RSS
Gallery

Reto para Pescaíto: “Blood is my Pain”, 1ª historia del Cuaderno Rojo

23 Mar

HOLAAA!! aquí está Sensei de Vueltaaaa yujuuu!! y bueno, como ya habréis leido en el titulo, esto que aquí en breves momentos vais a leer se trata de un reto que Pescaito me lanzó hace ya…casi un año atrás…!!!!!!!!!!! HAHAHAHAHAHAHAHHAHa!!!

¡cómo pasa el tiempo! eh?

siento mucho el SUPER RETRASO…pero…tengo excusas :P!!!

JEJEJE bueno quizás no son muy buenas pero, el caso es que llegué a empezar dos historias durante todo este tiempo y la primera, la abandoné porque me parecía muy vista, y con la segunda sucedió que me era imposible resumir una historia a un solo capitulo…(9///9 debido a la estupenda trama….jojojo…!! pero tranquilas queridas lectoras, que esa segunda historia la publicaré *w* porque verdaderamente merece la pena, serán dos capítulos o 3 pero…ya veréis…a mi me mola mucho esa idea y salen varias bandas mezcladas jojo….no diré mas que al final se me escapa todo el aire por la boca y quiero sorprenderos! *O*!!!)) Y bueno dadas estas circunstancias, hará unos cuantos días atrás decidí volver a empezar otra historia, esta vez con las ideas bien claras de que los hechos sucederían en pocos días y así podría escribir un maldito ONESHOT PARA MI NIÑA!!! XDDD aysh que me altero xdd nada nada, es la emoción del momento ;P!! Os adelanto de que este relato es triste y aparece un chico…y una playa…estos fueron los requisitos de mi precioso pescaito…y los voy a cumplir aunque se me caigan las manos en el intento!! òwó!!! muejejej!! FIGHTIING!! espero que os guste y también espero ansiosa leer vuestras opiniones!!! El telón se levanta y la función va a comenzar!!! empecemos!

♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦ v ♦ ♦

HISTORIAS DEL CUADERNO ROJO

PRIMERA HISTORIA

de un solo capitulo:

”BLOOD IS MY PAIN” 

Lentos eran sus arrastrados pasos…lentos pero decididos sobre la arena. El joven avanzaba sin miedo a la próxima muerte que se escondía tras los últimos vestigios de estrellas nocturnas y de una perezosa luna  en una esquina del cielo, la cual alumbraba aún las blanquecinas arenas de aquella playa desértica. El azul y el rojo lo dominaban todo. El muchacho de rizados cabellos revueltos cayó de rodillas muy cerca de la orilla del mar,mientras las olas avanzaban y retrocedían tranquilas, cómo si aún estuvieran dormidas…

El jóven alzó la vista con los ojos llenos de lágrimas. Toda aquella belleza que había a su alrededor ahora  perdía importancia porque lo que él más había valorado y apreciado en su vida, se había ido…ya nunca más volvería a su lado y ahora él la extrañaba tanto…

Susan…

Aun conservaba el sabor de sus labios en su boca, su calor..sus suspiros bajo su piel…su vida dentro de él…

El triste muchacho miró el horizonte y dentro de su cabeza aparecieron fugaces recuerdos que no eran suyos…sino de Susan…ahora le pertenecían a él…y aquello le hacía sentir más despreciable aún, pero al mismo tiempo, en aquellos últimos minutos de vida, el joven agradeció tenerlos consigo, ya que quería vivirlos una última vez…quería tener un ultimo tributo para su querida amada…aprovechar esos instantes únicos para conocerla como nadie antes la había conocido…para conocer hasta el más intimo detalle de su ser antes de que el sol lo cegara para siempre y que su abrasador abrazo lo llevara al lugar que le correspondía….

                                                                                                   *  *  *  *  *  *  *  *  *  *

El verano había quedado atrás. El viento soplaba haciendo ruido sobre el viejo tejado de aquella estación de trenes. Viejos tiempos y recuerdos del pasado rozaban sus pies y llenaban sus ojos. Susan miraba aquel paisaje lleno de rostros extraños, se preguntaba sobre sus vidas, sobre su dolor, sobre sus secretos…No les conocía pero le gustaría hacerlo. Susan tembló cuando una ráfaga de aire entró en su blusa y acarició su cuello. Intentó abrirgarse rápidamente. Luchar contra el invierno incipiente. En aquellos momentos, mientras rodeaba su cuello con aquella espesa y vieja bufanda roja, los ojos de Susan se posaron en una niña subida en los hombros de su padre, ambos sonreían y la madre detrás los seguía de cerca. Su cabello estaba recogido y cubierto por un pañuelo, iba cargada de pesadas maletas y bolsas a la espalda. La niña jugaba con un peluche que zarandeaba en el aire. Susan no entendía húngaro pero las palabras no eran necesarias para entender. Tan solo bastaba con mirar…

La madre se la veía desgraciada, un mulo de carga, pero sin embargo sonreía…aceptaba su vida. Susan no dejó de mirarlos durante un buen rato, aquella extraña y pobre familia le hizo pensar en que ella nunca había aceptado su vida. Era una nómada…una fugitiva de la realidad…no podía vivir en un sitio más de unos pocos meses. Al cumplir los 18 años Susan cogió todas sus pertenencias y se despidió de su familia. Su mayor deseo era conocer el mundo. Y ahora a sus 25 años de edad, ya lo había conocido muy bien.

Saliendo desde la isla que la vio nacer, en medio del atlántico, Susan dejó que las frías aguas del salado océano la llevaran lejos…tan lejos como fuera posible.Y el misterioso destino quiso llevarla al continente africano. Allí fue de safari, bailó danzas tribales, probó la carne de cocodrilo e incluso se montó sobre un elefante. Allí hizo algunos buenos amigos pero Susan no podía quedarse en aquel país de cálidas texturas…el desconocido mundo la esperaba y ella deseaba seguir su peregrinaje…aquel viaje espiritual…aquella búsqueda de ese algo sin nombre…de ese sentimiento imposible.

Aparentemente, Susan a los ojos de cualquiera se trataba de una hippie de aspecto descuidado: delgada, con una camiseta fina que dejaba entrever que no llevaba sujetador, con ropas anchas y coloristas; cabello cortado irregularmente y de cuya nuca nacían largas rastas que llevaba recogidas con una coleta; y por ultimo estaba sus inseparables compañeros de viaje que eran su mochila alta y  botella de agua en mano.En resumen, era la imagen perfecta de una joven loca que viajaba sola por el mundo.

Pero Susan no lo veía de aquel modo. Ella disfrutaba de su forma de ser, de su visión…de su libertad. Ella era feliz con aquel estilo de vida y así estaba bien.

Volviendo a la realidad Susan se dio cuenta de que la gente ya comenzaba a subirse al tren. Susan hizo lo mismo y vigilando sus pertenencias se internó en aquel vagón de infernales temperaturas…su próximo destino era una tierra de oscuros mitos y supersticiones cuyo nombre significaba ” más allá del bosque”.

Aquella región situada en el centro de Rumanía era muy bella de día. Por las ventanas del tren se sucedían espectaculares paisajes plagados de campos verdes inmensos, granjas, lagos, castillos derrumbados…En unas pocas horas, Susan ya había llegado a su destino. Se había dormido pero unos gritos la despertaron. Eran la familia que antes había estado observando. El inspector del tren había descubierto que viajaban sin billetes.

Susan con mucho sigilo cogió sus cosas y comenzó a alejarse. Ella también viajaba sin billetes y no quería ser descubierta. No tenía apenas dinero, vivía de lo poco que ganaba tocando su más preciada posesión: un viejo violín. El pulso del corazón tentaba con salir desbocado de un momento a otro…cantaba una vieja canción…la del miedo.

Susan siguió retrocediendo siendo observada por todos…y los ojos de ella no se apartaban del enfurecido inspector que cada vez mas lejos se hacía mas pequeño en el fondo del compartimento. La niña del peluche había empezado a llorar. El inspector la miró. Susan no quiso mirar más, la puerta de salida estaba a su derecha. Con cuidado la abrió y una fuerte corriente de aire entró en vehículo en marcha haciendo ondear sus pantalones bombachos. Susan abrió y cerró con rapidez. Quedaron sus pies al borde de un pequeño escalón. El suelo se movía rápido. Susan no lo pensó dos veces  y saltó.

La caída fue algo dolorosa pero afortunadamente entre la blanda maleza y su mochila pudo rodar y suavizar el impacto.

El tren fue acortándose poco a poco hasta alejarse de ella como una serpiente. Susan se incorporó algo dolorida y se sacudió el barro de las manos y las rodillas.  No había sido aquella su idea de abandonar el tren…aquel campo no era donde esperaba acabar, ella había pensado más en la ciudad pero…aquello era parte de aquel estilo de vida.

Nunca sabías donde el destino podía dejarte caer.

Recomponiéndose un poco la coleta y peinando sus pequeñas rastas de su nunca, Susan comenzó su largo viaje a pie por las montañosas tierras de Transilvania.

———-

Mojada. Susan comenzaba a estar realmente mojada. Y esto se debía a una profusa lluvía que al anochecer la había sorprendido. Ya había abandonado los preciosos campos…ahora el paisaje era muy distinto…era rocoso y embarrado y largas hileras de montañas puntiagudas ofrecían misteriosas formas llenas de peligros. Susan andaba por un irregular y sinuoso camino sin saber a donde iba a parar. Ignorando si estaba dando vueltas. Ya varias veces había tenido que cambiar de ruta y ahora estaba perdida. Los mapas no la ayudaban…estaba perdida en la negra noche y su linterna empezaba a fallar. Había desistido en buscar más pilas en su mochila, no quería perder más tiempo allí detenida, tan solo quería llegar a algún lugar seguro donde protegerse de la tormenta que se avecinaba.

Sus pies comenzaron a notar que los terrenos se hacían más lisos, estaba llegando a una zona más llana, Susan oteaba el horizonte azulado. Creyó ver unas pequeñas casas…aquello le hizo apretar el paso. Corrió sintiendo el barro salpicar sus piernas, hundir sus pies y entonces, se detuvo. El viento sopló y súbitamente un relámpago lo iluminó todo perfectamente, pero no fue esto lo que heló su sangre. Aquellas formas que había visto antes no eran casas. Susan no había llegado a un pueblo, aquel lugar era un cementerio.

Dos pasos, tres…aquel lugar encharcado era terrorifico. Susan tiritaba de frío. Miró a sus espaldas. Estaba sola rodeada de lápidas y cruces. Pequeños templos se alzaban con aspecto de estar malditos…Susan quiso retroceder pero entonces escuchó algo. Un susurro, varios chasquidos entre arbustos, chapoteo de patas y entonces, un aullido.

Lobos.

Susan, lo había olvidado, aquellas tierras salvajes estaban infestadas de lobos. Ahora recordaba que una de las causas de mortalidad más frecuentes en aquellos parajes era el ataque de manadas de lobos.

Gotas de lluvia recorrían su rostro, Susan pestañeaba esforzando la vista. Ella no los podía ver, pero sabía que estaban allí… observándola… relamiéndose con su olor…con la posibilidad de una deliciosa cena de carne humana…

El viento volvió a levantarse y no consiguió remover sus mechones empapados pegados a su frente y mejillas. Un nuevo rayo cruzó el cielo y Susan entonces pudo ver cierto movimiento detrás de unas lápidas. El miedo pareció inmovilizar a  Susan, pero pronto sus pies comenzaron a correr. Era lo único que su instinto le ordenaba hacer.

Mientras corría con tanta rapidez como sus pies hundidos en el barro le permitían, Susan no permitiría que esto la detuviera, había estado en situaciones adversas y esta no la detendría. Corrió y corrió aferrando con fuerza sus cosas. Un trueno retumbó sobre su cabeza y se oyeron nuevos aullidos. Susan tan solo oía sus sonoras pisadas pero por dentro se imaginaba el jadeo de los animales al correr tras ella. Saltó una valla y notó que el suelo era más duro de nuevo. No dejó de correr, cada vez le costaba más respirar, pequeñas gotas de lluvia entraban en su garganta y la hacían toser. Continuó corriendo, tan rápido como le era posible. Notó que el camino se empinaba un poco, aquello era una colina posiblemente. Nuevos aullidos la asustaron. Estaban cerca, cada vez más. Susan alzó la vista sofocada y un relampago alumbró su camino y como por arte de magia, ante sus ojos apareció un imponente castillo negro. Pequeñas luces rojas alumbraban la entrada y algunas ventanas.

Aquello significaba que allí había gente.

Ayuda.

Aquel único pensamiento la hizo correr aun más rápido y como si se tratase de una pesadilla, avanzó veloz hasta llegar a unos primeros escalones de piedra muy altos, miró atrás y vio que abajo, al principio de la colina había cuatro cuerpos quietos como estatuas blancas a la luz de la luna. Eran los lobos. Se habían detenido. Susan aún así no dejó de correr por su vida y cayó contra la puerta principal. Era enorme y muy rugosa. Grandes aldabas y detalles metálicos la decoraban. Susan sintió bajo su peso que la puerta lentamente cedía y al apartarse esta terminó de abrirse ante ella.

Un último vistazo a sus espaldas le confirmó que los lobos seguían abajo, con sus cabezas levantadas mirándola fijamente. Susan entró con rápidez cerrando las puertas tras de si.

Aire. Susan respiró aliviada…se sentía de nuevo a salvo, pero estaba empapada. Miró  sus pies y vio un enorme charco de agua que crecía a  cada segundo bajo sus ropas empapadas. Aspiró intentando recuperar el aire con normalidad. Trago saliva y entonces reparó en el nuevo lugar donde se encontraba.

Varias antorchas estaban encendidas y mostraban largas paredes llenas de telares y al fondo de la entrada  había una escalera gigantesca que se partía en dos vertientes y giraba sobre si misma para llevar a un piso superior. Pero aparte de este, había sendos caminos hacia la izquierda y la derecha tras amplio pasillo que se abría frente a ella. Susan avanzó sigilosa. No parecía haber un alma allí, todo estaba en completo silencio…solo la tormenta del exterior susurraba a ratos su existencia. Susan giró por una de las frías esquinas y encontró una alargada puerta entreabierta por la cual se entrevía una luz que danzaba. Susan apretó el paso pues aquel lugar lleno de telarañas y decoraciones con formas de animales le daba miedo. Una vez llegó a la puerta, la empujó y esta  chirrió terrorificamente. Susan entró y se encontró con que la luz  era de una chimenea encendida y observó que aquella habitación se trataba de una sala principal, una especie de sala de estar llena de mesas, sillas, librerías, bonitos ventanales cubiertos de rojizas cortinas y volviendo a fijarse en la chimenea, se dio cuenta de lo ricamente decorada que estaba y también de la existencia un mullido sillón de espaldas a Susan.

-¿Hola? ¿Hay alguien aquí? ¿Hola?…- por fin consiguió preguntar Susan mirando a su alrededor, aquel lugar era tan grande que tenía mil lugares en los que una persona podía esconderse.

No hubo respuesta. Pero Susan sentía que había alguien…no sabía porque, pero aquel sillón frente al fuego parecía ser un lugar sospechoso…

Susan avanzó con el pulso acelerado hacia el sillón, esperando encontrarse algún hombre dormido frente al fuego pero en cuanto llegó, para su sorpresa no encontró a nadie. Tan solo había un libro.

Susan soltó sus cosas dándose por rendida. Estaba demasiado cansada y si no se secaba pronto ante el fuego, seguramente enfermaría. Por lo tanto, comenzó a quitarse algunas capas de su ropa y quedándose en ropa interior se acercó al fuego. Las llamas chisporrotearon como si la saludasen.

De nuevo el calor la llenaba de vida y de un cálido placer que lentamente le devolvía color a sus mejillas…Susan entonces se agachó para sacar ropa seca. Afortunadamente su mochila era buena y protegía muy bien todo lo que guardase en su interior. Susan aún se sentía extraña, se sentía…observada.

Miró hacia la puerta rápidamente y no vio nada, tan solo el vacío. Susan intentó convencerse de que estaba sola y volvió a buscar la ropa. Ahora tenía que desnudarse y aquello al estar sola no debería darle vergüenza pero…sentía esa clase de cosquilleo en la espalda que…finalmente se cambió lo más rápido que pudo.Se deshizo de su ropa interior mojada por otra seca y seguidamente se enfundó en un fino vestido de color rojo vino. Por ultimo sacó unos pantalones vaqueros rotos y se los subió dando unos saltitos hasta ajustárselos bien. De nuevo miró a su alrededor. No había ni un alma. Posiblemente quienes vivieran allí habían salido o…estuvieran aún en el castillo, en algun piso superior…porque…allí debía vivir alguien…Susan no creía en los fantasmas…

Susan ya no era capaz de pensare imaginar de quien podía ser aquel castillo…estaba tan agotada que apartando el libro a un lado se dejó caer pesadamente sobre el sillón y con los ojos entrecerrados y el cuerpo recostado, miró hipnotizada la danza del fuego y sintió que el sueño la envolvía…sus ojos se cerraron y su mente viajó en el tiempo…

De la oscuridad surgieron personas y a su alrededor brotó un dorado decorado de grandes lamparas de velas y hermosos cuadros. Era un salón de baile y todos cantaban y sonreían. Hombres y mujeres bailaban al son de  canciones acompañadas por extraños instrumentos. Susan estaba allí, su pelo era largo y su vestido negro de palabra de honor con decoraciones de piedras preciosas verdes…podía verse reflejada en la cubertería…en los platos…miró a su alrededor y anduvo entre las parejas danzantes, buscaba algo…a alguien y por fin  frente a ella vio una figura negra borrosa…

No conseguía verla bien al contrario que al resto. Susan por esta razón siguió avanzando, quería saber quien era él… y poco a poco la figura pareció hacerse algo más nítida…todos bailaron cada vez más rápido hasta que la música cesó repentinamente…Susan también se detuvo y los miró a todos…ellos también la miraban a ella, se habían echado a un lado abriendo un amplio pasillo en el que Susan estaba..ahora sus rostros de repente se contraían…las mujeres gritaron y de sus blanquecinos vestidos comenzaron a salir espesas manchas rojas, de sus ojos brotaron lágrimas de sangre, de sus bocas borbotones rojos de dolor. Susan gritó aterrorizada y la figura negra desapareció y con ella la pesadilla también se desvaneció…

Susan se incorporó sobresaltada y oyó un ruido a sus espaldas. Se giró y vio una sombra perderse bajo el marco de la puerta. Susan jadeaba…de su frente nacían gotas de sudor…Susan se levantó y aspiró con fuerza…

¿que estaba ocurriendo? ¿aquello era un sueño también? ¿o eran imaginaciones suyas?

Susan deseó huir de nuevo. Salir de aquel castillo embrujado pero un nuevo rayo le hizo recordar la nefasta tormenta que afuera acontecía aún. Y luego estaban los lobos…si, estos seguían aullando hambrientos.

Susan estaba atrapada. No podía ir a ningún sitio…Susan cogió su maleta y avanzó cautelosa. Salió del salón y observó las escaleras…buscaría un lugar donde pasar la noche…ahora tan solo tenía que encontrarlo. Avanzó hasta los escalones sintiendo que su corazón latía de forma extraña. Como si intentara avisarle del peligro que corría. Pero Susan sentía la necesidad de mirar…necesitaba satisfacer su curiosidad y…

…su miedo.

————–

No había podido entrar en todas las habitaciones, pero Susan de una cosa estaba segura, en todo lo que había recorrido y curioseado no había visto a nadie. Todo parecía estar desértico, vacío de vida…Susan no había visto a ninguno de los 10 jóvenes retratados en los cuadros del pasillo que había dejado atrás…y aún recordaba algunos nombres…algunos como Siwon, Heechul, Sungmin y…

Yesung…

Aquel último retrato le había llamado especialmente la atención. Era un rostro igual de pálido que el resto pero la diferencia residía en la boca, no sonreía como los otros apuestos jóvenes, sino que su expresión era seria, triste…apagada… realmente melancólica.

Susan finalmente decidió dejar de mirar aquellos retratos que le imponían temor y se propuso escoger una habitación al azar. Una vez la eligió, cerró la puerta nada más entrar. Esa noche la pasaría allí pero a la mañana siguiente se iría bien temprano. Era lo único que se le ocurría.

Susan soltó sus pertenencias y observó el viejo cuarto en el cual se encontraba. Lo que vio allí la sorprendió aún más. Todo parecía estar abandonado desde hacía mucho tiempo. Largas y extensas telarañas llenaban los techos y huecos de viejas lámparas. Y al pasar la mano por los bordes de la cama, el armazón brilló al ser apartado el polvo, dejando entrever que aquello no era un metal cualquiera, sino oro.

Aquel lugar era muy extraño…profundamente misterioso…a Susan le trasmitía algo…una especie de vieja historia…ella casi podía imaginar la vida de los que vivieran allí o…habían vivido?. Susan deambuló distraída hasta que reparó en un alto espejo de cuerpo entero. Susan avanzó y se vio a si misma y anduvo aún mas hasta su reflejo. Se miró a los ojos profundamente y entonces, al poco rato lo sintió.

Una bocanada de aire en su cuello, una respiración…un cálido aliento…Susan en el espejo estaba sola, por lo que pensó que eran imaginaciones suyas, producto del cansancio; pero el débil movimiento de un mechón de su nuca la alarmó de que ella se equivocaba…

Cuando Susan giró su rostro se encontró con que verdaderamente había alguien a su lado. Susan gritó asustada echándose a un lado de la impresión, golpeando inmediatamente con el codo el espejo que cayó al suelo haciéndose añicos. El jóven de cabellos negros ondulados y revueltos retrocedió asustado ante el susto de la joven. El chico miraba los restos del espejo y luego los ojos desorbitados de Susan. Empezó a retroceder como un animal tembloroso con la intención de huir pero Susan al observarlo mejor intentó detenerlo.

-Espera…tu…tu eres el muchacho del retrato…tu …te llamas…Yesung…verdad? -Susan no pudo evitar sonreír, aquello era increíble, lo había reconocido pero, Susan no acababa de entender como había entrado el jóven sin ella notarlo, como no podía haberlo visto reflejado en el espejo si había estado justo detrás suya..-…eh…oye a todas estas, ¿como has entrado? bueno, seguro que te preguntarás que hago aquí…-Susan comenzaba a sentirse avergonzada…

El joven iba vestido elegantemente, casi completamente de negro, y en su mirada Susan lo notó extrañado, no pestañeaba y sus ojos denotaban un miedo inmenso al mismo tiempo.

-Yo…no deberías estar aquí…-su rostro se endureció y la nuez de su garganta se movió- nunca debiste entrar aquí…mis hermanos…yo…-giró el rostro hacia un lado-…debería esconderte…-el joven estaba pensativo…calculador…

-¿Esconderme? ¿qué dices…?- Susan levantó la voz sin comprender.

-shhh! calla!- el muchacho nervioso zarandeó su mano izquierda en el aire y miró hacia el techo y luego anduvo veloz hacia la ventana pegando sus manos en ambos lados del marco- oh no…ya han vuelto…-se giró rápido y la miró preocupado-…Susan…tienes que venir conmigo- el joven cogió la mochila de Susan y una de las muñecas de la joven y tiró de ella con gran fuerza. Susan palideció.

Durante la carrera Susan entre las miles de preguntas que pensaba había una en concreto que la atormentaba poderosamente:

-¿Como has sabido que me llamo Susan?!-inquirió asustada mientras ambos corrían por los pasillos y bajaban las escaleras a trompicones.

-Porque estaba escrito en tu mochila!!- respondió agitado aquel extraño chico.

-Ah……es verdad…jeje- Susan se rió nerviosa sintiéndose aliviada sin saber porqué, ambos ya estaban terminando de bajar las escaleras y Susan seguía confundida-eh… pero..pero oye! ¿por qué estas haciendo todo esto? ¿que es lo que ocurre?!!

Acababan de entrar de nuevo en el salón, el joven la soltó y avanzó hasta unos libros y al mover uno de ellos, una puerta secreta se accionó abriéndose levemente. El chico dándose media vuelta miró entonces a Susan con intensidad. Alzó la mochila de ella y se la tendió.

-Ten esto y entra aquí, procura no hacer ruido ¡RÁPIDO!- le espetó nervioso. Susan lo miró sin entender, Yesung frunció las cejas y seguidamente las relajó- confía en mi…por favor, es por tu bien, ¡vamos!- Susan no supo que decirle para llevarle la contraria pero aquellos ojos la convencieron, Susan cogió sus cosas y lo miró una ultima vez, en contra de lo que su instinto le dictaba hacer ella sentía que podía confiar en él y finalmente  se internó en una profunda oscuridad donde esperó abrazada a su mochila. Y la espera llegó con nuevas voces a la escena.

Susan descubrió que cierta luz muy débilmente se filtraba por algún lugar. Y buscándola encontró la rendija,  Susan asomó sus ojos por aquel hueco que le permitía ver que acontecía en el exterior.

El sonido de risas y muchos pasos trajo un grupo de chicos acompañados de varias muchachas. Parecían estar borrachos, daban tumbos y se tropezaban entre sí, habían entrado en la gran sala de la chimenea y varios se habían sentado. Susan los reconoció enseguida. Sin duda eran los jovenes de los retratos de arriba.

-¡Vaya Yesung! ¿Que haces despierto a estas horas? ¿no deberías estar en la cama como los niños buenos?-dijo un muchacho de cabellos rubios. El nombrado no dijo nada, tan solo arrugó el rostro con una mueca y lo miró de reojo como avanzaba por la estancia con una chica enganchada a su cintura. Varias chicas rieron divertidas.

-Déjale Hyukjae, que es el ”pequeño” de la familia jaja- Un alto y perfectamente trajeado muchacho de cabellos negros intervino, Susan le parecía recordar que su nombre era Donghae-…bueno, ¿quien quiere otra copa de vino?- ahora se dirigía a una mesa donde habían varias botellas y copas de cristal hermosamente trabajadas.

Las chicas asintieron al unisono azoradas, mientras que sus acompañantes masculinos sonrieron cómplices. Cada uno iba acompañado de una hermosa muchacha a la cual besaban y acariciaban con deseo. Yesung miraba la escena con desprecio. Susan observó ignorante de lo que Yesung si sabía que iba a ocurrir en breves instantes…

Tras varias copas el ambiente se empezó a caldear considerablemente. Yesung ya no miraba, se había retirado a una esquina y miraba el fuego arder y a ratos el lugar donde estaba Susan, pero ella, sin embargo si que estaba mirando la escena que acontecía en el salón. Sentados o tumbados todos los allí presentes no parecían tener ningun pudor en desnudar a sus compañías allí mismo, las chicas estaban completamente fuera de sí, totalmente ebrias, y ellos, para sorpresa de Susan, resultó ser que no lo estaban en realidad.

Todo era ficción.

Una trampa

Susan abrió mucho los ojos incrédula ante la visión del nacimiento de amenazadores colmillos blancos entre los labios de los muchachos. De entre sus resplandecientes sonrisas aquellos colmillos  brillaron amarillos a la luz del fuego.

Susan no podía creer lo que estaba viendo, parecía una escena de terror pero era real…

…Eran vampiros…

Susan dejó de respirar sobrecogida.

Las jóvenes parecían no darse cuenta de la naturaleza de sus bellos amantes. Montadas a horcajadas sobre sus regazos o tumbadas boca arriba en los alargados sillones, tras unos pocos preliminares de húmedos besos por doquier, finalmente  la sangrienta orgía comenzó.

Las jóvenes parecían estar hipnotizadas al principio, sus amantes comenzaban a arañar sus pieles, a morderlas en el cuello y en otras zonas delicadas y ellas no ofrecieron resistencia, pero al rato algunas que aún conservaban cierta lucidez comenzaron a gritar horrorizadas al darse cuenta de las profundas mordeduras y de la sospechosa inconsciencia de una de sus amigas.

Desafortunadamente para ninguna de ellas, habría escapatoria posible…

Susan cerró los ojos, llegó un momento que fue incapaz de seguir mirando. Incluso se tapó los oídos pero aún así los gritos seguían estremeciendo la habitación.

Susan deseó estar soñando, que todo aquello fuera una pesadilla, tan solo una terrible pesadilla… el mundo que conocía empezaba a dar vueltas, miles de sus últimos recuerdos, el tren, la familia, los lobos…y entonces, pensó en Yesung…su rostro de piel perfecta y nívea, sus rasgados y expresivos ojos…aquel aliento en su cuello…Susan estaba acurrucada en el suelo y las fuerzas ya la habían abandonado completamente…mareada, sus pensamientos se sumieron en un terrible cansancio que la durmió en la oscuridad de una tormenta de pesadillas reales…

———————————

Vampiros.

Había soñado con vampiros. Con hermosos vampiros de largas chaquetas, blusas onduladas, cabellos claros, pieles blanquecinas, labios tentadores y sonrisas aterradoras…

…vampiros…

Susan abrió los ojos pero no vio nada, pestañeó varias veces intentando apartar el sopor que le dificultaba abrir los ojos completamente….todo estaba oscuro…no había luz en ninguna parte…Susan se extrañó, ¿donde estaba? tanteó con las manos y encontró su mochila.

-Oh no…no me digas que aún estoy en…oh no….

La mente de Susan se abrió de par en par y el miedo la despertó completamente.

Se incorporó con rápidez y buscó la ranura y no la encontró, tanteó las paredes en busca de un resorte, de algo que le permitiera salir pero cuando decidió aporrear la puerta, se detuvo…

…aún podían estar allí…Susan pensó entonces en qué hora podía ser…

Levantó su muñeca y pulsó el botón de la luz de su reloj. Eran las 1.47….era medio día…la luz…si lo que anoche había visto era real y  aquellos jóvenes eran verdaderos vampiros…entonces se suponía que estaba a salvo…

Susan entonces pensó en él.

Yesung…

-Yesung también es un vampiro…-A Susan le costaba creerlo, pero no había otra explicación, sabiendo aquello todo encajaba…

Pom!!!

Algo repentinamente golpeó cerca de donde ella estaba, Susan se sobresaltó y retrocedió hasta chocar contra una pared y una especie de repisa.

Pom! Pom!

Algo intentaba entrar allí. Susan dudó sobre que tenía que hacer. Temió que fueran los vampiros y rápidamente se dispuso a buscar algo en su mochila, lo unico que agarró primero fue la linterna del bolsillo exterior.

La encendió. Vio que estaba en una especie de cámara, había velas, y algunos objetos viejos, miró hacia la puerta. todavían intentaban entrar, Susan se preparó para usar la linterna como arma defensiva. Sabía que no serviría de gran cosa, pero estaba dispuesta a abrirle la cabeza a quien fuera con aquella linterna de plástico.

Craack!!!

La puerta cedió y una figura envuelta en gruesas sábanas blancas entró veloz cerrando tras de sí. Susan comenzó a gritar y a golpear a la masa de mantas.  Una mano rojiza asomó y retiró las mantas. Susan se tropezó y cayó de culo. Se retiró volviendo a echarse contra la pared y observó temblorosa aquel personaje que parecía un disfraz malo de fantasma.

-Arrf…arff…arf arf…-entre respiraciones violentas y nubes de vapor, apareció Yesung tumbado boca arriba con todo el cuerpo bañado en sudor. Este tenía los ojos cerrados y los labios entreabiertos. Susan miró su cuello lleno de gotas y su pecho respirando agitados.  Susan dejó caer la linterna que rodó por el suelo alejándose y haciendo la luz más tenue en aquel cerrado lugar. La joven avanzó un poco hasta Yesung, aun algo asustada…

-¿Qué…qué haces aquí?…estás…te estabas quemando…-Susan observó sorprendida y triste las manos rojas con ciertas ampollas que descansaban en el suelo sin apenas moverse y los labios resecos y partidos con líneas rojizas de aquel chico vampiro.

-Yo…pensé que…tendrías hambre…toma…arf…-entre suspiros, intentando recuperar el aire, Yesung sacó con esfuerzo debajo de su regazo una barra de pan y un trozo de queso.

-Oh…-Susan de rodillas no podía creer lo que estaba viendo. Aquel vampiro había puesto en riesgo su vida tan solo para llevarle el desayuno. Susan alzó las manos y cogió la comida ofrecida-…gracias…esto…¿por qué lo haces? no lo entiendo..creí que ibas a…hacerme … lo que los otros anoche..bueno…- Susan estaba angustiada…y su estomagó vociferó rabioso.

-Yo no bebo sangre humana si es eso a lo que te refieres…me parece algo despreciable…yo…como dirían mis hermanos…soy vegetariano…me alimento de la sangre de animales para sobrevivir…así que no debes temerme a mi…sino a mis hermanos…-Yesung se incorporó sentándose de repente  su cuerpo aún humeaba cierto vapor, pero poco a poco las heridas estaban desapareciendo, le dio la espalda a Susan- vamos, come algo, debes ponerte fuerte, aun te queda una larga caminata hasta que llegues al pueblo más cercano…

-De acuerdo…-Susan comió en silencio, sacó su botella de agua y bebió sedienta. Entre bocado y bocado, miraba a Yesung, el cual  de perfil, miraba el suelo con tristeza. Una vez terminó Yesung la observó. Cogió las mantas y comenzó a envolverse de nuevo.

-Intenta no abrir mucho la puerta ahora cuando salgas y recuerda, no mires atrás, no te detengas ante nada…vete de aquí…este lugar está maldito…

Susan lo miró un momento antes de comenzar a marcharse, Yesung le dio la espalda completamente cubierto.

Susan se colgó la mochila y avanzó un paso y apoyó su mano en el resorte pero al final no lo abrió. Volvió a agacharse y se sentó junto a Yesung. Este se movio confuso notando su presencia y apartó un poco la sabana dejando entrever solo media parte de  su cara y uno de sus felinos ojos.

-¿Por qué no te vas?- preguntó indeciso.

-Porque no quiero dejarte aquí solo…creo que necesitas unas tiritas o algo para tus manos…yo tengo algunas en mi mochila…

-No, no, no! no te molestes por favor! no es necesario! se curaran solas las heridas! en serio!!-corrió a protestar sacudiendo las manos Yesung.

-Bueno, de todas formas…no todos los dias se conoce un vampiro bueno…¿no?-Susan le sonrió amigable. Se moría de curiosidad por conocerlo. Quería saberlo todo, hasta el último detalle, si hubiera estudiado una carrera, seguramente habría sido periodista, tenía alma de cazadora de noticias.

Con mucho cuidado Susan comenzó a vendar los alargados dedos de Yesung con tiritas infantiles de dinosaurios. Yesung la observaba ensimismado y una vez terminó se miró las manos y sonrió maravillado.

-Que extraño…nunca había visto nada de esto…son bonitas…gracias…aunque…

-No hay de que- Susan le interrumpió y volvió a sonreír. Ya no sentía miedo, estaba contenta…se sentía especial…estaba viviendo una aventura…frente a ella había un vampiro real y tenía la posibilidad de hablar con él y vivir para contarlo!

Un silencio incómodo se abrió entre ambos y fue Yesung el primero en hablar.

-Bueno…supongo que te estarás preguntando muchas cosas en estos momentos…¿no?-sonrió algo triste. Susan asintió sin decir nada.- bueno…como es de esperar…esta casa es propiedad de todos los que has visto aquí…pero no siempre fue así…la familia fue poco a poco creciendo a partir de varias familias de vampiros y luego…los hijos de estas fueron creando vampiros de segunda categoría…yo, soy uno de estos últimos…de hecho, fui el último en ser creado…por eso me llaman el pequeño de la familia…-el rostro de Yesung mostraba un gesto de vergüenza.

-¿Eso cuando ocurrió? Me refiero…¿cuando..te convertiste en un vampiro?-Susan estaba muy atenta a sus palabras. Yesung se sentía contento de poder hablar con alguien sobre aquello. Sobre su vida…sobre su pasado.

-Hace muchos años…cuando yo aun tenía 28 años, reales…era una época de guerra…corría el año de 1944…yo luchaba por que este país no cayera bajo las banderas nazis y…durante la batalla aparecieron ellos…estabamos en sus dominios…de entre la niebla aparecieron 9 muchachos que no llevaban armas ni uniforme…una nube de humo lo cubrió todo…y poco a poco los ejercitos fueron cayendo…el enemigo huyó…cayeron sus aviones y ellos estaban vivos y llenos de sangre…yo por mi parte estaba gravemente herido por la metralla…y no sentía nada de mi cuerpo…estaba tirado en el barro y entonces vi como uno de ellos se acercaba a mi y me sonreía…”Has luchado valientemente…, me dijo…y mereces ser inmortal por ello…” y entonces cuando se agachó, me levantó suavemente y con un rapido movimiento me mordió en el cuello…y después…

-¿Después qué?- Susan estaba inmersa en el relato. Inquirió todos los detalles ávida de conocimiento. Yesung ya no sonreía.

-El resto ya te lo puedes imaginar…

-Te convirtió en un vampiro… si, pero…¿fue como recompensa no? seguro que tienes poderes o cosas así, no sé…al menos en los espejos no te reflejas..así que creo que…todo lo que se cuenta por ahí va a ser cierto despues de todo.. jaajaj!-Susan sonrió

-No es una recompensa-le cortó Yesung, Susan dejó de sonreír- es… una maldición…es horrible…no sabes cuanto…yo he llegado a intentar suicidarme cientos de veces pero es inútil…mas rápido o mas lentamente, la carne cicatriza y todo vuelve a su forma original…estoy muerto pero a la vez vivo…y…si no bebo sangre…me convierto en una bestia sanguinaria…yo hace tiempo que me rendi…e intento estar en paz…ya apenas salgo…nunca..acompaño a mis hermanos cuando estos se van de vacaciones o…de fiesta…no lo soporto…no soporto su estilo de vida…yo era un soldado…no un asesino…

Sin darse cuenta, el tiempo había avanzado desmesurablemente, y las temperaturas habían bajado. Susan sintió un escalofrío.

-Sé que no eres un asesino…es solo que…no sé…ser vampiro…no pensé que fuera tan malo…¿sabes? de pequeña me daban un miedo terrible los vampiros pero ahora, me gusta leer novelas y ver peliculas en el cine si tengo dinero suficiente…no sé…soy rara jeje

Yesung, se rió con desgana, miró al suelo y jugó con la linterna arrastrándola.

-¿De veras solo te has quedado aquí por curiosidad?-preguntó mirando pensativo la linterna.

-mmmmm no sé, ¿y tu? ¿de veras solo viniste a traerme el desayuno o buscabas algo mas? -Susan había imitado su tono, y Yesung si hubiera podido, se hubiera puesto rojo, pero tan solo agachó la cabeza avergonzado.

Se rieron un rato y entonces un ruido sonó en la lejanía. Yesung alzó el rostro alerta.

-¿Qué…?-Susan lo miró sin comprender y Yesung automaticamente tapó sus labios con sus dedos llenos de tiritas.

-Shh…no digas una palabra…creo que mis hermanos ya despertaron…pero…es muy pronto…debe ser por sus nuevas fuerzas…-Yesung hablaba entre susurros. Susan sintió que otro escalofrío recorría todo su cuerpo de nuevo y terminaba en sus labios, allí donde Yesung presionaba suavemente, este la miro y apartó lentamente la susodicha mano. Susan guardó silencio, y su expresión denotaba miedo- voy a mirar, tu quedate aquí, no salgas bajo ningun concepto, de acuerdo?

Susan asintió notando que empezaba a temblar. Yesung antes de marcharse la miró y entonces salió.

Susan pegó el oido a la madera y escuchó con atención.

Voces y risas. Pasos y…de nuevo el silencio.

Los minutos corrian en su reloj y Susan intentó esperar pero al cabo del rato ya no podía esperar más…necesitaba salir…tenía un mal presentimiento…necesitaba saber que Yesung estaba bien…así que sin poder evitarlo abrió la puerta y asomó su cabeza finalmente.

El salón parecía estar despejado. Algunas velas habían sido encendidas y desde los pisos superiores se oían algunas voces otra vez. Susan esperó cualquier señal de peligro con su mochila echada al hombro y cuando lo creyó oportuno andando de puntillas intentando ser tan silenciosa como un ratón pasó enfrente de la chimenea  que sin embargo seguía apagada y miró hacia la puerta, esta estaba entreabierta… quizás aquella era su oportunidad de escapar… recordaba que a pocos metros estaba la entrada principal…Susan intentó ser rápida. Anduvo con pasos ágiles, miró por la franja que se entreveía y pudo comprobar que en los pasillos tampoco no había nadie.

Abrió la puerta completamente, esta volvió a crujir. Susan apretó los párpados. Inspiró aire y abandonó el salón saliendo al pasillo y observó a lo lejos la entrada principal…comenzó a andar, cada vez más rápido, más y más rápido…  la entrada cada vez se hacía más grande y entonces….

-Oh…¡Hola!… no sabía que teníamos una invitada- una dulce voz habló a sus espaldas. Susan quedó congelada al instante, se giró levemente y divisó una figura no muy lejana que la miraba sonriente mostrando unos finos dientes afilados. Su rostro era angelical, casi como el de un niño lo que contrastaba con su cuerpo bastante musculado. El vampiro iba vestido con una pomposa blusa azul y unas ceñidas mayas amarillas que terminaban en unas tiernas zapatillas de andar por casa. La sonrisa no se borraba de su rostro sorprendido. Susan se giró para huir pero al volverse hacia la puerta, allí frente a ella, a escasos centímetros apareció el joven vampiro cuyos cabellos negros cortos estaban peinados hacia arriba como estaba de moda en aquellos momentos. De nuevo una gran sonrisa se dibujó en sus labios y Susan pudo ver perfectamente los colmillos un poco más desarrollados de lo normal.

-Hola preciosa, ¿cómo te llamas? yo soy Sungmin, ¿buscabas alguna cosa?- su voz era aguda e infantil. Y susojos grandes y expresivos, no pestañeaba y la miraba fijamente a los ojos. Susan tembló de miedo y comenzó a tartamudear.

-No…yo…yo ya me iba….

-Oh, no no no, no digas eso! seguro que quieres quedarte un rato mas y conocer a mis hermanos…!!-Sungmin  acarició sus hombros y la sujetó mientras volvía a sonreír gentil y a los segundos, alzando la vista de repente gritó- Chicos!!! Tenemos una invitada en la casa!!! BAJAR A VERLA!!!

Frente a los ojos de Susan comenzaron a aparecer uno a uno todos aquellos vampiros que vivían en aquel castillo. Sungmin la giró hacia ellos manteniendola sujeta. Aquellos nueve bellos vampiros mostraron reaccionaron de distintas formas: la mayoría tenían dibujadas sonrisas picaras, algunos estaban sorprendidos, uno parecía algo molesto….y por último había uno que estaba aterrado. Este era Yesung. El grupo pronto rodeó a Susan y comenzaron a hablarle casi simultáneamente.

-Vaya vaya! ¿Y tú de dónde has salido eh?-preguntó el perspicaz y rubio vampiro Eunhyuk.

-¿Que hacías aquí?- preguntó molesto el vampiro superior de todos, Siwon.

-¿No serás una ladrona eh? Eso estaría muy feo…-añadió Donghae con una sonrisa lasciva.

-¿Nos conocemos…?-preguntó interesado y coqueto Heechul acercandose peligrosamente y acariciando uno de sus mechones. Susan se apartó y Heechul se rió.

-Parece extranjera…-dijo Ryewook con semblante de interés y desconfianza.

Es extranjera… tan solo mira su vestimenta y su peinado…se nota que no es de aquí…-le respondió Sungmin alegremente y desdeñoso como si aquello fuera muy evidente.

-Bueno ¿qué hacemos con ella?- salió a preguntar Leuteuk. Kyuhyun se asomó tras él y se relamió sonriente.

-¿La invitamos a cenar?- preguntó un Shindong hambriento como siempre…

NOOOOOOOO!!!!!– la voz atronadora de Yesung resonó como el trueno en aquel pasillo de altos techos. Incluso las llamas de las velas tintenearon.

Todos se giraron en redondo apartándose de Susan  y esta le miró asustada pero de nuevo esperanzada de que este apareciera justo a tiempo.

-Nadie va a tocar a esa humana …-comenzó a decir sombríamente

-¿como? Yesung? Que estás diciendo? Ja!¿acaso te interesa? Venga ya!! si tu…-se giró incredulo Donghae.

-Silencio!!!! Es mia, yo la vi primero…vosotros siempre teneis todas las que quereis…esta será mia…es mi posesión y ninguno vais a degustarla…y quien se atreva deberá enfrentarse a mi…

-Vaya Yesung..me sorprendes..¿Desde cuando has cambiado de idea en cuanto a la sangre humana eh?-Un suspicaz Siwon mirada con los ojos entrecerrados a Yesung, escrutándolo, adivinando sus verdaderas intenciones- o acaso esta es otra de tus tretas y nos estas engañando…¿ mmm?

-Te equivocas Siwon..ella está bajo mis poderes..

-Demuestralo-le retó divertido Kyuhyun.

-Eso…-Añadió sonriente un Ryewook que dejaba lucir sus afilados anillos de sus manos. Susan al observalos recordó lo que la otra noche le vio hacer con ellos a las pobres muchachas. Su estomago se revolvió.

Yesung se había quedado en el sitio, tenso, enfurecido, sin mas palabras pero entonces, comenzó a avanzar hacia Susan con decisión y pies de plomo, con sus ojos fijos en los de ella…Susan notó algo distinto en ellos…Un brillo especial…

-Susan…te ordeno que vayas ahora mismo a las escaleras y subas a mi habitación…ahora..-su voz era autoritaria y fría..no como la de antes, Susan no quería hacer lo que le pedía pero sin entender como, sus pies comenzaron a moverse solos, y como si fuera una marioneta su cuerpo avanzó guiado por unos hilos invisibles, obedeciendo la orden de Yesung.

Todos a excepción de Siwon reían complacidos.

Yesung se dirigió a seguir a Susan pero la voz de Siwon le detuvo unos instantes.

-Espero que esto no sea ninguna treta de las tuyas Yesung..te lo advertiré solo una vez, acaba con ella esta  misma noche porque si mañana por la tarde sigue por aquí…entonces, ella pasará a ser asunto nuestro…recuérdalo- Siwon sonrió débilmente y sus rasgos volvieron a endurecerse.

Yesung asintió tenuemente con el rostro girando y el cuerpo aún en tensión y entonces se marchó dejando a sus compañeros sorprendidos e incrédulos. Susan subió las escaleras y llegó hasta la habitación de la última vez…avanzó y se detuvo ante la cama…soltó su mochila y se mantuvo recta hasta que Yesung cerró la puerta tras entrar al poco rato. Entonces Susan sintió que un peso era aflojado fuera de su pecho y pudo respirar tranquila…

-Siento..haberte hipnotizado…lo siento…de veras que lo siento…pero era la unica manera de que te dejaran en paz…-Yesung avanzó hasta llegar a ella. Susan temía mirarle…siguió de espaldas y miró al frente, hacia la ventana. Estaba cerrada y sintió la necesidad de respirar aire fresco. Susan avanzó y abrió la ventana. La luz de la luna iluminaba las amplias praderas y las zonas de bosque a lo lejos, y sombras negras de montañas se adivinaban en el horizonte. Yesung la siguió y se apoyó en la pared, su semblante era de arrepentimiento. Susan le miró entonces.

-No te preocupes…creo que puedo entenderlo…tan solo necesito saber que nunca más volveras a hacerlo…

Yesung alzó el rostro de pronto y asintiendo preocupado se reafirmó:

-Por supuesto, yo no quiero volver a hipnotizarte ni …

-Vale, vale…te creo-Susan sonrió de nuevo tranquila-…yo creo que lo más justo ahora seria que tu hicieras algo que yo te pidiera…¿no?-Yesung frunció las cejas extrañado y sonrió incrédulo- mmmm lo que acaba de pasar confirma lo que antes te dije…tienes poderes…y me gustaría ver qué más cosas eres capaz de hacer….Por ejemplo…¿puedes volar?

Yesung se rió y dejó descansar la espalda contra la pared y miró el techo sonriente. Susan sonrió sin comprender.

-Si te digo la verdad…¿me dejaras tranquilo y te iras a dormir ahora para mañana irte temprano de aquí?

-Te lo promento-mintió Susan.

-Si, puedo volar, ¿contenta?-Yesung la miró alzando las cejas.

-No, no puedo estarlo porque te pedí que me lo demostraras….-Susan sonrió maliciosa y Yesung dejó escapar aire sintiéndose engañado. Volvió a mirarla intentando ponerse serio, pero Susan alzo las cejas y aquello le hizo sonreír de nuevo. Cada vez que Yesung sonreía Susan sentía que su corazón se derretía.

-Está bien…pero solo un rato…-Yesung finalmente accedió- y bueno…espero que no te asustes cuando las veas…

-¿El que…..?-Susan abrió mucho los ojos cuando Yesung apartándose un poco separó los brazos de su cuerpo y desde sus axilas comenzaron a caer una fina membrana. Era de su propia piel, eran una especie de alas. Susan quedó boquiabierta. Yesung sonrió a medias. Susan dio unos pasos y alzó una mano.

-¿Puedo?-preguntó entonces. Yesung asintió. Susan con los dedos acarició aquella piel que descubrió que era muy suave y entonces Yesung soltó un bufido y reaccionó ante aquellos roces dandole pequeños espasmos.

-jeje, me haces cosquillas-dijo contrayendo el estomago. Susan intentó hacerle cosquillas voluntariamente pero Yesung se apartó y le amenazó con no mostrarle como podía volar. Susan se rindió y esperó a ver que hacía Yesung. Este estiró sus alas, y luego se asomó a la ventana, esta era muy amplia y ancha. La abrió completamente y saltó afuera perdiéndose en la oscuridad. Susan corrió a  asomarse y Yesung al poco rato apareció con una fuerte oleada de aire hacia arriba y bajó tendiendole las manos. Susan se subió al bordillo y se abrazó al cuello de Yesung el cual tirandose de espaldas al poco rato se dejó caer. Susan no pudo evitar chillar de la impresión, pero poco a poco aquellos movimientos bruscos fueron reduciendose y ascendieron muy alto, permitiendo a Susan ver una mágnifica panorámica de aquellos parejes nocturnos. No muy lejos divisó el mar. Este brillaba iluminado por la luna que a ratos se escondía entre negras nubes.

Yesung planeó sobre los bosques y a ratos cerca del castillo, permitiendo a Susan que viera todo lo que desde el suelo era imposible divisar. Mientras, le contó antiguas leyendas y anecdotas de su vida…Susan estaba maravillada en todos los sentidos.

En aquellos momentos, ambos ignoraban que estaban siendo observados por un par de ojos brillantes. Concretamente los de Sugmin que asomado desde su ventana los observaba con la cabeza apoyada entre sus manos y sonreía embelesado.

-Parece que esos dos se lo estan pasando verdaderamente bien…-afirmó Sungmin enternecido hablando para Siwon, el cual estaba recostado en la cama. Sungmin se giró y cogiendo una copa llena de sangre se la llevó a los labios.

-Si, pero ese juego no durará mucho tiempo…o al menos eso espero…por el bien de Yesung…-afirmó serio Siwon.

-Oh…cómo les envidio…-suspiró Sungmin tras mirar de soslayo a Siwon para volver a observar a la pareja que volaba en el cielo haciendo piruetas.

Yesung  dio una ultima ronda por aquellos parajes y finalmente tuvieron que regresar al castillo.

Susan aún sentía su rostro frío cuando se metió dentro de las sábanas y miró a Yesung como preparaba su cama, la cual estaba dentro de un armario.

-Espero que duermas bien…y que no seas alergica al polvo…

-Tranquilo…-Susan se recostó y se giró hacia donde estaba Yesung. Este se había quitado la chaqueta y las botas, y tan solo llevaba unas finas ropas, rasgadas por la zona de las alas. Este se introdujo en un gran ataud abierto. Susan estaba muy contenta- oye…gracias por lo de esta noche…lo he pasado genial, ha sido..alucinante…de verdad-le sonrió agradecida, Yesung volvió a sonreír.

-No hay de que, las gracias debería dártelas yo a ti…ya que hacía mucho que tampoco lo pasaba así de bien…bueno, buenas noches y…adios…espero que mañana llegues pronto a la ciudad…que descanses…-Yesung tras una ultima sonrisa, cerró el armario.

-Buenas noches…-Susan acababa de poner la alarma al móvil y se quedó mirando el armario cerrado. Ella entonces se tumbó, sin dejar de mirar el armario. Comenzó a dar vueltas entonces.

No podía dormir. No podía sabiendo donde estaba y  que nunca más le volvería a ver…el semblante de Susan se volvió triste. De repente bajó las sabanas con los pies y se bajó de la cama para andar hasta el armario. Se acercó e intentó escuchar pero nada…ni un ruido. Fue entonces cuando tímidamente dio unos golpecitos sobre la oscura madera. Se oyó abrirse el ataud y las puertas se movieron hacia fuera, Yesung se asomó preocupado:

-¿Qué ocurre?

-Es que…sé que quizás vas a pensar que soy una niña pequeña pero…me gustaría que me hicieras compañía hasta que me quedara dormida..es que…este sitio…ya sabes…solo un rato..por favor..-Susan notó un fuerte calor en su rostro y que la boca se le resecaba.

Yesung se quedó pensativo.

-O si quieres me meto contigo en el ataúd- Susan hizo el ademán de intentar meterse allí con él, pero Yesung la detuvo:

-No, no este sitio es muy pequeño para lo dos jeje, no…bueno…si te da miedo dormir sola aquí…puedo estar contigo un rato…pero no creo que sea apropiado que los dos estemos en la misma cama…

-No tranquilo, no pasa nada…vamos! ven, ven..-susurró Susan y cogiendo una de las manos de Yesung lo llevó a la cama, Susan se tiró y boca abajo se acomodó la almohada. Yesung lentamente se recostó a su lado y miró hacia otro lado. Aquella situación era realmente extraña para ambos.

-Hablamé un poco más de ti…-Susan se giró hacia él y se acercó un poco más. Yesung, cuyos ojos brillaban como los de un gato en la noche, sonrió y comenzó a hablarle de su infancia…de los juegos que recordaba…de la comida de su abuela…Susan se acercó más y quedó a escasos centímetros del rostro de el. Se miraron callados. Pero Yesung perturbado miró al techo y continuó hablando. Susan soltó el aire, su corazón latía con fuerza y estaba cansada, y  quiso luchar contra ello pero, finalmente poco a poco sintió que se dormía. Yesung  aun estaba hablando cuando la descubrió dormida. Sonrió y se giró un poco mas hacia ella y la observó dormir y cerró los ojos un momento disfrutando de estar de aquel modo junto a la chica más bonita que había conocido jamás…

Al poco rato, un cálido abrazo envolvió el pecho de Yesung, este abrió los ojos sorprendido y vio a Susan abrazada a él, estaba dormida y su rostro casi parecía sonreír. Yesung miró sus labios entonces…realmente eran tentadores…toda ella era tentadora…un delicioso bocado que Yesung deseaba realmente probar…probar todo de ella….Yesung alzó una mano para acariciar el rostro de ella pero algo le detuvo…era algo que estaba empezando a crecer en su interior, a pelear contra sus fuerzas y su determinación,y se trataba de amor.

Yesung sabía que aquello era demasiado peligroso…sabía que no debía enamorarse…y por ello, haciendo un gran esfuerz0, cerró los ojos y apartó los delgados brazos de Susan y salió de la cama…la arropó y se marchó al armario. Un pequeño dolor hacia que su corazón le escociera y luego estaba el hambre…recordó lo hambriento que estaba…aún quedaban algunas horas antes del amanecer…estaba demasiado débil para ir a cazar por lo que decidió hacer una visita a las despensas…

Aunque aquella sangre almacenada en tinajas sabía asquerosa, era lo único que tenía…y según él, era lo único que se merecía un ser tan repugnante como el…

———————————————

Una conocida canción comenzó a sonar y rescató la mente de Susan entre un mar de oscuridad y sueños raros. Susan se incorporó y encontró a su lado una bolsa con comida y una nota de Yesung.

Buen viaje. Espero que encuentres pronto lo que estas buscando.

Susan recordó que la noche anterior Yesung le preguntó a ella porqué había viajado a Transilvania y entonces ella le habló de todos sus viajes, de aquella extraña sensación de falta…de que buscaba algo…algo que no sabía qué era pero que lo necesitaba…Yesung no dijo nada entonces, tan solo la escuchó atento y sonrió. Susan miró la comida, eran embutidos, queso y pan. Se le hizo la boca agua. Y entonces miró el armario. Quería despedirse mejor de Yesung pero…no podía…Susan en la cama comenzó a picotear un poco. Miró la luz de afuera. Hacia un buen día. Se oían cantar ciertos pájaros y apenas habían nubes.

Susan no lo pensó mas, debía actuar rápidamente. Salir de allí cuanto antes. Volvió a cambiarse. Se puso otros vaqueros, una blusa larga y algunas camisetas de interior. Se hizo con todas sus cosas y salió del cuarto sin mirar atrás. Corría, huía…huía de todos aquellos horribles recuerdos..y… también de aquellos otros inolvidables recuerdos…corrió y cerró con fuerza la puerta. Siguió corriendo, hasta que sus pulmones se rindieron. Se detuvo, el castillo quedaba atrás. Lo miró una ultima vez, a la luz del día se veía distinto, antiguo…viejo…Susan se apretó la mochila y sacó su mapa. Intentó orientarse pero aquello no fue muy fructifero. Al final decidió andar, andar lo mas alejado del castillo, poco a poco se fue alejando y se internó en una arboleda. Susan a cada paso, sentía más peso sobre sus hombros, como si una piedra hubiera caido sobre su corazón…un enorme peso la oprimía y le daba ganas de llorar…Susan intentó andar un poco más pero finalmente las lágrimas fueron más fuertes y la obligaron a derrumbarse.

———————————————-

-Bueno chicos, ¿para cuando nos vamos de vacaciones? ¿no dijimos este año de ir a Nueva York?-Eunhyuk y Donghae iban bajando detrás del grupo y nada más despertar a aquellas horas de la tarde, comenzaron a comentar aquello.

-Si, el otro día hablé con un nuevo hotel para reservar este año- respondió Leuteuk- Decidme un día y les vuelvo a llamar-añadió mientras se revolvía el pelo.

-Oh!! y porqué no hoy mismo?-Sonrió ilusionado Sungmin. Al resto aquello les pareció una buena idea, muchas conversaciones comenzaron a estallar, llenas de comentarios de todas clases, pero el silencio llegó en cuanto Siwon saludó a Yesung que estaba sentado en su sillón del salón leyendo su novela favorita.

-Hola Yesung…¿y la chica?-preguntó Siwon con una media sonrisa.

-Ya no está aquí…-respondió Yesung sin mirarle.

-¿ Estas seguro Yesung? yo aún puedo olerla…mmmm….deliciosa….debiste disfrutarlo en grande con ella anoche ¿no?¿qué hiciste al final con su cuerpo?-preguntó Donghae muy sonriente.

-No hice nada, se marchó muy temprano y a estas horas ya estará muy lejos de aquí…-respondió Yesung pasando de página. Los rostros de todos se tiznaron de sorpresa y miedo.

CÓMO?!!!-saltaron muchos de los chicos vampiro al unísono.

¿Cómo que se fue temprano? La dejaste escapar estúpido?!!!-Siwon lo agarró del cuello de la camisa y lo zarandeó.

-Si, hice lo que quise y ya ninguno de vosotros podéis hacer nada…-Yesung sonrió sintiéndose satisfecho con su obra. Siwon mostró intenciones de abofetearle pero Sungmin intervino sujetándole de un brazo y hablándole con dulce voz.

-No Siwon…recuerda que es uno de los nuestros… no debemos…vamos… tranquilízate…la buscaremos por los alrededores, y si no aparece, no hay nada que hacer, nos iremos de vacaciones a pasarlo bien, a beber sangre de bonitas chicas extranjeras y todo se pasara, ¿de acuerdo?

mmmm…buscadla, por el castillo y por fuera…en cualquier sitio…pero empezad…¡YA!-ordenó Siwon con una estridente voz que a todos estremeció. Acto seguido todos actuaron de inmediato y emprendieron el vuelo. Siwon también se marchó y Sungmin se quedó un rato mirando a Yesung y pudo notar lo triste que estaba en el fondo.

Pero Sungmin aunque prefiriera quedarse por allí, tenía que unirse a los demás a buscar a Susan y así lo hizo.

————————————–

El sol estaba escondido, cierta claridad se veía, pero era tan suave que no podía hacerles daño. El grupo de fuertes vampiros estaban reunidos afuera del castillo.

-Yo no la he visto por ningun lado, su rastro se pierde hacia las montañas…-afirmó Ryeowook

-Lo mismo…-le secundó Kyuhyun.

-Bueno…si no llega a la ciudad…los lobos ya se harán cargo de ella…bueno, preparaos entonces, nos iremos en pocos minutos, porcierto, sabe alguno ¿donde esta Sungmin?- Siwon se dirigió a todos.

-Estará regresando de buscar a la humana…estaba buscando en el bosque- respondió Leuteuk.

—————————-

Susan sentada sobre aquella roca no podía parar de llorar. Una y otra vez se lo decía, una y otra vez se regañaba a si misma, pero su corazón no atendía a razones. Se había enamorado, por fín había encontrado lo que quería y lo había abandonado…se había rendido…y ahora estaba atardeciendo y estaba en medio de un oscuro y entramado bosque, una leve espesura dejaba entrar la luz naranja del atardecer.

Varios chasquidos a sus espaldas la alarmaron súbitamente.

-Oh no…otra vez lobos no…- se temió Susan, pero para su mayor sobresalto y expectación, de entre unos arbustos apareció la figura de Sungmin, el cual sonrió ampliamente al verla de nuevo.

-¡Susan!-anduvo rápido hacia ella, y Susan retrocedió asustada protegiéndose. Sungmin entonces se detuvo y sonrió más comedido- tranquila…no voy a hacerte daño…solo he venido para despedirme de ti y…-sus cejas se fruncieron expresivas- pero..oye!!…¿por qué estas tan triste? La verdad es que no deberías seguir aquí…-Sungmin se acercó y la miró a los ojos con rostro compungido.

Susan sollozó incapaz de hablar. Sungmin corrió a abrazarla y la arrulló como a un bebe.

-Shh shhh, ya está ya está…ooh…pequeña…ya sé lo que te pasa…ooh…sé lo que se siente, lo sé…yo cuando era mortal también una vez estuve enamorado y…oh…es muy doloroso lo sé…pero..-Sungmin se separó un poco y acariciando su cabello siguió hablando- pero el amor, después de todo es muy bello…y más cuando se es correspondido…-sonrió gentil. Susan sonrojada de tanto llorar lo miró sin comprender.- oh si pequeña…Yesung también te quiere…no sabes cuanto…hum,hum lo he visto-asintió con los labios arrugados a un lado- y por eso él ahora está muy triste…creo que nunca le he visto tan apagado…la verdad es que me da mucha pena..y más que ahora que nosostros nos iremos y le dejaremos solo…

-¿Os vais?-preguntó con la voz tomada Susan.

-Si…de vacaciones, seguramente durante unas semanas…-Sungmin la miró sin pestañear, como siempre.

-Oye Sungmin…¿podrías llevarme al castillo?-preguntó ella al fin.

La sonrisa abandonó unos segundos a Sungmin, pero poco a poco volvió a resurgir a la vez que este comprendía las intenciones de Susan.

-¿Estas segura de que es eso lo que quieres?-le preguntó con las cejas alzadas.

-Si…-respondió Susan mirándole directamente a los ojos.

-¿Sabes lo que eso conlleva verdad? Estas poniendo tu vida en sus manos…-Susan asintió decidida, había tomado una decisión y ya nunca más se rendiría. Sungmin sonrió muy contento y la abrazó con fuerza unos segundos- ¡muy bien! yo te acerco al castillo y durante un rato te escondes en las cuadras y luego vas a buscarle…ya verás lo contento que se pone cuando te vea…se llevará una muy muy grata sorpresa!-Sungmin volvió a sonreír resplandeciente. Susan sonrió y se secó las lágrimas. Sungmin sacó sus alas y Susan lo abrazó desde el cuello y así  alzaron el vuelo.

————————————–

Como en el resto de ocasiones, para aquellas vacaciones improvisadas los chicos tampoco contaron con Yesung. Este por su parte se quedó en la ventana de su habitación, observando como sus hermanos emprendían el vuelo y sus figuras comenzaban a hacerse más pequeñas.

———————-

-¡Vaya Sungmin!, por un momento creí que no vendrías con nosotros y que encima te quedarías con el tonto de Yesung ajaj!-bromeó Eunhyuk al ver llegar Sungmin que se unía a ellos durante el vuelo nocturno para viajar hacia su destino de vacaciones.

-Oh! que tonto eres tu al creer eso, jeej! que va, tan solo me despedí de él…nada más…-respondió Sungmin achicando los ojos, Siwon le miró de reojo y no dijo nada, volvió la vista hacia el horizonte estrellado, estaban volando sobre el gran océano, en unas pocas horas, llegarían aún de noche, a un enorme y lujoso apartamento alquilado por su hotel.

Una de las grandes ventajas de ser vampiro era aquella.

La de ser rico.

——————————–

Yesung ya había dejado de ver a sus hermanos, ahora tan solo observaba el tranquilo paisaje, y a lo lejos, el viento traía el susurro del mar…pero un nuevo sonido atrajo su atención. Unos pasos, unos pies que corrían subiendo escalones. Yesung se quedó quieto, concentrado en aquel ruido repetitivo y entonces escuchó la puerta abrirse y notó aquella presencia…alguien que acababa de entrar a la habitación y se había quedado de pie… mirándole bajo el marco de la puerta. Yesung pudo olerla y no pudo creerlo, muy lentamente se giró y allí la encontró, tal como sus sentidos la habían descrito…tal y como la había oido…allí estaba ella..sonriente…ésta soltó sus cosas sonoramente.

Yesung se levantó entonces.

-Susan…

Los pies de esta comenzaron a correr y Yesung no tuvo mas que dar dos pasos y sus cuerpos chocaron en un cálido abrazo que se unió gracias a sus labios. Ambos suspiraron dentro de los labios del otro torpemente y aunque se conocían de solo unos días, durante todas aquellas horas, siempre habían deseado lo mismo…desde el primer momento que se vieron…ambos lo supieron…y ahora sus labios se encontraban, se rozaban, se fundían secos y húmedos..y sus lenguas les siguieron después. Yesung la abrazó y la olió suspirando de alegría y emoción…Susan lo abrazó con fuerza. Nunca pensó que podría echar de menos tanto a alguien.

Se miraron a los ojos en un intervalo de escasos centímetros de separación entre sus labios.

-¿Por que has vuelto?…No…-comenzó a decir Yesung emocionado con un hilo de voz.

-Shhh…si he vuelto es porque quiero estar contigo…porque te quiero…por eso he vuelto…-Susan entrecerró los ojos y miró los de él y luego sus labios, Yesung respiraba agitado, y ella también, ambos no pudieron aguantarlo más y volvieron a besarse con necesidad.

Realmente se necesitaban el uno al otro. Se abrazaron, se acariciaron, se conocieron con las manos y los labios…casi a punto de perder la respiración. Anduvieron hasta la cama y Susan le obligó a sentarse para que ella pudiera sentarse en su regazo. Siguieron besándose. Yesung acarició su espalda, por encima y debajo de la ropa, Susan tocaba su pelo, sus mejillas, su cuello, su fuerte pecho…y por último sus brazos musculosos…

Terminaron tumbándose en la cama. Susan estaba sobre Yesung y este acariciaba su cara, su cuello y luego sus manos  bajaron fugaces hasta las caderas de ella. Susan se balanceaba sobre él y se quitó su blusa, y él entonces con las manos resbaló sus camisetas de interior para poder acariciar su espalda desnuda y luego llegar a sus pechos. Susan suspiró al sentir sus manos allí. Poco a poco la ropa fue abandonando sus cuerpos y tan solo quedaron los pantalones de él y el slip de ella. La fricción de sus cuerpos creaba un inmenso calor entre ambos, la saliva los saciaba y Susan cada vez quería más y más….Ella por lo tanto comenzó a desabrochar los pantalones de Yesung y este besó la barbilla de ella, comenzó a bajar, y entonces se encontró con su cuello…aquella palpitante zona de piel tersa y fina…de venas y de…sangre.

Yesung cerró los ojos y detuvo las manos de Susan en su entrepierna.

-No…para…no puedo…-dijo asfixiado.

-¿Como?-Susan le miró confusa, le acarició el rostro y Yesung al  mirarla de nuevo en sus ojos vio que buscaba explicaciones…Yesung carraspeó.

-Lo siento Susan pero…para que esto funcione…necesito beber sangre y…hace varias horas que no me alimento…-Yesung tragó saliva y esquivo la mirada de Susan avergonzado…Susan cogió su rostro y le miró comprensiva.

-Yesung…-besó con suavidad sus labios a ratos- no pasa nada…si necesitas sangre..puedes morderme…sé que no me harás daño…así que adelante…no me importa…

-No, Susan, no no no, ni hablar, yo…no sé…no sé que podría..-Yesung se puso muy nervioso, incluso intentó incorporarse pero Susan le detuvo intentando tranquilizarlo con sus caricias.

-Shhh…shhh…Yesung, yo confío en ti…vamos…por favor…no temas…quiero hacerlo…y si para ello tienes que morderme…estoy dispuesta…por favor…-Susan se sentía segura de sí misma y de aquella seguridad Yesung poco a poco se fue contagiando. Susan se pegó a él otra vez y acercó su cuello a su rostro. Yesung besó aquella zona, comenzó a lamerla, y sintió que los colmillos le dolían, estaban creciendo…abrió más la boca y siguió chupando el cuello de ella hasta que sintiéndose preparado comenzó a rozar con los incisivos la delicada piel…Susan respiraba agitada mientras Yesung con sus manos acariciaba sus senos y luego, con una mano bajaba por su vientre hasta llegar a su sexo humedecido por la excitación. Al mismo tiempo que seguía besando su cuello, acariciaba su clitoris y sus dedos poco a poco hacían más presión.  Susan desesperada buscó la boca de Yesung y este finalmente la penetró con varios dedos mientras sus lenguas volvían a encontrarse. Susan gimió de placer.

-Incorpórate un poco…antes de hacerlo quiero hacer otra cosa…-le pidió al poco rato Yesung.

Yesung estaba recostado y Susan a horcajadas ahora sobre él. Fue entonces cuando él la guió agarrando sus caderas para posicionarla encima de su cabeza. Susan antes de hacer esto, se quitó aquella fina prenda para permitirle a Yesung que la poseyera allí abajo con su lengua. Una vez que las rodillas descansaban a cada lado de su rostro, Yesung apretando los glúteos de ella con sus fuertes manos, acercó el rostro y con su lengua comenzó a saborear su clítoris y los labios superiores. Susan perdió la cordura en aquellos momentos, sus gemidos se incrementaron, la lengua de Yesung sin piedad la hacía temblar hasta tal punto que Susan tras un doloroso rato de placer se apartó tumbándose sobre él, besándolo  y volvió a mostrarle su cuello.

-Muérdeme…por favor…quiero sentirte dentro de mi ya…-suplicó excitada. Yesung de nuevo lamió aquella zona y sin poder resistirlo mas, clavó sus colmillos en la tierna carne finalmente.

Yesung al saborear el fluido de la caliente sangre de Susan no pudo evitar gemir de gran placer.

-Ah…-Susan por su parte cerró los ojos por la dolorosa sensación pero afortunadamente poco a poco la presión de los dientes disminuyó y tan solo sintió que los labios de Yesung succionaban y su lengua rozaba desesperada su piel.

Yesung cobrando nuevas energías y notando como la nueva sangre que llegaba a su cuerpo era bombeada a su miembro y este rápidamente crecía, hizo girar salvajemente a Susan para colocarla debajo de él. Sin más preambulos, la penetró, sin separar sus labios de la herida abierta. Susan gimió sonoramente al notar como la llenaba poderosamente.

Y al principio lento pero cada vez con más ritmo, aquella mezcla de dolor y placer se convirtió en algo exquisito, Susan suspiraba, gemía, se relamía…abrazó a Yesung, sus dedos se perdían entre sus cabellos  y entonces los labios de este regresaron para besarla.

Un fuerte sabor a sangre inundó su boca, pero aquello no le importo a Susan, sus lenguas jugaron y Susan pudo notar los colmillos afilados de Yesung. Estos pincharon sus labios y la hicieron sangrar. Yesung se deleitó de nuevo y la besó con gran deseo y siguió penetrándola manteniendo un ritmo frecuente pero al mismo tiempo la sed de sangre era demasiado grande que finalmente consiguió doblegarlo y llevó a Yesung de nuevo al hueco del cuello de Susan. Esta al volver a sentir sus colmillos gritó de placer, nuevas arremetidas, cada vez más fuertes la sorprendían y poco a poco intensificaban aquella explosiva sensación. Ya faltaba poco, podía notarlo. Yesung seguía bebiendo de ella, y cada vez iba más rápido y con más fuerza, sus cuerpos chocaban y agitaban la cama que hacía ruido contra la pared. Susan poco a poco dejó de oír nada, ni a si misma, tan solo notaba los labios de él en su cuello, y su pene erecto dentro de ella, llevándola al extremo…hasta donde nunca nadie antes la había llevado…Susan aprisionó el cuerpo de Yesung con fuerza mientras todo su cuerpo era presa de un poderoso clímax que la sacudió por completo. Yesung comenzó a ir un poco más lento, pero no se detuvo, aún le quedaba a él alcanzarlo. Susan dejó sus piernas lacias y sus manos sobre la espalda de él….el placer seguía ahí, y completamente mojada, sus cuerpos resbalaban perfectamente y aquel roce era realmente placentero pero algo iba mal…Susan se percató de que Yesung no se separaba de ella…no paraba de beber su sangre…Susan comenzó a asustarse un poco…le llamó:

-Yesung…Yesung…

Pero el no contestaba, había perdido el control, ya no escuchaba a nada ni nadie…tan solo a su enorme sed…a aquella sed que durante tantos años había acallado y que una vez despierta de nuevo, era imparable…Susan comenzó a llorar…y no por miedo a morir…sino por miedo a dejarle…ella no quería irse…pero ya no habían opciones…lo aceptaba…ya había aceptado ese riesgo desde que decidió volver, lo había aceptado cuando Sungmin le preguntó…y ahora estaba conforme…Susan en un último intento de detener a Yesung, probó a separarlo con sus brazos pero ella ya no tenía fuerzas…sus manos cayeron inertes y un fuerte dolor se abría paso en su cuello…la succión no cesaba…Yesung no iba a parar…Susan con lágrimas corriendo por sus mejillas sonrió debilmente y con una mano que descansaba aún en el cuello de él, hizo el esfuerzo de moverla y acariciar su cabeza una ultima vez…

Un enorme sueño la estaba inundando…los ojos se le cerraban…la oscuridad comenzaba a pintar la habitación…sus últimas fuerzas las usó para decir unas palabras…

-Te quiero Yesung…-y entonces Susan exhaló su ultima bocanada de aire.

Yesung bebió y bebió hasta que no pudo más, hasta que el orgasmo lo fulminó  con un enorme gemido. Yesung terriblemente embriagado de sangre cayó inconsciente entonces sobre el cuerpo inerte de Susan.

———-

Pasaron dos horas hasta que Yesung pudo volver en sí. Tumbado sobre Susan, notó frío, el cuerpo de él ahora era cálido y su piel se erizó. Debajo de él no noto movimiento alguno. Susan no respiraba. Yesung no escuchaba su corazón. Al levantar el rostro miró la herida y el miedo lo invadió por completo. Yesung poco a poco se incorporó con dificultad y una vez se enfrentó a la verdad…este no quiso creerla.

-Susan…Susan…Susan…- la llamó tembloroso, alzó las manos e inútilmente acarició a su amada para despertarla. Esta tenía los ojos cerrados y su piel se había vuelto blanca. Yesung se negaba a creer lo que estaba viendo- no…no…Susan…despierta…dime algo…háblame..no…no….no Susan…NOOOO!!!- Yesung quería llorar pero no podía…estaba muerto…tan solo podía sufrir…Dejó caer su rostro sobre el pecho de Susan, la abrazó, cogió su rostro, la siguió abrazando y lloró sin lágrimas…lloró y lloró por haber matado a lo único que más quería en el mundo. Yesung se sentó y abrazó el cuerpo de Susan, comenzó a frotarlo intentando revivirla, darle calor, pero nada funcionaba, todo era en vano…Yesung gritó desesperado. Siguió acariciando su rostro, su pelo, sus mejillas, se llevó su mano a su cara, toda ella estaba fría…sin vida…ya no quedaba nada…tan solo un cuerpo inerte…

Yesung se balanceó abrazándola entre sollozos. Maldiciéndose a si mismo…

De repente una idea iluminó su mente…A Yesung se le ocurrió que quizás aun había posibilidades de convertirla  por lo que se mordió la muñeca abriéndose una profunda herida que puso en los labios entreabiertos de Susan. Dejó que la sangre cayera dentro de ella…lo intento durante un buen rato hasta que finalmente se dio por vencido. Susan no despertaba. Ya no podía hacer nada…la había perdido para siempre.

La herida poco a poco se cerró, Yesung se quedó quieto, con el rostro agachado y Susan descansando en su regazo. El tiempo seguía su curso y Yesung notó que la hora del alba se aproximaba…

Tomó una decisión.

Yesung tumbó con delicadeza a Susan y se dispuso a vestirse con rapidez. Recogió el cuerpo de Susan envuelto en mantas y en brazos lo llevó hacia el baño. Abrió el agua y llenó la bañera con agua caliente. Sumergió a su amada y comenzó a limpiar sus heridas. Con mucha suavidad pasó una esponja por sus labios limpiando la sangre seca y una vez terminó con todo el cuerpo, con mucho cuidado la secó y la vistió con aquel vestido rojo con el que vio por primera vez….cuando tras seguirla la vio desnudarse en el salón…

Yesung peinó con delicadeza su cabello y una vez lista la levantó en brazos para salir fuera del castillo. Quedaban pocas horas para el amanecer y cuando llegaron a la playa, Yesung  dejó a Susan entre mantas en un lugar seguro al lado de unas barcas. Y con todo el material que encontró no tardó mucho en construir una pila. Una vez todo listo, Yesung colocó las cosas de Susan y el cuerpo de esta sobre la pila.

La miró. Aun habiendo perdido todo su color y su alegría, su rostro estaba sereno y seguía siendo bella.              Era ella…su dulce amada…su luz…Yesung la besó suavemente en los labios y no pudo repremir un leve sollozo. No muy lejos había dejado preparada una antorcha.  Fue a por ella y a por un cubo lleno del óleo que utilizaban para humecer las antorchas. Vertió el líquido alrededor de Susan y con la antorcha en mano se quedó inmovil unos segundos.

-Susan…si realmente hay otra vida después de esta…espero que encuentres una en la que seas muy feliz…lo siento…te quiero…-y entonces soltó la antorcha al pie de la pila y el fuego comenzó a crecer alimentándose de la madera avivándose por el negro aceite.

Una gran hoguera ascendió hasta los cielos y una torre de humo la coronó. Yesung temblaba de pie, con los labios sellados mientras observaba como el cuerpo de Susan iba desapareciendo poco a poco. El cielo ya comenzaba a estar más claro, la hora se acercaba.

Yesung abandonó la hoguera, ya se había despedido, ahora debía esperar a que llegara la ardiente mano de luz de la mañana y que esta le otorgara su merecido.

Lentamente anduvo hasta el límite de la arena seca. Observó la costa y las rocas que en la lejanía. El azul del cielo realmente era bello…y en el horizonte un rosado fondo era el claro indicio de que el sol en pocos minutos emergería.

Yesung miró el agua y para su sorpresa divisó algo, una cabeza que comenzaba a emerger…agudizó la vista y su corazón de lentos latidos dio un potente latigazo. Yesung comenzó a llorar…a llorar verdaderas lágrimas, porque de entre las cristalinas aguas de aquel mar, estaba naciendo la figura de Susan. Yesung de rodillas lloró, no podía creerlo, pero era una bella visión: Susan completamente mojada, como si de una bella sirena se tratase, avanzaba hacia él y el decidió ir a su encuentro. Se levantó lleno de arena y avanzó hasta la orilla donde el agua llegó hasta sus pies descalzos. Susan estaba frente a él. El agua salpicó sus rodillas y Yesung miró aquel dulce rostro que lo miraba pacíficamente. El joven sollozó dolorosamente.

-Lo siento….lo siento mucho…yo no quería que esto ocurriera…no quería…

-Shhh..shhh…no lo sientas…no tienes que sentir nada…lo hecho hecho está y no hay vuelta atrás…no sufras…yo estoy aquí…-una mano húmeda de Susan acarició su mejilla y Yesung sonrió triste.

-Ahora podré ir al lugar que me corresponde…al infierno…y allí pagaré por mis pecados…

-No, tu no te mereces ir al infierno-negó con la cabeza Susan y sonrió-Yesung…he vuelto porque te quiero…y porque no me voy a ir de aquí sin ti…quiero que vengas conmigo…vamos…ven…-Susan se acercó lentamente a Yesung, con una media sonrisa…y este entrecerró los ojos sintiendo como las manos de ellas envolvían su rostro. Los dos cerraron los ojos y el amanecer de aquel día llegó.

-Te quiero Susan…

Un fuerte viento sopló y fundiéndose en un húmedo beso, ambos amantes desaparecieron, convirtiéndose en un único corazón, en un único abrazo, en un único recuerdo.

—-

FIN  

 

Nota de la Autora:

Por fin terminé esta triste historia…espero que no me odieis nadie…pero bueno, lo que hice lo hice disfrutandolo todo, lo gracioso, lo tierno, lo romantico lo hot y lo super drama también…me alegro de haber escrito una historia de este tipo y es porque, en la vida real, hay tantas historias de amor reales tan tristes que desconocemos que…no sé, es como un homenaje que les hago. La vida no es un camino de rosas, y por ello, si somos afortunados, debemos de dar gracias por lo que tenemos, y vivir la vida, disfrutarla y aprovechar todas las oportunidades, porque vida, no hay mas que una, y es muy corta.

Gracias por leer este Oneshot, espero vuestros comentarios!! Please no seais muy duras conmigo TT_TT!!!

Como siempre, y cada día más, os quiero a tod@s.

Y en especial, me gustaría dedicar este fanfic a Pescaito que fue ella quien me retó a escribirlo, …espero haber superado la prueba y que te guste y no llores mucho con esta historia.

Saludos!

Sensei.

 
14 Comments

Posted by on 23/03/2012 in Historias del Cuaderno Rojo, RETOS

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

14 responses to “Reto para Pescaíto: “Blood is my Pain”, 1ª historia del Cuaderno Rojo

  1. Ino

    24/03/2012 at 02:18

    aww clau no creo que pescaito llore mas de lo que yo llore T_T que linda!!!….

    hoy notendras el comentario de 600 palabras que siempre te dejo, es que todavia estoy en shock por la muerte de susan y de yesung aigo pero fue tan lindo….
    (eyi toma 2 minutos para terminar de chillar)

    todavia estoy llorando.
    …..
    .
    .
    .
    . y sigo llorando….
    .
    .
    .
    .
    .ya creo que ya… por otro lado me gusto mucho los sujus vampiros malos WAAA!!!! re malotes… ¿porque no me llevaron a mi tambien de vacaciones?
    sabesque al final meilucionaste? yo crei que la habia alcanzado a convertir T_T (esperate vuelvoy lloro otro rato)
    Sensei me encanto sunming que cosa mas tierna consolando a susan *_* …… ¿el sabia que yesung la iba a matar? hay no se……
    .
    (un minuto para llorar)
    .
    . ¿cuando actualizas L.R.S? o Masked Love? Eyi quiereee!!!…..
    Espero que hay no mates a nadie de los que me gustan,por que si no¬¬
    ..por otro lado que paso con sedientos de amor? ah? a Eyi le gusta.
    ¿porque estoy hablando de mi en tercera persona?
    ¿y porque estoy haciendo tantas preguntas?
    …por el amor de yesung y susan…….(T_T ya toy llorando otra vez) valla que aveces soy estipeda,lloro como magdalene y me rio al mismo tiempo.

    bueno ya dejo de escribir porque hoy me pinche como 4 veces cada dedo con un lanzeta… asi que Chau chicas. LAS ADORO!!
    PESCAITO!!! SOY TU FAN NUMERO 1!!!!
    SENSEI!!! YO SOY TU SALTAMONTES!!!!!

     
    • Sensei

      24/03/2012 at 11:47

      Jo, cuando leo que lloráis leyendo enserio se me encoje el alma y me siento culpable >o<!!!! pero bueno, si te gustó eso es lo que cuenta ^^ Yo me emocioné mucho con algunas escenas pero no llegue a llorar… quizás es la maldición del escritor xd
      Y si, yo tb me lo pase muy bien con los sujus malotes jajajaj, me hubiera gustado escribir mas de ellos, se me ocurrían mas escenas pero no podía ser, porque, ya de por si me kedó largo el capitulo…así que no era plan enrollarse mas, yo lo que espero que a mitad o mas bien al final no se note un cambio grande en plan que todo ocurre muy rápido, porq intente que así no fuera xdd, las historias me gusta hacerlas graduales: empiezan lento, introducción y tal, luego pasa algo, luego lo otro esto y tal, tension comienza y finalmente las cosas se desbordan y al final…tranquilidad… breath…xdd no sé, intentaré ir cambiando, no quiero repetirme tampoco y kiero meterme en otros estilos, aquí por ejemplo, me meti un poco en lo asi medio de miedo, la verdad que me inspiré mucho en la novela de dracula, pero es cierto que esto es mas moderno tb ^^

      Si, yo mientras lo escribía me imaginaba la reacción de tod@s y pensé, aquí pueden hacerse ideas muy distintas…alguna kizas sepa que es un fantasma, otras creerán que es algo raro en plan: WHAT?? y luego, otras dirán..la transformó!! xd PERO…nu…u.u'' sorry xdd por desilusionarte pero, es un drama y como tal debía terminar así. La verdad es que cuando empecé esta historia quería que fuese todo lo contrario a las historias típicas de amor, en las que todo termina bien y el se keda con ella, los dos vampiros felices forever a lo crepúsculo…
      NO! yo quería ser realista cien por cien y que acabara al contrario! xdddd

      jejej una cosa, Eyi es un apodo tuyo?? *O* es to mono!!! desde ahora si te llaman, así, me gustaría tb llamarte asi!!! eyi suena a voz de niña xica!! o será que se lo pongo yo xddd

      Last red sun tranquila, porque el otro día estuve inspirada y encontré una canción buena para el siguiente cap ^^

      y Masked love le falta poco el siguiente cap
      y SdA estuve repasando el cap hace unos días🙂

      qUE original eres comentando Eyi, me lo paso genial leyendote!!!😀
      Nada tranqui con esas emociones, yo estoy igual xdd echa un revuelto de sentimientos xdd

      ¿ERES MI SALTAMONTES? xdddd me meo!!
      Bueno, pues que sepas que eres un saltamontes relindo ^^!!!

      Gracias por ser la primera en comentar mi primer oneshot.
      Un beso! Cuídate mucho!!
      Sensei ^w^

       
      • ino

        24/03/2012 at 22:18

        no te preocupes porque llore, es normal para mi, lloro leyendo, pero bueno a ti te conienso algo, solo lloro con las historias que enverdad me conmueven, entre ellas estan la muerte de fred en harry potter wao como llore, la de dumblodore waoo tambien como la llore, la pobre amber llorando a lee joon y a thunder tambien la llore, la historia de pescaito thunderstorm tambien la llore. y bueno inumerables peliculas pero eso es aparte, ya que lloro por la buena actuaccion pero eso es otro rollo.

        en cuanto a la forma de como escribes, creo que es lo que mas me atrae de tus historias ( iassoy una lectora exigente) y si piensas en un cambio eso sera realmente interesante. y te aseguro que estare dispuesta a leerlo atentamente y a tratar de darte mi opinion,

        en cuanto a lo de “el fantasma” a pesar de que soy amante de los finales felices, realmente ahora que ya no miro la historia desde de lo que queria que pasara, EL FINAL FUE GRANDIOSO no fue como todos.

        me alegra que estes trabajando en las otras historias, sabes que no te presiono pero es que me habias prometido que actualizarias pronto y de verdad lo esperaba!!! (estaba como loca sentada en un rincon del mi cuarto abrazando las piernas y mesiendose hacia delante y hacia atras como demente susurrando “ya actualizara… ya actualizara….” )
        Eyi?

        yo me llamo Eyisel sofia… y si todo el mudo dice Eyi con voz de niñita….el ino es uno de mis apodos, (como ino yamanaka la de naruto) tambien me dicen popi, sofi, niña rara, bicha rara… pero ya eso es otra historia Y SI DIME EYI!!! asi me dicen mis amigos mas cercanos,

        si soy tu saltamontes.. los sensei siempre tienen un saltamontes😄

        si, comente de primero, no es orque entre varias veces al dia a ver que actualizaron ni nada de eso, es porque bueno estoy al otro lado del mundo, ya saben la diferencia horaria, (Mientessss!!!)

        bueno chaito :3 (si vez, ya estoy curando mi obsecion con el :D)

         
      • Sensei

        24/03/2012 at 22:49

        *O* puedo emocionarme mas¿ si claro que puedo,
        dsfaiofkajsdnfkjlasdjofjaskñdfhgkadfhkgjadfkJDNFAKISDHFUISERAHGKSDFHIGUERHNGRNEUN

        **************************OOOOOOOOOOOOOOOOOO***********************

        Toma emoción, OLE! XDDD

        JAJAJJAJ que venga, me pongo mas seria xdd
        jujujuju *O* yo para emocionarme soy dura (o lo era, pork ultimamente lloro amenudo xdd) pero para lo k es cine y lecturas…creo k puedo emocionarme mas con el cine..la imagen…lo injusto…lo emocionate….así peliculas que haya llorado…el arbol de la vida, warhorse, (son de las k me acuerdo ahora xdd) bueno con gladiator tb lloro xd, (hay mas, seguro que hay mas xd))

        JOJOJO me encanta eso de poner el listón alto!! la verdad es que cada vez intento exigirme mas, y con ello aumenta mi temor de que por ahi puedan plagiarme, pork, en serio, en cada historia dejo una parte de mi y puf…ya una vez me plagiaron un dibujo, y que pueda pasarme con una historia me aterra!!!!! pero bueno, es a lo que me arriesgo subiendolo a internet….(si sabes como hacer para que en el blog no se puedan copiar con el raton, dime ehh!! que estoy intentando descubrirlo xdd)) eso si, si me piden permiso porque quieren compartirlo en otras paginas, por mi super feliz! xd

        Y joooo!!! te imagine haciendo eso de esperar hecha un ovillo balanceandote =*o*=!! ay que mona!!! pero que pena juss!! >/////< sorry por decir pronto…no lo digo con mala intención, es solo que lo intento y al final no lo consigo XDD por h o B xdd

        Pues ale, desde ahora serás mi saltamontes Eyi ^^!!!! si un dia me enseñas una foto tuya te dibujo a lo chibi!!! :DD!!! (PORCIERTO, EL NOMBRE EYISEL ME GUSTA, Quizás llame así a alguna futura prota de fanfic 9///9…seh….seh….^^!!!))

        Y si, se lo de la diferencia horaria y….k kieres que te diga, que siempre estoy deseando que se haga de noche aquí, para poder leeros a tod@s!!! ^///^!!!!
        Gracias de nuevo, por responder ^^
        Nos vemos por aquí! espero, que cada vez mas amenudo😛'
        Adiosito!!! (K) xdd (que cursi quedé xdd)

         
  2. Iza

    24/03/2012 at 16:16

    HOLA!!!! por fin puedo volver a escribir un comentario…. De verdad LO SIENTO,😦 he tardado como 2 meses largos de verdad no tengo excusa para haber tartado tanto, espero que me perdonéis SORRY😦
    en cuanto a esta entrada y todo lo demas, ahora acabo de ver todo, los videos, las otras entradas, de verdad, Sensei eres genial, y lo del reto espera como tendría que decirlo…. WAOOOOOOOOOO!!! y este es un reto no se si sería la única que pidiera que con la misma trama siguieras una historia por que lo he acabado de leer y me e quedado con ganas de mas a parte que era SUJU…. Repito SUJU!!!! y vampiros….esto es ya la leche por que SUJU + VAMPIRO = Derrame cerebral de una ELF y te lo digo por que con cada palabra me lo imaginaba, a parte que estoy cada día mas enchochada con ellos así que como e leido por hay que vuelves a actualizar LRS vamos intentare compensar mis faltas de comentarios poco a poco xD de verdad me a encantado y intentare pasar mas por aquí, por que me habeís alegrado el día

    MUCHOS BESSS Saranghae❤

     
    • Sensei

      24/03/2012 at 16:27

      No te disculpes Iza!!! es comprensible!! tod@s tenemos nuestras cosas!! así que dejemos de disculparnos y alegrémonos de que cada cierto tiempo volvemos a encontrarnos por aqui! ^^ Me alegró mucho leerte!! muchas gracias por comentar!! entonces te gustó? que bien ^^ cada vez me siento mas aliviada xddd que me temía un fracaso de oneshot por ser tan triste xxd
      Y si, antes estuve editando otro poquito mas de last red sun pero, uff se me hace dificil porque intento encontrar un tipo de música concreta para inspirarme, y sin ella no me sale el sentimiento que necesito para escribir, pero bueno, estuve repasando esquemas y viendo videos y con eso voy bien ^^ Ahora me voy a estudiar Aleman y a la noche quizás me vuelva a poner con ese fic o con MASKedLove ^^

      Muchos saludos!! y que pases un buen finde guapa!! (L)
      Sensei n_n

       
  3. Liz

    24/03/2012 at 20:59

    Madre mía… pedazo de historia. Me encanto todo, a pesar de que es un oneshot lo hiciste muy bien. Ainss me parece o cada vez escribes mejor??, de seguro si no mehubieracreído toda esta primera historia.

    Espero la segunda historia (porque va a haber ¿¿o no???). Bueno como sea,igual me ha encantado,solo me faltaron las lagrimitas,ainss se me estremeció la piel xDD.

    Ah!, espero que también puedas actualizar pronto Last Red Sun, no quiero presionarte, pero es que lo dejaste cuando todo el rollo se iba a armar, y pues eso ya fue hace mucho tiempo. Habersi actualizas algo, please

    Saludos y nomu nomu kisses xDD. jajaja Cuídate Sensei ^^

     
    • Sensei

      24/03/2012 at 23:23

      uiuiuiuiui ojala sea cierto lo que dices, y pokito a poco voy mejorando *O*!!!!!!!!!!!!!!!!
      Hombre!!! claro que habrá segunda, y tercera y mas, tengo varias ideas para historias de un solo capitulo ^^ la tematica será vampirica en todas, pero claro, los personajes y escenarios iran cambiando :3

      Ahora estaba escribiendo en Sedientos, a ver si Lrs la semana que viene le doi un empujoncito junto a masked love ^^

      Siiii hace muuucho tiempo T_T SORRY!!

      JEJEJE nomu nomu nomuuuu kisses de vuelta :DDD!!
      sEnsei =^^=

       
  4. Carla Marin(@UYGYJ)

    25/03/2012 at 01:28

    OHHHHH!!!!!!!!!!! no se que decir!!! estoy llorando a lagrima viva y no es mentira TTT___TTT me ha encantado…. ohhh enserio me emocione mucho si ahora comentando no puedo dejar de llorar es que ha sido muy lindo y tierno <3333 Lindos!!!! sobre todo mi pobrecito Yesung Y.Y ya de ahi empece a llorar…NOOO!!!! enserio TE FELICITO!!! es que de verdad ha sido increiblemente TIERNO!!! a pessar de que era un oneshot uff!! fue muy lindo… jejee *sigue llorando* xD me encanto sobre todo el final…*se arrodilla ante ti* eres GENIAL SENSEI!!!!
    muchos abrazos y besos!!! esperando para mas actualizaciones ^-^
    BYEEEE!!!!

     
    • Sensei

      25/03/2012 at 01:40

      Hola Carlaaaa!!! ^^!!!
      ayyy!! al final voy a llorar yo con vuestros comentarios >////u<!!! yo tb me inclino ante vosotras!! uaah uaaah (mi sonido de reverencia xdd)

      Cuidate mucho!! y…bueno…iba a decir buenas noches pork aki es de noche pero…nose…buenos dias o buenas noches!! xd Kiseusss!! (K)
      Sensei

       
  5. danisoler

    27/03/2012 at 00:49

    ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravísimo! Dejando a un lado la enorme brillantez literaria que aporta el empezar la historia por el final y la originalidad con la que solventaste la llegada de Susan al castillo, he seguido cada momento de la historia con el corazón en un puño, y el ratón en el otro. Has logrado recorrer los elementos más tradicionales de este género sin perder un ápice de originalidad y sin que haya perdido el hilo de la historia en ningún momento.

    He disfrutado de cada descripción, cada pequeño detalle en el que uno normalmente no se fija, y encima la orgía vampírica me ha traído grandes recuerdos del Dracula que versionó Ford Coppola. También ha estado muy acertada la elección de las diversas imágenes que han acompañado el relato, pues me han ayudado sobremanera a imaginar los paisajes y los asiáticos personajes.

    Desde aquí te animo a que sigas escribiendo y espero con entusiasmo próximos capítulos.

    Daniel Soler,

    ¡Saludos!

     
    • Sensei

      27/03/2012 at 15:00

      >///////////////////<!!!! oh por favor Daniel Soler Curiel me vas a hacer que me exploten las mejillas por favor, que exagerado eres XDD

      Bueno, que decirte que ya no sepas, la otra noche te lo dije, tu me inspiras, de lo poquito tuyo que he leido me ha encantado y ojala algun dia llegue a esa profundidad psicologica que tu consigues en esos relatos tuyos tan breves pero tan intensos ^^

      Lo mio es muy visual, muy peliculero en mi opinión😄

      Pero de veras, me alegra mucho leer tan buen feedback por tu parte =^^=
      Que bueno eso de el corazon en un puño y el raton en el otro XDDD

      mE ALEGRA mucho que no te aburrieras n_n y que disfrutaras de esos pequeños detalles mios.
      Y si, la escenita subidita fue la que más disfrute, soy una romantica empedernida y los vampiros me molan mucho así que….SANGLEEEEEE!!! XDDD AMBULANCIA POLICIAAA!! NINONINONINO uff sorrry, ya se me fue la pinza…. je je je

      Tengo más fotos, pero no sabía si colapsar la historia con ellas seria buena idea así que…con poquitas creo que era suficiente ^^ aunque tengo ganas de subir los dibujos que hice de los personajes :DD

      De nuevo muchas gracias por tu amable y cariñoso comentario, me ayuda y me anima muchisimo. ^^
      Que suerte tenerte como amigo :D!!
      GRACIAS!
      Sensei❤

       
  6. Pescaíto

    27/03/2012 at 21:47

    Quieres un comentario de Pescaíto? Pues lo vas a tener! MUAJAJAJAJA!! Voy a ir escribiendo las cosas que pienso a medida que leo, ok? A ver cómo me sale este comment interactivo! xD

    ALLÁ VAMOS!!! 3, 2, 1… Let’s vamos!! *O*

    Ahá… Así que Susan… Vale, nada más comenzar la historia pensé que ella era un fantasma o algo. El relato te cuenta el final primero y después te va desglosando el por qué, pero yo no lo sabía, entonces me quedé un poco pillada xD Pero bueno, lo pillé bien, y me monté en el tren con Susan! Qué miedo pasé con el revisor y los billetes, y qué dolor cuando la nena se tiró del tren… A mí me duele mucho mi dedito, ya que estamos por quejarnos xD

    Oh… Oh… CEMENTERIO!! WAAH, ME ASUSTÉ! O___O De verdad pensé que serían casitas, pero resultó que no… Adiós, ahora lobos. COOOOOOOORREEEE!!!! KSFJBKF CORRE POR LA GLORIA DE HEECHUL. Ay mamá, que parece que estoy escuchando los jadeos de los lobos en mi nuca, que zzzzzuuuuuuuuuuuuuuuuhto!! =____=” Métete en el castillo, venga, vamoooos!!

    Emm vale, lo siguiente es un resumen, porque estoy leyendo a una velocidad que no es normal y no sé ya ni cómo soy capaz de escribir. Lo primero, en la frase “Susan de rodillas no podía creer lo que estaba viendo” no me preguntes cómo ni dónde ni por qué, pero he leído “Sus rodillas no podían creer lo que estaban viendo”. He tenido que pararme porque iba a hacerme pipí de la risa. Qué sería un fanfic sin alguna lectura graciosa por mi parte? xDD Otra frase que me ha gustado mucho ha sido esta: “Sabía que no serviría de gran cosa, pero estaba dispuesta a abrirle la cabeza a quien fuera con aquella linterna de plástico”. Mola *w*

    TONIGHT, SHINee IS IN THE HOUSE!!! SOY UN DORITO!!! Sorry, momento Sherlock al canto xD

    Ahora que? Ah, el castillo, la chimenea (qué valor tiene la nena despelotándose ahí en medio, de verdad xDD), la presencia, y ella que va y se queda dormida! En ese punto yo ya estaba casi hablando con ella y diciéndole que qué estaba haciendo, que se la iban a encontrar y se la zamparían, que madre mía que parecía que tenía ganas de morirse y cosas por el estilo. Pero bueno, la cosa es que después de pim pam pum se encuentra con Yeye. YEEEEEEEEYEEEE!!! AKFVJBASKJUAGUAFU. OMG Yesung que casi me da un telele cuando lo vio. NNGGHHHH. (Nota: me puse en celo al instante xD)

    Y a partir de ahí es todo un conjunto de emociones porque casi me hice pipí de nuevo, pero esta vez de miedo porque aparecieron los hermanos y les hicieron las cosas que les hicieron a las muchachas, a la pobre Susan que casi le da un chungo también, Yesung ahí muerto de asco en una esquina, después cuando le lleva el desayuno achicharrado perdido, las tiritas de dinosaurio (yo quieeerooo *O*) que casi hacen que me derrita de monosidad, y cuando le cuenta un poco su historia. Pero claro, todo tiene un problema. Vamos a ver, Susan, pequeña, si Yesung te dice que no salgas, POR QUÉ COÑO SALES DE LA HABITACIÓN, PEDAZO DE CAZURRA???!! UUUGGHH, me han dado ganas de darle un cogotazo del quince! D= Claro está, las aventuras de la intrépida Susan tendrían consecuencias. Toma SuJus vampiros para ti, mona, a ver cómo te escapas! Menos mal que mi Yesung estaba ahí… u3u

    A partir de ahora viene un festival de babas y gorgoritos y sonidos incoherentes porque casi me muero de felicidad con estos dos. Las cosquillas en las alas casi me dejan fuera de combate, pero cuando volaron juntos y ella le pide que se quede con ella… HJAKFHIASFHAISFY CÓMO SE MASCA ESO? Ay… Unicornios y arcoiris por todos lados… =¬=

    Por un momento cuando van a buscarla después de que Yesung confesara que la dejó escapar y Sungmin la encuentra me quedé pillada. Tenía una especie de mal presentimiento, como si fuera a hacerle algo malo, pero menos mal que me equivoqué y la devolvió sana y salva a su amor *¬*

    Pero vamos, que para lo que le duró… ¬¬

    Eso sí, cuando ella va a su encuentro y se abrazan y se besan… OHDIOSMÍOMEDERRIIIIIIITOOOOOO!!! ASKFBJUAGFKAJFGBUKAJFBI. Aquí empiezan más o menos los sonidos guturales y estrangulados y todo porque kasfjbkifguas la cosa se pone caliente y yo más todavía. Ay por la madre de Heechul, qué mala me he puesto!! Guugugugugugu… guu guuu… guu… guu… =////////= La parte hot es una de las mejores que has escrito, está muy pero que muy pero que muy muy muy muy MUY bien. NNNHHHGGGGG. FFFFFRRRRGGGHHHHHHHHHh. AAAHHHHRRRGGGKKHHHSSSDDDFFFFF. AAAAAASDKJJJJJJNNNNNNNNGGGGGGHHHHHHHHH MUERO MUERO MUERO. ASKDJGBAUIFOAIGOAUSFASFGUI. NO PUEDO.

    No sé en qué momento se me ocurrió poner como requisito que fuera triste (maldito momento), pero bueno… Cuando la cosa estaba llegando al clímax, nunca mejor dicho, sabía lo que iba a pasar. Ohdiosmío si lo sabía. Lo sabía y no quería leerlo, pero a la vez tenía que leerlo. DANDEOOOOOOOO???? OMG CASI ME DA ALGO. En ese momento no lloré, no sé por qué, pero tal vez estaba tan concentrada que no me salieron las lágrimas. Luego está claro que sí, en la escena final lloré como una puñetera magdalena, y cuando terminó aún más. Modo fuente, más o menos. Por qué no paraste, Yesung? Mierdestein, por qué? Fucking dandeooo?? T-T

    De verdad es necesario responder a la pregunta de si has superado el reto después de esto? Ya te lo dije antes de leer, el reto lo tenías superado. Eres buena, muy buena en esto, así que nunca dudé de que la gran Sensei fuera capaz de escribir un oneshot, triste y en la playa. Grandísimo trabajo. Realmente no sé qué más decirte, gusanito… Mi comentario no será tan bueno como el de Dani, pero espero al menos transmitirte bien cómo me he sentido, a pesar de que te lo haya dicho en código morse por facebook (porque sí, todos esos puntitos en face eran este comentario en morse xDD) Vale, ya me dejo de chorradas y me despido, que me llaman a cenar. Pero deja primero que me levante y te dé un aplauso y te haga el baile blublú treinta veces, porque es lo mínimo que te mereces.

    “Nunca sabías donde el destino podía dejarte caer.”, dices en la historia. Bien, pues yo me alegro de que el destino me haya dejado caer a tu lado, preciosa.

    Te quiero.

    Pescaíto.

    PD: ahí tienes un comentario de 1093 palabras, que aproveche.

     
    • Sensei

      27/03/2012 at 22:08

      ………………………………….
      ……………………………………………..
      …………………………………………………….afuuu……………………………fu fu fu…(ahora soy soy la que perdí el aire xdd)
      Me quedo muerta xddd jajaja ya veo que te lo pasaste bien leyendo pillina xd
      Pues que te voy a responder, pues que me alegra haber salido ilesa del reto y que tanto a ti como al resto os mole tanto la historia ^^. En serio mientras la iba escribiendo yo to asustada: mmm esto no va a gustar,,,mierda…solo me va a gustar a mi….mierda mierda…y las tonterias y cursiladas raras k estoy escribiendo….pillaran esto metaforico??….aaahhh!! xd

      Pero bueno, despues de tu comentario creo que ya no tengo ninguna duda al respecto, gracias por leerlo y hacer un comentario tan preshiosho ^^

      Sigue siendo así de especial y espectacular. Me encanta como eres🙂

      Gracias por caer en mi camino.

      Yo también te quiero, mucho.

      Gusanito *O*

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: