RSS
Gallery

“Airplanes” (B2st oneshot)

09 Jun
“Airplanes” (B2st oneshot)

HELLO!! Aquí está Sensei que os trae una historia que surgió de la forma más inesperada… Estaba viendo una peli antigua… y una escena que vi me inspiró… La verdad es que no terminé de ver la peli… Me fui corriendo al ordenador, seguí pensando en la escenas y entonces me acordé de esta bonita canción🙂

Airplanes, de BoB y Hayley Williams =^^=

¡Me encanta!😀

Es muy tierna y como… si estuviera llena de sueños y esperanzas…*O* (creo que de eso va la letra xD)

Este fanfic la verdad es que siento que va a ser especial por varias razones y una de ellas es que va a ser la primera vez que introduzca un personaje inspirado en un cantante no asiático :O!!! (ahora es cuando todos dicen: OOOOOOOOHHH XD) jejeje, y bueno estoy nerviosa por saber vuestra reacción y si este fic será del gusto de todas…  La verdad es que eso es completamente secundario, lo principal es que quiero mostraros y enseñaros cosas mediante estas historias cortas ^^

Así que… ENJOY FIRST AND COMMENT AFTER!!

Luv U!❤

Sensei

Lo importante no es volar alto, sino hacerlo acompañado.

Mirar libros era para Hayley una más de sus grandes pasiones, aparte de la música, bailar y viajar. Hayley los miraba y los tocaba, y si nadie estaba mirando incluso se los acercaba disimuladamente a la nariz para olerlos… Aquel olor a nuevo era maravilloso… Hayley hojeó varios hasta que finalmente encontró uno que le llamó bastante la atención. Su título era: Balada de Caín.

Hayley entonces notó que unos pequeños ojos la miraban desconfiados: eran los del mismísimo propietario de la tienda quien ya hacía rato la observaba cómo iba de un lado para otro olisqueando libros. Hayley sonrió avergonzada pero el hombre no lo hizo. Y sintiendo que un cálido rubor tiznaba sus mejillas cada vez con más intensidad la joven compró el libro y unas chocolatinas. Al salir se sintió mucho mejor, respiró hondo y anduvo más rápido para dejar atrás lo antes posible aquella tienda Relay y aquel recuerdo tan bochornoso.

El aeropuerto de su tierra natal se abría ante sus ojos, grande y lleno de voces, ruidos, colores y olores. A Hayley de repente le entró hambre. A su izquierda divisó un restaurante de comida rápida. No lo dudó ni un segundo.

Tras soltar su mochila a un lado entre sus pies, comenzó a devorar desesperada una hamburguesa de queso acompañada de una fría coca-cola gigante.

Tragaba, engullía, bebía y Hayley al terminar su almuerzo sintió cómo una serena sensación de plenitud llenaba su estómago y su pecho. Se había quedado satisfecha y aún quedaba una hora para embarcar por lo que decidió comenzar su lectura.

Mientras leía ensimismada, la joven pelirroja no se percató de unos rasgados ojos que la miraban muy de cerca. Eran los de un joven que pulcramente trajeado estaba sentado a su lado en la barra, pero él no estaba almorzando: simplemente se había pedido una coca-cola también. Una vez esta fue servida, pudo disfrutar de unos primeros sorbos de la refrescante bebida.

-Buena elección de lectura – le dijo el joven con tono suave y amigable. Hayley dejó de leer, sus sentidos acababan de informarle de que no estaba tan sola como ella creía. Hayley lentamente giró el rostro para encontrarse con un joven y apuesto asiático.

-Oh… No sé… Acabo de comprarlo y… de momento está bien… jeje… – sonrió educada. El joven se giró para estar de frente a ella y también le sonrió amistoso. Hayley no pudo evitar sonreír aún más.

-Me llamo Junhyung, encantado – el joven le estaba tendiendo la mano de repente. Hayley con cierta timidez sonrió y le estrechó la mano con suavidad. Aquel muchacho sin mayor preámbulo comenzó a hablarle sobre el autor del libro y sobre su opinión acerca de la temática. Hayley estaba sorprendida de que aquel chico le diera conversación pero aún así lo escuchó con atención y sin darse cuenta en muy poco tiempo entablaron una amena charla sobre gustos, religión y profesiones… – ¿Entonces eres cantante? – preguntó interesado Junhyung al poco rato de conocerse un poco mejor ambos.

-Sí, bueno, tengo una banda y… estamos empezando… Hace poco terminamos nuestra primera gira y… bueno… ahora con las vacaciones entre todos decidimos elegir un destino diferente… La verdad es que fue muy gracioso porque cogimos una bola del mundo le dimos vueltas y donde cayera el dedo era donde teníamos que ir, jeje, y bueno aquí estoy – sonrió Hayley.

-Vaya… Qué interesante forma de planear las vacaciones, jajaja – los dos rieron animados hasta que un silencio poco a poco se abrió entre ambos. Hayley no le miraba directamente, miraba el libro que aún estaba entre sus manos. Junhyung terminó de beber del vaso de plástico y miró su reloj. Fue entonces cuando desde los techos surgió una voz femenina que anunció que el vuelo con destino al aeropuerto de Seul estaba a punto de embarcar.

-¡Oh, ese es mi vuelo! – afirmó el joven piloto. Hayley lo miró sorprendida.

-¡El mío también! – sonrió incrédula. Ambos volvieron a reír y comenzaron a dirigirse juntos hacia la puerta de embarque hasta quedar a pocos metros de ella.

-Bueno, ha sido un placer conocerte Hayley… – se miraron un rato y Junhyung acercándose un poco, sabía que no tenía mas remedio que despedirse, aunque por dentro no deseara hacerlo – Y… bueno, ahora debo darme prisa… que sin mí el avión no despega jeje – sonrió divertido pero pronto su sonrisa se suavizó – …Así que… si tal… podríamos seguir charlando después… cuando volvamos a estar en tierra… Bueno, si tienes tiempo, claro…

-Oh sí, sin problemas… – Hayley sonrió alegre.

-Ok, pues… Nos vemos luego… Ciao – Junhyung se despidió con una sincera sonrisa y muy alegre se giró llevando consigo su pequeña maleta de ruedas tras de sí. Hayley avanzó con su mochila en un hombro viendo como Junhyung llegaba a la puerta de embarque, saludaba a las azafatas y era el primero en pasar. Hayley sonrió sin poder creerse lo que acababa de ocurrirle.

————————-

Tras saludar a todas sus hermosas y esbeltas compañeras de vuelo, Junhyung entró en la cabina de control donde le esperaba su mejor amigo y copiloto del avión, Dongwoon.

-¡Hey, campeón! ¿Cómo va eso? Espero que vengas con las pilas bien cargadas, porque nos espera un laaargo viaje, ¿eh? – le dijo su amigo sonriente como siempre. Junhyung se rió contento y se sentó preparando su lugar de maniobras.

-¡Pues sí! ¡Sí que vengo con las pilas bien cargadas, creo que tanto que hoy vengo preparado para cualquier cosa! ¡Como si hacemos el viaje de ida y vuelta seguidos sin descanso alguno! – Dongwoon ante aquellas palabras tan eufóricas lo miró sonriente pero con las cejas fruncidas.

-Jaja ¿Y ese buen humor que traes hoy? Normalmente no vienes tan enérgico… ¿Alguna buena noticia que yo no sepa? – Dongwoon alzó una ceja y sonrió curioso.

-Pues sí… La verdad es que… acabo de conocer a la chica más guapa que he visto jamás… Es más, está en este mismo avión – Junhyung le sonrió y se mordió el labio inferior mientras se acomodaba y comenzaba a preparar los pasos a seguir a continuación. Dongwoon abrió la boca sorprendido y se rió divertido.

-¡Vaya! Con que te has fijado en alguien y nada menos que una pasajera… Y oye ¡¡¿cómo fue eso?!! – Dongwoon realmente interesado no le quitaba ojo de encima. Junhyung lo miraba a ratos mientras encendía algunos botones.

-Bueno… Nos encontramos en la cafetería y… hablamos y tal… Seguramente cuando lleguemos a Corea le pediré una cita… Es tan linda… Es perfecta para mí… Tienes que conocerla, Dongwoon – Junhyung comenzó a mirar a la nada, con una gran sonrisa de embobado.

-¡¡Vaya!! Sí que te ha dado fuerte ¿eh? Bueno, yo me alegro mucho por ti, jajajA, pero ahora te quiero concentrado ¿eh? – Dongwoon se acomodó y agarró los mandos del avión – ¿Qué, arrancamos esto o no?

-Venga – Junhyung le guiñó un ojo y cogió el comunicador que estaba conectado al resto del avión. Dongwoon empezó a conducir el avión por la pista, mientras Junhyung daba el rutinario mensaje de bienvenida y a comentaba cómo sería el futuro vuelo y qué tiempo los pasajeros encontrarían en Corea del Sur.

Hayley al instante pudo reconocer su voz y sonrió impaciente. El paisaje se movía por la ventana, el avión empezaba a avanzar cada vez más rápido. Hayley respiró hondo, una nueva aventura en su vida comenzaba… Y con grandes expectativas además… Hayley se moría de ganas de llegar a Corea del Sur.

—————————————–

Ya era noche cerrada, y apenas había movimiento en el aeropuerto a aquellas horas. Realmente era una hora tranquila y Hayley empezaba a preocuparse de que Junhyung se hubiera olvidado de ella. Aún no había aparecido y ya todos los pasajeros habían salido. Ambos habían quedado en verse a la salida… No debería tardar tanto en salir, pensó ella. Hayley escuchó entonces unas risas a sus espaldas. Se giró sobre aquel bando de tantos vacíos que había y vio salir a las azafatas y justo detrás de ellas a dos hombres trajeados que debían ser los pilotos… Hayley rápidamente reconoció a uno de ellos, a Junhyung, quien nada más dar unos pocos pasos muy sonriente alzó la vista y la miró. Hayley se levantó un tanto agitada y sonriente y esperó a que Junhyung llegara a su encuentro, pero este no fue solo: a su lado le acompañaba su compañero también.

-Hola de nuevo… Perdona que haya tardado en salir pero siempre hay cosas que hacer, papeleo y equipaje… y esas cosas, ya te podrás imaginar jeje, ¿Qué tal el vuelo? – preguntó atento Junhyung.

-Bien, bien… Pude dormir así que se me hizo menos tedioso de lo que esperaba, jeje… – Hayley entonces reparó en el compañero de Junhyung el cual la miraba fijamente y con un rostro completamente sorprendido donde no tardó en formarse una gran sonrisa de emoción.

-Tú… ¿Tú eres Hayley Williams cierto? ¡La cantante de Paramore!… – afirmó Dongwoon incrédulo de tener delante de sí a una de sus cantantes favoritas. Junhyung rápidamente lo miró con la frente fruncida, sin comprender… ¿Su amigo ya la conocía?

-Eh sí, soy yo… – Hayley se sintió abrumada entonces, no esperaba ser reconocida a aquellas alturas de su carrera musical que nada mas acababa de despegar.

-Oh perdona, yo soy Dongwoon, encantado – sonrió feliz el joven también finamente trajeado con su uniforme de piloto. Su pelo era moreno y corto dejando un irregular flequillo perfectamente recortado; Hayley lo escuchó sorprendida – Me encantan tus canciones, hace un mes que encontré All I wanted y me encantó tu voz así que seguí buscando y bueno… puedo decir que soy un gran fan de tu música, jeje – Dongwoon sentía cierta vergüenza al admitir todo aquello, y más después de mirar al sorprendido y empezando a estar molesto Junhyung. Dongwoon contrajo el rostro preocupado – No me digas que tú no la conocías…

-Bueno, será mejor que nos vayamos ya – Junhyung prefirió evitar la evidente y negativa respuesta a aquella pregunta, y despidiéndose de Dongwoon de una forma un tanto airada se marchó guiando a Hayley hasta la parada de taxi. Dongwoon los despidió con la mano y sonrió contento de ver a su amigo tan animado y tan bien acompañado… No podía negar que en el fondo le envidiaba, pero era su amigo, por lo que Dongwoon no podía hacer otra cosa que alegrarse por él.

——————————————–

Todo parecía ir demasiado rápido, y otras veces demasiado lento… Hayley por fin en el hotel, descansaba de las maletas, del peso de su guitarra a la espalda y del sudor del viaje. Tras una ducha rápida en aquel lujoso plato de ducha cogió lo primero que encontró en la maleta, se maquilló ligeramente, se peinó y alisó el pelo y al bajar al recibidor del hotel. Tal como habían acordado allí estaba Junhyung esperándola en la lujosa entrada de puertas doradas.

Hayley ahora se arrepentía de no haberse arreglado mucho, ya que Junhyung si lo había hecho: este lucía un fino jersey ajustado de color gris y unos pantalones negros brillantes a conjunto con la chaqueta doblada en uno de sus brazos. Hayley llevaba vaqueros y una camiseta bonita y fina de color rosa apagado. Hayley se miró en uno de los espejos y agradeció que al menos su pelo aquel día había decidido no ser rebelde y estaba bien alisado y peinado. Ambos sonrieron tímidos al volver a encontrarse en aquellas circunstancias y con un gesto de la cabeza Junhyung la invitó a dar una vuelta.

-¿Vamos? – Hayley le sonrió y salieron al encuentro de la fresca noche.

Durante dos horas Hayley y Junhyung pasearon por las calles de la gran ciudad que iluminada y llena de color engañaba a la luna y parecía que el día era inmortal y que la actividad, las risas y la música no tenían fin. Hayley y Junhyung dieron una vuelta y pasaron por varios locales de karaoke y tras pedir para llevar tempura de verduras y empanadillas coreanas, los jóvenes llegaron a un parque donde cenaron bajo la luz de las farolas teniendo frente a sí el fondo de la agitada ciudad nocturna, los coches, la gente, y finalmente… una fuente que les brindaba un tranquilo susurro ambiental.

-Sabes… Hacía mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien… La verdad es que… hacía mucho que no salía con una chica… Siempre salgo con Dongwoon y ya me estaba preocupando, jeje.
-Yo también me lo he pasado muy bien… Me siento afortunada, no sé… No creo que nadie tenga la suerte de tener un guía tan atento nada más llegar al país y además que sea piloto de aviones, jajaja – ambos rieron, Junhyung pareció sonrojarse. Se quedó pensativo entonces, comenzó a morderse el labio y entonces miró indeciso a la chica que tenía a su lado en aquel banco de madera.Hayley se sintió halagada y rió por el comentario de aquel chico tan simpático con el que ahora se sentía muy cómoda aunque apenas le conociera…

-Hayley… Me gustaría enseñarte una ultima cosa esta noche… ¿Querrías venir a mi apartamento? Desde allí hay unas vistas geniales de Seul…

-Oh… ¡Claro, me encantaría! – Hayley guardó los restos de papel y plástico en una bolsa y tras tirarlos en una papelera cercana, tanto ella como él caminaron muy cerca el uno de la otra para llegar a lo que en pocas calles se trataba de un altísimo complejo de apartamentos.

La zona se notaba que era un barrio de ricos y Junhyung tras abrir una gruesa puerta de trabajado cristal donde les esperaba un portero que los miró muy serio a ambos, la guió hasta el ascensor y subieron callados. Hayley miraba como los pisos se sucedían en números rojos en una de las pantallas de aquel interior que más parecía una nave espacial en lugar de un ascensor. Salieron por fin al encuentro del piso 23 y Hayley fue la primera en entrar ya que Junhyung nada más abrir la puerta de su piso se echó a un lado para permitirle pasar. Hayley le sonrió agradecida y tensando los hombros suavemente entró lentamente en la casa que estaba a oscuras al principio. Pero Junhyung no tardó en encender varios focos que suavemente comenzaron a iluminar el lujoso piso. Hayley se detuvo entonces, boquiabierta y con los ojos abiertos de par en par. Aquel apartamento era alucinante.

El lugar era inmenso, muy moderno y en su interior Hayley pudo pararse a ver que había toda clase de objetos traídos de todas las partes del mundo… Máscaras africanas y venecianas, pinturas con paisajes costeros, cuadros con arte pop… Pero nada era sobrecargado, más bien simple, discreto. Junhyung tocó su espalda en uno de aquellos momentos de concentración en los detalles, aquello la pilló por sorpresa y la sobresaltó ligeramente, ambos se rieron por ello. Hayley y Junhyung avanzaron lentamente, él mirando cómo ella observaba la decoración de su casa hasta que se detuvo a mirar unas fotos en concreto. Un gran marco plateado y dorado rodeaba a una de ellas, Hayley se rió.-¿Y esta foto? ¿Es de cuando te graduaste como piloto? Tú y todos estos chicos lleváis el mismo traje… – observó sonriente Hayley alzando el marco. Junhyung se acercó y miró la foto satisfecho.-Sí, esa fue mi promoción, como ves ahí también está Dongwoon, y el resto son buenos amigos que bueno, ahora trabajan en otras líneas de vuelo.-Oye, dime una cosa, ¿todos los pilotos coreanos sois tan guapos siempre o…? Jejeje, es que no me lo explico – Hayley no pudo evitar confesar lo que en aquellos momentos le rondaba por la cabeza, Junhyung explotó en risas y algo sonrojado la miró para responderle.-¿Eso quiere decir que te parezco guapo?
Hayley solo fue capaz de reírse, pues responder a aquello realmente ya sí le daba muchísima vergüenza, Junhyung no insistió y sintiéndose vencedor en alguna clase de apuesta, acompañó a Hayley hasta el mayor tesoro de la casa.Tras unos pequeños escalones que separaban la entrada del salón, una vez ambos pasaron entre los sofás, al fondo frente a ellos ahora había una alargada terraza toda llena de oscuras cortinas moradas. Junhyung con un mando pulsó un botón el cual lentamente hizo que las cortinas automáticamente se descorrieran y mostraran unas larguísimas puertas cristalinas que hacían de aquel balcón prácticamente el mirador perfecto con una panorámica más que impresionante del Seul nocturno.-Wow… – Hayley estaba impresionada y Junhyung sonreía complacido de ello. La invitó a que salieran a fuera, como siempre, muy educado y galán. Junhyung abrió una de las puertas arrastrándola hacia un lado y llamó a Hayley, esta pasó al exterior y notó como las temperaturas cambiaban considerablemente. Un frescor acarició sus brazos haciendo que su piel se erizara allí más luego una suave brisa removió su melena. Hayley ahora era la invitada de honor ante aquel espectáculo nocturno que con todo detalle y mucho mejor que antes a pie, se podía ver desde aquel alto piso.-¿Quieres beber algo? Te apetece un refresco o prefieres un té… – preguntó tranquilo Junhyung.-Oh… Sí, un té estaría bien… Gracias… – Hayley le sonrió muy risueña y agachó el rostro abrazándose a sí misma para controlar las ganas de tiritar. Junhyung salió rápidamente y volvió a los pocos minutos, no solo con dos tazas sobre una bandeja sino también con una manta enrollada bajo el codo. Hayley que estaba de espaldas a él mirando aún las vistas volvió a sobresaltarse cuando notó sus manos en sus hombros colocándole la manta sobre estos. Hayley sonrió agradecida.En silencio y muy juntos en aquel bordillo, bebieron la cálida bebida que soltaba temblorosas y lentas líneas de vapor movidas por el aire y coloreadas de dorado por las luces de la ciudad.

-Oye, una pregunta… ¿Cómo es que… eres piloto? ¿Es algo que querías desde pequeño o… es por tu familia o…?-Hayley llevaba dándole vueltas a aquella curiosidad durante un buen rato, y finalmente consiguió soltarla.

Junhyung ante la pregunta de Hayley sonrió dulce mirando hacia la ciudad.

-Bueno… Yo creo que a todos de pequeños nos gusta la idea de volar ¿no? Pero dejando eso a un lado… Lo cierto es que yo lo hice por mi padre…-Junhyung hablaba tranquilo, en su mirada se leían recuerdos del pasado mientras hablaba, una gran emoción que le invadía y de la que Hayley no tardó en contagiarse también-… Él siempre quiso ser piloto… pero, debido a una enfermedad en los ojos… al final no pudo cumplir su sueño y… yo desde pequeño siempre admiré a mi padre por su fuerza y su dedicación…por no rendirse nunca… y… yo quería ser cómo él, asi que… lo hice y bueno, aquí estoy, he cumplido mi sueño y te lo estoy contando a ti- sonrió alegre.

Hayley sonrió a su vez. Conocer aquellos detalles tan íntimos…que Junhyung pudiera abrirse de aquella manera a ella le gustaba, Junhyung realmente le gustaba a Hayley…

-Oye…¿Cuanto tiempo te vas a quedar en Corea?- preguntó Junhyung algo inquieto tras una breve pausa.

-Pues…no lo sé…quizás una semana…-Hayley miró hacia otro lado, la idea de pasar una semana se le hacía ahora demasiado corta, sabía que pasaría rapidísimo y que tendría que aprovecharla al máximo…

-A mi me gustaría que te quedaras mucho más…-aquellas palabras sonaron en mitad de la noche como un susurro, pero fue una clara frase que impactó en lo más profundo de Hayley. La joven miró sobrecogida a aquel atractivo y tranquilo asiático que ahora apenas la miraba directamente, quizás por costumbres, quizás por vergüenza, quizás por miedo…

Pero sus ojos se encontraron y ambos sonrieron tímidos y sin darse cuenta de lo cerca que cada vez estaban el uno del otro, hicieron algunos comentarios de sus futuros planes, de los sitios que ella quería visitar, de los que él le enseñaría encantado…y entonces el mágico momento que Hayley solo creía que ocurría en las películas sucedió…tras un silencio breve, ambos se miraron intensamente…se miraron los labios..y los centímetros que minutos atrás los separaron desaparecieron…un cálido beso los unió como en las películas románticas los enamorados se unen por un momento eterno…Hayley desde entonces no quiso volver a separarse de aquellos suaves labios.

———————————————–

Song: My heart by Paramore

«Las películas son películas, y la vida real es algo muy distinto»

Aquella frase se la dijo su madre hace mucho tiempo…justo cuando Hayley le contó que había decidido quedarse a vivir allí en Corea con su novio. Sus padres no estaban muy de acuerdos con su decisión, sobre todo con que fuera en un lugar tan lejano…

¿pero que podían ellos hacer si su hija estaba completamente enamorada?

El amor en estos casos es más fuerte que la razón, y Hayley cambió completamente su vida solo por amor, solo por él, solo por Junhyung…por estar siempre más cerca de él…para ello se adaptaría a lo que fuera… continuaría caminando a su lado en ese nuevo sendero que la vida le había abierto ante sus ojos…pero Hayley desconocía que aquel sendero que creía lleno de rosas…no sería más que un sendero plagado de espinas.

El principio de su relación con Junhyung realmente fue hermoso, brillante, lleno de sonrisas y cariño, lleno de caricias y pasión…pero aunque Hayley sabía que su relación seria complicada debido a que prácticamente pertenecían a dos mundos distintos, debido a que el practicamente no pasaba ni tres semanas en un mismo sitio…Hayley aun así intentaba dar lo mejor de si, estudiaba coreano e intentaba ayudar a Junhyung en todo lo que pudiera, pero este con el tiempo no parecía ser el mismo chico dulce que un día en un aeropuerto conoció…

Tras un año de relación las cosas comenzaban a enfriarse, a penas se veían, se llamaban, pero…no era lo mismo…Hayley se sentía muy sola, y Junhyung no le permitía trabajar…quería que estuviera cómoda, que no tuviera que esforzarse en nada…le regalaba cosas…si, los regalos nunca faltaban…pero Hayley no quería regalos…le quería a el…a su persona…sus besos y sus abrazos…pero cuando ella más los necesitaba…estos les estaban vedados por el trabajo de Junhyung…por aquellos miles de kilómetros que llegaban a separarlos habitualmente.

Era en aquellos momentos de soledad en los que Hayley recurría a su vieja guitarra y tocaba canciones, sintiendo como el desconsuelo y la pena inundaban sus dedos y su voz y la hacían cantar al borde de las lágrimas y del enfado.

Afortunadamente Hayley no estuvo siempre sola, quien estaba más a menudo por Corea era Dongwoon, y más después del accidente…

Este sucedió un día en el que ella y Junhyung estaban almorzando en un restaurante a las afueras de Seul, aquel día iban a pasarlo juntos, seguramente pasarían un día tranquilo en algún parque…y pasearían cogidos de la mano…pero entonces el móvil de Junhyung tembló en la mesa. Era un mensaje de su amigo Hyunseung.

Dongwoon había tenido un accidente haciendo senderismo.

Hayley y Junhyung no lo pensaron. Salieron lo antes posible para ir a verlo en el hospital.

Afortunadamente aquel accidente al final solo se tradujo en un susto…aunque Dongwoon estaba herido en una de las piernas, no era grave, se recuperaría con rapidez si guardaba reposo durante unos meses. Junhyung y Hayley llegaron con un ramo de flores y se sentaron a su lado, dándole su apoyo y cariño.

-Anda que romperte una pierna…¿ahora quien me va a ayudar a pilotar los aviones? Oh Dongwoon amigo…ya sabes que sin ti yo soy un inútil…-afirmó Junhyung interpretando un fabuloso papel de destrozado amigo.

Dongwoon rió complacido y miró a Hayley que estaba sentada a su lado con la espalda también echada en la pared de la blanca habitación

-Bueno, creo que te la sabrás apañar bien..además seguro que viene Dujun a cubrir mi puesto durante mi rehabilitación así que os lo pasaréis muy bien…-respondió Dongwoon muy sonriente.

-¡OH NO! ¿Dujun? pufff…-Junhyung fingió desánimo pero los tres rieron al final juntos. Junhyung miró sonriente a Dongwoon una ultima vez- bueno…yo espero que te recuperes pronto, y más ahora que vas a tener a Hayley como enfermera…ella te cuidará por mi…no te debes preocupar por nada…-Junhyung sonrió a Hayley y esta le sonrió a su vez.

-Claro que no, yo voy a estar aquí siempre, siempre que me necesites, conmigo seguro que no te aburres ejeje, es más! te tengo una sorpresa!- Hayley agachó un brazo y alzó la funda de su guitarra. Dongwoon abrió mucho los ojos y boquiabierto aun sonrió sorprendido.

-¿Cual quieres que toque?-le preguntó Hayley impaciente.

-oh no sé…eh…¿qué tal …”The only exception”?-pidió con gran ilusión Dongwoon.

-¡Vale!-Hayley sonrió muy contenta y agachándose mientras adquiría la posicion de los dedos adecuada, comenzó a golpear suavemente las cuerdas y cantando con la voz más dulce que Dongwoon creía conocer. Mientras cantaba, Hayley miraba a Junhyung y Dongwoon los miraba con una media sonrisa, una sonrisa que en el fondo era triste. Aquella canción estaba dedicada a Junhyung y no a él, eso Dongwoon lo sabía perfectamente pero aún así no podía evitar sonreír con fuerza cuando Hayley volvía su rostro hacia él y le cantaba directamente y cerraba los ojos dejándose llevar por todas aquellas notas y emociones tan hermosas…

But darlin,

You, are, the only exception

You, are, the only exception

You, are, the only exception

You, are, the only exception…

Tras terminar de cantar aquella dulce canción, Junhyung los dejó solos, de nuevo el trabajo le reclamaba. Hayley y Dongwoon sonrieron contentos. Desde que Hayley llegó, en muy poco tiempo se habían hecho muy amigos, pero fue a partir de aquel suceso, y de aquellas visitas que los unió tanto, que estos se convirtieron en amigos muy íntimos.

Ahora Dongwoon ya estaba recuperado, pero seguía yendo a rehabilitación y cada vez que podía le gustaba visitar a Hayley.

En aquellos días tan solitarios para Hayley cuando Junhyung no estaba, Dongwoon se convirtía en un sol que llenaba de risas y diversión los vacíos de aquella casa tan grande. Juntos organizaban maratones de películas, iban a patinar o iban a pequeños conciertos urbanos. Una de las últimas cosas que habían hecho juntos había sido tintarse el pelo mutuamente. Dongwoon ahora estaba rubio y aunque el cambio había sido brusco, era agradable, porque le recordaba a ella, a sus suaves y rosadas manos masajeando su cabeza… le recordaba su sonrisa.

Dongwoon y Hayley compartían muchos gustos similares, a ambos les gustaba el rock, los pircings y el estilo punk. Dongwoon a veces no comprendía como Hayley podía estar con Junhyung, cuando este era tan serio y no le gustaba demasiado nada de lo anterior…pero Dongwoon sabía que aquello era amor, el amor puede perdonarlo todo, puede ignorar hasta las más grandes diferencias…y la pareja que Hayley y Junhyung hacían era el ejemplo perfecto de ello.

De nuevo habían vuelto a quedar, Dongwoon llevaba un gorro de lana y una camisa recortada a conjunto con unos pantalones negros y rojos a rayas. Subía la cuesta hacia el piso de Junhyung…nunca pensó que lo visitaría tanto cuando él no estaba precisamente en su interior. Dongwoon sonreía impaciente por ver a Hayley, aquella tarde ella le había prometido darle clases de guitarra y enseñarle dos nuevas composiciones pero para cuando Dongwoon pegó al timbre, algo en la voz de Hayley le indicó que las cosas no iban bien.

Dongwoon respiraba intranquilo, sus pensamientos no sabían donde detenerse, a qué conclusión llegar o qué noticia esperar…sin embargo esta no tardó en aparecer.

Cuando Hayley abrió la puerta, ella estaba vestida con un corto vestido color verde azulado, y su pelo recogido perfectamente. Dongwoon era la primera vez que la veía tan arreglada y le pareció la cosa más linda que había visto nunca, parecía que iba a salir, quizás a una fiesta…pero detrás de aquellas finas capas de maquillaje, una gran tristeza se acumulaba en sus ojos de los cuales tiernas lágrimas comenzaron a caer sin piedad…Hayley avanzó y abrazó a Dongwoon ocultando su rostro que comenzaba a sonrojarse. Dongwoon la abrazó y acarició su cabeza preguntándole que había ocurrido…A Hayley le costó un poco confesar lo ocurrido, pero finalmente lo dijo:

-Junhyung me llamó al mediodía, me dijo que vendría, que pasaría el día con nosotros, que se quedaría un fin de semana inclusive…yo…te iba a avisar pero…al final me llamó hará una hora y me dijo que…que al final no puede…maldito….quiero odiarle…de verdad que quiero pero….

-Hayley…vamos, entremos y nos sentamos, vamos…-Dongwoon con gran atención sin apartarse de Hayley, cerró la puerta y acompañó a la llorosa joven hasta el salón donde el uno muy cerca del otro se sentaron en uno de los alargados sofás color hueso.

Dongwoon le pidió a Hayley que le contara todo lo que había pasado y Hayley no tuvo objeción. Es más necesitaba desahogarse hacía ya tiempo.
-No lo sé Hayley…no sé…-Dongwoon la miraba y dejaba de hacerlo por momentos…aquellos ojos llorosos eran demasiado dolorosos de mirar, el corazón de Dongwoon parecía ser aplastado por una mano invisible que lo apretaba y lo dejaba dolorido…Dongwoon tragó saliva y volvió a mirar a los ojos de ella-…Hayley…lo que dices tiene sentido…yo la verdad que tampoco entiendo como Junhyung puede estar comportándose así contigo…cómo…no…no lo entiendo…no entiendo cómo puede estar perdiéndose de estar con una chica tan maravillosa como tú…-Sabes…-el rímel de los ojos de Hayley comenzaba a emborronarse y ensuciar los lados de su rostro y ella comenzaba a quitárselo con las manos-…que yo viva aquí no ha sido ningún sacrificio realmente, Junhyung me ha cuidado y me trata bien, pero que discutamos siempre y sea sobre todo por sus padres…porque a él no le guste como me miran…yo quiero conocerlos mejor y el, no me deja…dice que son antiguos, que no entienden que yo…¡¿pero qué mas da eso?!¡ yo soy su novia! debería entender eso sus padres! y.. quizás..¡quizás el que no lo entiende es él!…no sé pero…¡estoy harta de estar así! de pasarme los días sola en esta casa! de no hacer nada!…Dongwoon… yo dejé todo atrás por él..por estar más cerca de él…y…no me arrepiento de haberlo hecho pero…que él sea de esa manera…antes no era así…no era tan frío…¿que nos esta pasando Dongwoon? ¿Que me está pasando?

Lo que Dongwoon había dicho había sido muy hermoso pensó Hayley. Nunca antes nadie la había valorado de aquella forma…

Hayley conmovida lo miró y se encontró con que Dongwoon no dejaba de mirarla y que ahora había entrecerrado sus ojos que miraban hacia sus rojizos labios mordidos varias veces por manía y nervios…

Dongwoon mirándolos tan de cerca sentía que ardía en deseos de besarlos…

Hayley a aquella corta distancia entonces miró los temblorosos labios de Dongwoon…finos pero a la vez carnosos…tenían una forma perfecta…como dibujada…

El uno frente al otro, poco a poco estaban acercándose, Dongwoon solo miraba sus labios…ya no existía ninguna realidad…Junhyung ya no existía…tan solo estaban ella y el…y en cuanto sus alientos se encontraron, nada más les importó que querer al otro por quien era.

Hayley alzó la mirada y sus ojos se encontraron en el abismo…en un precipicio lleno de sentimientos que ya no eran ocultados…Hayley pudo leer en la mirada de Dongwoon adoración, cariño, ternura, compasión, amistad, amor…

Dongwoon besó a Hayley y ella no le rechazó, sus labios apresaron los de él y ella enroscó sus manos en su suave cuello mientras él atraía los hombros de ella con sus alargadas manos.

Sus besos eran realmente tiernos, Hayley sintió un calor enorme invadirla, una profunda necesidad de él…necesitaba más de lo que le daba, necesitaba más …y Dongwoon no se lo iba a negar. Este la abrazó con pasión y ella también lo abrazó mientras sus labios y lenguas luchaban por adueñarse de la situación. Pronto sus manos comenzaron a reconocerse entre ellos…ella tocó su abdomen, sus músculos, su pecho…sus fuertes brazos..y el su cintura, su cadera, su espalda…

Hacía demasiado calor pero no podían detenerse. Ninguno de los dos deseaba tanto continuar aquello, por lo que comenzaron a desnudarse. Ambos jadeaban entre breves contactos de sus labios, roces bruscos, desesperados, sus pieles ardían por la fricción pero finalmente allí estaban tumbados…Dongwoon sobre Hayley…él besándola por doquier con la intención de hacerla suya…y ella lo iba a permitir…ya no podía pensar…tan solo quería sentir…sentir más y más…explotar de aquel fuerte frenesí que los estaba volviendo locos…

Dongwoon se incorporó un poco sobre un brazo y con el otro se ayudó para entrar dentro de Hayley… y entonces ambos suspiraron…Dongwoon al poco rato se tumbó sobre ella, sintió su pechos, su aliento, su boca, su lengua, comenzó a moverse desesperado y ella lo recibía adquiriendo el mismo ritmo acompasado…

A los dos les faltaba el aire pero no les importaba, seguirían hasta matar al deseo que los devoraba a ambos…Hayley gimió entre sus suaves embestidas y lo rodeó con sus piernas. Dongwoon hundió su rostro entre el pelo de ella y aceleró el ritmo hasta que ambos sintieron que de sus cuerpos estallaban una de las mejores sensaciones que existían en la vida…Dongwoon gimió entrecortadamente y cayó rendido y sudoroso…Hayley respiraba con dificultad aun temblando de placer…sus ojos se le cerraban…

Inmóviles, con respiración contenida, así quedaron ambos…temerosos de que al mínimo movimiento aquel sueño se destruyese…Hayley no quería que Dongwoon se fuera y este no quería que ella le despreciara después…pero ambos sabían que lo que había ocurrido no podía volver a repetirse…

Dongwoon se echó a un lado en aquel sofá que aunque amplio hizo que Hayley tuviera que tumbarse de perfil…ninguno se atrevía a mirarse…pero Dongwoon no podía aguantar aquella situación por mucho más tiempo…la miró, la miró esperando que ella le mirara a él también…y entonces ocurrió.

Hayley le miró con esa dulce mirada que solo era para él y entonces se abrazaron.

-Dongwoon…no te vayas…por favor…-le pidió Hayley con un hilo de voz besando su pecho.

-no me iré a ninguna parte…tranquila…-y tras besar Dongwoon su frente y acariciar los brazos de ella de forma reconfortante, ambos aún abrazados, poco a poco cayeron en un profundo y dulce sueño que los trasportó fuera de la cruel realidad.

————————————————————-

«No desearás a la mujer de tu prójimo»

Aunque el acuerdo entre Hayley y Dongwoon fue el de que aquello no debía volver a repetirse, lo cierto es que ambos fueron incapaces de cumplirlo.

Cada vez que estaban cerca el uno del otro, les era difícil no ansiar sentir sus labios unidos y húmedos y luego desnudarse para sentir sus pieles desnudas…pero también era cierto, que lo que había surgido entre ellos no era solo sexo.

Seguían siendo amigos, seguían quedando juntos para ver películas o para pasear…pero…algo había cambiado…y aquello era ser conscientes de lo que habían hecho…

Como niños pequeños que se habían portado mal, ambos sentían una serie de sentimientos muy distintos ahora…

Saber que lo que estaban haciendo no estaba bien era algo que en su interior les hablaba y les inquietaba sobremanera pero ambos querían disfrutar de su libertad…de su amor…y en secreto, ambos continuaron finalmente viéndose como amantes…

Uno de aquellos días fue en el aeropuerto, Junhyung y Dongwoon estaban a punto de salir,estaban en los servicios, arreglándose un poco, Junhyung notaba tenso a Dongwoon, pero este le explicó que tan solo eran los nervios por volver al trabajo después de tanto tiempo. Junhyung confiaba en la palabra de su mejor amigo. Ya más tarde si eso le volvería a sacar el tema…

Junhyung pues salió primero al terminar antes de arreglarse el pelo y anudarse la corbata. Dongwoon seguía mojando sus manos en agua fría, intentando serenarse…cuando entonces escuchó la voz de ella…Hayley acababa de saludar a Junhyung y este tenía prisa…se había ido…ella estaba sola. Dongwoon fue hacia la puerta corriendo sin secarse las manos y allí estaba ella…esperándole. Dongwoon miró a lo lejos pero no vio por ninguna parte a Junhyung, Hayley ya estaba muy cerca de él y sus labios no tardaron en juntarse salvajemente. Dongwoon llegaría tarde si terminaban montándoselo en los servicios por lo que tuvo que detener aquellos ardientes besos:

-Hayley…-intentó recuperar el aire- tan solo son dos días…dentro de dos noches volveré …me saltaré las reuniones que haga falta con tal de estar a tu lado…estaremos en contacto, no te preocupes ¿vale? espérame hasta entonces…- Dongwoon sonrió y entonces se besaron amorosamente, con los ojos cerrados…hasta que Dongwoon se separó de Hayley y emprendió el camino hacia el avión que no podía despegar sin él.

Hayley lo despidió con la mano tímidamente…el corazón le latía desbocado, aun intentaba recuperar el aire, pero la diferencia era que ahora Hayley por fin volvía a sentirse viva….

Aquella aventura amorosa puede que no fuera la correcta, pero le hacía feliz, Dongwoon le hacía feliz, y ya no había nada que importara más en el mundo…

—————————————

Aquellos dos días que tuvieron que estar separados el uno del otro fueron demasiado largos. Hayley intentaba distraerse, hacer que las horas en el reloj pasaran más rápidas haciendo deporte, tocando la guitarra, saliendo fuera a comprar.. Dongwoon por su parte no lo tuvo fácil, Junhyung seguía allí, y mirarle directamente a los ojos resultaba ahora la tarea más grave de todas. Dongwoon intentaba sonreír bajo sus comentarios pero un gran remordimiento mordía su estómago y recorría todo su interior…Hayley….Junhyung…las dos personas más importantes de su mundo…¿que estaba haciendo? Era realmente consciente de lo que estaba haciendo? Dongwoon no quiso pensar e intentó concentrarse en sus ocupaciones lo máximo posible y no intercambiar muchas palabras con Junhyung. Este por su parte al no ser tonto, lo notó extraño, pero dado que sus preguntas no recogían luz alguna s0bre el asunto, Junhyung prefirió evitar el tema y disfrutar de aquellos dos días que pasarían en Inglaterra.

La primera noche que pasó Dongwoon en su hotel, antes de dejar que sus ojos se cerraran, un único pensamiento lo inundó por completo: ahora solo tenía ganas de una cosa, de ver a Hayley.

Pero como todas las esperas, esta también llegó a su final, y los dos días pasaron trayendo consigo un gran nerviosismo e impaciencia tanto en Dongwoon como en Hayley.

Un cálido aire inundaba la zona del aeropuerto cuando Dongwoon bajo las escaleras del aeropuerto. Aquella noche en laque el avión volvía a aterrizar en el aeropuerto de Incheon, Dongwoon sabía que Hayley no estaría muy lejos, casi podía sentirla, pero tenían que ser cautos. Dongwoon sabía que ella había hablado con Junhyung por la mañana. Junhyung había decidido asistir a una cena de amigos, Dongwoon también estaba invitado pero su excusa fue que le dolía la cabeza.

Todo parecía salir a pedir de boca. Junhyung se había ido, y en mitad de la oscura calle por la que los taxis iban recogiendo a los viajeros nocturnos, una chica apareció bajo el umbral de la farola, Dongwoon corrió hacia ella y la abrazó con fuerza.

-Ves como al final no ha sido para tanto? Ya estoy aquí..

-Si…si ha sido…- Dongwoon casi podía imaginar como el rostro de Hayley se convertía en el de una niña haciendo pucheros en su cuello. Se miraron y tras una cómplice sonrisa comenzaron a besarse intensamente.

-Hayley, vamos…vayámonos a cenar…-se separaron un poco y muy sonrientes y de nuevo felices cogieron un taxi que les llevaría a una zona de las mas concurridas de bares y karaokes de Seul.

——————-

Song: Warzone (The Wanted)

Junhyung había terminado de cenar, una gran pesadez llenaba su estómago, pero no era solo su estómago lo que le hacía hundirse en aquellos cómodos asientos acolchados de aquel restaurante de lujo. Todo su cuerpo parecía pesarle, todo, incluso sus propios pensamientos, y en concreto había uno que le causaba bastante preocupación. Hayley…

Recientemente muchas cosas en su relación habían cambiando y aunque al principio no quiso darle importancia ahora lo veía con más nitidez…Junhyung no se sentía orgulloso de lo que estaba haciendo, le estaba dando más importancia a cosas que realmente no lo tenían, estaba abandonando lo que más apreciaba en su vida…y sabía que debía darle una solución. Fue entonces que en mitad de aquella tranquila conversación en la que otros amigos estaban tomándose unas copas y hablaban de sus ocupaciones, Junhyung rápido se levantó y se despidió de todos. Sus amigos se quedaron extrañados por la repentina marcha pero decidieron seguir con la fiesta entre risas.

EL ruido de la calle hizo zumbar en sus oídos. Junhyung miró en varias direcciones, desde aquel sitio no tardaría mucho si iba andando hacia su casa, Hayley seguro que estaría allí. Quizás viendo una peli, quizás cenando sola…Junhyung no hacía más que sentirse peor a cada minuto que avanzaba en su reloj. Se sentía un estúpido. Comenzó a correr calle arriba, necesitaba sorprenderla, demostrarle que la quería, que estaba equivocado en muchas cosas…que no volvería a cometer los mismos fallos…que todo sería mejor a partir de ahora…

Una fuerte carrera, Junhyung estaba acostumbrado a correr, le gustaba el deporte, y a cada nuevo tramo apretaba más su marcha, la gente lo miraba, pero a él no le importaba, siguió corriendo hasta que tuvo que detenerse en un semáforo. Le faltaba el aire, se agachó con las manos sobre sus rodillas. Su frente estaba húmeda y su espalda corría la misma suerte. Junhyung aspiró con fuerza y alzó el rostro sonriente de pensar en la gran sorpresa que le iba a dar a Hayley y entonces, la vio al otro lado de la calle.

No había duda de que era ella. Junhyung frunció las cejas, iba con alguien, ambos estaban de espaldas caminando tranquilamente, era un chico, y este le pasaba un brazo por encima del hombro. Junhyung no pestañeaba, aquellas espaldas le eran conocidas…Junhyung agudizó la vista y entonces le vio de perfil, aquella amable sonrisa…aquel rostro jovial de su mejor amigo…de Dongwoon. Junhyung sabía que ambos eran muy amigos, y por ello debería no sentir nada salvo sorpresa pero sin embargo….el corazón de Junhyung gritaba en un extraño y oscuro código de latidos que clamaban furiosos…

Traición…

Pero Junhyung no quería escucharlos y prefirió ser precavido…los seguiría y llegaría hasta el final de todo aquello…debía haber una explicación…no podía ser otra cosa…no podía ser…

——————————–

Aunque sentían que estaban cansados, Hayley y Dongwoon se sentaron a ver la tele un rato en cuanto llegaron a casa. Ella estaba quitándose los tacones y Dongwoon hacía zapping hasta que llegó a un canal donde estaban echando una peli interesante. Era un viejo Western.

-ooh!! esta era una de mis películas favoritas cuando yo era pequeña…yo incluso tenía una colección de indios y vaqueros de plásticos y jugaba con los chicos del barrio…oh que tiempos aquellos…-Hayley con añoranza en los ojos miraba la pantalla. Dongwoon se la quedó mirando con intensidad y lentamente se acercó para besar la tersa mejilla de ella.

-Bueno, ahora si quieres puedes jugar conmigo…-Dongwoon sonrió y ambos se rieron. Ambos ya sabían que era el momento de otro tipo de juegos.

Dongwoon besó lentamente a Hayley en los labios entonces y esta rodeó su cuello con suavidad, pasando sus dedos entre las raíces del cabello de la nuca de él. Poco a poco ambos se reclinaron a un lado sobre la espalda del mullido sofá y paulatinamente debido al gran calor que producían sus cuerpos, este los hacía beber de los labios del otro cada vez con más fuerza, cada vez con más ansiedad…

Y entonces un ruido lejano los alerto de que no estaban solos.

Instantáneamente Hayley y Dongwoon se separaron y miraron hacia el foco del sonido y para su mayor terror, allí, en la puerta, estaba Junhyung, pálido, de pie e inmóvil como una estatua, con los ojos fijos en ella…

Hayley exclamó sobresaltada…un grito de horror que quedó ahogado por el miedo…Dongwoon sin embargo si reaccionó rápidamente y se había levantado pero no alejándose mucho de ella, su pose era protectora. Junhyung no fue capaz de articular palabra. Ahora tan solo miraba con un odio salvaje al que una vez creyó que era su mejor amigo…y se lanzó hacia el dispuesto a matarlo a golpes.

NO!! JUNHYUNG! PARA! PARA! NO, NO LO HAGAS! NO LE HAGAS DAÑO! POR FAVOR!!!-Hayley de inmediato corrió para separarlos, Dongwoon recibió un fuerte puñetazo que lo hizo tambalearse y chocar contra la pared del salón. Hayley entre ambos ahora estaba intentando sujetar a Junhyung quien se apartaba evitando que ella le tocase y por ello la empujó y quedaron separados, con la respiración entrecortada…

-¿Como has podido hacerme esto a mi Hayley…cómo tu….por qué…POR QUÉ??! MALDITA SEA!!!!!!!-Junhyung estaba al borde de las lágrimas pero estas no caerían. Hayley sin embargo ya había empezado a llorar..

-Junhyung…yo…yo…-no era capaz de hablar..de expresar todo lo que llevaba dentro, todo el miedo, la inseguridad, sus problemas, el porqué, la vergüenza, la tristeza…tan solo podía romper a llorar desconsolada.

-Quieres saber porque Junhyung? Yo te diré porqué: PORQUE LA ABANDONASTE, LA DEJASTE SOLA CUANDO MÁS TE NECESITABA; CADA VEZ QUE ELLA TE HA LLAMADO Y LE HAS CORTADO EL TELÉFONO, CADA VEZ QUE ELLA QUERÍA QUE PASARAS MÁS TIEMPO CON ELLA!! JODER!- Dongwoon gritaba y a cada nueva frase que explotaba en sus labios, nuevas lágrimas se unían a ella. Dongwoon lloraba por la situación, por que las cosas hubieran llegado a tal extremo, por todo…-¿ES QUE ACASO ESTÁS CIEGO? no te das cuenta de todo el daño que le has hecho a Hayley? Ella lo dejó todo por ti y tu la has tratado fatal, has sido un desagradecido, no has cuidado de ella…ella estaba sola y recurrió a mi…yo estuve ahí cuando ella me necesito no como tu…

Junhyung no podía oír nada mas….la verdad era demasiado dolorosa como para ser observada más de un par de veces…y por ello no se lo pensó dos veces…escuchando por última vez como se perdía en la lejanía los sollozos de una débil Hayley echada en el borde del sofá, tras darse media vuelta, Junhyung se marchó. No quería saber nada más de ellos…no quería saber nada más del mundo que conocía…Junhyung estaba huyendo…huía del recuerdo…del amor…del odio…Había dado un portazo y ahora bajaba rápido las escaleras…necesitaba hacerlo, sino quería gastar todas sus energías en forma de golpes contra Dongwoon. No sabía que haría ahora, pero estaba claro que su relación con Hayley había terminado…todo aquello había terminado…se había equivocado…se había equivocado en muchas cosas…la figura de Junhyung se perdió en la iluminada ciudad que parecía nunca dormir.

Dongwoon ya de pie, se tocaba el labio. Sus dedos aparecieron manchados de sangre. Le había pegado bien fuerte…Dongwoon lentamente se acercó hacia Hayley que poco a poco dejaba caer su cuerpo y lloraba desconsolada…

-Hayley…Hayley…-Dongwoon le tendió los brazos y esta lo abrazó rompiendo a llorar más fuerte. Así estuvieron un rato, Dongwoon intentó consolarla lo mejor que pudo pero Hayley no dudó que debía irse de aquella casa lo antes posible…-¿Pero a donde vas a ir? ¿Que vas a hacer?- en la voz de Dongwoon era palpable el miedo.

-No lo sé, ya veré pero no pienso pasar un minuto más en esta casa…creo que volveré a mi país…volveré a mi vida anterior…si aún me quieren allí…

-Hayley..no te vayas así de cualquier manera, si quieres ven a mi casa pero no te vayas fuera sola, vamos yo te ayudo si quieres…-Dongwoon la detuvo y sostuvo su rostro mirándola fijamente. Hayley con el rostro aun húmedo le tembló la barbilla y volvió a lo que estaba haciendo, las maletas.

——

Hayley no pudo recoger todas sus cosas, tan solo sus objetos más personales y su guitarra…Hayley aquella noche le costó dormirse…pero al menos tenía los fuertes brazo de Dongwoon a su alrededor para hacerla sentir segura y protegida…

-¿Dongwoon…si me voy…vendrías conmigo?- le preguntó sintiendo que el sueño comenzaba a acariciar sus parpados.

Dongwoon se quedó callado, no sabía que decirle…le hubiera gustado decirle si de inmediato, pero sin embargo sentía miedo…

-No lo sé Hayley…necesitamos pensarlo bien…no podemos hacer las cosas de cualquier forma…si yo fuera allí…¿que haría? de qué trabajaría? ya sabes que mi inglés no es muy bueno…

-no tranquilo, no…no te pido una respuesta ahora…lo siento..tan solo quiero que sepas que…me gustaría que vinieras conmigo…y que empezáramos una nueva vida…yo…lo sabes, no puedo quedarme aquí…así que mañana si puedes, me gustaría que buscaras un vuelo para salir lo antes posible de aquí…¿lo harás?

Dongwoon mantuvo un incomodo silencio, agachó el rostro y besó el hombro de Hayley, esta entonces acarició su suave y fino pelo, mientras se giraba y buscaba sus labios. Tras tres tiernos besos Dongwoon entrecerró los ojos y habló por fin:

-Si, lo haré…vamos, duerme…lo necesitas…

-y tu…-Hayley ya prácticamente se había quedado dormida, y así de abrazados y unidos pasaron la última noche que estarían juntos en Corea.

————————————-

Tan solo es un hasta luego…sé que este no es el final…nos volveremos a ver…ya verás…yo te esperaré…eres lo mejor que me llevo de aquí…te quiero…

Dongwoon seguía mirando al cielo, el avión de Hayley acaba de despegar y se alejaba cada vez más y más, cada vez su luz era más y más pequeña…como una estrella fugaz…

¿Y si realmente lo era? ¿Por qué no creer que lo sí lo es?Dongwoon entonces cerró los ojos y pidió un deseo. Cuando volvió a abrir los ojos la luz del avión de ella ya se había perdido entre las negras nubes del nocturno cielo. Dongwoon sonrió con tristeza. El coincidía con Hayley, aquel no iba a ser un adiós para siempre…sino tan solo un hasta luego

Si ambos lo deseaban, podrían hacer cualquier cosa, juntos eran capaces de hacer que los aviones fueran estrellas fugaces…

Sí…juntos podrían cumplir sus sueños…

FIN

 
3 Comments

Posted by on 09/06/2012 in FAN-FICTION, Sensei's Oneshots

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

3 responses to ““Airplanes” (B2st oneshot)

  1. ino

    09/06/2012 at 07:25

    y por ahi estaba yo en facebook mirando nada y me dije… pasemos por Asian Dream Boys a ver que tal…… y entonces:

    1 :O un fic de B2st…A LEERLO!!!

    2 cuando vi el titulo lo primero que se me vino a la mente fue Airplanes de BoB y Hayley.

    3 vi la foto y la portada…y fue como ¿una peli roja? mm? hayley? asi que entre en desespero y abri enseguida. y solo mire las fotos.

    4 AYY JOPUTA!!!! SI ES HAYLEYY Y CON BEAST!!!! ME MUERO (el sueño de toda b2uty parawhore)

    5 lei el intro tradicional de sensei… y hay!! JOPUTAAAA SI ES HAYLEY!!(ya lo sabia, pero me bloquee) Y LA MISMA CANCION QUE YO PENSE…..!!!!

    6 hayley con Junhyung!!! Omo… es raro.. siempre me la imagine con Josh, con taylor y un fic extraño que lei una vez con jeremy😄 pero con junhyung…Nunca….. ok veamos como va…

    7 que dongwoon si la conocejajajjaj ._. ok no…. pero All i wanted is youuu…..

    8 me imagino a la enana entre esos 2 jaajja dongwoon 1,80 y junhyung 1,70 y la enana de 1,50 ( mas o menos) hahahahahahahahhaha que risaaa!!!

    9 junhyungXHayley Beso Beso Beso…. *_* My heart is beats , beats for only you….my heart is yours…….

    10 que pecado mi pobre enana…. no oppa eso no se hacee!!! al menos tiene a dongwoon

    11 awww que linda les canta the only exception… ( lo lei cantando xD)

    12 se deja teñir el pelo de hayley!!! WAAAA COREE WOONIE POR TU VIDA ANTES DE QUE TERMINES CON EL PELO MEDIO RAPADO Y EL ARCOIRIS SEA MONOGRAMATICO COMPARADO CON TU CABEZA!!!!!!!

    13 sabia que eso pasaria… hayley terminaria llorando y dongwoon la consolaria….pero lo otro… O_O nunca me imagine a hayley en esas…..😄 o bueno con josh si😄 jajajajajaj

    14 junhyung cuando se entere…. no mk ya se entero…. y le parte el ocico a woonie…..¡¡MAMA T_T …woonie-oppa y joker -oppa Se estan peleandoo….. AMAAA!!!! Diles a oppa que no peleen que le parte en corazoncito a hayley T_T (y a mi)

    15 Asi…dongwoon protejela mi bob esponja es muy delicada…. protejela… T_T

    16 hay si Wooni vete con ella… casate.. tengan muchos hijitos ojirasgados y verdes….care asiaticos-rubios.😄

    17 no importa hayley regresate…. Taylor y jeremy te reciben con mucho amor

    18 I can pretedt that airplanes in the nigth sky are Shooting Stars…I can really use a wish right now
    Wish right now, wish right now….. (8)

    bueno… esa fui yo durante todo el oneshot….😄 creo que me faltaron mas emociones… pero no se como expresarlas, entonces, confirmame por favor…. ¿donwoon se fue a franklin a buscar a hayley?..jummmm quedo atenta a eso…

    ahora siendote Sincera… maginate que yo te iba a pedir por mi premio algo asi mas o menos… no tenia la idea clara… si a hayley… pero no con beast… algo mas hayley con algo tipo no se… no la convino con nadie… ella es miaa!!!! se la eh prestado a Chad… pero Es MIAA!!!😄

    ahora creo que te dare otras 2 parejitas que me gustas mucho… las adoroo….

    gracias… por permitirme juntar a mis bandas favoritas… (sacando a 2ne1 y a block b de momento..espero nose pongan celosos) jajajajaj ahora solo me queda esperar a qu algun dia saquen un single!!😀 te lo imaginas??? una cncion producida por junhyung, las potentes voces de yoseob y hayley, ese no se que no se donde que hacen la perfecta convinacion de las voces de los miembros de Beast, la guitarra de taylor y el buen bajo de Jeremy….. OMOy una letra de hayley, que se que obligaria a los demas a escribir con ella …ahora si mori de embolia cerebral!!!!

    me voy a dormir… y mañana le muestro el fic a mi hermana… se que se morira como yo!!😀
    Mañana te mando el cuestionario de mi FIC!!!!😀

    te Quiero bastante !!! me saludas a pescaito!!!
    PD. menudo periodico que escribi…,

     
  2. Pescaíto

    22/06/2012 at 15:04

    Ea, mis sentimientos por la borda TT____TT Ay madre… Se me hizo muy cortito, no sé si porque mi cerebro ya no funciona bien, porque en realidad es cortito o porque me lo bebí literalmente *-*

    Me encanta Hayley! Es super mona, muy cuca, y su voz… Qué envidia! ;___; Y en este fic es como la protagonista de una película, vamos! No sé por qué me acordé de Pocahontas 2, aunque es totalmente distinto xDD Uuuff… So many feelings…

    Quién hubiera pensado que juntarías a Hayley con B2st? Madre mía, fue una idea genial, diste en la diana! ^^ Me encantó cómo al principio se conocen y todo es amor y cosas bonitas (vamos, que casi me derrito con los momentos en la terraza, por no hablar de las cortinas cuando comencé a corregirlo, que no me pude reír más xDDDD) pero conforme pasa el tiempo la relación se enfría y nada es lo mismo. No es que me alegrara porque Hayley sufrió mucho, pero al menos apareció su príncipe árabe para salvarla y sacarla de la tristeza…

    No se nota que te gusta Dongwoon, eh?? Pillina… :3

    Fue muy tierno, sobre todo la imagen de ellos dos viendo pelis juntos, patinando… No sé, me resultó muy dulce y real ^^ Por cierto, lo leí escuchando The only exception, que me encanta 9¬9

    Yo lo siento muchísimo por Junhyung porque es el Joker y le adoro como adoro al resto de B2st, pero debía haber estado más atento de ella y no darse cuenta tarde! Aunque los otros dos también podían haber arreglado las cosas de otro modo y no dándole la puñalada trapera… ¬¬ Pero lo que sí está claro es que las relaciones nunca son fáciles y que todo depende del caso, así que no soy nadie para juzgarles porque no sé cómo reaccionaría yo en una situación como esa. De cualquier modo, me encanta.

    Y el final… el final… ALL MY CREYS OMG SOMEONE HOLD ME TT______TT

    Has hecho un gran trabajo, gusanito, un trabajo simple, real, profundo y hermoso. Sé que debería haberlo leído antes, pero ya sabes cómo hemos estado de liadas por aquí… Más vale tarde que nunca, dicen, así que espero que al menos te reconforte la idea de que lo haya leído ahora aunque me duela la cabeza. Enhorabuena, cielo, cada vez lo haces mejor ^^

    Saranghae!! *o*

     
    • Sensei

      24/06/2012 at 10:34

      ^^!!! so many feelings indeed!

      bUENo este comentario quizas no tenga mucho sentido despues de que vieras en directo mi reaccion al leerlo delante de ti pero bueno, siempre m gusta responder todos los comentarios y eso es lo que voy a hacer.

      Asi que aqui estamos y si, Hayley a mi me parece super mona, aunque sea tan diminuta, mejor! xdd viva las diminutas!! weee xd

      y si lo de unirla con B2st solo sucedio pork m acorde de la gira de b2st y de las fotos que tenia yo por ahi asi que…pues ala, y decidir q estuviera con junghyun creo que fue casi al azar, y lo de dongwoon si q no lo fue xddd la verdad es que estuve en duda si entre junhyung o doojoon *O* pero al final gano junhyung u.u’

      y si la historia tiene de todo, como siempre me gusta meter y bueno, como otras veces dejo un final que quise darle un toque mas amargo pero que, como para amarguras ya esta la vida, pues yo y mi romanticismo no podia escribir que al final ella se fuera pork el no estaba seguro, simplemente que las cosas con tranquilidad y ya volveran a unirse y habra unicornios y xirimoyas y trompetas celestiales etc etc

      gracias por el comentario que tan esperado deseaba leer🙂

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: