RSS
Gallery

“Masked Love”, capítulo 3 (¿Enemigos o amigos?)

17 Feb
“Masked Love”, capítulo 3 (¿Enemigos o amigos?)

¿Enemigos o amigos?

Una semana tan solo. Tan solo una semana había pasado desde que mi vida se había transformado en otra muy distinta…apenas iba al trabajo, Taemin no quería que fuese porque quería que la mayor parte del tiempo estuviera haciendo los ejercicios que me enseñó. Pero mi situación económica me obligaba a trabajar, necesitaba el dinero…mi madre lo necesitaba…

Mi madre ahora desconocía tantas cosas…pero eso le daba igual, no aparentaba estar preocupada por mi. Uno de tantos días salí de casa y tras mi despedida ella nunca decía nada. Daba un nuevo sorbo a su vaso y mi última imagen de ella era su espalda y su nuca, rectas, mirando la televisión…Desde entonces, cogí la costumbre de cerrar la puerta con fuerza buscando una reacción y siempre la había:

Mi madre entonces gritaba desde el interior e intentaba levantarse pero yo ya estaba lejos. Con una sonrisa corría rápida, corría bajando los escalones atropelladamente, sintiéndome libre por fin porque iba a reunirme con un nuevo amigo…no con alguien cualquiera, con mi querido Taemin…con un ninja …con un experto en el arte de la muerte…con mi maestro.

——–

-Taemin…no puedo mas…necesito descansar…me duelen los brazos y las piernas…por favor…-supliqué apartandome varios mechones que se pegaban a mi húmeda frente. Aspiré recuperando el aire. Acaba de terminar una serie de flexiones y carreras y necesitaba beber algo. Llevábamos ya varias horas así, y Taemin parecía no querer parar.

-No, ahora no debes detener el entrenamiento, es ahora el momento preciso cuando tu cuerpo rinde mejor, venga, coge tu Tessen.

-Pero….-intenté protestar pero Taemin me miró severo y luego se giró para ir a coger algo. Yo me di la vuelta y arrugué el rostro, sentía que si hacia algo mas me faltaría el aire y las fuerzas…me caería seguro…anduve sintiendo incipientes punzadas en los talones y cogí mi abanico de hierro. Cuando me giré me di cuenta de que Taemin había bajado varias bolsas llenas de arena y las estaba disponiendo para la siguiente prueba. Terminó de anudar una y me miró entrecerrando los ojos, casi pude presentir una sonrisa en su comisura. Debía ser por mi cara seguramente…

-Vamos…ven-Taemin me llamó y yo fui a su encuentro, en cuanto llegué a su lado, extrajo de su bolsillo una cinta roja. La miré extrañada y fui a cogerla pero Taemin entonces me explicó lo que iba a hacer- recuerdas lo que te expliqué el otro día? la técnica de las cuchillas y la sorpresa del enemigo? ahora que tu Tessen está equipado necesitas practicar en serio con él.Ahora te voy a poner esta cinta y vas a intentar darle a los sacos. Tienes que intentar que sea lo más centrado posible.

-Taemin…pero..de verdad tu crees..??! no no…con los ojos cerrados no le daré a nada! o..y si te doy a ti con la mala suerte que tengo?

-Tranquila no me darás- sonrió con suficiencia y casi levantando una ceja. Yo me derretía en aquellos momentos…tenerlo tan cerca y no poder decirle lo que hervía dentro de mi…aquello me hacía quedarme quieta, inmóvil, como un conejo indefenso…y realmente lo parecía cuando noté los dedos de Taemin en mi rostro acercando la venda y acomodándola. Una chispa me recorrió la espalda a su tacto.

-¿Y por qué lo de los ojos vendados?-intenté pensar en otras cosas, hablar de algo que apartara mis pensamientos impuros…

-Sabes…una vez vivió  un ninja muy fuerte el cual era ciego desde muy pequeño. La ceguera, en lugar de incapacitarlo lo volvió más hábil, conocía toda clase de sonidos, su oído era muy fino y controlaba todo lo que ocurría a su alrededor aunque no pudiera verlo. Por eso, tu hoy vas a trabajar la concentración y tu atención a lo que te rodea…las mujeres sois mas sensibles a los sonidos agudos por lo que creo que esto lo harás bien…vamos…da varias vueltas…

-Espera vamos a entrenar o a jugar a la gallinita ciega?-bromeé sonriente frunciendo las cejas.

-¿qué?-le oí preguntar extrañado. Me lo imaginé torciendo el gesto sin entender…y luego lo pensé..posiblemente el nunca había jugado a ese juego…preferí no explicarle nada en aquel momento…ahora debía concentrarme.

-Nada.. déjalo…vale, dar vueltas…-comencé a girar sobre mi misma y me tambaleé un poco, eche aire riéndome de lo patética que debía parecer en aquellos momentos.

-Concéntrate en los sonidos…-la voz de Taemin se alejaba.

Todo estaba oscuro. Me quedé quieta, mi corazón tembló, me sentía perdida, ingrávida, ya olvidaba donde estaba pero intenté recordar mis pasos y mi lugar. Pasaron creo unos minutos hasta que empecé a oír ruidos…eran las cuerdas…los sacos estaban siendo movidos…era Taemin quien los movía. El entrenamiento había empezado. Abrí mi abanico con lentitud…mis dedos acariciaron las superficies frías de las finas cuchillas enganchadas. Comencé a extraer una de ellas de la misma forma que Taemin hacía días me había enseñado. Me detuve indecisa y entonces dejándome guiar por una flecha invisible, con un movimiento rápido lancé la cuchilla. El ruido de los sacos cada vez era mayor y mas rápido. Me giré y seguí lanzando cuchillas. Una, otra, todas casi a la misma altura, de nuevo otra, un nuevo sonido se había sumado…me costaba reconocerlo y me confundía…ya solo me quedaba una cuchilla…la lancé y el ruido cesó.

-Ay…

-Taemin?!-aparté la venda de mis ojos asustada. Le había oído quejarse…¿acaso le había alcanzado una de mis cuchillas?

Lo busqué y lo encontré a varios pasos de mi. Estaba sonriendo. No le había dado, estaba quedándose conmigo. Eché aire enfadada. Iba a protestar pero entonces sus cejas me indicaron que mirara a otra parte, me giré y mi boca quedó desencajada.

Casi todos los sacos estaban agujereados…había dado en el blanco…y chorros de arena estaban terminando de vaciar los fardos. Taemin me miró con orgullo. Mi sonrisa no podía ser mas grande.

-No lo has hecho del todo mal. Bueno, como recompensa te dejaré que solo des 50 vueltas al gimnasio.

-Qué? pero Taemin…-empecé a hacer pucheros desesperada. Taemin negó con la cabeza y me señaló el lugar para que empezara. Yo comencé a andar pesadamente y le miré molesta. Empecé a andar de espaldas. Una nueva duda me asaltaba.

-Oye…antes dijiste que aquel ninja ciego vivió….¿quiere decir eso que ya no vive? ¿Murió?

-Si, lo maté yo.

No pregunté nada más. Le creía. Me giré impresionada y sintiendo cierto y nuevo temor en las venas, una cantidad extrema de oxígeno me llenaba y sentía que mi cuerpo explotaría…comencé a correr lentamente.

********************************************************

Hacía mucho tiempo que no recordaba lo dolorosas que eran las agujetas. Iba andando y las piernas me pinchaban..y luego estaban los brazos….y también…bueno, para resumir prácticamente no había un solo rincón de mi estructura muscular que no hubiera sido maltratado. Aquellos objetos parecían máquinas de tortura en lugar de instrumentos de aprendizaje práctico, todo consistía en golpear y esquivar pero cada vez que golpeabas un resorte saltaba y te golpeaba por donde menos lo esperabas… era horrible. Pero era efectivo,y mis reflejos estaban cada vez mas afinados..aún así mi fuerza seguía siendo escasa…Taemin me ofreció unas pesas en una de aquellas sesiones, y apenas pude con ellas. A Taemin le divertía mucho al parecer verme sufrir, pero para mi era todo lo contrario. Quería impresionarle y tan solo quedaba como una niña debilucha y desnutrida…

Un lunes, las cosas volvieron a cambiar radicalmente. Llegué a clase con puntualidad, ahora iba con otros ánimos a las clases pero, mis notas seguían siendo las mismas. Todos nos habíamos sentado ya y yo observaba a Taemin, el una o dos veces me miró de reojo. Yo le sonreí pero el no hizo nada. Yo entonces decidí hacer algo muy peligroso. Comencé a escribirle una nota con un garabato mio que me convertía en una superheroína embutida en un sensual traje negro y pinté en mi rostro líneas atigradas.

Nadie parecía prestarme atención, todos estaban medio dormidos o pendientes de conversaciones. El profesor se retrasaba y entonces lo hice. Le lancé la carta. Si algún don tenía era la puntería y aquello me llenaba de satisfacción. El pequeño avioncito cayó sobre su mesa y Taemin con suma tranquilidad agachó la mirada y con pocos movimientos cogió el papel y lo desdobló. Lo miré inquieta por ver su reacción y entonces ocurrió. Se rió.

Victoria.

Se giró un poco y me sonrió. Se volvió y vi que extraía un boli de su bolsillo del pantalón del uniforme. Estaba escribiendo algo…no podía creerlo, ¡vería su letra!

El ruido en la clase cada vez era mas fuerte, Taemin sin mirarme y de espaldas me lanzó el papel a la velocidad del pestañeo. Vi el nuevo avión en mi mesa y lo cogí como si se tratara de un tesoro. Lo abrí y vi que Taemin había modificado mi dibujo. En lugar de ojos tenía dos x y había dibujado mi lengua saliendo de entre mis labios y en mis manos dos pesas. Arrugué los labios y lo fulminé con la mirada. Taemin no me miraba pero seguía con una tranquila sonrisa dibujada en los labios. Quise vengarme dibujándole entonces a él con el cuerpo de gato pero no había empezado a dibujar su rostro cuando el profesor llegó y tuve que esconder la hoja bajo la mesa.

-Perdonad la tardanza pero es que he tenido que atender unos asuntos y…bueno, estos están aquí. Dad la bienvenida a vuestros nuevos compañeros. Venga chicos, pasad…-el profesor se aclaró la garganta- Han venido desde Japón. Son estudiantes de intercambio y sus nombres son Minho y Onew.

Todos miramos a los recién llegados. Estos eran unos chicos esbeltos, altos y de cabellos oscuros. Ambos sonreían amistosos. Mire entonces a Taemin, lo noté tenso y con expresión de concentración. ¿Ocurría algo? Volví a mirar a los nuevos. El profesor les había pedido que se presentaran.

-Hola a todos, mi nombre es Minho y bueno, yo antes vivía por aquí pero por motivos de trabajo mis padres tuvimos que viajar mucho y, hará unos meses nos instalamos en Japón pero, como echaba mucho de menos mi país natal decidí estudiar el último curso de instituto aquí antes de irme a otra universidad extranjera. Soy un estudiante aplicado y, lo que mas me gusta es el deporte, y soy experto en artes marciales. He ganado varios campeonatos. Y no sé que mas contaros..solo espero conoceros a todos pronto y que seamos buenos amigos. Gracias.- el chico de negros cabellos hizo una inclinación y hubo un suave aplauso. Los chicos le miraban con curiosidad y las chicas con cierta pasión en los ojos…el chico era muy atractivo, saltaba a la vista. Su compañero al cual le sonrió confiado se adelantó entonces para hacer lo propio.

-Yo soy Onew y bueno, conozco a Minho desde pequeño así que mi vida..es muy similar a la suya, yo también he viajado mucho aunque la diferencia está en que mi infancia la pasé en el campo y allí mis padres me enseñaron a leer y escribir. Por eso luego tuve algunos problemas de ortografía pero puedo decir que ya no los tengo jeje-sonrió timido, la gente se rió con él, yo volví a mirar a Taemin y vi que este ya no les prestaba atención, estaba mirando la mesa con los codos echados cada vez agachándose más. Onew le miró un momento y luego volvió a mirar a los demás, y a ratos al profesor volviendo a concentrarse en lo que estaba haciendo- y aunque a mi también me gusta el deporte y las artes marciales…yo prefiero la música, toco el piano y…también canto…y me gustan mucho los idiomas, sobre todo el chino. Si queréis saber algo más…preguntadme. Es un placer estar aquí, gracias- también se inclinó y retrocedió muy sonriente. Ahora la gente aplaudía mas impresionada. Los recién llegados habían causado muy buena impresión y una vez avanzaron para buscar donde sentarse, no tardaron  en ser interrogados con lluvias de cortas preguntas  y curiosidades variadas.

Era hora de empezar la clase y los nuevos avanzaron para buscar asiento. Minho mientras miraba entre los huecos de las sillas pasó por el lado de Taemin y se detuvo a mirarlo cuando vio que este estaba con la cabeza recostada ignorando a todos, Minho lo miró extrañado y se sentó en la silla que había al lado. Justo en el sitio que me hubiera gustado sentarme yo…pero que por vergüenza no lo hice..no quería llamar la atención de nadie..Minho soltó la mochila y no dejó de mirar curioso a Taemin y entonces inclinándose un poco le llamó la atención. Yo me quedé rígida…¿qué pasaría? Taemin abrió los ojos, miraba hacia abajo y poco a poco se giró, Minho entonces lo miró sorprendido y al instante le sonrió amigable.

-Hola, me llamo Minho, y tu?

Taemin se lo quedó mirando. Muchas miradas cayeron atraídas por la extraña escena. Onew mientras tanto, ignorante de lo que ocurría a sus espaldas, había entrado por la fila de mesas donde yo estaba y justo cuando pasó por mi lado noté una nueva y distinta punzada en el vientre. Me quejé y Onew se detuvo y me miró.

-hey…¿estás bien?- sus ojos preocupados me sorprendieron pero yo volví a mirar a Taemin, el cual volvía  a recostarse para ignorar a Minho. El nuevo alumno abrió los labios para volver a llamarlo pero dos chicas entonces le asaltaron, este aun algo confuso abandonó, y se volvió a ellas sonriente. Yo entonces miré a Onew aun con la mano en el vientre. Esperaba una respuesta y yo me estaba temiendo lo peor, aquel dolor era similar a cuando me bajaba la regla…recé por equivocarme, no llevaba ninguna compresa encima. Deseé que cuando finalizara la clase no encontrarme ninguna sorpresa desagradable imprimida en la superficie de la silla verde de madera. No sabía que decirle, me había quedado perpleja. Para nada me esperaba su repentina preocupación…-eh…-volvió a decirme, nuestras miradas se quedaron fijas, no dejaba de mirarme a los ojos y tuve que ser yo la primera en bajar la vista, ¿por que se quedaba mirándome así ? no estaba acostumbrada a que un chico me mirara tan fijamente. Finalmente conseguí hablarle.

-Eh..si..si estoy bien…-dije mirandole de reojo intentando volver al libro. Noté que sonrió.

-Te importa si me siento aquí-estaba señalando un pupitre vacío junto al mio

-Claro que no..-dije con rapidez hojeando el libro sin saber lo que miraba.

-Me llamo Onew-se había sentado y no dejaba de mirarme con una sonrisa.

-ya lo sé..te escuché antes…-fue lo único que me salio atropelladamente, me estaba poniendo nerviosa, sentía que la gente nos miraba.

-¿tu como te llamas?-me preguntó echándose hacia delante con expresión curiosa e infantil.

-Yo…Hana…-dije con una voz rara.

-oh vaya,¡ qué nombre tan bonito!-sonrió alegre- encantado, oye Hana…te importa si compartes el libro conmigo?-se acercó un poco mas de forma confidente para susurrar como si estuviera contándome un secreto- es que no me he traído los libros y…ya sabes..no quiero perderme el primer día…¿no te importa no?

-No claro pero…-no pude terminar la frase, de repente Onew empezó a arrastrar su mesa armando gran jaleo. Ahora si que todos nos estaban mirando. Sentí que me ardía la cara, agaché el rostro y llevé el libro a un lado. Onew se acercó sonriente y miró las páginas. Me acaricié nerviosa la frente y miré hacia donde estaba Taemin, este parecía estar dormido pero vi como entreabría los ojos un momento. Deseé que la clase terminara pronto. Estaba pasando una vergüenza terrible y todavía quedaba lo mejor.

——

-vas a ir a comprarte el desayuno?-me preguntó Onew tras sonar la campana que indicaba el final de la clase.

-No…yo, ya traigo un bocadillo de casa…-respondí aun algo cortada.

-oh..bueno..pues…yo iré con Minho a comprar algo..quieres venir?

-eh..ahora iré…no te preocupes tengo que hacer algo antes de bajar…

-ah..vale, bueno de nuevo, muchas gracias por todo Hana, nos vemos entonces abajo…-parecía empezar a irse pero se dio la vuelta- Oye…¿seguro que estas bien?-de nuevo ante aquella insistente pregunta asentí tediosamente- bueno…pues eso…ahora nos vemos!-Onew se levantó sonriente y se alejó para alcanzar a Minho que estaba rodeado de otros alumnos. Todos salieron de la clase, todos menos Taemin y yo.

Agaché el rostro y suspiré desesperada,luego miré hacia abajo y giré un poco la cadera para mirar la silla. Estaba manchada de sangre. Perfecto. Me había venido la menstruación y no tenia compresas. Genial.

Oí unos pasos y vi a Taemin delante de mi con aspecto adormilado.

-¿Que te ocurre?¿ por que no te levantas?

-Es que…-Taemin de repente arrugó la nariz y girándose se dirigió hacia un pupitre de una alumna y empezó a rebuscar en su bolso. Abrí los ojos como platos al verle hacer aquello pero mas me sorprendí cuando le vi sacar una compresa de un neceser. Al regresar Taemin me tendió la compresa, yo la miré detenidamente y casi temblorosa la cogí aun sin explicármelo. Le miré y agaché la cabeza en señal de agradecimiento.

-Vete a lavarte yo limpiaré esto, vamos…-Me levanté avergonzada, e intenté negarme pero el me miró de aquella manera autoritaria que solo el tenia y no pude protestar mas. Me fui corriendo a los servicios a lavar la falda y a cambiarme.

—-

Afortunadamente la sangre al ser fresca había salido perfectamente. Salí mucho más tranquila, aun con las manos húmedas y frías comprobé que los pasillos estaban desérticos, todos los alumnos debían estar en el recreo. Sonreí positiva, al final no había pasado nada malo. Avancé casi con ganas de dar saltitos y entonces oí unas voces. Era Taemin y la otra me sonaba…me acerqué sigilosa y entonces la reconocí…era la voz del director del instituto!

Me asomé, apenas entendía lo que hablaban…estaban conversando entre murmuraciones. Un poco mas y volví a asomar mis ojos y vi que Taemin agachaba el rostro serio.

-Ya sabes lo que tienes que hacer, no falles esta vez- el director se dio media vuelta, y yo habiéndolo visto venir ya me había retirado rápida, me pegué a la pared y me quedé quieta allí, el profesor salio, con la columna recta como iba siempre, sus cabellos eran canosos y la piel de su cara era curtida, sin barba, y sus ojos eran grises, oscuros, escrutadores…inquietantes. Lo sentí a mi lado, miré sus zapatos y poco a poco recorrí su figura hasta llegar a sus ojos. El me estaba mirando, agaché rápidamente el rostro en forma de saludo y entré en la clase para coger mis cosas. El director se marchó.

-Hana, ahora iremos a entrenar, de acuerdo?, desayuna rápido y vayámonos al gimnasio.

Taemin ya había cogido sus cosas y estaba a punto de salir por la puerta.

-Espera!  a que vienen tantas prisas?-le miré preocupada, el me miró y luego miró hacia otro lado. Estaba pensativo. Mientras yo recogía mis cosas le miré de reojo. Quería saber que había pasado entre el y el director. Dudé si preguntárselo pero finalmente lo hice una vez tuve mi desayuno entre mis manos.

-Taemin…¿puedo saber porqué..estaba hablando contigo el director?-sus ojos se levantaron lentamente y me vi reflejada en ellos.

-Quiere que termine lo que una noche empecé…

-¿te refieres a lo del clan de los magos?-Taemin asintió- pero…¿el…entonces también es un ninja?

-Es mas que eso-le miré sin comprender, Taemin entrecerró los ojos miró al suelo y luego me miró tras pestañear- es mi padre.

*******************************

 Nos habíamos saltado algunas clases. Yo estaba haciendo estiramientos, posiblemente luego cogería peso y seguramente practicaría algo de flexibilidad. Afortunadamente ese era otro de mis puntos fuertes. En aquellos momentos, mientras mi felpa absorbía el sudor de mi  frente, no podía dejar de pensar en dos cosas: en el extraño y nuevo alumno llamado Onew y en la nueva información que sabia sobre Taemin. El director del instituto era su padre, era el jefe del clan del tigre, el pez gordo, uno de los ninjas mas poderosos en todos los sentidos.

-¿Aun quieres vengar la muerte de tu amiga?-me preguntó de repente Taemin.

Le miré mientras me levantaba del suelo.

-Por su puesto.

-¿Sabes que…muy posiblemente aquellos muchachos que querían violarte…habían sido enviados por Key…verdad?

-Si, lo sé…

-Si esta noche…fuéramos a su mansión…serías capaz de cortarle el cuello y traerme su sangre?

Intenté tragar saliva pero no pude. Taemin me miraba muy serio, yo me quedé callada pero, el recuerdo de Anny se encendió en mi corazón y en mi mente y el dolor y el odio tomaron mis labios.

-Si…

-Muy bien, pues…esta noche iremos, y ahora quiero que me demuestres todo lo que te he enseñado. Vamos.

Aquella tarde me emplee a fondo en contrarrestar todos los ataques de los artilugios, todos los trucos de Taemin, era rápida, y aunque seguía sin tener fuerza, si podía aprovechar una oportunidad propicia, podría demostrarle a Taemin que era capaz de cumplir lo que me había propuesto. Una vez terminamos nos fuimos a las duchas respectivas.

El chorro de agua caliente en mi cabeza hizo pegar todos mis mechones a mi rostro, el agua casi me abrasaba pero era tan deliciosa la sensación de distensión de mis músculos…aspiré con los ojos cerrados y el agua cayendo por mi barbilla. El agua se cerró. Ya había terminado, era hora de prepararse.

Cuando volví al gimnasio observé que las luces estaban apagadas. Las ropas que Taemin me había prestado eran de chico pero llevaba dos capas. Por fuera una ropa un tanto rara  y por dentro un oscuro chándal ceñido. Todo entraba dentro de los planes que él tenía para internarnos en la mansión del heredero del clan de los magos.

-¿Estas lista?-su voz me alcanzó desde atrás, muy cerca, tomé aire asustada y me giré, allí estaba, iba vestido arreglado, con un uniforme blanco y casi parecía colegial…

-Taemin…¿que te propones?

-Ya lo verás, tu solo haz lo que yo te diga-me sonrió con suficiencia.

*******

Aquella noche descubrí una nueva forma de viajar. Nos desplazamos por azoteas y tejados. Aquellos edificios estaban tan cercas los unos de los otros que no era complicado en absoluto. Durante el trayecto Taemin me contó su plan.

La homosexualidad de Key no era algo nuevo para mi, pero lo que si me sorprendió fue saber que al parecer estaba pidiendo desde su casa visitas de caros prostitutos desde hacía algún tiempo. El plan de Taemin era hacernos pasar por esa clase de personajes y así llegar hasta el en la intimidad sin posibilidad de que ningún guardaespaldas pudiera ponernos las cosas difíciles.

Taemin saltó a las calles de nuevo, yo salté hacia una pared baja y luego me agarré a una farola y dejé caer mi cuerpo con gracia. Las manos me ardían de la fricción. Me miré las ropas, las había ensuciado.

-Oye, ¿No crees que habría sido mejor coger un taxi o un autobús?-pregunté entonces.

-si, pero de esta manera es mas divertido- lo miré sorprendida, la palabra divertido con Taemin no pegaban, pero sonreí por lo gracioso de la situación: Taemin vestido casi como un marinerito, y yo vestida de chico con una peluca de pelo corto. Taemin me señaló un edificio- Mira, es allí, entraremos por una de las puertas traseras y nos entremezclaremos con los invitados. Vamos.

Aun sacudiéndome las ropas avanzamos rápidos envueltos en el fresco ambiente de la noche.

******

Tanta opulencia y lujo dorado estaba dejándome ciega. Aquello verdaderamente era un palacio, el exterior moderno y geométrico era engañoso pues el interior lleno de columnas, escaleras, y grandes lámparas contradecía la idea primera que te podías hacer. Un gran ajetreo y una suave música inundaba el lugar. Todos iban trajeados y muchos iban con trajes antiguos y otros aunque también imitaban el estilo tradicional, sin embargo eran de colores muy chillones y con estampados muy vanguardistas. Aquello bien mirado parecía una pasarela de moda. Taemin, miraba a ambos lados siempre antes de tomar un nuevo camino y finalmente en uno de los muchos pisos y pasillos, encontramos una cola de chicos que esperaban para pasar a otra estancia. Allí nos colocamos. Aun no parecía que nuestra presencia levantara sospechas, Taemin antes había enseñado una tarjeta de identificación y ya ningún hombre nos había parado. La cola comenzaba a moverse un poco, había un alto murmullo. Taemin me miro de soslayo y al rato me habló.

-Creo que seria mejor que intentaras entrar por otro sitio. Quizás yo pueda entrar antes y tu podrías entrar desde otra zona, no sé, desde unos baños a la terraza de su habitación quizás…¿que opinas?

-Eh..no sé…si tu crees que así será mejor, yo también lo creo- Taemin me miró serio y de repente me sonrió jovial, casi falsamente.

-bien, pues que empiece el show!-me hizo un gesto con la mano para que me fuera y entonces se adelantó hacia donde unos fuertes y trajeados hombres de negro estaban guardando una puerta.

Yo empecé a alejarme…

-Hola señores, cuando se podrá entrar para ver al señorito Kibum?- preguntó juguetón Taemin. Estaba interpretando un buen papel.

-Espera en la cola como el resto, el señorito solo elegirá a uno.

Taemin se giró y entonces bajé deprisa las escaleras despidiéndome de su mirada.

Encontrar unos baños no fue difícil. Había miles, y en cuanto pude me quité aquel disfraz y me quedé solo con el ceñido traje negro de lucha. Abrí la ventana y me asomé al exterior. Estaba alto pero la pared tenía relieves y sobresalientes. Me colé con facilidad por el marco dada mi delgadez y haciendo uso de mis ashikos , trepé por las paredes y busqué la ventana deseada que no tardé en encontrar.

Key estaba sentado frente a un tocador y llevaba un largo vestido como el de una geisha. Podría tratarse de un batín de estar por casa pero era evidente de que era un traje para lucir, su pecho estaba ligeramente descubierto y estaba maquillándose. Un hombre a sus espaldas hablaba alzando las manos enfadado haciendo aspavientos. Key hacia muecas de desagrado. Debía de estar regañándolo. Key se giró y le hizo un gesto. El hombre se fue por una puerta escondida en una de las paredes y entonces Key hizo llamar a alguien. Un muchacho de una altura media entró vestido de blanco y portando consigo un maletín color celeste. Key lo miró sonriente. Se levantó. Estaban hablando de algo. Aquello no pintaba bien, ¿quien era aquel muchacho? necesitaba saber mas, escuchar algo y entonces saber como actuar. Entré en su balcón y entreabrí una de las puertas de cristal. Un aire caliente rozó mi cara, era la calefacción.

-Así que…sabes dar buenos masajes eh?-Key tenía la voz aterciopelada, aguda y cantarina. Era una voz inconfundible.

-Así es, señor

-Por favor Jonghyun, no me llames Señor, llámame Key…eso me hace sentir mas cómodo-sonrió y se sentó en la cama mirándole intensamente.

-Como deseéis…bueno, donde quiere que lo hagamos?

-oh pues…aquí mismo en mi cama, sabes? eso de que sepas dar buenos masajes me viene de perlas..hace tiempo tengo una contractura aquí…en esta parte de la espalda…y cuando quiero hacer algo, siempre me duele uh…-suspiró afeminado para luego dejarse caer en el colchón. Jonghyun avanzó y Key se bajó por los hombros el kimono y dejó al descubierto su pecho y su espalda completamente. Para mi sorpresa pude ver que tenía variados tatuajes.

-Es aquí- Jonghyun estaba serio, pero atento y amable, Key se mordió el labio y asintió.

-Si si si si, ahí es..ay ay ay…-apretó los ojos.  Jonghyun preparó su maletín y lo fue disponiendo todo. Allí me quedé atenta, pensando que aquello seria rápido, tan solo un masaje…

-Y Jonghie…¿te puedo llamar Jonghie verdad? jeje bueno, me gustaría saber como es eso de que sabes hacer masajes…¿has estudiado algo o es que lo llevas…en la sangre por ejemplo?-Key estaba tumbado y Jonghyun sobre el sentado en su trasero aplicaba cremas y aceites y moldeaba su musculatura, apretaba y con los dedos incidía en las zonas afectadas. Estaba concentrado.

-Pues… estudié en la universidad unos años pero..por problemas de dinero tuve que dejarlo…

-oh…pues yo te pagaría esa carrera porque cielos tus manos son divinas…-Key tenía los ojos cerrados y su cabeza se balanceaba ante los impulsos de las manos de Jonghyun en su espalda. Jonghyun sonrió ante la afirmación y Key le miró de reojo. Luego volviendo al mirar al frente se fijó en sus arrugadas ropas y disimuladamente sacó una mano y rebuscó entre sus prendas. Pude ver como extraía un bote pequeño con algo rosa en su interior. -Jonghyun…¿yo te gusto?

El nombrado se quedó sorprendido ante la repentina pregunta. Key aprovechando la situación se giró y destapando la probeta, vertió su contenido en el aire. Era una especie de polvo rosado que flotó y alcanzó a Jonghyun. Yo por si acaso me tapé la nariz y me aparté un poco.¿Qué podía ser aquello que acababa de rociar? ¿Una poción? ¿Un truco mágico?

Pasaron unos segundos y Jonghyun parecía desconcertado, volvió a mirar a Key que seguía bajo sus piernas pero boca arriba apoyado sobre sus codos con una sonrisa amplia. Su mirada había cambiado, su rostro se relajó, parecía otra persona. Key se incorporó y acarició el rostro de Jonghyun, este sonrió y entrecerró los ojos y se agachó. Sus labios se fundieron en un desesperado beso, como si aquello fuera una costumbre y Key suspiró abrazándolo con pasión. Poco a poco lo iba desnudando y los besos eran más rápidos, mas húmedos, cada vez alcanzando más sitios. Ver aquello me aceleró el pulso y me dio calor, quise dejar de mirar pero estaba hechizada por aquella imagen y de repente….

-Hana…

Casi grité del susto, pero una mano de Taemin ahogó aquel grito. Me giré y vi sus brillantes ojos a pocos centímetros de los míos.

-¿Hmmmm?-pregunté aun con su mano fundida en un guante negro sobre mi boca.

-Será mejor que esperemos, cuando estén dormidos atacaremos. Antes no me dejaron entrar…al parecer una vez elige a uno se lo queda para toda la noche. Vamos, vamos al tejado-hizo un movimiento con la cabeza.

-Si..-Taemin se separó de mi con rapidez para trepar y desaparecer en la oscuridad…yo volví mi mirada un segundo y vi unas mantas que se agitaban cubriendo unos cuerpos que debían estar a una temperatura aun más alta que la mía…en aquellos momentos deseé que los papeles fueran cambiados…que Taemin y yo fuéramos ellos…y ellos nuestros asesinos…si de aquella manera podía probar los labios de Taemin alguna vez…

Un frío aire sopló, y decidí dejar de fantasear…no era buena idea en aquellos momentos. Escalé y la luz de la luna alumbró la figura de Taemin. Este tenía un espejo y un lápiz negro en la mano, estaba maquillándose…como aquella vez que le vi por primera vez matar…su rostro estaba adquiriendo la apariencia de un tigre.

-¿Siempre te pintas así cuando vas a matar a alguien?-pregunté sentándome a su lado atenta a los trazos que él dibujaba en su rostro, me miró de reojo y terminó la línea de uno de los ojos.

-Si…-agachó el rostro y entonces con una mano sucia se pintó los labios y la barbilla emborronándolo irregularmente. Por la mente se me pasó la idea de pedirle que me pintara pero sabía que me diría que no, por lo que deseché esa idea. Pasaron los minutos, y mi inquietud crecía, aquel momento realmente era incómodo y hacía frío. Me froté las manos y las calenté con mi aliento. Taemin estaba quieto, con una pierna flexionada sobre la cual descansaba uno de sus brazos. Su pelo también se lo había pintado. Deduje que aquella pintura era fácil de quitar porque nunca le había visto el pelo negro en clase. Ahora lo tenía húmedo tras la aplicación y lo hacía verse tan distinto….verle de aquella forma, tan misteriosa, tan opaca…no hizo mas que aumentar mis ganas de conocerle más.

-¿Como te sientes?-me preguntó mirándome de soslayo.

-Eh..bien-solté casi sin creérmelo. Taemin me miró directamente y arqueó una ceja, movió uno de sus brazos y cogió mi muñeca derecha.-¿Qué…qué haces?!-protesté por lo violento del gesto-Taemin volvió a tirar de mi y con sus dedos hizo presión en aquella zona.

-Te estoy tomando el pulso para saber que no me mientes…

Tragué saliva, lo miré de cerca, sus mirada estaba concentrada sus dedos volvieron a moverse y noté mi corazón bombear nervioso.

-Está acelerado…deberías tranquilizarte.

-Estoy tranquila…siempre tengo el pulso así…-respondí con tono molesto apartando mi mano rápidamente. Que me examinara de aquella manera me hacía sentir débil, indefensa…y enojada…no entendía como él no se daba cuenta de mis sentimientos…aunque bien mirado…quería eso decir que era buena ocultándolo? Seguí debatiéndome en pensamientos como ese durante un buen rato. Taemin de repente se tensó, agudizando el oído y se levantó.

-Vámos, ya podemos entrar

-ya?-pregunté incrédula…no quería imaginarme que Taemin había estado oyéndolo todo y que ahora sabía que habían terminado de hacer…aquello.

-Entra tu primera, yo te cubriré las espaldas…vamos…-ante aquello le miré y asentí con rapidez, me giré y con un toque de muñeca abrí  decidida mi abanico que llevaba dentro de una de las mangas. Bajé casi de un salto y aterricé sigilosa.

La ventana que estaba abierta la terminé de abrir completamente, noté la corriente envolverme. Avancé hacia la cama de Key. En medio de la oscuridad, la luz blanca alumbró dos cuerpos. Estaban tranquilamente dormidos y abrazados. Extraje una de las cuchillas y me acerqué por el lado de Key. Lo miré detenidamente y alcé el arma…pero entonces me detuve a mirar su rostro. Estaba tranquilo…suave…tierno…en él no vi mal alguno…y entonces caí en la cuenta…

Key realmente no había tenido que ver nada en aquello…recordé su rostro contraído por el acto de su padre aquella noche y…en cuanto a lo de los chicos del instituto… el podía o no haberlos enviado …pero de haber sido así…los chicos seguramente lo habrían mencionado…algo así no podía quedar silenciado…mantuve el cuchillo en alto, me acerqué mas mientras las dudas me asaltaban con mas fuerza…

En aquel lugar el aire estaba algo cargado pero era dulce…El  pelo ondulado de Key caía suave…su rostro realmente era angelical…y junto a él el tal Jonghyun se veía también hermoso…hacían buena pareja pensé…y yo iba a destruir aquello…

En aquellos momentos me dí cuenta de que era incapaz de matarlo…el había perdido a su padre…y yo a mi amiga…y además…el no la había matado…y..su muerte no devolvería mi amiga…me quedé quieta…empecé a bajar el cuchillo sin apartar la mirada de su rostro y súbitamente Key abrió los ojos.

Ambos nos quedamos quietos, vi el miedo en su rostro y yo temblé de miedo también. Key con rapidez se incorporó y golpeó en la pared accionando un interruptor. Las luces se encendieron de golpe. Una alarma saltó ensordecedora. Jonghyun se despertó y Key le echó fuera de la cama de un empujón lejos de mi cubriéndolo con la manta.

Key ya había agarrado su kimono y con asombrosa rapidez lo ató en un abrir y cerrar de ojos. Se puso de pie sobre el colchón y  yo retrocedí bajando mi arma pero aquello fue inútil, Key me atacó igualmente. En su mano derecha había un anillo rosa puntiagudo y al abrirlo por un extremo me roció con una arena que me arañó empezando a quemar mis ropas como si fuera ácido.

Afortunadamente no me alcanzó la piel. Caí de bruces en el suelo y me arrastré. Di un salto atrás y allí estaba Taemin con la espada alzada.

-Corré!! entra por aquí!!-gritó Key repentinamente y llevó a Jonghyun con él por uno de los pasadizos secretos. Taemin me incorporó asiéndome con fuerza y yo me tambaleé. Avanzó hacia las paredes y con un golpe de la espada rasgó las telas y me arrastró hacia el interior con él para salir por los pasillos. La persecución no había hecho mas que comenzar.

-Ve por allí, yo iré por el otro pasillo -Nos separamos, intenté correr pero me faltaba el aire..estaba asustada, el tono de Taemin denotaba que estaba muy enfadado…lo cierto era que le había fallado…

Avancé unos pocos pasos por aquellos pasillos…no había nadie pero en todas direcciones se escuchaban pasos, me pegué  a la pared en medio de la oscuridad y esperé. Cerré los ojos, pude ver con claridad lo que estaría aconteciendo a pocos metros de allí.

* * * * *

Taemin había trepado por los techos y perseguía en uno de los pasillos a Key. Este había conseguido esconder a Jonghyun y se había encerrado solo en otra habitación.

No había luces, no encontraba el interruptor…avanzó de espaldas…retrocediendo..no tenía ningún arma consigo…el corazón le saltaba del pecho..la muerte se acercaba, podía notarlo, el rico heredero del clan de los magos por primera vez en su vida saboreaba el miedo verdadero…la sensación de que una bestia lo acechaba…oyó un susurro y allí estaba el asesino más letal de todos…al cual llamaban el tigre negro…este bajó de un salto del techo y aterrizo como un felino en el suelo. Se incorporó y extrajo su katana nuevamente….la alzó y cogió impulso.

Key cerró los ojos y cayó de rodillas, sabía que no tenia posibilidades de sobrevivir ante alguien así…, pero entonces cuando se suponía que debía sentir dolor alguno, algo que atravesara su pecho, tan solo sintió un sonoro golpe delante de él, un choque ajeno, abrió los ojos y sonrió. Uno de sus nuevos guardaespaldas estaba allí interponiéndose entre él y el temido Tigre.

Taemin mantenía su espada haciendo fuerza contra la lanza de su nuevo contrincante. El rostro de este estaba oculto bajo una conocida máscara…aquella  alargada y blanca máscara era el inconfundible símbolo del clan de las lechuzas. Sus ropas eran blancas también y debajo de sus brazos salían unas filas de telas que asemejaban el plumaje del ave representada…Taemin dio un nuevo choque y saltó hacia atrás, luego se propulsó de nuevo para tener más fuerza pero de nuevo su ataque fue repelido sin apenas esfuerzo por su contrincante. Los ojos oscuros de este lo miraban a través de los rasgados huecos de la máscara…Su mirada era penetrante, llena de vida, de fuerza…Taemin continuó insistiendo en derribarlo de aquella manera, imprimiendo fuerza sobre él, sin apartar la mirada, pero este, al contrario de lo esperado, no había iniciado su ataque aún y ya harto de aquella situación  decidió mostrar su autenticas dotes por fin:

Se agachó e intentó golpear a Taemin, este esquivó la alargada vara terminada en cuchilla y dio varias piruetas hacia atrás continuando la evasión de la cuchilla que a cada nuevo impacto abría una herida profunda en el suelo. Las tablas de madera se resquebrajaban. Una puerta se abrió y nuevos guardaespaldas de Key entraron. Key se incorporó rápido y miró una ultima vez aquella escena de lucha digna de ser vista…los guardaespaldas tiraban de él para llevarlo a un lugar seguro. Taemin se fijó en esto y bramó furioso. No permetiría que escapase. Iría tras el y para ello antes debía deshacerse de aquel molesto inconveniente.

Taemin saltó hacia el marco de la ventana y se impulsó de nuevo en el aire para asestar con su espada pero el guerrero enmascarado la evitó aunque esta vez sin embargo, su fuerza flaqueó y se tambaleó chocándose con la pared y cayendo al suelo. Taemin de nuevo erguido en el suelo lo miró con intensidad y alargó la espada para disponer su ataque final, pero entonces un grito femenino aulló en la oscuridad. Taemin lo reconoció enseguida, miró una ultima vez al guerrero echado contra la pared y entonces huyó rápido como una sombra. El ninja blanco se incorporó y le persiguió entonces.

Taemin corría cortando el aire, encontrando mil obstáculos, disparos de guardias, gritos sorprendidos de visitantes que huían despavoridos a su paso, a todos los esquivó y finalmente llegó a uno de los últimos pasillos del extremo de aquel edificio. Allí encontró que Hana estaba en el suelo y otro guerrero enmascarado la estaba atacando. Esta a duras penas evitaba los cortes que producían una especie de látigo con púas que este usaba para herirla. Taemin gritó rabioso y se dirigió decidido a matar aquel guerrero pero este fue avisado por el ninja blanco que acababa de llegar a la escena. Descansaba contra una de las paredes asfixiado y consiguió silvarle a tiempo, el segundo guerrero rodó hacia un lado y blandió un sable para repeler otro ataque de Taemin.  A corta distancia Taemin apreció que la máscara de este sujeto era distinta y por las formas que asemejaba a las de un lobo o un zorro, supo que se trataba de un ninja del clan de los lobos. Taemin lo empujó hacia un lado y corrió hacia Hana, esta tenía rasguños y había sangre. Taemin se agachó para levantarla,y juntos comenzaron a correr. Al final del pasillo había una ventana….

*  *  *  *  *

Y allí estaba él de nuevo…de nuevo estábamos corriendo juntos..y por un momento  había pensado que moriría allí bajo el yugo de aquel despiadado guerrero con máscara de animal…pero Taemin estaba allí y no me dejaría sola. Ahora lo sabía. Una cálida alegría llena de esperanza me dio nuevas fuerzas para correr más rápido.

-Tenemos que saltar!-la voz de Taemin sonó grave, nos aproximábamos a la ventana, y al llegar ante esta nos detuvimos de pronto, el enemigo nos pisaba los talones, yo miré desesperada a Taemin, yo no podía saltar aquella altura, me rompería algo seguramente, Taemin entonces  no lo pensó, tiró de mi con rapidez y me colocó en sus espaldas y con gran agilidad se subió a la ventana, a nuestro alrededor oí susurros que atravesaban silbantes el aire…

Miré atrás y me di cuenta de que varios hombres vestidos de azul nos lanzaban shurikens. Uno alcanzó a Taemin y entonces él se dejó caer. Grité.

Caímos varios metros, fue tan rápido y trepidante, que creo que nunca había pasado tanto miedo. Cuando llegamos al suelo me agarré con fuerza. Estaba temblando pero Taemin no paró a descansar, corrió y corrió…y finalmente nos perdidos entre los edificios y sus negras siluetas a la espera de que fueran incapaz de seguirnos el rastro.

——

De nuevo recuperaba el aire pero, la piel de los brazos me escocía al roce de aquellos ladrillos sobre los cuales estaba apoyada mi espalda.Afortunadamente volvíamos a estar a salvo, y concretamente en una azotea…Taemin acababa de soltarme hacía escasos segundos y ahora andaba alterado andando de un lado para otro mascullando, insultándome, soltando injurias sobre todo. No dije nada, no podía levantar la mirada del suelo, estaba realmente avergonzada por lo ocurrido.

-Menuda estupidez fue esta…yo…yo no sé como pude acerte caso…realmente me equivoqué contigo…nunca..nunca debí enseñarte nada…no… yo… debería haberte ignorado…porque…menuda has liado…¿que podías matar?! ja! ya vi cuantos hombres matastes esta noche…si, lo que es un milagro es que sigas viva….yo…yo pensé que podías ser especial pero…me equivoqué…se acabó…definitivamente se acabó…

-Taemin…-lloriqueé llamándolo, sus palabras eran cuchillas en mi corazón.

-No…no digas nada…ahora te llevaré a tu casa y mañana no…-Taemin me miró una vez y luego se dirigió hacia otro lado para mirar donde estaba mi casa. No estábamos muy lejos.

-Taemin! escúchame por favor!! es imporante!!!-grité desesperada entre lágrimas.

Taemin se detuvo en su paseo de un lado a otro y me miró severo.

-Lo siento…lo siento mucho…-empecé a decir con las mejillas sonrojadas y la nariz húmeda- no quería cagarla de esa manera pero…todo tiene una explicación…-intenté expresarle.

-No quiero tus explicaciones, ya has hecho suficiente esta noche…-sentenció Taemin enojado.

-no, por favor, escúchame…Taemin…-le suplique mirándole directamente, me incorporé con dificultad y di unos pasos, Taemin me sostuvo la mirada impasible-…si esta noche no maté a Key fue porque…el no es culpable de lo que le pasó a Anny…mira… cuando…le vi allí dormido…yo…no…no vi ninguna maldad en él…y por eso…decidí no matarle…Taemin…no creo que su muerte tenga sentido ahora… y es…por eso que actué así…yo….lo hice siguiendo lo que el corazón me dijo…lo siento-gesticulé con las manos, y luego agaché la mirada,Taemin me miraba friamente, proseguí una vez más- si recurrí a ti fue…realmente porque quería saber defenderme…tu ya sabes lo debilucha que soy…ya has visto como me trataron en el instituto y…tu eres tan fuerte…Taemin, de verdad siento haberte fallado pero…Key…no merece morir…no sería justo…¿lo entiendes verdad?

Taemin agachó el rostro, sus facciones habían cambiado lentamente…estaban relajándose…decayendo..ahora se le veía triste…me miró de repente y avanzó hasta mi.

-Déjame ver tus heridas- dijo con voz seria.

-si…-dejé que Taemin examinara mis brazos, así estuvo un rato, estuvimos en silencio…yo miraba sus ojos moverse lentamente recorriendo mis heridas…-Taemin…tu no eres malo…yo se que eres una gran persona…lo he sabido siempre…eres justo…si no…no me abrias ayudado…y…salvado otra vez…- Taemin me miró entonces.

-Te equivocas conmigo, nunca deberias haberte acercado a mi…no soy bueno para ti…

-yo tampoco…-sonreí a medias- el levantó los ojos un segundo y luego soltó mi brazo herido. Se separó un paso y comenzó a quitarse una primera camisa negra de su traje. Se quedó con una de tirantes negros solamente. Taemin entonces se acercó y metio mi cabeza por el cuello de su camiseta y la bajo cubriendome. Realmente no me había dado cuenta pero practicamente mis ropas estaban hechas jirones….casi estaba desnuda.

De nuevo con la cabeza fuera le miré casi sin comprender, con nuevas ganas de llorar…

-necesitas desinfectante esas heridas y…esto es porque hace frío,… necesitas ponerte algo…-no me miraba, sus ojos estaban vacíos…miraban hacia otra parte…

-Taemin…-en aquel momento , tras haberse quitado esa camisa de mangas largas negras, vi su herida del brazo izquierdo, tenía muy mala pinta, alcé las manos y tomé su biceps y lo miré de cerca, era un corte profundo producido por un shuriken. Mientras yo hacía aquello Taemin miró mis manos, casi con expresión de miedo, se había quedado tenso como una hoja- Taemin…si..necesitas sangre para curar esto…si quieres…-le miré a los ojos-…puedes beber mi sangre…no me importa…-me ofrecí muy preocupada y casi con un hilo de voz.

-Hana no digas tonterías, no quiero tu sangre, no me serviría de nada…solo sirve la sangre de los elegidos y para tu suerte…el dios tigre no te eligió a ti como sacrificio…-respondió seco.

-Bueno pues, si mi sangre no sirve… al menos déjame que te cosa la herida..en mi casa tengo todo lo necesario, ven a mi casa por favor…es lo minimo que puedo hacer para…¿arreglar las cosas?-alcé las cejas y sonreí avergonzada, Taemin ya no me miraba con odio, estaba preocupado y como tenía que acompañarme de todas formas a mi casa, aceptó el ofrecimiento.

Juntos tras un breve paseo último sobre su espalda, ambos entramos por la ventana de mi cuarto.

—–

Taemin se quedó en mi cuarto. No encendí ninguna luz, anduve a tientas por mi casa en busca del costurero y cuando volví no pude evitar suspirar para mis adentros cuando vi a Taemin sentado en mi cama con el rostro apagado, serio, pensativo…me miró entonces un poco sorprendido, y le sonreí. Me aproximé con mis cosas, me senté a su lado y me dispuse a sacar el hilo y la aguja.

 Taemin en ningun momento desde que empecé hasta que terminé emitió ruido alguno, cada vez que pasaba la aguja le miraba disimuladamente para ver su expresión, pero nada, ni un gesto, ni una mueca, nada…Taemin permanecía inexpresivo.

-¿No te duele?-pregunté  en un susurro en busca de algo de conversación.

-Me han enseñado a no sentir dolor…por eso te dije antes mientras veníamos hacia aquí que esto era innecesario…-se quejó Taemin con los ojos entrecerrados.

-ya pero…esta herida estaba muy fea y ..lo mejor será cerrarla…además, ya casi terminé…ves?…-cerré la herida completamente y acerque mis labios para cortar el hilo con los dientes.

Taemin se miró entonces el brazo con la linea de hilos y sonrió suavemente.

-Vaya…estoy sorprendido…esto se te da bien..eh? deberías ser enfermera…- me miró y me sonrió. Yo de rodillas me aproximé con unas vendas blancas para ahora envolverle la herida. La cara me ardía, había vuelto a ver sonreír a Taemin…ya no parecía estar enfadado…

-si bueno, no estaría mal…me gusta pero…para eso hacen falta buenas notas…-musité finalmente

Una vez terminé de nuevo un silencio incomodo se abrió entre ambos,había terminado de recoger y ahora los dos teníamos la mirada perdida, quería decirle algo pero me había quedado en blanco. Taemin de repente se incorporó.

-Será mejor que me vaya, no es bueno que esté aquí, descansa…nos ve…

-espera!!…Taemin…-alcé la voz, los ojos de Taemin se abrieron mucho-…¿no…no podrías quedarte conmigo esta noche? por favor…no quiero quedarme sola…por favor…-sinceramente estaba asustada, sentía una presión en el cuello que no era normal y luego estaba el dolor de cabeza…y luego el recuerdo de todo lo sucedido aquella noche…los ninjas..las espadas…los gritos…tenía miedo.

-Pero…no creo…tu madre está en el salón…no creo que deba vernos aquí…-respondió dubitativo.

-No te preocupes por ella…no se despertará hasta bien entrada la mañana…-sonreí-..oye…¿tienes hambre? yo sí ejej…si quieres…puedo sacar galletas de chocolate y calentar leche en el microondas…¿que te parece?-pregunté con la esperanza brillando en mi mirada. Taemin frunció tenuemente las cejas y los labios y luego bajó la mirada.

-No sé…

-Si no tienes nada que hacer…por favor quédate…voy a ir a la cocina…si quieres ven y ayudame a preparar las cosas…-ya me había levantado y me dirigí rápido a la puerta, cerré tras de mi y avancé hasta la cocina. Encendí una luz del mueble. Deseé que Taemin no se huviera ido. Saqué las galletas y me agaché a por una bandeja, cuando me levanté allí estaba él.

-Está bien…me quedaré- su expresión era contenida, tímida, sus ojos se movían nerviosos, depararon en la figura recostada de mi madre. Yo sonreí alegre y el microondas sonó dando la señal de que la leche estaba lista. Ambos miramos a mi madre, se removió girandose hacia otro lado, sonreímos a la vez. Taemin llevó la bandeja y yo fui con los vasos.

Aquella noche fue realmente especial…

* * * * * * *

 Taemin realmente se sentía raro…aquello nunca lo había hecho, quedarse en casa de un…amigo…y en este caso, una amiga…aquello era tan nuevo para él que al principio no supo que tenía que hacer pero… dejándose llevar pudo notar que aquello era agradable…mucho. Se sorprendió escuchándose así mismo riéndose y hablando de cosas que nunca pensó que hablaría con nadie. Hana le preguntaba por su vida, por su día a dia antes de conocerla, por sus aventuras…por sus enfrentamientos…Taemin no sabía porqué pero al final sus labios respondían a aquellas preguntas y aquello no le hacía sentir mal, al contrario, era casi un desahogo… quizás  lo había necesitado desde hacía mucho tiempo…

Y sin entenderlo muy bien, estando sentado en el suelo y Hana tumbada en la cama boca abajo, juntos habían terminado hojeando cuentos viejos de cuando Hana era pequeña. Taemin no guardaba nada de cuando era pequeño, y eso le entristecía, recordaba pequeños fragmentos de su infancia, algunos juguetes de animales y luego grandes dibujos en una pared….pero luego no había nada más…Hana le había pedido que le leyera el cuento de Aladdin….Taemin leía atento, como un niño capturado por la magia de la fantasía…estaba viajando en el tiempo…estaba volviendose otro…leyó y leyó hasta llegar al final de la historia.

”…El Sultán y la madre de Aladín estaban felices de ver de nuevo a sus hijos. Una gran fiesta fue organizada a la cual fueron invitados todos los súbditos del reino para festejar el regreso de la joven pareja. Aladín y Halima vivieron felices y sus sonrisas aun se pueden ver cada vez que alguien brilla una vieja lámpara de aceite.’‘-

Taemin sonrió contento de haber terminado aquella historia de aventuras y magia. Se giró esperando ver la sonrisa de Hana pero descubrió que estaba profundamente dormida. Taemin relajó la sonrisa y soltó el libro en la repisa más cercana. Se sentó en la cama y miró a Hana con los ojos entrecerrados. El también comenzaba a sentir cierto cansancio…un murmullo lejano llegó a sus oidos, miró la puerta y luego volvió a mirar a Hana….su rostro el recordaba tanto el de ella…

aunque Taemin le había contado la historia de su familia, las batallas, el trato con su padre…le había ocultado algo…el recuerdo de una hermana pequeña que ya no estaba viva….murió hacia muchos años…cuando el era pequeño también…Hana se parecía a ella…quizás esa era la autentica razón por la que sentía que quería protegerla…Taemin se agachó y besó la frente de Hana…se sentía agradecido por todo…hacía mucho que no se sentía vivo…pero ahora debía marcharse. Una ráfaga de aire entró en el cuarto de Hana pro la ventana.

La madre de Hana abrió la puerta del cuarto de su hija. Había oído algo y una luz se entreveía por debajo. Pero para su sorpresa encontró a su hija dormida plácidamente. La miró con tristeza. Avanzó y se sentó en el colchón junto a su hija.Así estuvo un rato.Y Taemin aun estaba allí, fuera de la casa, junto a la ventana, de puntillas, miró de reojo la escena que acontecía en el interior y vio como la madre arropaba a su hija subiendo tiernamente la colcha, acariciaba su rostro y entonces se levantaba anudándose la bata y finalmente al salir, apagó las luces del cuarto. Taemin agachó el rostro…quería recordar a su madre, pero cada vez le costaba más…tan solo una dulce sonrisa aparecía en su recuerdo y luego unos ojos claros que se achicaban al mirarle…ya no había nada más…solo aquello era lo único bueno que recordaba porque una vez llegaba la noche, las pesadillas eran horribles. Taemin emprendió el regreso a su hogar en el instituto.  

 
7 Comments

Posted by on 17/02/2012 in Masked Love [SHINee]

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

7 responses to ““Masked Love”, capítulo 3 (¿Enemigos o amigos?)

  1. ino

    18/02/2012 at 01:09

    -ACTUALIZASTE!! WA QUE ALEGRIA😀
    aigo hubi jhongkey jajjajaj soy feliz soy !! D
    jajaj me gusta me encanta Minho y onew😀 lo amo amo!!
    que miedo la pelea de taemin con los otros ninjas!! (a proposito quiero conocer a esos ninjas de los clanes…presiento que son onew y minho :D)
    venga me gusto mucho onew con hana y pero porque taemin se fue? se hubiera quedado con ella a dormir alli… pero da igual me encanto

    Superman y Key no se pero tiene un nose que en no se donde que me da un nose que en mi nose donde (debe ser por la magia o algo asi)
    amo como va tomando curso la historia … espero actulizaciones ;d

    otra vez te dejo mis saludes y todo mi amor para ti Clau y para pescaito!!!😀

    (encerio tengo trauma con el —- >😀 era porque esa es mi cara mientras leo? jum no se :D)

     
    • Sensei

      18/02/2012 at 11:55

      jejejejej!!!!^^!!

      Jijiji yo si QUe me alegro de leerte ^^!!! ha sido encender el ordenador y lo primero que pense ay ay ay habran comentado??? y yo: voy a veer >///o<!!!

      y en cuanto a los ninjas…ejemmm…tus ideas son….algo acertadillas u.u'' no dire mas…😄
      Wajajajajaj kEy y super man nose k nosedonde nose xdd un nose Cuanto me rei en esa frase xdd no entendi pero me hizo gracia xddd

      Jejejej aCTualizaciones habrán pronto pronto, ahora estoy con LAST RED SUN ^^
      Gracias por comentar!! Cuidate mucho!! besos XXX!!!

       
      • ino

        19/02/2012 at 18:47

        WA!! me emocione cuando vi que estabas trabajando en The last red sun WAAA ESPERO ACTUALIIZACION}11 waa que emocion

        superman lo digo yo como si dijiera Dios!!!
        y pues es como un nose que me da nose que en mi nosedonde bueno yo me entiendo >_<
        oye puedes creer que mi hermanita mira tu video a diario? jajajajaj a mi me risa verla viendo tus videos ella dice que le encantas jajajajaj que risa mk

        y me aleogro que lo que presientoo valla mas o menos por ahi😀

        (milagro una sola carita :D)

        cuidate

         
  2. Carla Marin(@UYGYJ)

    18/02/2012 at 04:33

    ohhhhh!!! q emocion esta excelente el fic…aplausos *clapclapclap* se me esta haciendo una especie de droga… jejej voy a tener q entrar a rehabilitacion(?) jjejejeje no enserio esta excelente… yyyy pobre Hana… q vergüenza… que le halla llegado justo en ese momento… yo no hubiera sabido q hacer… y Key y Jonghyun… OMG OMG OMG OMG OMG…Minho y Onew AHHHHHHH!!!!!!!!!! me encantan …ohhh y pobrecito Taemin, se nota q ha sufrido mucho :(… jejej bueno no se q mas decir… solamente q aqui voy a estar esperando… pacientemente jejeje bexos y abrazos…. ES QUE ME A ENCANTADOOOO!!!!! bye!! ;D

     
    • Sensei

      18/02/2012 at 11:58

      JEJEJE ^///^ GRACIAS!!!
      ui dios mio rehabilitacion! eso me recordó al cancion de Rihanna Rehab!! >o<!! xddd (k xcierto me encanta xd)

      y si, la pobre tiene una suerte….no aver, en verdad tiene suerte de veras, anda que al insituto que fue a parar?? y lo bien rodeada que esta?? xdddd
      jejej si aki va a haber mucho de lo que hablar entre los niños de shinee ya veras como va avanzando las cosa MUAJAJJAJA
      Y si…este fanfic es un drama…asi que va a ver muchas cosas tristes u,o,u!!!
      Hehehe MUCHAS GRACIAS por comentar Linda!! ^^ me encanta que te encante!! (L)
      Saludos Sensei n_n

       
  3. Liz

    22/02/2012 at 18:57

    Jejeje me tienes hechizada con tu fic, cada capitulo se pone realmente, dime ¿Cuál es tu secreto eh?en que comes o en que piensas para dejarme en cada capitulo intrigada y con las emociones a flote?Creí que este capitulo sería bueno, pero ha estado mejor. Estuve enganchada en cada momento.
    Jejeje me reí un poco al principio cuando Hana estaba entrenando con Taemin, cuando el le dice “-No lo has hecho del todo mal. Bueno, como recompensa te dejaré que solo des 50 vueltas al gimnasio.”, jajaja pobre Hana, y Taemin que se hace el duro con ella, eso me encanta!!.
    Ayayay y luego con la llegada de Onew & Min Ho, ayy madre mía!!, ya quería que aparecieran!!!, jajaja y luego con lo de Onew y Hana O.o pobrecita, justo le tuvo que llegar.
    Y Luego el Jongkey nuevamente, me encanto esa pareja en Supa Toyz, que bueno que los hayas vuelto a juntar, apenas los juntas ya hay yaoi jajaja, xDDD. Aunque debo admitir que casi me enredo en lo de las peleas deTaemin con las lechuzasxDD. Pero si que esa parte estuvo de emoción
    Y la ultima parte me dio un poco de pena, pobre de Taemin, si que ha sufrido mucho =(, me puso triste lo de su hermana, y que Hana le recordaba a ella, se me hizo nostálgico
    Oh!, me alargue demasiado, jejeje sorry, pero es que me ha encantado. Me gusta mucho que juegues con varios generos a la vez y que no todo sea un drama, sino que haya cierta dosis de comedia, acción (bueno eso ya es obvio con lo de los ninjas), melodrama y no se que mas, a si… quiero PASIÓN!!!!!!! xDDD, jojojo, es que con las cosas que se imaginaba Hana al ver a JongKey en acción xDD, jejeje, bien que ella quiere con el!!, Así que pues Taemin pucha!!, es ton to o que??!!, como es posible que no se de cuenta de lo que Hana siente por el, o es que acaso el lo sabe, pero no quiere nada con ella??!!, espero que no…., realmente me gusta la pareja que hacen, asi que Taemin o te dejas de hacerte el frio con ella (vamos bien que la quieres jujuju), o sino… o sino…¡¡Ash!!, mejor me callo!
    Jejeje ahora si acabo y me dejo de alargarme, porque creo que no acabaría.
    TAKE CARE.
    PD: Demás esta decir que espero actualizaciones, jojojo tengo tantas duras y quiero saber que ocurre en el siguiente Cap.

     
    • Sensei

      22/02/2012 at 19:18

      yujuu un super comentario de Liiiz wiiiiiiiiiiiiiii!!! ;u; ya me pense que no comentarias!!! uuuh me ekivokeee como una tontaaa >///<!!!! jojojo que bien, cuanto necesitaba leer algo asi, es que llevo un dia malo, entre tristezas y nauseas nose como aun tengo ganas de sonreir xd
      Jejejej que bien que se cumplan mis expectativas, la verdad que lo intento con todas mis fuerzas conseguir capturaros con la lectura y dejaros en vilo, im bad ôuô xdd es broma!! jejeje y si a mi me gusta mucho meter de todo, quizas algun dia intente escribir algo en un solo enfoke…pero creo que me costará la vida…xddd es que si es en este, y hay escenas que me tuve que contener por no meter mas chistes porque había muchas situaciones cómicas que se me ocurrían xdd y si, es salir jongkey y yaoi al canto…xdd me encantan asi xdd no se si algun dia los haré heterosexuales en mis fantasías, pero de momento son muy gays en todo lo que imagino u///u xdd
      Y buenooooooo la aparicion de Onew y Minho la disfruté muchisimo!! fue en plan!! aaaaaaaaaaaaaahh porfiiiiin!!!! xP!!! ^^!!!

      y…………….en cuanto a Taemin…………mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm…..no diré nada, ya lo verás en el proximo capitulo que se desvelan mas las cosas y………..
      por supuesto que va a ver MAS PASION, MUCHA PASION, EXPLOSION DE PASION!!!! jojojojoojojojo 9///9!!!!!!

      Aysh me encanto tu coment ^^ muchas gracias!!! a versi esta noche cuando termine los deberes sigo con LastRedSun y avanzo un poco del la cuarta parte de MASKEDLOVE ^^ de nuevo gracias!! cuidate!!!
      Sensei~*

       

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: