

    y key en esa posicion con los hilos realmente me dio pavor, me piloerecte del susto :S y jong que en este fic si que estubo bien pasivo, no se le quita que se le tenia su cariño.

    y ahora que recuerdo!!! COndenada!!! me habias dicho que esto era un drama!! yo me crei que habias matado de verdad a Hana ¬¬ ya estaba resignada!!! ¬¬. por suerte la dejaste viva, no me gusta que maten al protagonista….😄

    y bueno al fin, ya lo habia predicho yo! esa historia del dragon tenia algo que ver😀 ajajjajajajajajja nega jail jal naga ♪♫ pero taemin y Hana primos? wtf? ajajj yo creia que eran hermanos😄

    y bueno el final, me gusto mucho mucho mucho, quien imaginaria que al final los tigres serian los malos :S

    felicitaciones por terminar la historia, muy buena la verdad

    beshitos. :*

     
  3. Kate

    26/07/2012 at 00:23

    Hola, bueno primero !Yo estaba segura de que habia terminado en el capitulo 5!.
    Pero es una grata sorpresa tener otro capitulo , que sinceramente estuvo super bueno, hubo momentos en que casi muero de intriga (como cuando capturaron a Hana), y otros muy sorprendentes y magicos , sinceramente me gusto como ideaste su “cielo” , me gusto mucho tambien los detalles fantasticos de la historia (las castas, las leyendas).
    Este fue el primer fanfic tuyo que lei, ( y mi impresora quedo sin tinta despues de imprimir los cincocapitulos juntos XD), pero reafirmo en que tienes una imaginación única para narrar. Muchas gracias por escribirlo =).

    Saludos a la distancia.

    PD. Muchas energías de imaginación y creatividad para ti y que pases o hayas pasado unas buenas vacaciones.

     
  4. jackielyn1

    26/07/2012 at 19:10

    Waaa… se acabo… me dormi hasta la una de la mañana por estar leyendo (bueno es que de tanta cosa que leia anoche, dije para cerrar la noche con broche de oro)… genial, maravilloso… e impactante… ^^
    ok, solo decir que es genial… sigue asi,😀

     
  5. Liz

    28/07/2012 at 19:34

    Vale aquí mi coment, nuevamente tarde pero bueeno xD

    Diosss, FINAL?? FINAL?? FINAAL???? Hahahanuuuuuuuuu, yo no quería que acabará xDDD –jejeje bonita manera de comenzar con mi coment, si pues ME QUEJO!-

    Vale, vale me has agarrado desprevenida pues. Es que este epi a estado a muerte, ayayay, me ha encantado TODO XDDD. XDDD Un poco mas y no la cuento, leía, leía y leía, y dijeee “NOOOO, HAY QUE ESTAR PREPARADO PARA LO PEOR”.
    Dios y menos mal que no escuche TheKill o A Beautiful Lie de 30 SecondsToMars –mátameSensei, no lo hice- pero con justa razón, si lo hacía de seguro que se me paraba el corazón y no lo leía hasta la semana prox. –Si pues, son bien sensible con estas cosas. Ahora se, que Sensei puede matarme leyendo sus fics, a prevenir se ha dicho- Y tu bieeen que querías que escucharamos las canciones mientras leyedamos para así darme el susto de mi vida xDDD. Pero nuuu, me basta con leer tus fics, porque yo ME LO CREO TODO, sin necesidad de poner music de fondo pues, porque si lo hago de seguro me volvería loca de verdad, por momentos ya estaba alucinando y pensando que estaba mirando una peli de suspenso, PERO NO ES UNA PELI, ES UN FICCCC!!!!! Abuuuusniffsnifff –Quiero movieeeee de MASKED LOVEEE >33<

     
    • Liz

      28/07/2012 at 19:37

      WordPresss maldito, como se atreve a cortarme el coment, cuando va a ser de seguro el último que escriba de MASKED LOVEEEE T_____T Sniff sniff

      Ahora si continúo xDD: ^^

      Este capítulo –o final *sigue molesta*- en si fue bastante INTENSO, que lo irreal por poco traspasa la ficción O.o. Por ejemplo cuando Taemin le confiesa a Hana que estuvo a punto de matar a Key, pero que sin embargo no lo hizo, entonces ella lo apoyó en su regazo y ohhhh AME ESA ESCENA, fue tan linda y emotiva la manera en como se sentía Taemin, en lo confundido que estaba, y como Hana lo consolaba, pues si, Taemin era buena persona, por eso no lo había matado [T___T, abuuuuu soy mala leyendo estas cosas]
      Pero no, después de semejante momento. Tenía que venir THE BEST!! ….jejeje, y no me refiero a lo de Hana y Onew. Pero luego cuando SE LA RAPTAN A HANA!!!nooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Y luego cuando Tae Min Min Ho y Onew unen fuerzas para salvar a Hana, dejando atrás las traiciones y demás. Ainsss ahí es cuando su amistad pudo más. ME ENCANTÓ ESA PARTE
      DIIOOSSSSSSSS y luego cuando Kwangsu mata a Hana, pero luego esta RESUCITA, Ayyyymadreeeee, ahí si que me iba a dar un cataplum.
      Jo… y luego cuando Hana toda resucitada aniquila a Kwangsu con sus propias manos yo grite REVENGEEEEE!!!!!!!!!!!!!! MUAJAJAJA, todo el daño que hizo ese hombre lo tenía que pagar, YEAHHHHHHHH xDDDD. UHmmm me encantó la manera en como “la pequeña Hana” que alguna vez fue actuó de la manera mas escalofriante y atemorizante posible. [Encarguito: Sensei tienes dibujar esa escena PLEASEEEEEEEEEEEE] Una nueva Hana había nacido como ella misma lo había dicho, ESA ES DE LEJOS MI PARTE FAVORITA DEL FIC, ME FASCINÓ ME ENCANTO UN MILLLONNNN DE VECES, Y NO SE CUANTAS VECES MAS LA LEÍ PERO NO ME CANSO!!!
      De ahí el resto fue meramente genial, la manera en la que lo finalizaste, fue correcto, pese a que no me gustó que terminara tan pronto, hay que admitir que fue una final para cortarse las venas realmente.
      Me quedo con estas palabras finalizadas, me llegaron bastante…
      “Ya nunca más volveríamos a sentirnos solos…nunca más…
      Nunca más volveríamos a sentir miedo…
      Después de la oscuridad y de la muerte, ya todo terminó…ya podíamos vivir en paz.”

      Por otra parte, ahora comprendo porque Taemin tenía una atracción especial hacia Hana, y me gustó como lo manejaste, más allá de ser un amor imposible. Pues ambos llebavan la misma sangre en sus venas, y por eso tenía todo ese deseo de estar a su lado, de protegerla. Y ahí lo entendí todo. Fue genial que al final todos encontrarán a alguien [Key a Jong Hyun, Hana a Onew, Taemin a Min Ho –AMOOO A TODAS LAS PAREJAS-] Y como Hana mismo lo dice, ya todo había terminado, después de la oscuridad y de la muerte, ya podían vivir en paz. T____T [Abuuuu…quería llloraaarrr]

      GRAN FANFIC SENSEI, CONGRATULATIONSSS, TE LO MERECES, REALMENTE ESPERO QUE ESTE FI TRASPASE FRONTERAS, PUES ABARCA TEMAS TAN IMPORTANTES COMO FASCINANTES Y TU MANERA DE ESCRIBIRLO Y DE TRASNMITIRLO ES MERAMENTE INCREIBLE, INTENSO Y ESTUPENDO. [-Mi favoriteficjejejexDD -Tenía que decirlo, he aprendido bastante, y lo que no… pues me ha servido mucho, me llegaste con MASKED LOVE-

      PD: Quiero epilogoooo>3<

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: