RSS
Gallery

“Sedientos de amor”, capítulo 4

26 Sep
“Sedientos de amor”, capítulo 4

CAPITULO 4:

”La ilusión de la reina”

El sol entraba muy brillante por la ventana. Sus cálidos rayos iluminaban sus suaves rasgos mientras se peinaba su melena oscura. Norei con sus recien cumplidos 18 años ya estaba embarazada, y esperaba dar a luz dentro de un mes.

Aquella ultima noche había sido inquietante. De nuevo las pesadillas enturbiaban sus tranquilos y dulces sueños…y de nuevo volvía a soñar en relación con su estado. Soñó que daba a luz a un monstruo que lo devoraba todo y luego por ultimo la devoraba a ella. Norei estaba muy preocupada, cuando ella soñaba cosas a veces, se cumplían.

Salió a dar un paseo un poco mas relajada tras darse una ducha. Su pelo aun húmedo se secaba con la brisa marina que subía hasta la ciudad, bajando una escalinata blanca que brillaba bajo los rayos de sol, Norei miró la blanca ciudad…su esplendor y belleza natural, sus formas, su magia.. Por el camino salían a su encuentro señoras y niñas que la saludaban y hacían reverencias. El olor de las flores y el sol eran agradables y Norei respiraba contenta  pero su tranquilidad no duró mucho rato porque fue por el rabillo del ojo que notó una sombra que pasaba rápida a su lado y de repente notó que unos fuertes brazos la cogían desde la espalda. Su perfume era inconfundible junto a su fuerte fisionomía. Norei sabía perfectamente quien era y respiró cansada.

-Janda…-suspiró aliviada.

-Ahora si puedo decir ”Buenos días”!!-Janda se alegraba de ver a la princesa mucho.

-Jandaaa! no me des esos sustos! ya deberías saber que…-Norei comenzó a protestar pero su amiga la interrumpió.

-Ya ya… que estas embarazada?? ya te felicite hace bastante tiempo…-respondió intentando evadir una reprimenta por su comportamiento poco adecuado.

-y??- Norei se dio la vuelta y miró a su pelirroja amiga- deberías tratarme con más delicadeza!-levantó la voz exasperada.

-Norei…me estas llamando ruda?- Janda sonreía picara. Su buen humor no desaparecía, una gran sonrísa mientras intentaba sonar enfadada poblaba su rostro.

– No, no queria decir eso es que…es que te comportas como.. como un … ya sabes.

– como un hombre?? eso ibas a decir? venga ya!!-exclamó incredula Janda como si se tratara de una broma.

-Tsccchhhh!! si! como eso! eres indomable Janda!-Norei sonrió avergonzada.

-JE!- Janda ahora la abrazó mas tiernamente- no creo que sea para tanto, porque sea musculosa y lleve el pelo corto no tendría que parecer un..-le miró a los ojos-

-Jaaanda!!-Norei la miró suplicante entre risas, Janda comenzó a hacerle cosquillas. Hablar de hombres estaba prohibido pero a Janda aquello parecía importarle poco.

-Vale vale, mmm ¿paseamos?-la jóven soldado cambió de tema para suavizar los animos y que pudieran relajarse.

-vale….- Norei suspiró mientras se alisaba las ropas.

Las dos amigas fueron andando por una solitaria carretera hasta que terminaron en un parque en el cual sentadas en la hierba miraron hacia un pequeño lago en el cual se reflejaban las nubes. Estaban calladas, y Janda miraba a Norei con dulzura, alargó su mano y apretó la derecha de Norei. Le sonrió.

-Norei Norei, mi pequeña Norei, ahora estas mas bella que nunca…

– Janda…aunque lo intentes no conseguirás sacarme los colores, se que soy una mujer muy corriente así que…-Norei era esa clase de personas que permanecían fieles a su concepción inferior de sí mismas…

– perdona?, eres guapisima Norei..no sé porque siempre eres taaaan humilde..-Janda se acercó mas a Norei y con su mano libre le tomó la barbilla mientras la miraba recorriendo su cara- yo aquí..no veo una mujer corriente, mmm creo que más bien veo… no sé.. un.. ángel? no, no, mas bien…una diosa..

La cara de Norei en ese momento la dejó por una mentirosa, sus mejillas se tiñeron de rosa. Janda lo notó y sonrió triunfadora, acercó el rostro e intentó besarla, pero Norei agacho la cara avergonzada y solo pudo besar su nariz

-Norei….¿voy a tener que esperar mucho más tiempo? algun día tendrás que reinar y necesitarás a alguien a tu lado…¿cuando me darás el sí? ya te lo pedí cierto tiempo atrás,,y aun sigo esperando una respuesta.

-Janda yo…-Norei sentía los labios secos y el corazón un tanto acelerado, estaba confusa.

-Shhh, no digas nada, por favor déjame que te lo muestre y así sales de dudas…

Janda volvió a intentarlo lentamente.

-No, no, no puedo- Norei se alejó- lo siento Janda pero, yo no puedo corresponder a tus sentimientos; perdóname pero será mejor que solo seamos amigas…de verás..lo siento..

El rostro de Janda se ensombreció, pero de pronto sonrió forzadamente intentando disimular la derrota:

-No pasa nadaa! tenía que intentarlo, pero me alegro que sigas siendo mi amiga, gracias…

Norei se sentía fatal pero ser sincera era lo mínimo que podía hacer por su mejor amiga.

-Espero que te enamores pronto de otra mujer, vales mucho..- le sonrió apenada

– ya, lo sé., me refiero a eso de que lo valgo! je je, y eso de otra mujer.. bueno, ya veremos..

-si, bueno, seguro que te llueven las propuestas- Norei rió con ella, podía notar que Janda volvía a ser la de siempre. Las amigas estuvieron un rato mas allí charlando y contándose cosas hasta que notaron que era tarde y debían partir.

-Bueno!- Janda se incorporó de un salto y ayudó a Norei a hacer lo mismo- ya es hora de comer, ¡ que hambre tengo! , vamonos! que si no la reina me reñirá por hacer llegar tarde a la princesa heredera….-le guiñó mientras tiraba de ella con suavidad esperando a que andase a su lado.

-si es verdad, el sol ya ha bajado, bueno.. vamos entonces! a ver que nos tienen preparado!

Anduvieron rápido y entre las callejuelas llegaron por fin al imponente castillo de la reina en el cual vivían el resto de princesas y distinguidas señoras de la sociedad.

En efecto, el almuerzo se estaba preparando, y los comensales iban llegando, la reina por su parte estaba aun en sus aposentos. Aun seguía recostada entre sus regras sábanas de seda…necesitaba aquel momento…sus recuerdos la atormentaban..y necesitaba mirarlas…miraba fotografías de sonrientes e infantiles rostros..eran los de sus hijas que años atrás habían fallecido..entre a aquel montón salió una última foto…aquella hija suya aún vivía..era una de Norei cuando era pequeña, ella era la única de sus hijas que mas tiempo había llegado a vivir. El resto de sus hermanas eran tan solo niñas de 5 a 10 años y aún no estaban preparadas para lo que la reina quería cumplir..Norei era su ultima esperanza en aquellos momentos.

La situacion dentro de aquella ciudad era que la reina ademas de ejercer un puesto simbólico realmente movía las piezas de la ajedrez que conformaba aquella hermosa ciudad de largos templos, grandes jardines y tecnología viva en cada piedra y pared. Ella fue la mujer que lo pensó todo y la que robó los trabajos científicos de los hombres. Ella había había movido cielo y tierra para encontrar mas piedras especiales y solo encontró ciertos fragmentos, pero aparte del que ella poseyó para ganar la inmortalidad, el resto los destinó para usarlos como energía para la ciudad, y eran tan potentes que podía mantener su ciudad imantada de la forma en que flotaba en aquellos momentos..suspendida en el aire sobre lo que una vez fuera la antigua ciudad de los tiempos antiguos, tan solo el recuerdo de los viejos ojos de las ancianas mujeres podría reconstruírla…pero nadie quería recordar….el sucio polvo era lo único que querían bajo su reino. El polvo del olvido.

La reina se estaba muriendo …el milagro se agotaba…sus fuerzas menguaban…la magia de la piedra que la hizo casi invincible ya la abandonaba y antes de morir querá cumplir un claro y oscuro objetivo…deseaba exterminar a los hombres.

Su ciudad contaba con las mejores científicas y expertas, habían trabajado en un método de inseminación artificial que permitiría fecundar a las mujeres de tal forma que premeditadamente solo alumbrasen niñas. Tras muchas pruebas y ciertos éxitos la reina había creido econtrar la mezcla perfecta pero en otras ocasiones siguieron naciendo niños….aquello significó la muerte de aquellas princesas…aquel era un oscuro secreto que la reina escondía en su endiablado corazón lleno de odio…aquellos bebes que nacían eran abandonados en un lugar donde pudieran los hombres encontrarlos…así había sucedido siempre.. pero la reina finalmente había decidido que ya había tenido suficientes contemplaciones, y que ya era momento de terminar con ‘esas cucarachas’…

Por lo tanto su última ilusión residía en su hija Norei. La reina tosió enérgicamente, estaba muy enferma, guardó las fotografías y se sujetó a una de las columnas de las paredes, se aclaró la garganta..abandonar la inmortalidad era algo que temía realmente…temía a la muerte…la reina Kathryn se había acostumbrado demasiado a vivir como una verdadera diosa reina.

Avanzó hasta su tocador y se miró. Norei era la perfecta mujer, sería la primera en solo poder alumbrar niñas…ese era el deseo de una vieja reina que se consumía en sus ambiciones y negros sentimientos… Sonrió triunfante. Había llegado el momento de que todos los hombres desapareciesen del mundo.

———————————

Norei y Janda ya estaban llegando al palacio, antes de entrar Norei se paró y alejándose un poco de la mano cogió a Janda y la miró fijamente.

-Janda, no quiero ponerte en un compromiso…eres la persona en la que mas confío y.. entenderé si te niegas a lo que voy a pedirte…

-Anda dejate de rodeos y dime que es lo que necesitas princesa- Janda no sabía que pensar, la miraba extrañada

– Mira, anoche tuve otro de..esos sueños, y esta vez fue en relación con mi embarazo…Creo que algo irá mal y necesito que me prometas que pase lo que pase estarás ahí, y que me ayudarás si algo ocurriese…

-Norei…- Janda la cogió de los hombros seria- pase lo que pase YO estaré a tu lado siempre, siempre estaré ahí, eso no lo dudes nunca!

– Oh Janda… que afortunada soy de tenerte como amiga..- Norei se sentia apunto de emocionarse…

-Si ya ya, no sabes cuanto! anda vamonos! que ya se escucha la campana de la cocina!!

Pasaron a traves del enórme pórtico principal y atravesando largos pasillos llenos de banderas y retratos reales llegaron al comedor. Una alegre comitiva las recivió. Se dirigieron a sentarse juntas y varias de las pequeñas hermanas de Norei corrieron a saludar y abrazar a Janda. La jóven se había ganado el afecto de muchas ciudadanas; era soldado en el ejército, y en concreto pilotaba naves aéreas. Era la mejor de todas, destacaba en muchos aspectos. Y en definitiva era toda una personalidad en la ciudad.

La comida empezaba a llegar y la reina llegaba retrasada..dos sirvientas la ayudaron a sentarse, Norei la miró preocupada, hacía varios días que no hablaban…su madre se encerraba a menudo sin desear compañía alguna.

Ahora sentada viejas señoras la rodeaban, y entre todas discutían y parloteaban sobre la dignidad, el embarazo, y sobre todo, sobre Norei.

-¡El derecho a procrear no se le da a cualquier dama! es un honor otorgado a la mujer de clase alta!- soltó una de las mas viejas y huesudas duquesas en la larga mesa llena de manjares, murmullos y risas, crujir del pan y si, también se oía el maullar de los adorados gatos de la reina.

Norei era el centro de atención y aquello era agobiante,la hacía sentir demasiado abrumada: todos la miraban a menudo y hablaban sobre ella lo que la obligó a comer demasiado rápido y sin apenas masticar una gran cantidad de comida. Se disculpó- Janda la miró preocupada pero la sonrisa de Janda parecía siempre funcionar de escapatoria. Una última reverencia hacia la reina y ante todos  se excuso por cansancio para retirarse a descansar. Janda la vio alejarse y desaparecer por un pasillo. Podía imaginar que debía sentir en aquellos momentos…aunque no podía sentir lo que dentro de su cuerpo comenzaba a tomar forma.

Se acostó una vez terminó de vomitar…se sentía estupida e infantil…sentía que todo aquello no tenía sentido y era un mal sueño…Norei se metió dentro de la cama y miró la luz de la ventana…ahora tan solo quería olvidarse de todas aquellas malas experiencias y soñar con aquel desconocido y prohibido mundo en el que los hombres habitaban…deseaba conocer algún día alguno…

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¡Dinos qué te ha parecido!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: