RSS
Gallery

“Sedientos de amor”, capítulo 9

07 Jan
“Sedientos de amor”, capítulo 9

Sol de medianoche

Ya habían pasado varios días, severos días de estricta vigilancia. Todo parecía ir bien y Norei se fue de nuevo a la cama aquella tarde, estaba cansada de tantas visitas y recomendaciones, quería estar tranquila con su embarazo y poder respirar, ¿era acaso demasiado pedir? Se sentía muy baja de ánimos, y allí estaba Janda, que la estaba arropando. Más que una amiga parecía una madre.

-No hace falta que te tomes tantas molestias-dijo Norei sintiéndose abrumada.

-Me las tomo porque yo quiero, ¿de acuerdo?-respondió tajante Janda.

-de acuerdo- era momento de dejar de quejarse, Norei se acomodó entre las sabanas que empezaban a calentarse con su propio calor corporal, cerró los ojos y entonces noto algo en los labios…eran…los labios de Janda!

Norei abrió los ojos y efectivamente, Janda estaba agachada sobre ella. Norei no sabía cómo reaccionar, estaba muy agradecida por sus cuidados y por que la tratase tan bien…pero Norei dudaba sobre cómo debía actuar ante aquello.

¿quizás debería agradecérselo respondiendo al beso?

No aquello era mentir, pensó Norei, y aunque ya se lo había dicho así misma, en realidad Janda era la persona con la que mas compartía afinidades y, era su mejor amiga… quizás ella era la persona ideal con quien compartir el resto de su vida…

Janda se había incorporado:

-Perdóname pero no pude evitarlo, te vi tan dulce ahí en tu cama, que fue irresistible. De veras, perdóname, estoy faltando a lo que me pediste…-se disculpó Janda algo avergonzada. 

-Tranquila, no pasa nada, creo que de vez en cuando puedes besarme, es… agradable je je- mintió Nore.

¡¿pero que estaba diciendo?! Gritaba el interior de Norei.

Janda se sonrojó, aquello no se lo esperaba y al mismo tiempo la envalentonó. Volvió a besarla, esta vez mas enérgicamente. Norei en un principio pensó resistirse pero prefirió relajarse y dejarse llevar, necesitaba de esa clase de cariño y aunque aquello no fuera del todo sincero era reconfortante ser amada…en aquellos momentos.

Janda tuvo que irse, la habían llamado para una reunión por asuntos importantes,y aunque deseaba quedarse allí junto a su querida Norei, el deber la llamaba. Se despidió, esta vez con un beso en la frente de su amiga.

-Luego te veo, ¿si?

-claro- sonrió Norei.

¿Había cambiando algo? Norei no estaba del todo segura, se sentía reconfortada, pero no, no estaba enamorada de Janda, el amor…el amor debía ser algo distinto, debería explotarle el corazón, sentirse atraída de otra forma, temblar, ansiar su llegada, tener celos…

Estar enamorada definitivamente debía ser algo distinto.

Norei cayó dormida, y como era costumbre, volvió a tener terribles sueños. Estaba en un lugar metálico, muy oscuro, comenzó a andar a girar sobre sí misma, quería salir de allí…y de repente comenzó a entrar agua por todas partes. A su alrededor oía gritos, gritos inhumanos, habían ventanas redondas y por ellas miles de ojos amarillos se asomaban, y la miraban con malicia… Norei estaba aterrorizada, quería huir de allí como fuese. Ella  retrocedió y cayó sentada en una cama y entonces vio una puerta en uno de los lados, saltó de la cama, el agua helada salpicó sus piernas, la nave estaba estrechándose. Se oían golpes por todas partes, las paredes se deformaban, algo quería entrar y devorarla…Norei huyó hacia la puerta y tras tirar de esta varias veces desesperada consiguió abrir la puerta pero de repente ante ella se abrió un abismo negro y Norei sintiéndose sin fuerzas repentinamente se dejó caer dentro de él…

Norei volvió a oír gritos, pero estos si eran conocidos, eran los de sus hermanas, ¿Dónde estoy? se preguntó Norei abriendo por fin los ojos.

No, no estaba en su cama, su cuerpo estaba sobre una superficie fría y lisa…la cual descubrió ser el suelo…pero…notaba algo húmedo en sus muslos y….dolor.

Norei se incorporó con dificultad ayudada de sus hermanas y vio que a su alrededor había un charco de sangre y que para su mayor temor había roto aguas…el lugar donde se encontraba era en los escalones de la escalera que conducía a las habitaciones….al parecer sus sueños esta vez habían llegado muy lejos. Había llegado a andar sonámbula y por lo visto había caído por las escaleras.

Norei comenzó a gritar, había roto aguas y el parto se había adelantado. Janda justo acababa de llegar y su cara de terror no dio muchos ánimos a la pobre Norei.

Como si se tratase de una pluma, Norei fue levantada en brazos por esta y fue llevada hasta la salida donde ya un grupo de enfermeras las esperaban con una camilla.

-¡Por favor, quédate conmigo!! quédate conmigo en todo momento, no me dejes. Por favor! Janda- gritó histérica Norei.

-No lo haré, tranquila Norei…ahora intentaré entrar, y si no puedo haré lo que sea por estar presente, te lo prometo…- Janda cogía su mano apretándosela.

Las practicantes corrieron llevándose a Norei y dejaron atrás a Janda que se detuvo frente a una puerta que la separaba de la sala de operaciones donde se realizaría la próxima intervención…. Janda preguntó pero le dieron un no por respuesta, no podía entrar en la sala de maternidad.

¿Por qué razón tendrían tantas reglas con esa sala? Pero a Janda nada podía pararla, así que decidió saltarse las reglas, cogió unas prendas de médico y se camufló para pasar a la sala.

El parto duró largo rato, los métodos eran modernos pero si había complicaciones poco podían hacer, estarían en riesgo dos vidas….

Tras un duro trabajo al fin la esperada criatura emergió ante todos y con especial atención de la reina que lo presencio todo desde una habitación con cristales en un piso superior.

Pero el bebe resultó ser una desagradable sorpresa ya que para repulsión de la reina se trataba de un varón.

Norei que estaba exhausta, pero consciente preguntó por su recién nacido:

-¿y mi bebe? Donde esta? Quiero verla…-dijo casi sin poder mantener los ojos abiertos por el esfuerzo.

-Lo siento pero…- la doctora superior envolvió disimuladamente el bebe con varias mantas usadas- …el bebe nació muerto princesa…lo siento…-La doctora llamó a una enfermera y le entregó el bulto pero este empezó a llorar. La doctora se giró asustada.

-¡maldita sea!- Injurió. Los ojos de Norei se abrieron completamente, se revolvió en el camastro repleto de cables y se incorporó, vio que una enfermera llevaba algo entre los brazos:

MI BEBE!!! SE LLEVAN A MI NIÑA!! PARAD A ESA MUJER!! QUIERO QUE ME DEN A MI BEBE!! POR FAVOR! QUE ALGUIEN LA PARE! HE ESCUCHADO LLORAR A MI BEBE!!!-gritaba desesperada Norei intentando salir de la cama.

-Lo siento, pero ya le he dicho que su bebe ha nacido muerto…por favor…no haga esfuerzos, podría hacerse daño y…

ESO ES MENTIRA!! ACABO DE ESCUCHARLO LLORAR!! ESTA VIVO!! MALDITA SEA HAGAN ALGO!! MI BEBE!!! SUÉLTEME!

Norei no se lo pensó, intento saltar, iba a salir corriendo tras la enfermera, pero un grupo de trajeadas mujeres la detuvieron y la anestesiaron sin piedad. La reina en lo alto de la estancia estaba llorando, y no de tristeza, sino de rabia, aquello era una vergüenza…una asquerosidad….ya había dado la orden, aquel bebe no respiraría durante mucho tiempo…

Janda disfrazada lo había observado todo tras las ventanas circulares de la puerta que tenia la sala. Y aunque aquellos muros eran gruesos y tenían cierto efecto insonoro…Janda pudo entender algunas cosas.

¿el bebe había muerto? se preguntaba extrañada.De repente la puerta se abrió de par en par y vio que una enfermera salía a paso rápido. Janda se apartó con grandes reflejos y notando que en todo aquello había algo que le daba mala espina… decidió seguirla. La enfermera llevaba un misterioso paquete consigo y Janda se temió lo peor, pero quería verlo por ella misma.

Con mucha cautela corrió por los pasillos evitando miradas indiscretas y por fin llegó al final del trayecto de la asistente. Ésta tiró el paquete por un conducto como si fuera una especie de bomba a punto de explotar y salió con prisas dejando la estancia vacía. Janda ahora podía actuar, la joven soldado corrió hacia donde el lugar indicado. Levantó la tapa y al ver que era un lugar profundo no tuvo mas remedio que arriesgarse e introducirse en aquel conducto. Poco a poco resbaló por aquel sitio ayudandose de sus fuertes rodillas y brazos hasta que sus pies tocaron una superficie acolchada. 

En medio de la oscuridad Janda tanteó y para su sorpresa escuchó algo…encontró el paquete que andaba buscando…este desprendía cierta humedad y tenía manchas de sangre, lo desenvolvió y para su terrible sorpresa, ante sus ojos apareció un bebe que aun con los ojos cerrados movía la boca y arrugaba la nariz…¡el bebe estaba vivo!

Janda estaba horrorizada.

¿Cómo habían sido capaces de semejante barbarie viviendo en aquella sociedad que se hacía llamar virtuosa y civilizada?

Janda miraba por cada rincón de aquel cuerpecito, en busca de cualquier deformidad, de cualquier rastro de herida pero afortunadamente parecía que no había sufrido daño alguno; las mantas y varias cajas de cartón que había dentro de aquel espacio redondo lo habían protegido. Mientras seguía revisando que no tenía ninguna herida de repente se percató de lo extraordinario de aquella criatura…se trataba de un varón.

¿Acaso la razón de que lo tirasen como si fuera bazofia era porque se trataba de un niño? Janda no podía creer aquello, pero no había otra explicación. Realmente era algo escalofriante.

Janda sin mas preámbulos se dispuso a envolver al recién nacido de nuevo entre toallas y haciendo u hueco en su chaqueta lo protegió allí dentro. Ahora tocaba escalar para salir de aquel basurero. Pero súbitamente algo se accionó, una compuerta se abrió bajo sus pies y los dos cayeron, Janda abrazó con fuerza al pequeño e intentó agarrarse a lo que pudiese, consiguió sujetarse a algunos salientes del conducto. Una vez bien sujeta, Janda miró hacia abajo y vio el brillo del fuego.

¡Iban a morir calcinados si no salían de allí cuanto antes!

No, Janda no lo permitiría. Había estado en situaciones peores. Janda palpando aquellas paredes siguió notando algunos relieves en el largo conducto por el cual se estaban deslizando. Sus dedos se le resbalaron un momento y comenzaron a caer de nuevo pero Janda consiguió agarrarse otra vez. Respiró aliviada, el bebe comenzó a llorar con fuerza,Janda  lo arrulló intentando tranquilizarlo:

-Ya sé que no soy tu mama pero al menos agradéceme que te salve la vida pequeño–El bebe hizo caso omiso a sus palabras, como era de esperar.Y siguió llorando lleno de miedo.

Estuvieron largo rato allí hasta que finalmente Janda consiguió salir trepando. De nuevo sobre suelo firme, Janda se ocultó y esperó a que no hubiera nadie por allí y cuando salió corrió hacia una de las estrechas ventanas. Un fuerte viento sacudió sus mechones rizados. ¿Como iba a salir de allí? Janda lo tenía claro, su aeromoto la sacaría de esta. Janda rebuscó en uno de sus bolsillos y sacó unas llaves donde estaba el mando y cuando pulsó uno de los botones que este tenía envió una señal a su moto para que esta, automáticamente la localizara y volara hacia su posición. Janda de un saltó se sentó en esta con el bebe dentro de su chupa y consiguió escapar rezando no haber sido advertida….

Norei fue trasladada a una habitación especial, a una en la zona de psiquiatría. Lo que sabía no debía saberlo nadie más a excepción de la reina y otras personas concretas y por ello, debía mantenerse aislada del exterior.

¿La excusa?: padecía una locura postparto.

Todas las mujeres de la ciudad lo lamentaron profundamente, las hermanas de Norei lloraban porque querían verla y porque les había hecho mucha ilusión tener una hermanita pequeña.

La reina por su parte interpretó su papel de madre destrozada por la tragedia, pero en el fondo estaba realmente furiosa. Tantos esfuerzos, tantas batallas con la ciencia para que después de todo, la naturaleza ganara la cruzada. La reina se sintió aliviada cuando escuchó de los labios de la doctora que la eliminación del pequeño se había realizado con éxito.

Norei aun sedada abrió los ojos con dificultad, era como si los tuviera pegados y los tenía hinchados de tanto llorar….a su mente empezaron a acudir recuerdos de todo lo sucedido y entendió porque estaba en aquel absorbente habitáculo completamente pintada de blanco. Tan solo pudo pensar en una cosa.

Mi bebe.

Intentó levantarse pero se dio cuenta que estaba atada de pies y manos a la colcha, se sentía como un animal. Gritó auxilio, gritó por su hija, gritó a su madre, gritó el nombre de su mejor amiga pero nadie contestaba, estaba sola, sola en aquel mundo de pocos metros cuadrados. Siguió gritando hasta que casi sin fuerzas simplemente se conformó con llorar.

Los minutos se arrastraban…no había tiempo…Norei no sabía que hora podía ser o cuanto tiempo había dormido…esperó consumida en lágrimas y entonces oyó un ruido. Noto que alguien se acercaba, vio una enfermera asomarse a las rendijas de su puerta, a su lado lado había alguien a quien no podía ver. ¿Quién sería? La puerta se abrió:

-Tienes una visita formal, por favor compórtate- dijo secamente la vieja enfermera.

Norei rompió a llorar al ver que se trataba de Janda. Hubiera corrido a su encuentro pero tuvo que quedarse allí sentada con los ojos llorosos esperando un abrazo que no le sería dado.

-He venido para informarte de tu situación actual, debido a que padeces una serie de trastornos postparto tendrás que descansar en este lugar durante un tiempo– la voz de Janda sonaba diferente…no era ella misma.

-Janda no me digas que tú también…- Norei rompió a llorar gravemente.

La cara de Janda parecía que iba a romperse, su cuerpo trajeado con las ropas del ejercito estaba en tensión mientras se mantenía de pie. La enfermera estaba en la puerta y Janda le pidió que se fuera un momento para dejarles intimidad.

 que esto va contra las normas pero, por favor, estamos enamoradas, tenga un poco de piedad por ella, lo ha pasado muy mal y necesita que la cuiden- dijo Janda actuando a la perfección.

-Está bien pero solo unos minutos, puedo jugarme mi puesto por estas cosas.

-Muchas gracias, es usted una buena mujer. Hablaré bien de usted en la corte- respondió Janda haciendo un gesto con la cabeza.

La enfermera se alejó con una sonrisa en sus agrietados labios.

Janda se volvió hacia a Norei que encogida temblaba sollozando contra la pared. Janda quiso arreglar lo que había afirmado…

-Norei…escúchame, ven , por favor.

-No, tu estas de su parte, todas tratáis de engañarme, pero no, no estoy loca, lo escuché, estaba viva…¡viva!, me oyes?!Norei tenia el rostro rojo de gritar

-Shhh, no grites, por favor ven, mira esto-Janda la atrajo hacia su pecho y la acurrucó de tal manera que la cámara de seguridad que había en la instancia no advirtiera el objeto que Janda sacó de su chaqueta.

Ante los empañados ojos de Norei apareció una cámara fotográfica y en la fina pantalla de esta había la foto de un bebe. Norei iba a gritar de alegría pero Janda la apretó contra si.

-Te creo pequeña, en todo, en todo…. No te preocupes por el niño, está bien-Janda cerró los ojos emocionada y triste.

-¿niño? Es…-Norei no daba crédito a lo que estaba escuchando.

-¿no lo sabías? es un varón…-Susurró Janda con las cejas tensadas.

-Santo cielos…-Norei perdió la respiración…aquello no entraba en su imaginación…ahora podía entender lo sucedido…porqué le habían arrebatado a su pequeño…

-Ahora no te preocupes por nada, actúa con cierta normalidad, al menos intenta seguir aparentando lo anterior, voy a intentar sacarte de aquí lo antes posible. Pero debes hacer todo lo que te diga…¿de acuerdo?-Janda escondió la cámara con disimulo y miró a los ojos a Norei.

-Janda yo…-Norei se sentía fatal por haber desconfiado de su mejor amiga y haber reaccionado tal como lo había hecho pero Janda lo entendía.

– No digas nada, lo sé- y entonces la besó en los labios. Justo en aquel instante llegó de nuevo la inoportuna enfermera.

Ya es suficiente de romanticismo por hoy. La semana que viene ya tendrás mas, princesa.

Y con estas palabras, Janda intentando mantenerse firme abandonó los brazos de una Norei que volvió a fingir locura mientras una puerta de duro metal se cerraba. Por las rendijas de una diminuta ventana en lo alto de una de las paredes salía luz, era la luz blanca del sol de la medianoche.

*******

Nota de la autora:

Si os extrañais porque el nombre de Norei esté subrayado…os explico…sin querer escribí Syma…el nombre de otros de mis personajes…xddd esto ya me ha pasado anteriormente..si no a la inversa xd, así que, lo he arreglado pero, como me hizco mucha gracia, como vestigio de los sucedido subrayé las huellas del delito *o* muejejej GRACIAS INO POR DECIRMELO!! xdd y ahh!! me dirijo a todas las lectoras, por favor, cada vez que veais un fallo, o algo que no esté bien explicado, decidlo, porque así nos ayudais a escribir mejor y a que las lecturas sean mejores para futuras visitas a este blog ^^

Gracias por leer😀

Sensei

 
 

Tags: , , , , , , , , ,

3 responses to ““Sedientos de amor”, capítulo 9

  1. Ino

    23/01/2012 at 07:02

    hola!!!!
    por aca ino reportando sintonia desde colombia😀

    aigo!! se te colo la palabra Syma😀 jajajajjaj ame ese detalle😀

    excelente historia😀

    y a ver a ver porque la reina odia tanto a los hombres ah?… si se que son brutos,balurdos, basicos, simples, pero es que eso hace que nos necesiten. (ahi esta mi ego feminista!! XD)

    ah ya se, es que no ah visto a los oppas eso es…. se ah perdido la perfecciond e B2st, Super Junior, SHINee, etc…. jajajaj😄

    cuidate

     
    • Sensei

      23/01/2012 at 07:47

      no me digas…0.0….AAAAAAAAAAAAAAAHHH DONDEEE DONDEEE ???!!!!

      AJAJJAJAJAJ XDDDDD voy a buscar a Syma que no se que hace ahí metida la pobre!!!! XDDDDD ay ay…y bueno…regresando a mi estado anterior…

      OHH INO LA REPORTERA DE FANFICS!! por fiin :D!! cuanto tiempo!! jajaja ^^

      Me alegra que te guste Sedientos y si…la reina creo que no ha conocidos muchos oppas en su vida…LO QUE SE ESTÁ PERDIENDO AUNQUE SEAN UNOS TAL Y UNOS CUAL…despues se les quiere por eso mismo u.u” ….pero no desesperes, pronto las mujeres conoceran a este hermoso quinteto *O* y…..muejejejejje *w* (censura xd)

      Aysh…(suspiro cotidiano) …a ver cuando tengo tiempo para actualizar Supatoyz y este fanfic entre otros…>o< me sucede de todo…o el internet me va regular, o no se suben videos, o no viene la señorita inspiracion ¬¬…sorry, Espero que estes bien ^^ cuidate! y que tengas buenas semana!😀
      Sensei❤

       
  2. Pescaíto

    27/03/2012 at 18:49

    Qué decirte, Sensei, qué decirte que no te haya dicho ya cada vez que me has leído, que me has dejado leer, que me has puesto los dientes largos, que me he desangrado en clase de inglés o en casa mismo… Me encanta! Esto cada vez se pone más y más y más y más interesante! Requeteinteresante!!! Kyaaaah!! *¬*
    Por la parte de Norei la historia ha avanzado muchísimo, pero… ME DEJAS IGUAL QUE CON LA DE LOS CHICOS!! Con todas las ganas de saber qué demonios pasa con el niño, y Janda, y la reina y todo!! Pobre Norei… No sabes cómo he sufrido con el sueño, con los ojos amarillos… Brrr!! =S Y con lo del bebé? Madre mía! Creo que si a mí me pasara algo parecido reaccionaría como Norei, o incluso peor (recordemos que soy una ninja xD)
    Y los chicos?? También necesito ración de hombres… u//u Sé lo mal que ha sonado, pero necesito ración de ESTOS dioses coreanos! xD
    En cuanto al título del capi… Se nota que te influencia mucho la música que escuchas… Parece que este “Midnight Sun” de F.Cuz nos está dando fuerte a las dos… =P
    Me encanta ver cómo escribes al día, quiero decir, con los sentimientos que tienes cada día… O al menos esa impresión me da, tal vez me lo esté imaginando… xD
    Estoy loca, ya no sé ni lo que digo… u.u” Perdona por hacerte esperar con el comment, pero entre pitos y flautas se me ha hecho así de tarde…
    GET WELL SOON BABY!!! *O*

     

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: