RSS
Gallery

“Sedientos de amor”, capítulo 5

21 Dec

‘Éste es un mundo peligroso y desconocido’

Mientras Norei se sentaba en una de las terrazas dándole el sol en las manos y en parte

de la pierna izquierda, pensó en los hombres, en que habría sido de ellos. Aunque había recibido una fabulosa educación no sabía nada de ellos, salvo las historias y mitos que las malas lenguas contaban acerca de ellos, incluso una vez oyó a una exploradora decir que creyó ver dos, pero rápidamente su afirmación fue explicada por Janda como un posible efecto del calor del desierto lo que seguramente le nubló la razón….en esto y en sus preocupaciones la princesa Norei se quedó dormida…

Muy lejos de allí, pasando el amplio océano y llegando a los inicios del gran desierto, una aeronave negra surcaba el aire. Dentro de ella Xiah, Yoochun y Jae junto a un grupo de soldados y varios científicos formaban la tripulación. Jae estaba ocupado hablando con los expertos; Yoochun admiraba el paisaje desértico y Xiah por su parte se dedicaba a recuperar las horas de sueño que la noche anterior había perdido….

Yoochun lo miró por un momento y giro varias veces la cabeza en señal de desaprobación…de nuevo le asaltaba a la cabeza los escarceos de la noche anterior y cómo aquella misma mañana habían iniciado el viaje. Esto sucedió de la siguiente manera.

Ya que apenas durmieron debido a sus actividades depravadas, obviamente se despertaron tarde y tuvieron que salir corriendo del burdel siendo recogidos por un taxi que los llevó al palacio donde los esperaba un airado Jae el cual creía que lo habían abandonado.Yoochun lo sentía por él.

-pobre-pensaba- tuvo que desayunar solo.

Yoochun recordó como entre prisas salieron lo antes que pudieron para prepararlo todo y quedar con la gran comitiva de gente que los iba a acompañar hasta su nave. Y aunque hubo algunas malas caras por el retraso ocasionado por la desfachatez de él y Xiah, no pasó nada importante, dieron la cara, hubo alguna charla que otra, pero todo se perdonó….como siempre.

Volviendo a la realidad, mientras Jae y Yoochun seguían hablando de cómo iba a transcurrir el viaje, Xiah refunfuñó varias veces. Estaba cansado, y aquello le ponía de mal humor y  además que Yoochun le dedicara aquellas miradas furtivas de resentimiento le hacían enfadar aún mas. Tenía ganas de pegarle, pero al haber tanta gente debía comportarse…ya luego a la noche le castigaría. Xiah al fin consiguió encontrar una postura cómoda y comenzó a dormirse plácidamente mientras recordaba aquella despedida digna de héroes…de héroes que aún no habían salvado nada.

La nave iba bien equipada para cubrir todas las necesidades, tenían incluso habitaciones amplias. Todo en orden y en su sitio, el viaje mas que una aventura parecía unas vacaciones…pero sin embargo era una misión peligrosa ya que aunque tuviesen mapas seguían siendo viejos papeles anticuados…y aquel mundo se convertía ante sus ojos en un lugar totalmente desconocido para ellos, en el cual no sabían que les podía aguardar.

Durante el camino trazado, en todas aquellas horas que se arrastraban lentamente entre las dunas, dentro de la nave todos hacían descansos turnándose respetuosamente, es decir, aquello consistía en que la nave cada cierto tiempo descendía a tierra, y los hombres salían para tomar el aire algunos vigilando y otros descansando. No se quedaban mucho tiempo por precaución. Y ya transcurridas varias semanas el grupo comenzaba a preocuparse, porque aun no habían encontrado nada, el desierto no terminaba nunca, y ver el agua del mar era su única esperanza, porque si encontraban el mar, quería decir que estaban mas cerca de las mujeres. Su búsqueda se realizaba a partir de su tecnología que al igual que el mejor de los sabuesos, hacía uso de un detector de ciertos elementos que solo se podían encontrar en el mar, pero claro, aquel desierto, una vez fue un mar, por lo que la nave era lenta y aquello era motivo de desesperación…temían estar dando vueltas sin saberlo.

Una de aquellas paradas en el desierto fue durante la noche. Los tres muchachos estaban descansando en sus respectivas camas, algunos soldados hacían guardia y entre tanto algún científico revisaba cada indicador de la nave.

Era una noche tranquila, soplaba un aire muy frío y el fuego encendido en la arena frente a la nave disminuía a ratos. Uno de los soldados que se encontraba en la cola de la aeronave escucho algo, una especie de chasquido a su espalda, se giró rápido a ver que era, y entonces una enorme sombra se lo tragó.

Una fugaz ráfaga de aire hizo que los fuegos se apagaran repentinamente y los soldados se alarmaron pero que empezaran a movilizarse no les sirvió de mucho ya que algo los fue atrapando uno por uno hasta que la nave quedó desprotegida, y con ella sus ocupantes…..en mitad de aquella oscura noche algo se deslizó dentro de la nave.

Yoochun abrió los ojos.

Se incorporó de su cama, miró en todas direcciones…había demasiado silencio pensó, normalmente se escuchaba las voces de los soldados pero, ahora sólo había un inquietante susurro…¿era el viento? Yoochun intentó despertar a Xiah que estaba dormido a su lado.

-Xiah.. despierta…-susurró- creo que algo va mal…

-mmm?? aahhjj, anda y díselo a los soldados…que yo quiero dormir….

-Xiah, reacciona! no hay ningún guardia!-Yoochun levantó un poco mas el tono para espavilar a Xiah

Xiah entonces se percató del problema. Aunque aparentaba ser un hombre valiente y decidido…aquello se ceñía tan solo a las apariencias. Ahora su voz sonó temblorosa, turbada por el miedo….

-Estas seguro??? y si…están lejos y no podemos escucharlos por eso?? quizás hayan…-comenzó a decir.

-Tschhh!!, escucha- le interrumpió Yoochun alarmado- ¿no oyes algo?

-¿el qué?- susurró asustado Xiah.

Y entonces lo oyeron, era un sonido metálico, algo que rozaba las paredes de la nave continuamente. Esperaron y cesó un momento. Yoochun le hizo indicaciones a Xiah para que no se moviese, él iría a ver que ocurría y para ello se desplazaría por el aire… Xiah lo agarró de un brazo, negándose a quedarse solo. Yoochun suspiró, iba a susurrarle algo para tranquilizarlo cuando de repente se escuchó un grito, era la voz de uno de los doctores.

Yoochun salió disparado en su ayuda y Xiah por un momento pensó en esconderse pero decidió seguir a Yoochun sin enbargo en medio de la oscuridad lo perdió de vista.

Yoochun llegó al exterior de la nave, no había encontrado ningún obstáculo y entonces encontró el terrible paisaje.

No había cuerpos, pero si sangre, regueros rojos surcaban la colina de arena entera donde estaba la nave, también ésta tenía muchas salpicaduras de sangre. Yoochun estaba horrorizado y paralizado por el miedo.

Comenzó a mirar en todas las direcciones esperando ver al responsable de aquella matanza, a algun amigo..Jaejoong, algunos de los cientificos..algún superviviente y entonces escuchó a Xiah gritar auxilio.

Las luces de la nave se encendieron y un gran ruido de golpes y gritos la acompañó. Yoochun corrió de nuevo hacia el interior pensando en Xiah pero tambien pensó en Jae, ¿estaría a salvo o….?

Las voces provenían de la parte mas alta de la nave y cuando llegó Yoochun se quedó inmóvil por un momento.

Ocho ojos lo miraron al entrar, los cuatro verdes ojos de un enorme monstruo que estaba maniatado en el suelo y los de Jae el cual estaba arremetiendo contra aquella criatura con forma de peludo gusano gigante que poseía un tipo de tentáculos que eran muy difíciles de esquivar. Los otros ojos eran los de Xiah, el cual estaba oprimido por uno de esos viscosos brazos e intentaba zafarse. Yoochun no comprendía como no estaba electrocutando al animal con sus poderes pero luego pudo comprobar que la piel de Xiah estaba cogiendo una tonalidad oscura, y aquello se debía al líquido que segregaban aquellos brazos, seguramente era veneno que lo estaba dejando incapacitado para defenderse. Yoochun emprendió el vuelo para ayudar a Jaejoong pero el animal consiguió golpear a Jae y a este haciendolos impactar contra la pared de la nave, Xiah gritó de dolor y la bestia se soltó de los trozos de metal que lo habían oprimido antes.

Todos temieron lo peor. Cuando La bestia se irguió sobre si misma para abalanzarse sobre Yoochun, en ese mismo instante una gran luz invadió la instancia.

La bestia chilló amedrentada y justo después unas enormes bolas de fuego atravesaron el lugar llegando hasta aquel monstruo para comenzar a quemar su cuerpo. Una figura en llamas entró veloz y con una fina arma, una especie de látigo de fuego que cortó la extremidad que sujetaba a Xiah. Yoochun entonces se movió raudo: fue hacia Xiah y lo incorporó, pudo comprobar que este tenía feas heridas en brazos y piernas. Lo levantó en brazos y se giró para ver donde estaba la bestia.

Aquel repugnante ser seguía chillando en llamas y emprendió la huida hacia el exterior.La nave quedó en calma. La figura de fuego estaba en el centro alumbrando las desconcertadas caras de los jóvenes. De repente las llamaradas de su cuerpo se extinguieron y apareció un hombre al cual reconocieron enseguida… era Yunho.

Xiah perdió el conocimiento en aquellos momentos, Yoochun intentó despertarlo pero fu inutil, Jae corrió hasta el y le tranquilizó ver que Xiah aunque muy magullado seguía de una pieza. Ambos volvieron a mirar a su salvador…aquello era una total sorpresa….inaudito…increible…no tenían palabras.

Yunho los miraba serio sin decir palabra alguna y fue Jae el primero en mover los labios con intencion de romper aquel incomodo silencio pero entonces la nave se tambaleó. El monstruo la estaba empujando desde fuera, y que casi consiguió que dara un giro completo sobre sí misma. Yunho entonces gritó reaccionando ante la situación:

-VAMOS! HAY QUE SALIR DE AQUÍ AHORA MISMO! RÁPIDO!!-comenzó a correr mientras el suelo de la nave comenzaba a inclinarse de nuevo.

Yoochun voló hacia la salida con Xiah en brazos y saltó, Yunho esperó en la entrada y se giró para mirar a Jae para percatarse de que este cojeaba un poco. Yunho no tuvo mas opcion que correr hasta él para agarrarlo del brazo y salir corriendo juntos por las paredes que de nuevo se movían.Y con un gran impulso y fuerza consiguieron saltar y aterrizaron sobre la arena.

La bestia magullaba la nave con ferocidad, pero no estaba sola, al salir vieron que habían dos gusanos mas junto a ella.

Yunho volvió a empezar a arder de nuevo y fue al encuentro de la rabiosa bestia herida con el fin de rematarla. La miró con ferocidad y esta emitió un agudo chillido cuando vio el látigo de Yunho arder intensamente. Una de las otras dos fieras comenzó a avanzar hacia Jae y Yoochun, los cuales se posicionaron frente a Xiah, defendiéndolo de cualquier posible ataque. Un vibrante torbellino envolvió a Yoochun y Jae levantó los puños dispuesto a luchar aunqe estuviera herido. El ultimo gusano entonces se introdujo bajo la arena y Yoochun viendo esto prefirió que Jae se hiciera cardo de Xiah mientras él se ocupaba de los dos gusanos. Rapidamente se elevó en la oscuridad de la noche para poder tener mejor vision de profundidad.

Desde una altura elevada vio como un surco de arena se dirigía directo a sus indefensos amigos. Se lanzó en picado adquiriendo cada vez más velocidad pero en el último segundo se detuvo súbitamente, ya que cuando vio emerger a la imponente criatura, a lomos de esta había alguien domándola y al mismo tiempo lastimándola con unas riendas de pinchos enganchadas a la boca del animal…Yoochun se quedó boquiabierto al reconocer al jinete…era Changmin.

Yoochun comenzó a descender sin dar crédito a lo que ante a sus ojos acontecía:

Mientras Yunho con sus llamaradas incendiaba a los monstruos, Changmin los deslumbraba con su potente luz  la cual procedía de sus ojos, boca y manos, lo que los debilitaba así aún mas. De tal manera que terminaron mantándolos mediante sus afiladas armas desgarrando sólo a dos ya que el último pudo escapar muy malherido desapareciendo en la tierra.

Pasada la sangrienta tormenta, allí estaban los cinco ex amigos de nuevo reunidos, frente a frente, en un aparente silencio dentro del cual solo se oían los quejidos de Xiah que ahora volvía a despertar…

 
 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

4 responses to ““Sedientos de amor”, capítulo 5

  1. Pescaíto

    27/03/2012 at 18:38

    (Parte 1)
    Oh señoor! Esto cómo se come?? Qué va a pasar? Y Xiah? Y Yoochun? Y Jae?? Sangre everywhere, eso me ha dejado tocada… Y el gusano no quiero ni imaginármelo… Brrr, pretty disgusting xD Quiero que aparezcan ya los niños! Esa luz tiene que ser de quien creo que es!! Hum!

    ——————–

    (Parte 2)
    Yaaaaah! Aparición estelar de Changmin y Yunho! Wooh, me has dejado con el corazón en un puño mujer! *-* Qué pasará…? Porque bien pueden abrazarse y llorar como nenas porque se han echado mucho de menos etc etc o bien se pueden liar a hostias allí en medio, que quién sabe… xD

     
  2. Ahome-Chan

    23/05/2012 at 01:36

    Waaaaaaaaaaaa!!!! omg!! que suspenso …monstruos @__@
    aaaaah Xiah noooo esta malherido …Yunho y Changmin al rescate!!!

     
  3. Mayita

    04/04/2013 at 16:11

    ASDFG! ¡Llegó Yunhis!!!! Te juro que cuando apareció Yunho, aplaudí y grité: ¡Siii, Yunho!! XDDD… Jajaja, qué loco😄. Pero inicialmente pensé que había sido Changmin el primero en aparecer. Lo que sea, Changmin es un ginete de gusanos gigantes y es fabuloso😄 Sólo Changmin haría eso (?)😄 Jajajaja. Este cap. me gustó mucho pero… Dios, tengo que tenerle muuucha paciencia a Junsu. ése muchachito necesita una buena pela.

     

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: